Week 7: Previews

Organizar un viaje a Londres cuesta tiempo y dinero, y si a los franceses les da por liártela… Entre ésta y otras cosas, el bueno de Gartzo está algo ocupado, y me encargaré yo de las reviews. Así que tendréis que disculparme si veis que alguna de ellas es algo más floja.

23 Pittsburgh Steelers @ Miami Dolphins 22

La jugada polémica de la semana tiene como protagonista a la mismo individuo de la primera jornada, Gene Steratore, referee (arbitro, para los de la LOGSE). Ben Roethetcetera corría en busca de una anotación, feliz y contento, cuando se el balón, instantes antes de entrar en la end zone, se le escurrió de las manos. Los jugadores de ambos equipos se lanzaron como un grupo de niños a por un caramelo en la puerta del cole. Pero antes de que se pudiera determinar quien había recuperado el balón, se decidió que era TD, pensando que Big Ben ya estaba dentro de la zona de anotación al perder la posesión. Después de las airadas quejas, se revisó la jugada. Estaba claro que había sido un fumble, pero en la repetición no se apreciaba quien lo había recuperado. Así que se decidió que la posesión seguía para Pittsburgh y tan tranquilos. Field goal y a correr.

Pero obviando esta (des)afortunada acción (según como se mire), está claro que los Steerlers cambian totalmente con Big Ben sobre el tapete. Y esto es algo que no le viene excesivamente bien a Rashard Mendenhall. El running back se había convertido en el principal baluarte ofensivo durante los partidos sin QB de calidad. Y la verdad es que el resultado había sido muy bueno. Llevaba una media de 4,7 yardas por intento y 4 TD. Con Big Ben su media es de 2,8 yardas por carrera y un TD. Bastante pobre. Los Dolphins, por su parte, sumaron sangre para sumar 7 puntos de una tacada. Sin algunos de los hombres clave en la defensa de Pittsburgh, Chad Henne tuvo buenos números, pero en los momentos clave, el ataque se atascaba. Dan Carpenter fue el encargado de mantenerles vivos, anotando 5 field goals.
De todos modos, ganen por aire, por tierra o por mar, los Steerles se han descubierto como un serio candidato a ganar su dura división, la AFC North, y por que no, volver a dar candela en los play offs.

Karate Kid, versión TITAN

19 Philadelphia Eagles @ Tennessee Titans 37

Cuesta recordar un encuentro en el que Chris Johnson no fuera el hombre del partido para los Titans. La defensa de los Eagles hizo un trabajo brutal parando al running back, que ve como su objetivo de alcanzar las 1.500 yardas se le escapa entre los dedos. De hecho, a este paso, que pise el acelerador, o igual no llega ni a las 1.500. Le dejó en 66 yardas, para una media paupérrima, 2,6 por intento.

El hombre del partido fue Kenny Britt, cuyas cifras son verdaderamente bárbaras. Hay que entender que Tennesse es un equipo muy corredor, y más ahora que no está Vince Young. Por ellos sus 225 yardas en 7, sí, 7 recepciones es tan brutal. 3 TD anotó el wide receiver. Kerry Collings, el encargado de sustituir a Young, no hizo un mal partido para ser suplente. A pesar de sus 2 intercepciones, pudo conectar más de la mitad de sus pases, logrando 276 yardas y los mencionados 3 touchdowns. Si queréis hacer cálculos, el 80% de esas yardas son de Britt…

Los Eagles querían seguir con su racha, para no descolgarse del duro tren de la NFC East. A pesar de lo que puedan decir, yo creo que se notó la baja de DeSean Jackson, el receiver estrella del equipo. Kevin Kolb afrontaba su tercera titularidad seguida, confiado de volver a realizar un buen partido, pero poca cosa le salió bien. Interceptado dos veces, con un solo TD, no supo dirigir su ataque ante la dura defensa de los Titans.

Como dato curioso comentar que en el último cuarto se anotaron más puntos, 30, que en los otros tres juntos, 26. El arreón final de Tennesse fue demencial, logrando 27 de sus 37 puntos en esos 15 minutos.

32 Cincinnati Bengals @ Atlanta Falcons 39

Carson Palmer no estaba a la altura de las expectativas. No era capaz de orquestar el juego de fantasía que muchos suponían que lograrían estos Bengals, de la mano de Batman y Robin, Chad Ochocinco y Terrell Owens. Pero en esta jornada se resarció de lo anterior con un partidazo. 418 yardas no se hacen todos los días, y mejor si vienen con 3 touchdowns y ninguna intercepción. Fue Ochocinco quien falló más, dejando escapar varias recepciones a priori sencillas.

Pero estas estadísticas son bastante engañosas, ya que durante la primera mitad fueron los Falcons quienes dominaron el encuentro. 3-24 iban al descanso. En el tercer cuarto, el ataque de Cincinnati explosionó logrando 22 puntos, poniéndose uno por delante. Pero en el último cuarto, los Falcons volvieron a dar un golpe sobre la mesa, con dos TD. Matt Ryan estuvo genial, pero la estrella de Atlanta fue Roddy White, con 201 señoras yardas en 11 recepciones, y 2 TD. Lastima que perdiera un fumble.

Los Bengals, que partían como favoritos en la AFC North, se pueden ir despidiendo. Van 2-4 y por delante tienen a los Steelers y a los Ravens, que están muy fuertes. Los Falcons, por su parte, han dado la sorpresa y lideran la NFC South con un 5-2, por delante de los vigentes campeones, los Saints.

- Oye Vernon… ¿Tú le dabas? – mmm, déjame que mire…

20 San Francisco 49ers @ Carolina Panthers 23

Existe un dicho, o algo así, que clama “cuidado con lo que deseas”. Los San Franciscanos (sí, me lo acabo de inventar) gritaban en los partidos “We want Carr”, que en la lengua de Cervantes no quiere decir “Queremos cocher”. No, no son tal zoquetes. Lo que pedían desde la bahía era a David Carr, QB suplente de Alex Smith. Pues señores, tomen ustedes dos tazas de sucedáneo Carr, y váyanse al peo.

Porque gracias a Carr los 49ers perdieron el partido, así de claro y simple. Un partido que se debía haber ganado, se perdió por la incapacidad de equipo ofensivo de mantener la pelotita. Comentaba que los Panthers tenían un ataque pésimo, que no contaban con un QB de garantías y bla bla bla… pues ala, Nuere, en tu cara. Matt Moore se cascó el partido de su vida, con 28 de 41 pases, 308 yardas, 2 TD y una intercepción, para un QB Rating de 96,4. No está nada mal, para un tío cuyo último QB Rating fue de 18,8.

Lo peor de todo es que Smith está lesionado. Lo menos malo es que la lesión es en su hombro no lanzador. Le han hecho unas pruebas en… wait for itLONDRES y parece ser que no va a poder jugar contra los Broncos. Sig… Yo que le iba a apoyar a tope, llevando su jersey y tó.

10 Arizona Cardinals @ Seattle Seahawks 22

Max Hall, el nuevo y nubil QB de los Cardinals decía sentirse emocionado ante su primer partido fuera, y además, ante un rival divisional. Animalico… Hall se tuvo que retirar conmocionado, tras un sack por su lado ciego. Pero lo peor de todo es que llevaba un QB Rating de 13,5…

Pero el partido no iba de quarterbacks, no. Iba de field goals. Hasta en 5 ocasiones anotó Olindo Mare, el kicker de los Seahawks. Solo con esos 15 puntos ya podrían haber ganado a los Cardinals… Lo mejor de todo es que lanzó hasta en 9 ocasiones, pero tuvo que repetir varias por diferentes penalizaciones. Su kick más largo, de 51 yardas, era inicialmente de 31. Mandemos desde aquí un saludo a todos esos miembros de los equipos especiales que tan petardas las están liando.

Por lo demás, poco que señalar. Seattle era incapaz de llegar a la zona de anotación y una y otra vez se veía obligado a chutar el balón. Arizona, por su parte, no podía  completar un drive sin que algo les pasara, ya fueran pérdidas o penalizaciones. 2 veces sufrió un fumble Tim Hightower, running back de los Cardinals, una de ellas, en la yarda 28 de Seattle. Como me la lían desde la NFC West, desde luego…

Se acaba de enterar de que Nuere es hetero.

23 New England Patriots @ San Diego Chargers 20

Bueno, un acierto, menos mal… Ya pensaba que Gartzo me iba a alcanzar en nuestro particular ranking de chulería. Eso sí, a uno se le pusieron los huevines de corbata al ver el último field goal, de 50 yardas, que Kris Brown falló… Fiuuuu, llega a ser Nate Kaeding y a saber.

Pero si por algo destaca este partido son por dos de las jugadas más graciosas/inútiles/estupidas de la jornada. En la primera, Richard Goodman, rookie wide receiver de los Chargers, suelta el balón tras una recepción, sin que nadie le toque. Fumble, que recuperan los Patriots. En la segunda, Philip Rivers lanza un Screen Pass (un pase lateral, normalmente a un running back) a Jacob Hester, fullback, quien no consigue atraparlo. Rob Ninkovich, linebacker de los Pats, aparece por ahí como Pedro por su casa, lo coge y corre cual gacela de 100 kilos hasta la yarda 6 de los Chargers. Y es que en un pase de ese estilo, no hay incompletos. Bravo por ambas jugadas. Fallo muy grave de concentración, culpa de un entrenador que no da candela y reparte mala hostia.

Fuera de esto, los Patriots apabullaron en 3 cuartos a los Chargers. El drive inicial del segundo cuarto fue una clara declaración de intenciones de cómo van a ser las cosas ahora. 17 jugadas, 79 yardas, TD y más de 8 minutos y medio gastados. Si eso no agota a las defensas, que baje dios y lo vea. San Diego se puso las pilas en el último cuarto, y a pesar de ir 20-3 por debajo, llegó a estar a un FG de distancia. Pero ya sabemos lo que pasó…

41 New York Giants (4-2-0) @ Dallas Cowboys 35

Lo más destacable del partido

No sé si Gartzo querrá hacer una crónica más detallada de este partido, pero no voy a perder la oportunidad de darle candela a este equipucho. Solo diré que me cago en los cielos. Si los Cowboys llegan a hacer lo que debían, es decir, ganar, me habría erigido como líder total, indiscutible e incomparablemente cool de la porra twitteriana.

Por lo demás, Antonio Ramiro Romo lesionado y Dez Bryant en plan estelar, dándome puntitos ricos ricos en la Fantasy, que me ayudaron a ganar mi enfrentamiento, con 2 TD de recepción y uno de retorno. ¡Vaya mala bestia el receiver que eligieron en Dallas con su primera elección de este draft! Puede ser todo lo diva que quiera, que si sigue aportando resultados…

Y los vaqueros/chicos-vaca, básicamente, se pueden ir despidiendo de la temporada. Si antes lo tenían difícil, ahora, sin su QB estrella, lo van a tener casi imposible. A menos que el tercer o cuarto quarterback sea un Matt Saracen de la vida, capaz de llevarles a la final del estatal, digo, a la Superbowl, ganarla, quedarse con la chica y la admiración del coach y del respetable.

Pero no creo… ¿o sí?

Y para cerrar la entrada, el gran amigo de Gartzo os saluda.

¡Ahora saben que me llamo Antonio Ramiro! ¡Maldito Nuere!

 

Anuncios

0 Responses to “Week 7: Previews”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Follow us on Twitter


A %d blogueros les gusta esto: