34 Tennessee Titans – Dallas Cowboys 27

Hola a todos, lamento el retraso con la review de este partido, pero entre el puente que hemos pasado y quehaceres varios me ha sido imposible escribirla antes. Sé que sois buena gente y que me dejaréis vivir, así que en agradecimiento a eso os la dejo aquí:

 

Ambiente previo al partido. Si os fijáis bien, por ahí está Nuere...

 

Se acababa la bye-week para los Cowboys y tocaba demostrar que lo visto hasta ahora era un simple bachecillo en el camino hacía el Lombardi, contra unos Titans dispuestos a hacer pupita. Que os diga que a estas alturas los de Dallas están teniendo el peor arranque desde 2001 no os debería de asombrar mucho, pero cuando os cuente una de las razones por la que no se llevaron el partido os vais a reír. A menos que sea vuestro equipo, entonces estáis tan jodidos como yo.

Penalties, Penalties everywhere. Qué sí, no os penséis que siempre ando con lo mismo, en tal caso los ‘Boys andan siempre igual. Especialmente activo estuvo Jenkins desde el inicio, en el que una interferencia de pase primero, y el ponerle toda la manaza en la cara al contrario después permitieron 2 anotaciones de los Titans y un 10-0 que ya pintaba mal. Lo más grave es que esta segunda era después de un sack que forzaba a los visitantes a puntear el balón. Ganas de matar aumentando.

En los drives ofensivos de los de casa se veía la desorganización, Romo intentaba completar con Austin una y otra vez, hasta que llegó Jones y se pegó 20 yardas de carrera de golpe. Eso es lo que hay que hacer, no obcecarse con el pase, un juego variado. A la postre todo este ataque sirvió de poco, porque la línea ofensiva era incapaz de frenar a la defensa y se comieron a Romo unas cuantas veces.

 

-El primero que me la menea hoy... - ¿WTF?

 

Los primeros puntos para los Cowboys llegaron en forma de field-goal de 51 yardas transformado por Buehler, tras otro drive en el que sackearon al quarterback del equipo Texano. Y con ese 10-3 se llegó al termino del primer cuarto.

Chris Johnson sumaba yardas y Vince Young se mostraba acertado en sus envios, tanto para Washington como para Britt. Éste último fue quien consiguió poner el marcador 17-3, gracias a una recepción de 12 yardas.

7 minutos enteros de drive para los Texanos, que terminaron en un nuevo punt a cargo de McBriar. No penséis que no paso nada en este drive, porque Romo sufrió una nueva hornada de sacks, llegando hasta 3. Si tras los tres primeros partidos el bueno de Tony sumaba tan solo 1 sack, en este le devolvieron a la tierra, literalmente, porque se llevó 6. ¿Querías café? ¡Toma dos tazas!

No tengo idea de cómo seréis de benevolentes, o permisivos, con vuestro equipo, pero a mí desde luego consiguen cabrearme. Con todo en la vida nos pasa, si nos gusta algo, buscamos excusas para justificar algún acto. Si nuestro equipo juega mal, nos cuesta verlo, si juega bien los llevamos a terreno divino. Será la experiencia con los ‘Boys, pero nunca termino de estar tranquilo con ellos. Es tan duro ser un Cowboy…

Cuando faltaban unos dos minutos para llegar al descanso Romo fue interceptado, para mi desdicha, qué digo desdicha, cabreo monumental. Menos mal que los referees corrigieron la decisión y declararon la jugada como incompleta. Todo esto llevó a Williams a anotar su tercer TD de la temporada y dejando un minuto escaso en el reloj, si los Titans no conseguían marcar no todo estaría perdido, ya que los Cowboys recibirían el balón al inicio del tercer cuarto. No lo hicieron. 17-10.

No pudo empezar mejor la segunda mitad, en un minuto y medio Austin conseguía atrapar el balón entre dos defensores para un touchdown de 69 yardas, ese era el espíritu. Íbamos para una remontada más que necesaria, para no perder el tren en nuestra división.

La defensa funcionaba, estaban siendo capaces de parar tanto a Young como a CJ2K y así lo demostraron una vez más, pero donde NO hay que perdonar es cuando uno se va a poner por delante por primera vez en el partido. Buelher, que da una de cal y otra de arena, quiso perdonar y mandó su chute de 44 yardas por la derecha. Sigo sin entender qué pasa con los kickers en Dallas, ¿alguien es tan amable de explicármelo?

Parecía que ya no costaba tanto parar a los Titans en ataque, y cuando los Cowboys estaban ya en la yarda 21 de los de Tennessee Romo lanzó una intercepción que había palmeado Bennet. Touchback, empate a 17, y Gartzo en plan Spiderman colgando de la lámpara cagándose en .

 

Este TD va pa' Gartzo, que sé que le jode...

 

Y una jugada después estaba aún peor, porque Young conectaba con Britt y lograba un touchdown de 80 yardas. Lo que más rabia me dio fue ver que Jenkins, al ver que Britt tocaba suelo y se levantaba, le dejase terminar la jugada. Pudo salir vivo del estadio por una sencilla razón, Wade Phillips hizo revisar la jugada y se vio que ésta debía de haberse terminado mucho antes. 20-17.

El empate llegó ya en el último cuarto, en el que Buelher esta vez sí, lograba colarla entre palos. No obstante Romo volvería a ser interceptado una vez más y propició otro touchdown de Johnson. 27-20.

La absurdez extrema llegó tras el TD de Witten, en el que se penalizó al línea Colombo, al que Witten había pasado el balón tras anotar. Los 7 puntos eran válidos pero el chute de retorno sería 15 yardas más atrás. ¿No os ha parecido tonto? Normal, si no sabéis que es lo peor.

Atentos, por esto se descojonarán toda la vida en Tennessee: Lo que hizo Colombo fue lanzar el balón a la grada, y en primera instancia pensé que era por eso, pero no. Hay una norma en la NFL, majetes ellos, que dice que no se pueden celebrar los TD en el suelo, por cosas de no pasarse con las celebraciones y tal y cual. Conducta antideportiva lo quisieron llamar.

Es habitual que dos jugadores den muestras de su alegría chocando los cascos, tocándose el culete o saltando pecho contra pecho, pues en esta última opción y al ser Colombo bastante ancho de huesos (por no decir gordo, que me sigue en el twitter y lo mismo me viene a crujir) se cayó de espaldas. Por increíble que parezca, los referees entendieron que era parte de la celebracion y penalización al canto. No se pararon a pensar que podía ser cosa de una cosa llamada inercia, no, era más fácil penalizar.

La repercusión de esta tontería fue que el retornador de los Titans consiguió llegar hasta la yarda 11 de Dallas, cuando en condiciones normales el balón se hubiera perdido en la end-zone. Touchdown de Johnson una vez más y el 34-27 final en el marcador. Con 47 segundos los Cowboys tuvieron una última oportunidad pero Romo sumo su tercera INT.

Uixx, se má ido la mano con las INT’s hoy…

El partido terminó y las sensación que me dejaron los Cowboys no fue del todo mala, pero sigo sin saber como dejan escapar ocasiones tan buenas para ponerse por delante y pasar a controlar el partido. Están jugando con fuego y no creo que a Jerry Jones, dueño del equipo, le haga mucha gracia que en su estadio se juegue una SuperBowl sin estar ellos presentes, antes lo cierra.

Como último apunte, decir que Tony Romo realizó su record de yardas en un partido, con 406. Es el cuarto jugador en la historia de los Cowboys en conseguirlo.

Nos vemos en la próxima review. Un saludo.

Anuncios

3 Responses to “34 Tennessee Titans – Dallas Cowboys 27”


  1. 1 Masi 17 octubre, 2010 en 13:01

    Cambiate de equipo tio xD

    Yo vi la primera parte del partido y fue un buen desastre por parte de Dallas, aunque al final salvasen los muebles con ese 17-10. Esta semana con los Vikes partido crucial.

    PD: Lo de las faltas por conducta antideportiva muchas veces roza lo absurdo, como en este caso. Una cosa es no dejar que provoquen al personal (Owens FTW!), pero es que parece que dentro de unos años tendrán que pedir perdón por anotar.

  2. 2 Gartzo 17 octubre, 2010 en 13:06

    jajaja, debería seguir tu consejo Masi, ¿pero luego de que me quejaría?

    Realmente es lo que pierde a los Cowboys, el como empiezan los partidos…desconcentrados o confiados, no tengo claro lo que es. Y luego, pues toca remontar, cosa que no siempre va a salir.

    Hoy, partido crucial como bien dices, que ya ha sido catalogado como “desperation bowl”. Normal, ambos están jodidos.

    En fin, que no gano para disgustos…

  3. 3 Masi 17 octubre, 2010 en 20:18

    Lo de los Cowboys lleva unos años siendo un algo casi de expediente X. No se si será cosa del entrenador o que, pero que no hayan estado en los últimos años, no ya en una Superbowl, sino que creo que no han estado ni en una final de conferencia, teniendo las plantillas que han tenido…

    El año pasado creo que fueron el equipo que más jugadores metieron en la Pro-Bowl, y en los últimos años ha pasado por ahí de lo mejor. Pero yo no se que les pasa que si se apajuelan o se duermen…Yo me acuerdo del año de las vacaciones de Romo y la Simpson, que llegaban de ultrafavoritos en la nacional, y en su primer partido de PO, en su casa, a la puta calle.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Follow us on Twitter


A %d blogueros les gusta esto: