Win-win

Win-win es un término muy utilizado en la jerga empresarial. Se utiliza para referirse a transacción entre dos partes, en la que ambas salen ganando. Si tú tienes muchos pepinos, pero te faltan tomates, y yo tengo muchos tomates, pero ni un solo pepino, el cambio de 5 tomates por 5 pepinos es un win-win. Los dos salimos ganando.

Poco a poco esta expresión ha ido extendiéndose en los diferentes ambientes, relacionada sobre todo con los negocios, los trueques y los cambios en general. La ocasión que nos trata es, en mi opinión, un claro ejemplo de win-win deportivo. Creo que todos sabemos que me refiero al traspaso de Randy Moss a los Minnesota Vikings, comidilla de la semana, y seguramente todos los blogs de Doble Cobertura (bueno, y de fútbol americano en general) lo vamos a tratar en mayor o menos medida. No todos estamos de acuerdo en que ambos salgan ganado, claroestá, pero como los culos, todos tenemos opiniones.

 

Eran otros tiempos...

 

¿Y por qué pienso que esta transacción es beneficiaria para ambos equipos? Bueno, antes analicemos un poco las partes implicadas.

Los Minnesota Vikings se presentaban en la temporada 2010/2011 como un serio candidato a la Superbowl. Todos vimos como cayeron ante los Saints en la final de la NFC. Yo creo que ambos equipos se merecían pasar y que fueron algunos fallos (muy estupidos, cierto es) los que condenaron a los Vikes. Su ataque estaba siendo demoledor. Cuentan con el, para mi, mejor running back de la actualidad. Su QB, abuelo, literal, de la NFL, se sentía rejuvenecido, y a pesar de sus locuras, era capaz de comandar un increíble ataque aéreo. Para ello estaba apoyado por Sidney Rice, rápido, alto y con manos seguras, perfecto para las rutas largas; Percy Harvin, más bajito, rápido y escurridizo, ideal para pases cortos y además un gran returner y Visanthe Shiancoe, TE, fuerte y poderoso en los bloqueos y seguro en las recepciones. Por si fuera poco, la línea ofensiva protegía a las mil maravillas a Favre, dándole tiempo para pasar. ¿Qué más podía pedir este ataque?

Que le respetaran las lesiones, algo que, desafortunadamente, no pasó. A Favre le dieron más palos en la final de la NFC que al Homer Simpson boxeador. Su tobillo hizo crack viéndose obligado a operarse, poniendo así en duda (una vez más) su regreso a la NFL. Volvió, pero sin training camp y algo tocado. Sidney Rice, sufrió una lesión de cadera en ese mismo partido (¿los Saints duros? ¡No, que va!), pero trató de no operarse. Mala decisión. Semanas antes de empezar, recayó de la lesión y se tuvo que operar, perdiéndose la primera mitad de la temporada. Harvin, por su parte, no pudo solucionar sus dolorosas migrañas. Lo de las migrañas puede parecer una tontería, un dolorcillo de cabeza na’más, pero este dolor crónico puede suponer una autentica tortura. Cuando les da por aparecer, al implicado solo le queda tirarse en la cama con la luz apagada, un intenso silencio y rezar por que pase cuanto antes.

 

- Se van a pelear. - ¿Quienes? - pfppfrpfprfpffttt

 

Así que los Vikes iniciaron la temporada con derrotas en los dos primeros partidos, con Favre más perdido que Adán el día de la madre, un cuerpo de receptores muy mermado y Peterson convertido en el único bastión del ataque. Y se pusieron  picotear en el mercado, en busca de wide receivers.

Los New England Patriots, por su parte, iniciaban una ilusionante campaña. Tom Brady, su quarterback estrella, realizó un fantástico año a su regreso de una gravísima lesión. Julian Edelman se apareció como el perfecto sustituto de Wes Welker, en caso de que no pudiera recuperarse. El pequeño receiver de los Pats se lesionó de gravedad durante el último partido de la temporada regular de 2009/2010. Se esperaba que pudiera volver este año, pero no se ponía una fecha exacta. Incluso surgieron rumores de que la recuperación iba peor de lo que pensaban y no podría volver. Pero volvió, y como. Además, los tight ends novatos Rob Gronkowski y Aaron Hernandez, fichados en el draft, asombraron con los partidos de pretemporada. Por si fuera poco, contaban con Randy Moss, futuro Hall of Fame, algo mayor, pero siempre seguro en las rutas largas. En el apartado terrestre fallaban algo más. Laurence Marooney nunca ha sido un corredor fiable y tanto Kevin Faulk como Fred Taylor son propensos a lesionarse.

Y aún así comenzaron apabullando, machacando a los Bengals, con un ataque demoledor y un Welker recuperado. Todos estaban felices en Boston, hasta que Moss abrió la boquita. ¿Por qué todos los WR serán tan bocas? “No estoy feliz”, “no me siento valorado”, “la directiva tal”, “el staff técnico cual”, “busco una salida”, etc, etc..

 

¡Pero no la lies así, alma de cantaro!

 

No se le hizo mucho caso, terminaba contrato a final de año, pero se pensaba que no habría problema. Pero ya ves tú que cosas. En la cuarta semana, contra los Miami Dolphins, no recibió ni un solo pase. Bueno, recibir sí, pero no lo cogió, lo que le llevó a una monumental bronca con el entrenador de QB. Puede que éste fuera el detónate de la decisión de traspasarle. Puede que fuera ligeramente forzado por Bill Belichick, Head Coach y amo de la barraca de los Pats. Quien sabe. La cuestión es que esta semana comenzaron los rumores de traspaso.

Y el miércoles, sin previo aviso, pam, Randy Moss a los Vikings, por una tercera ronda en el draft de 2011 y una séptima en el de 2012. ¿Win-win? ¿Muy poco por un receptor de esa calidad? ¿El timo de la estampita?

Los Vikings ganan un receptor para ahora, para este año, que pueda servir a Favre como objetivo de sus pases. Es cortoplacismo elevado a la enésima potencia, pero cuando tu QB va a cumplir 41 años, ¿qué quieres? Da la impresión de que se olvidan del siguiente año, quitándose esa elección y que están apostándolo todo para este año, para llegar a la Superbowl ya y ganarla, por fin. Porque los Vikings no han ganado la deseada todavía. Sí un campeonato de la NFL, de los antiguos, pero no la gran SB.

 

 

Cosas que NO van a pasar en un futuro cercano, Vol. I

 

Los Patriots ganan una elección de tercera elección del draft del año que viene (y dan a los Vikings una elección de septima del 2012), quedándose con, ¡al loro!, dos selecciones en cada una de las 4 primeras rondas. Pueden liarla petarda. Pierden a su receptor más profundo, pero, ¿acaso eso les importa? ¿Les es necesario un Randy Moss? Brandon Tate, wide receiver, está cumpliendo y ya hemos mencionado la cantidad de objetivos que tiene Brady a su disposición. Serán rutas cortas, rutas seguras, nada de pases largos pero, ¿y qué? Pueden sobrevivir sin ello. Además, tras las bajas de Marooney (a los Broncos) y Faulk (lesionado), BenJarvus Green-Ellis ha surgido como un meteoro, realizando grandes partidos.

Así pues, ahora mismo, ¿quien sale perdiendo? Yo creo que incluso los Pats salen ligeramente más beneficiados, y es que la decisión de los Vikings me parece pan para hoy y hambre para mañana, pero no es algo nuevo para los de Minnesota…

Anuncios

4 Responses to “Win-win”


  1. 1 Masi 8 octubre, 2010 en 0:24

    Yo también creo que ganan todos. Los Pats pueden vivir perfectamente sin Moss, y además ganan un pick para el próximo draft, por un jugador al que no iban a renovar. Los Vikings por su parte ganan un gran receptor, que aunque obviamente no esté como con 26 años, aún puede dar mucho de sí.

    Sólo espero que no nos la vuelva a liar en el Lambeau en PO…..

    PD: Jamás entenderé porque los receptores son tan bocas y tan imbéciles, y eso que este ahora está aplacado, antes sí que era un pesado de cojones. Pero vamos, la estupidez parece que va unida a esta posición, la cantidad de divos que hay en esta posición es pa mear y no echar gota…

  2. 2 fernando#84 8 octubre, 2010 en 14:14

    pongo un dato que se puede pasar por alto… la sola presencia de moss en el campo ya implicaba dobles coberturas, dobles coberturas que edelman, o tate quizas no tengan, por lo que el campo se le puede hacer mas pequeño a brady con mas corners o safetys por el campo en zona… pero ya les veremos la semana que viene contra baltimore
    Un saludo

  3. 3 Masi 8 octubre, 2010 en 19:11

    En ataque yo creo que ahora tirarán más al estilo con el que ganaron las Superbowls, un juego de pases cortos y muy machacón, dedicándose a controlar el reloj como nadie. Tiene muy buenos receptores para desplegar ese juego, jugadores “bajitos”, rápidos y con manos seguras, además Hernández se está demostrando como un gran TE. A ver, yo también creo que tener a Moss siempre es un plus desde luego, pero siguen pudiendo luchar este año, y esa tercera ronda les vendrá bien para el próximo año.

    Pero bueno, todo esto es football ficción, a ver como resulta luego la cosa. A mí lo que más me sigue preocupando de este equipo es la defensa.

  4. 4 totto 8 octubre, 2010 en 19:21

    En lo personal pienso que salen ganando los Vikings.. en lo deportivo y económico.. me explico.. Randy Moss le garantiza a los Vikings unas manos seguras para rutas largas.. jugada q a Favre le encanta.. ademas de un jugador que arrastrara muchas marcas.. bien.. veamos el panorama.. en pocas semanas llegara Rice.. asi q tendrán dos WR de gran nombre para fantasear con múltiples jugadas aéreas.. o sorprender por tierra.. diooooos.. esto se podra bueno pa los Vikings.. ya veran.. claaaaaro.. todo dependerá de la salud del abuelo Favre.. si logra ponerse a tono.. temblad!!! temblaaaaad!!!!! jajajaja

    Por la parte economica.. los Vikings ganaran mucho dinero en publicidad solo por tener a dos futuros salon de la fama jugando juntos.. por q creen q esperaron hasta el Monday Night para hacer este movimiento? q casualidad.. jaja, estos ingresos seran de vital importancia para el proyecto post-favre.. los Vikings NO han movido un dedo en los anteriores Draft para fichar a un buen QB.. lo que da a entender q saldrán al mercado a buscarlo.. asi q si Favre se llega a retirar algun dia.. los Viking sacaran la billetera y contrataran a un Orton.. o un Ryan.. o a un Henne y por q no un Rivers??? Y zaaaas.. quedaran con un QB ya consolidado y un equipazo para el futuro.. asi de sencillo..

    Por parte de los Patriots.. pues.. me duele admitir q la CAGARON.. claro.. Moss es una piedra en el zapato.. peeeeero era una garantía como receptor.. ademas q arrastraba muuucha marca.. recuerdo q en su momento vi hasta tres coberturas detras del muy cabron.. eso.. eso es lo especial de tener a este tipo como tu WR principal.. bueee.. a ver q hacen.. porque han limitado de gran forma el blanco para Brady.. pero bueno.. son los Patriots.. sabran q hacer frente a este problemilla.. se q si..

    Go Patriots!! Go!!!

    Salu2!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Follow us on Twitter


A %d blogueros les gusta esto: