Pre-Wembley 2010 (II)

Por si Gartzo no os ha dado suficiente envidia, aquí llego yo para hablar un poquito más sobre el partido que nos espera. Pero antes de nada… ¿Qué es esto de las International Series? ¿Por qué en Londres? ¿Cuántos colgados se juntan en esto? Muchas preguntas se entremezclan en la cabeza, pero para eso está vuestro humilde servidor. Let’s Rock, que diría el agente Ridli Scott:

Está claro que el deporte estadounidense atrae a muchísima gente. Los equipos más famosos de las principales ligas tienen una gran aceptación fuera de los yuesei, y solo hay que ver el despliegue televisivo que se le da a los partidos más importantes de la temporada.

Los amos y señores de las diferentes ligas, vieron aquí una oportunidad clarísima para sacar partido, y ya de paso, si eso, puede ser, dar a conocer estos deportes. Para ello, organizaron partidos fuera de sus fronteras, normalmente amistosos y muchas veces entre equipos estadounidenses y locales. Sin ir más lejos, hace un par de semanas el Regal Barcelona recibió a los flamantes campeones de la NBA, Los Angeles Lakers, y jugaron un partidito. En la NFL no perdieron ocasión, y entre 1986 y 2005, se jugaba uno o varios partidos de pretemporada en otro país. A estos encuentros se les conocía como la American Bowl. Londres y Tokio fueron los principales destinos, pero también los canadienses, mexicanos y alemanes tuvieron ocasión de disfrutar de un partido. Incluso se jugaron dos partidos en España. El Estadi Olimpic, en Barcelona, acogió en 1993 y 1994 sendos encuentros, entre los San Francisco 49ers y Pittsburgh Steelers y entre los Los Angeles Raiders y los Denver Broncos (subrayados los ganadores).

Otra manera de dar a conocer el football en Europa fue la iniciativa NFL Europe, pero eso ya es harina de otro costal.

En 2005, y por diferentes motivos, se dejó de realizar la American Bowl, pero no por ello se eliminaron los partidos fuera. De hecho, se llevó a un siguiente nivel. En vez de un partido de pretemporada, los afortunados aficionados que pagasen las entradas, podrían disfrutar de un partido de temporada regular entre dos equipos inmersos en la lucha por el campeonato. La cosa cambiaba totalmente. Ya no era un partidillo más, para ponerte en forma y probar cosas. Esto ya era canela fina.

El partido inaugural de esta iniciativa se jugó en México, en el Estadio Azteca. Los participantes fueron los San Francisco 49ers y los Arizona Cardinals. El primer partido de la temporada regular fuera de los EE.UU fue además el encuentro con mayor asistencia, ya que el Estadio Azteca tiene una capacidad bastante tocha. 103.467 aficionados disfrutaron jaleando a los dos equipos.

Sí, es de 2009... No os importa, ¿no?

Tras este partido, todos se han jugado en el flamante y nuevo Wembley Stadium. El estadio en sí es una brutalidad. Pertenece a la federación inglesa de fútbol y se suelen jugar los partidos de la selección, así como diferentes finales de competiciones de la liga inglesa. No solo eso, también alberga conciertos. MUSE grabó allí su disco HAARP, un espectacular directo que fue galardonado con varios premios. Por allí han pasado los Giants, Dolphins, Chargers, Saints, Patriots y Buccaneers. Y este fin de semana, llegan los 49ers y los Broncos. Cabe destacar que desde 2007 va un equipo de cada conferencia, para repartir un poquito.

Como veis esto lleva ya unos años en marcha, y esperemos que dure. La verdad es que los propietarios no se pueden quejar, ya que los equipos se ganan sus dineros con estos viajes. Está claro que es una paliza, pero desde aquí lo agradecemos enormemente. En cuanto al año que viene, todavía no se sabe quienes serán los participantes. Una vez termine la temporada actual y se decida el calendario de la que viene, se sabrá el nombre de ambos equipos. Y es en Febrero, si no recuerdo mal, cuando salen a la venta las entradas. Si estáis interesados en ir, debéis estar muy al loro, ya que se agotan en un pis pas. El día que salgan se os va a agotar la tecla F5, true story!.

Pero dejémonos de pasados y futuros y vayamos a lo que nos interesa, el presente. 49ers y Broncos llegan a Londres y ninguno está donde desearía. ¿Por qué?

San Francisco 49ers

No sé si me queda algo por decir sobre los Niners. Semana a semana he hecho una previa y un resumen de sus partidos, cagándome en lo cagable y mojando las bragas por Alex Smith, cual teenager enamoradiza. Pero tratemos de no ser repetitivos.

Los 49ers partían como favoritos para ganar la NFC West. Muchos la llaman la NFC Worst, ya que la consideran la peor división de la NFL. Sin Kurt Warner los Arizona Cardinals estaban más perdidos que Adán el día de la madre. Los St Loius Rams tenían un QB novato, muy bueno, pero novato, y a los Seattle Seahawks nadie los terminaba de tener en cuenta. Los 49ers mantenían el mismo bloque, tenían grandes armas en el ataque y una defensa muy poderosa. Sus adquisiciones en el draft tenían buena pinta y todo parecía maravilloso en la ciudad de los hippies.

Nada más lejos de la realidad. Van últimos de su división, con un balance de 1-6, y si no se les ha escapado ya el tren de los play offs, a puntito está. La línea ofensiva no puede proteger a un quarterback abucheado en casa ni de abrir huecos a uno de los mejor running backs de la liga. La defensa es incapaz de parar a los rivales en los momentos clave, y a pesar de ir bien por tierra se derrumba por aire. Mike Singletary, su head coach, toma muchísimas decisiones cuanto menos cuestionables y a pesar de que el propietario de la franquicia le apoye, muchos empiezan a buscar sustitutos.

Pintan bastos en San Francisco.

Denver Broncos

Lo de los Broncos (no os penséis que son desagradables ni ásperos, no señor. En ingles, bronco es el nombre que se le da a los caballos salvajes, de ahí que tengan ese animalico en el casco) es digno de estudio. El año pasado empezaron la temporada 8-0, con un juego bonito, espectacular y lo más importante, efectivo. Pero sabe dios que pasó, a partir de ahí se derrumbaron, hasta terminar arrastrándose.

Este año han perdido piezas clave y han hecho adquisiciones bastante extrañas. Véase el caso de Tim Tebow. Este joven lozano, cuyo brazo es más grande que mi cabeza, es una de las personalidades más mediáticas del país. Y eso que ni siquiera es QB titular. Es suplente de Kyle Orton, cuestionado y amado a partes iguales, pero tiene un carisma tan bestial que hace que le odies o le ames. Ya sabemos que en EE.UU están algo locos, así que es normal que allí muchos le adoren.

En cuanto a su temporada, los Broncos tienen el tercer mejor ataque aéreo de la liga, solo por detrás de los poderosos Chargers y Colts. Más de 300 yardas por partido se están cascando, con un Orton que está bastante atinado, la verdad. La cuestión es que su juego de ataque es… mmm, como decirlo… nulo. Tener la peor media de la liga, 68,4 yardas por partido, les está costando muy caro. Tienen unos running backs que no están dando para nada la talla. Knowshon Moreno es su principal corredor, pero a un inicio decepcionante hay que sumarle las lesiones. Ficharon a Lawrnece Marooney, proveniente de los Patriots. Ahí no hacía nada. En Denver tampoco.

Van 2-5 en una también floja AFC West. Es curioso que delante tengan a los Chiefs y a los Raiders, y detrás a los Chargers, el, supuestamente, rival a batir.

Igual de curioso es que la semana pasada perdieran de paliza contra los Raiders, el único equipo al que han ganador los 49ers. La ley de transitividad dice que los 49ers deberían ganar a los Broncos, pero también dice que tú al liarte con una chica, estás besando a todos sus ex-novios, y no queremos pensar que eso es cierto.

Se presenta un partido MUY interesante en Wembley. Ellos van a darlo todo por la victoria y yo voy a dar mi garganta (y mis dineros) apoyándoles. Por supuestisimo, voy con los Niners. Ataviado con la camiseta de Alex Smith, abuchearé a Carr y gritaré tontunas como “We want Smith, but Alex, not Troy!!” y “Fire Tebow!!!!!”.

Poco nos queda por comentar en Monday Night Blog. Sí que querría recomendar la entrada que hacen en Rudeza Necesaria, donde nos muestran una guía para aquellos que vamos al partido. Ideal para primerizos. Y de paso, ¡damos envidia a los que no van!

Ah, sí, para terminar, unas fotos del entrenamiento de los 49ers. Como ya comenté llevan en Londres desde el lunes, y han estado concediendo entrevistas y en algún acto promocional. En el campo de entrenamiento han recibido a varias personalidades, con fotitos y esas cosas.

Tú no los conoces, pero los tres son famosetes en Inglaterra.

Igual estáis al tanto de los problemas en la posición de QB tras la lesión de Alex Smith. Todo indica que será Troy Smith quien comande la ofensiva, pero por si acaso, David Carr le copia en todo, a ver si cuela:

Simon dice...

Y puede que lo tenga fácil. Smith’ (Smith prima para los de letras, es decir, Troy Smith, no Alex Smith) parece más ocupado jugando a los egipcios que entrenando.

Los que sí que entrenan duro son los linebackers. Pobrecicos ellos, que parece que los odie pero nada más lejos de la realidad. Mirad, mirad, como ejercitan esos glúteos:

Aunque parezca mentira, no somos ni Gartzo ni yo.

 

Frank Gore, mientras tanto, recibe a los periodistas sin problemas. La pregunta que no le formuló nadie, es que estaba haciendo este fotógrafo/a al sacar la instantánea. ¡Gore, pillastre!

Este plano es más propio de una peli… para adultos

 

La cara de placer de Gore lo dice todo:

Bigotes en los negros. ¿Por qué se los dejan?

Atentos a la pareja de inside linebackers, Patrick Willis y Takeo Spikes. Son de esa gente a la que te encanta encontrarte por las noches, en un callejón oscuro y solitario, con dinero en los bolsillos:

The hood, nigga!

La triste historia de un hombre pegado a un cuello. O al revés.

Mención especial para nuestro buen amigo Vernon Davis. Algunos quieren creer que siempre se le pilla con caras extrañas, pero nada de eso, él vive en un perpetuo estado de duda, preguntándose si le daba o no a esa chica que no alcanza a ver a lo lejos:

Ehhhh, deja que me acerque

mmmm, no pinta nada mal

¿Eso ha sido un juego de miradas?

Andy Lee es el punter del equipo. Los pobres punters nunca salen en la tele, nadie les pregunta, no son nada mediáticos y sus camisetas no se venden. Viendo al bueno de Lee, me pregunto por qué será:

Todo esto, por supuesto, se da bajo la atenta mirada de Mike Singletary. Vestido al estilo más actual, el head coach no se pierde nada:

Y el lobo dijo: ¿Caperucita? ¡It’s a trap!

 

Si este bochornoso, ridículo y absurdo final os ha dejado con hambre (y no vergüenza ajena) no sigáis el ejemplo de Franklin Aubrayo. Id raudos a por un buen bocata:

Mmm, seguro que está mejor que la comida de aquí.

 

 

Anuncios

0 Responses to “Pre-Wembley 2010 (II)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Follow us on Twitter


A %d blogueros les gusta esto: