Reviews: Dallas Cowboys

21.32 horas. Actualizo la entrada que he ido escribiendo esta misma tarde porque acabo de saber que Wade Phillips es historia como Head Coach de los Dallas Cowboys: ha sido despedido. Así pues, se cumple algo de lo que pedía en esta misma entrada. Deja un total de 34-22 en temporada regular y 1-2 en playoffs tras su paso por la franquicia. Al mando del equipo se queda Garrett. Es todo, ahora, la entrada original. Un saludo.

Hola a todos. Aquí vuelvo con una entrada para mí solo (maldita RAE, echo de menos la tilde), para Romo y para mis Cowboys. Soy consciente de que llevo un retraso considerable con las pasadas reviews, así que creo que para que todo sea más fluido y entretenido, resumiré muy brevemente cada partido y después escribiré lo que realmente vengo a contar. No va a ser fácil, pero ya va tocando. Empezamos:

21 Dallas Cowboys @ Minnesota Vikings 24

En un partido denominado Desperation Bowl por la necesidad de victoria por parte de ambos equipos, los errores fueron la clave cuando el partido empezaba a ponerse a favor de los texanos, siendo el más grave el inicio del tercer cuarto en el cual Percy Harvin conseguía retornar el chute inicial para touchdown. Romo salió del Mall of America Field con 2 intercepciones mientras que los Vikings, con Favre y Randy Moss a la cabeza, lograron una ajustada victoria.

41 New York Giants @ Dallas Cowboys 35

El partido que despejaba cualquier duda posible, si es que la había: los Cowboys no jugarán la post-temporada. Si bien los Giants mandaron durante todo el partido, el momento clave fue la lesión de Tony Romo, dejándole fuera de los campos para unas ochos semanas. El marcador no refleja la superioridad Neoyorquina, que se dejaron ir según el reloj descontaba minutos. El pequeño de los Manning supo recuperarse de unos turnovers tempraneros para liderar a su equipo hacia la victoria final del encuentro.

35 Jacksonville Jaguars @ Dallas Cowboys 17

Partido que me alegré de no ver, aunque en las pantallas gigantes de Wembley no me dejasen de enseñar la debacle de mi equipo. Esto lo expandiré en la ya nombradísima review de Wembley. En cuanto a lo que pudimos presenciar diré que David Garrard se puso las botas lanzando 4 pases de anotación y corriendo para lograr otro, mientras que los Cowboys se las vieron y se las desearon para mostrar algo de nivel.

Y una vez dicho esto… Hora de criticar. Yuju, mi hora preferida. Inciso: En Wisconsin la hora preferida suele ser la de quejarse, lo digo por si viajáis alguna vez, que no os pille desprevenidos. Fin del inciso.

Vaya que si sufriréis. Esto mide el molde...

Como habéis podido comprobar, estos resultados no son para tirar cohetes, y la derrota de ayer contra los Packers (¡Ay, de mí! En días como estos me alegro de vivir lejos de los otros dos y poder ignorar llamadas y mensajes) ha hecho que me anime por fin con esto. Se especula bastante hoy sobre el posible despido de Wade Phillips, y que Jerry Jones (propietario, presidente y general manager de los de Dallas) diga: “People will suffer” es como para acojonarse.

Si nos ponemos a hablar sobre el Head Coach, tengo tema para rato. Aunque el problema no sea enteramente suyo, creo que es el que más urgentemente necesita ser solucionado. A Phillips le falta algo para poder ser un digno coach del Equipo de America, y ese algo es autoridad en el equipo. No es que los jugadores se pasen por el mismísimo forro lo que está diciendo, sino que en momentos clave, cuando de verdad hay que enfadarse y gritar para despertar al equipo, le falta sangre. A nada que hayáis visto un partido de Dallas conoceréis la cara de Phillips, esa cara de “me están jodiendo, pero en vez de darles la satisfacción de verme perder la cordura, voy a poner cara de estreñido…”.

Desconozco el número de personas que estaréis de acuerdo conmigo, pero para el equipo del que dispone, sus números son muy pobres. Por no hablar del tema playoff. El año pasado no es que tuviera suerte, porque llegaron en buena forma y con confianza a la post-temporada, pero su extensión de contrato fue un regalo del cielo. A mi parecer, si Phillips siguió siendo Head Coach para esta temporada tenía una clara explicación: La SuperBowl XLV se juega en el Cowboys Stadium. Por lo tanto, poner a un nuevo staff técnico en un año tan importante y sin conocer el equipo, era una tarea complicada.

Si algo me ha desesperado durante estos años, aparte de la dichosa cara que pone, son los penalties absurdos. No habrá regalado Dallas yardas ni nada… Bueno, yardas, en consecuencia downs, y en consecuencia más grave: partidos. Este año era más claro aún, los Cowboys jugaban contra el equipo de turno, y contra ellos mismos.

La elección de jugadas no ha sido nada que merezca la pena destacar, es otra de las cosas por las que ha sido cuestionado antes, y con razón. Se empeña en repetir esquema cuando no funciona, da igual que Barber se haya estrellado cuarenta veces contra la defensa, le va a volver a mandar por el mismo sitio. Y es que Barber ha sido uno de los que peor ha usado. Si a los Cowboys les funciona cuando pases y carreras se van turnando, ¿porqué no exprimir eso en su propio beneficio? Los downs de los texanos llegan a ser tremendamente previsibles.

Vamos ya con otro de los puntos calientes: Tony Romo. Mi amigo Antonio Ramiro, que bastante tiene con llamarse así, ha sido de los más criticados durante los años que lleva en Dallas. Incluso reconozco que yo mismo, durante un partido, he sentido deseos de cargarme al number nine… y es que a veces nos lo pone demasiado fácil.

No intento convencer a nadie, ni justificar sus actos, pero Romo no me parece mal QB. Da igual lo que hiciera, estaba mal de todas formas, y todo lo que pasó en su amorío con la ¿cantante? Jessica Simpson no le ayudó para nada. ¿Que Romo se va con la Jessy de vacaciones? MAL. ¿Que Romo le hace el caballito texano? MAL. ¿Que Romo mea con viento en contra? MAL, MUY MAL: Todo el mundo sabe que acabas con los pantalones hechos una mierda, y no digo nada si encima llevas chancletas….

Hace poco sacaron un artículo, del cual os dejo un enlace en inglés aquí, comparando a Tony Romo con Aaron Rodgers. El quarterback de los Packers tiene una innegable calidad, pero el trato que recibe es totalmente el opuesto a Romo.

Habría que analizar los momentos en los que Romo comete los errores que comete, porque cuando vas a por una remontada para ganar el partido, si te juegas un pase arriesgado no es una locura que este acabe en una intercepción. Le ha pasado a muchos y les seguirá pasando a muchos otros, además que el estilo de Tony, muy Favre, es hacer volar el balón mucho y largo. Por muchas intercepciones que lleve encima, es uno de los que mejores números tiene en porcentaje de completados, yardas y touchdowns de la franquicia de Dallas, digo yo que por algo será.

Ahora le ha venido el remate de la temporada, la lesión: Se fracturó la clavícula izquierda después de un placaje por parte de Michael Boley, que el rookie Grownkoski no supo ver. A decir verdad, se le vio perdido en la jugada, sin saber cual era su sitio… Al menos no ha sido en el brazo de lanzar, pero el panorama que deja en el equipo no es demasiado bueno.

¡Jo! Y siguen a vueltas con mi nombre torero...

Si podéis repasar vídeos de principio de temporada o leer alguna de las primeras reviews veréis que comentaba que a Romo no se le veía confiar demasiado en su línea ofensiva. Todos aquellos pases eran rápidos, y paralelos a la línea de scrimmage, daba la impresión que el balón le quemaba entre las manos. Claro, si la carrera no está funcionando y con esos pases no llegas a ninguna parte, hay que echar el resto y jugártela. El no bloqueo de Grownkoski hizo lo demás, y lo digo sin querer culpar de lo sucedido al fullback, pero es lo que pasó.

Y para ir cerrando esta entrada, diré lo que Jerry Jones debería cambiar si quiere hacer algo de provecho: Sus cargos. No puede ser que lo sea todo, por mucho que haya invertido en el equipo. Que se quede como owner, o como presidente, pero no de general manager, no de las tres cosas. Luego llega el Draft y no quiere que se critiquen sus decisiones, donde ya se ha visto que dejan bastante que desear.

A estar alturas lo único que se puede hacer es darle salida a Wade Phillips, poner provisionalmente al hasta ahora coordinador ofensivo del equipo, Jason Garrett, y buscar un head coach con garantías. Pero claro, ¿a quien pones? Ese es el gran asunto, podrían incluso dejar a Garrett dependiendo de como se desenvolviera en el cargo, pero necesitamos un cambio. Y pronto…

Esto ha sido todo por hoy, espero que os haya gustado y que comentéis algo, que sobre estos temas todo el mundo tiene algo que opinar y a buen seguro que es digno de mención. Yo me despido hasta la próxima, esperando una mejora para el año que viene, porque no vamos a negar que la temporada está más que perdida. A este paso acabamos eligiendo el número uno del Draft… Cuidaros.

 

Anuncios

1 Response to “Reviews: Dallas Cowboys”


  1. 1 Masi 8 noviembre, 2010 en 22:43

    Yo la verdad es que estoy bastante feliz con la situación de los Cowboys, sobre todo teniendo en cuenta que es de los equipos que peor me cae xD.

    Dicho lo cual, lo de los Cowboys lleva un tiempecito ya que es pa matarlos. El año de las infames vacaciones de Romo con la Simpson lo tenían todo para llegar al gran domingo, pero na. Y estos últimos años siempre han contado con equipazos y metiendo siempre muchos jugadores en la Pro Bowl, pero na.

    A mi Romo como QB me gusta, le puede faltar algo de cabeza fría, pero no creo que la desgracia de los Cowboys venga por él, o tenga mucha parte de la culpa ni mucho menos. De los partidos que he visto de ellos este año, me ha parecido brutal como los ha matado la falta de disciplina con el tema de las faltas. Parece que cada vez que conseguían una jugada decisiva ahí estaba el anormal de turno para cagarla con alguna penalización. Y así no se puede.

    Para mí lo peor de este equipo ha sido Phillips, que como Head Coach no ha estado a la altura. Ahora bien, no creo que consigan nada despidiéndolo más que tirar el dinero. La temporada está perdida y quede quien quede los Cowboys ya serán un equipo que juegue desganado, esperando que se acabe a todo y que dará penica por los campos de los yuesei.

    La Offseason se presenta tremendamente movida en Dallas, a ver si la purga se queda sólo en el Coach o se extiende a la plantilla.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Follow us on Twitter


A %d blogueros les gusta esto: