27 Green Bay Packers – Philadelphia Eagles 20

¡Atención! Los 6 siguientes párrafos son una retahíla de comentarios llenos de ira, rabia, y malahostia de la güena. Si quieres ir al resumen del partido, sáltatelas. Si quieres compartir mis penas, y reírte un poco de mi, ¡léetelas con un bol de palomitas!

Ya comentaba en la anterior entrada los problemas que había tenido para bajarme el partido de los Packers. Al parece, los de fileserver son muy listos, y han hecho toda la treta para que no puedas copiar y pegar, simple y llanamente, los enlaces en tu jdownloader y dejar que ese maravilloso programa lo haga todo.

La cosa ya empezó mal. El lunes esperaba poder empezar a bajarme el partido. Incomprensiblemente, el de los fucking Cowboys sí que estaba, y eso que había sido más tarde. Así que a partir del martes, a bajar a dolor. Ayer, por fin, tenía el archivo (un solo documento .mp4 de casi 2 gigas, cuando suelen partirlo en 2) en mi poder, así que  revise que se veía, me cremé con la calidad suprema del video, y me lo pase al portátil.

Inicié entonces el ritual pre-partido que comentaba Gartzo. Familia fuera, saladitos dentro. Y las ganas por las nubes. Pero tócate los cojones, Mariloles, que el archivo estaba “jodido”. Se paraba cada dos por tres. Yo pensaba que era cosa de mi portátil, que no es precisamente el baluarte de la velocidad de procesamiento, pero no, si volvía hacia atrás, se paraba en los mismos sitios, y en la torre de casa, igual… Bueno, no pasa nada, igual es solo el principio…

¡Mis cojones! Todo el partido a trompicones. Y además eran trompicones estratégicamente situados. ¿Qué las cámaras enfocaban a la familia Kolb, muy feliz porque su niño iba a jugar de quarterback titular? Todo perfecto. ¿Qué empezaba el drive? Se paraba. ¿Qué los jugadores celebraban una primer down o un incompleto? Todo cool. ¿Qué ponían la repetición para volver a ver la jugada? Se paraba. Así todo el partido. Vale, alguna jugada sí que pude ver, pero ni un drive entero y de seguido… Porque cuando se paraba no se retomaba donde se había quedado, no. Avanzaban los segundos y la imagen volvía cuando le daba la gana.

Una ira. Una rabia. Un malestar general.

Y el VLC, que es un programa muy listo, es muy listo, que diría Borja, después de 40 minutos de sufrimiento, de parada sí, parada no, va, y me dice “¿Pero tú eres tonto? Anda, anda, anda y deja de ver esto, que está la cosa más jodida que ver al Athletic ganando la Liga…”. Bueno, no me dijo eso, así, literal, pero me salió la clásica ventana de error, enviar o no un informe de fallos. Y yo como un tonto volviendo a ponerlo, donde me había quedado. Al final, cuando terminó la primera mitad, dije, “a tomar por culo, motherfucker”, quité el partido, apagué el portátil y me fui a la cama con una mala hostia del copón.

Pero bueno, analizaré como buenamente pueda lo que vi de encuentro.

Estoy releyendo todo esto, y madre mía, que parrafada, pongo un aviso para navegantes, que lo primero es irrelevante. Let’s Rock!

Bien, los Packers venían de una off-season en la que ellos habían hecho poco ruido, sin ningún fichaje excepcional, ni liadas extremas, o retiradas que sí-que no, etc, etc… De lo que más se hablaba en Green Bay era de las expectativas que había sobre el equipo. El año pasado ya realizó una buena temporada, acabando muy fuerte, y ésta se esperaba que fuera temporadón, con la Superbowl como objetivo principal. Había mucho hype (que viene siendo eso, expectativas a lo bestia con algo, en este caso, el equipo), gracias, sobre todo, a Aaron Rodgers, quarterack titular, que se confirmó como uno de los referentes de la liga.

Así pues, es normal que le partido contra los Eagles, un equipo que venía de deshacerse de su quarterback estrella, fuera lo más visto del domingo. Los Eagles, por poneros un poco en precedentes, son equipo con una afición la mar de exigente. Tenían a Donovan McNabb como quarterback franquicia. Un buen jugador que pecaba de individualista, queriendo ser el protagonista de todos los partidos. Su suplente, Kevin Kolb, iba cogiendo polvo en el banquillo, mientras McNabb era más o menos cuestionado, y perdía años de su vida en un equipo que no premiaba las individualidades. Así que los mandaron para los Washinton Redskins, rival de la NFC Este. Tela marinera.

Se presentaba pues un partido interesante, en el que se calibraría la calidad de estos Packers y la condición de Kolb como QB titular.

La verdad es que los dos quarterbacks empezaron algo flojetes. Se sucedían los downs y no conseguían conectar correctamente con sus receptores. Rodgers lanzaba pases rápidos, mientra Kolb lo intentaba. Uno de los principales problemas que se le achaca a Aaron Rodgers es que aguanta demasiado el balón, y claro, eso, unido a una línea ofensiva con más poros que un queso gruyer, hacer que sufras 50 sacks en una temporada. Así que Rodgers pasaba rápido, y a la defensa de los Eagles no le daba tiempo a llegar a él. Pero a nada que aguantara un poco, la línea se rompía en mil pedazos y Aaron no veía más que aguiluchos tratando de cazarle. Afortunadamente, es un QB que se mueve muy bien, y supo librarse de un par de blitzs, pero vamos, en la primera mitad ya llevaba 3 sacks. Las cosas siguen igual en una línea que mucho debe mejorar si quieren que su jugador estrella les dure más que tres telediarios. Bryan Bulaga, we need you!

Pero el cuerpo de receptores ya es otra cosa. Da gusto verles. Sabes que tienen una gran compenetración con Rodgers, que no hay líos de egos, y que es que no que sean receptores normaluchos, no, son grandes receptores. Greg Jennings podría estar fácilmente en un top-10 de la liga. Si no es famoso es precisamente porque no es una diva, y eso, para mi, es una gran virtud. JerMichael Finely, además de tener un nombre divertido, es tigh end de la repera, con muy buenas manos, un físico envidiable (1,96 m, 112 kg) y buenísimo bloqueando. Así que claro, cuando Rodgers calentó el brazo, el ataque fue otra cosa.

Greg Jennings (85) no es lo que se dice bajito (1,80m), pero Finley (88)...

Ryan Grant, por su parte, tuvo un mal día. Empezó flojete, con carreras de pocas yardas, sin huecos por donde meterse. No es el mejor Rb de la liga, pero a los Packers les sirve. La cosa es que cuando empezaba a carburar realizando dos carreras de más de 10 yardas, se lesionó de gravedad en la rodilla. Al principio se pensaba que no era para tanto, pero nada, la temporada perdida. Ya hablaré de esto en otra entrada que ya tengo preparada. Su sustituto, Brandon Jackson, pues no lo hizo mal, pero tampoco fue nada espectacular… Normalucho.

Y así iba el partido, poco a poco, con más errores que aciertos y drives que terminaban en sendos Field Goals. Pero Rodgers sacó su fusil, y puso el 10-3 en el marcador. Eso sí, con una intercepción de por medio, un poco tonta.

La defensa ya es otra cosa. La línea defensiva es otra cosa. Los Packers juegan con un 3-4, con una línea capaz de parar la carrera y presionar a Kolb con efectividad. Por si fuera poco, cuentan con Clay Mathews III (es un nombre como señorial, ¿verdad?), un outsider linebacker de segundo año que caza quarterbacks como quien entra en la cocina de su casa. Le arreó a Kolb un rejostio que lo dejó fino en el suelo. “Pa’ que vuelvas” parecía decirle. Charles Woodson, cornerback, sigue con un imán en las manos y casi consigue la primera intercepción del año, si no fuera porque se ayudó del suelo para controlar el balón. Nick Barnett y A.J.Hawk, a pesar de aprecer salidos de la fabrica de monstruos, son unos inside linebackers muy buenos y Nick Collins un safety con el que muchos equipos soñarían.

Si juegas al corre corre que te pillo con Matthews... te acaba meando in the face

Uno de los problemas de la defensa es que las unidades titulares son muy buenas, pero el fondo de armario y escaso y con una diferencia de calidad notable. Así que a cruzar los dedos y que no se nos lesione mucha gente. El otro es que es una defensa muy agresiva, que lanza blitzs a dolor, dejando muchos huecos, fácilmente aprovechables por QB de calidad (vease Big Ben (503 yd), Kurt Warner (379 yd) o Brett Favre (515 yd en 2 partidos).

Y finalizo ya el análisis, más de los Packers que del partido en sí, con los equipos epeciales. Bien Mason Crosby, el kicker del equipo, que el año pasado sembró algunas dudas con las patadas de media-larga distancia. Su segundo field goal, de hecho, fue el récord de su carrera, con una distancia de 56 yardas. Jordy Nelson estuvo bien en los Kick-returns, aunque Tramon Williams un poco más flojete en los Puunt-returns.

Los Packers ganaron. No tan aplastantemente como muchos se pensaban pero es que la defensa de los Eagles no es moco de pavo. Ahora partido contra los Bills en casa, para ir afianzando sensaciones.

Y bueno, por hablar un poco de los Eagles, noté a Kolb un poco inseguro y precipitado en los pases. Despues del sack de Mathews no le vi jugar más, pero que se ande con ojo, porque Michael Vick, el supuesto QB suplente viene con ganas. Su movilidad le hace muy peligroso y sus pases no fueron nada malos. Kolb creo que va a descansar esta segunda jornada, pero ya puede volver hecho un titán, que si no, la afición, por mucho que le aplaudiera a rabiar al inicio del partido, se va a decantar por Vick. ¡Fariseos!

Anuncios

2 Responses to “27 Green Bay Packers – Philadelphia Eagles 20”


  1. 1 Amidala1613 17 septiembre, 2010 en 21:02

    Madre mía! Pues sí que lo has tenido difícil para verles! Ya se que a Alex y a ti no os va mucho lo de los torrents, pero yo siempre me he bajado los partidos de Tendyardtorrents (inconveniente, que hay que registrarse), y ahora también de NFL-media, y suele estar en HD, quizá podrías probar.

    Respecto al partido, bastante decepcionada con la offense de los Packers. Demasiados sacks a Rodgers, como si no hubiéramos aprendido nada de la temporada pasada. No habían drafteado a Bulaga para solucionar definitivamente el problema? Pues digo yo que estaría bien que saliera al campo, vamos.

    Como bien dices por arriba, la defensa es otra cosa. Se les ve tan compenetrados como al final de temporada, y Matthews, que puedo decir! Que si no se lesiona, los QB a los que se enfrenten los Packers van a tener que andarse con mucho ojo. Menuda bestia!

    Y bueno, como ya anuncias que haras una entrada solo para el tema Grant, guardaré mis malvadas y envenenadas palabras para entonces…

  2. 2 Masi 17 septiembre, 2010 en 23:00

    Matthews es un Titán! xD.

    El partido me dejó algo frío, me esperaba más del ataque de los Packers, como todo el mundo, pero bueno es el primer partido de la temporada y es normal que no salga todo a pedir de boca.

    Una pena la lesión de Grant, si ya no ibamos sobrados en el ataque de carrera….


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Follow us on Twitter


A %d blogueros les gusta esto: