Post Wembley 2010

Nanananana Wembley! Wembley! Wembley!

Así de contentos y felices estábamos todos. Ilusionadísimos con el fin de semana que nos esperaba en Londres. Eufóricos al poder ver nuestro primer encuentro de football en vivo y en directo. Nada de streams cerdos. Nada de esperar días bajándote el partido. Nunca mais, señores! Bueno sí, el resto de temporada, pero vamos…

Gartzo va a ser el encargado de contaros como le fue en Trafalgar Square. Yo no pude ir, ya que aproveché mi viaje a Londres para visitar a un buen amigo que está “estudiando” (importantes las comillas) ahí. Así pues, me limitaré a comentar la jugada del domingo.

Nos hospedábamos en un hostal en Camden, el mítico barrio con la calle repleta de tiendas de fachadas súper-chulas. Después de un sábado festivo, el despertar fue algo duro, pero a pesar de que alguna quería retrasarlo más, yo traté de levantarles raudos y veloces.

Blue taco, blue taco, hot chick, hot chick!

Una vez ingerimos el desayuno-comida pertinente, nos dirigimos hacia la estación de metro, dispuestos a la larga y dura travesía hacia Wembley. Antes de embarcar, pasamos por una papelería, que curiosamente estaba abierta un domingo, y compramos cartulina roja para hacer unas buenas pancartas Anti-Tebow. El primer revés llegó en la misma estación, cuando vimos como la cerraban en nuestra cara. Una caminata nos llevó a la estación más cercana y allí empezamos la odisea railística. En Londres, los fines de semana, muchas líneas de tren y metro cierran para labores de mantenimiento. Ya habíamos mirado cuales cerraban, pero en la entrada descubrimos que las cosas cambiaban, y que los londinenses, donde dijeron digo dicen diego. Pero bueno, una vez montados y situados, nos daban igual los problemas. Gartzo incluso tuvo ocasión de semi-confraternizar con un colega cowboy. Con esto quiero decir que se miraron desde la lontananza, al estilo vaquero, y se saludaron con una leve inclinación de cabeza, como gesto de respeto del viejo y lejano oeste.

Respeto (y más) entre vaqueros...

Al final, hicimos el último transbordo, consiguiendo además sitio sentados, y empezamos la operación “Tormenta del desierto filipino”. Pancartas en mano, montamos un show tratando de decidir que poner. Debíamos ser cautos en la elección y sabios en la ejecución, pues disponíamos de dos oportunidades. Tras largas retahílas de pros y contras, optamos por un clásico y simple “Fire #15 Tebow”, para cumplir las promesas, con un poquito de publicidad blogera, y dividir la segunda cartulina, logrando una D y una #. DE-FENCE! ¡Vaya espectáculo! Los pasajeros colindantes nos miraban por encima del hombro, tratando de discernir nuestro mensaje. Las sonrisillas comenzaban a asomarse.

¿Tebow va acentuado o sin acentuar? ¡Qué lío las nuevas normas!

Por fin llegamos, con los nervios a flor de piel y las piernas temblando. Esperamos a que la salida se despejara y procedimos. La verdad es que la esta estación de Wembley debería tener hilo musical con bandas sonoras épicas full time. Salir de esa parada, viendo el estadio de fondo, simplemente acongoja. ¡Una pasada! Gartzo y yo estábamos ya motivadísimos perdidos. Fuuuuuu

Fucken Epic!

Entre la ingente cantidad de personas que había en el vagón ya habíamos visto varios jerseys de diferentes equipos, pero aquello ya fue un acabose. Tenías de todo. Destacaban los equipos participantes en el partido, 49ers y Broncos, pero también te encontrabas Patriots, Vikings, Colts, Redskins, Packers, Chargers, Cardinals… Creo que vi de todos menos Browns, Jaguars, Panthers y Seahawks (EDIT: vale, de estos últimos sí que vimos, solo que estabamos tan emocionados que ni nos dimos cuenta… ver la foto reflectante (sabréis cual es, creedme) para más señas) …

Papa, ¿Por qué somos de los Redskins? Calla, niño.

Entre los equipos participantes, había más o menos variedad. En los Broncos destacaban los jerseys de John Elway, quarterbacks con el que los Broncos ganaron sus 2 Superbowls. También había mucho Tebow también, pero no nos dejábamos intimidar por los fans del QB filipino. Curiosamente, solo vi un Kyle Orton, y eso que es el QB titular. En cuanto a los 49ers, mucho Joe Montana, poco Steve Young, algunos Michael Crabtree, varios Patrick Willis y Frank Gore y un sorprendentemente alto número de Alex Smith (yo incluido) y bajo de Vernon Davis.

 

Parece que estoy mazado y tó

Pero no nos podíamos quedar todo el día mirando las camisetas del personal. Así que íbamos avanzando en busca del Tailgate, donde se estaban realizando las actividades. Pero antes, quedamos con un colega ingles en las puertas de Wembley. Esto nos causó un retraso que a la postre nos impidió entrar en la zona de actividades, pero bueno, no pasaba nada. Así pues, decidimos que lo mejor era ir entrando, que había ya ganas. En la entrada, me sorprendió que no hubiera nadie rompiendo las entradas. Una simple lectura del código de barras (totalmente automatizado) bastaba para entrar. Después del pertinente chequeo de posesiones, ¡entramos en Wembley! Y lo mejor es que no sufrimos nada de colas. Bravo por la organización.

Pero antes de entrar, cabe mencionar una de las anécdotas del viaje. Si no es la más importante, cerca estará. Como ya contó Gartzo, cuenta la leyenda que una dama de las tierras de la patata se atrevió a desafiar a tres nobles (¡y atractivos!) caballeros. Clamaba, sin ningún atisbo de duda o miedo, que era capaz de acertar más partidos en una jornada cualquiera que los tres impecables señores. Lastima que su pericia adivinatoria no fuera tan grande como su lengua viperina (lastima para ella, claroestá), pero la “inocente” apostante falló estrepitosamente. No solo no acertó la que más, si que encima fue la última. La venganza planeada por los tres caballeros… Bueno, hay que aclarar que dicha damisela es fiel amante del número 12, en verdes campos con trigo dorado, y que odia todo lo relacionado con el 4. Ya sea en verde y oro o en un nórdico púrpura. La venganza, como decía, era sacarse una foto con la camiseta del 4. Sin nada debajo. Ella se negó, así que, como gentleman que somos, cedimos. Una foto con alguien vestido de Favre (por si no lo habíais adivinado), bastaría. A lo largo del sábado vimos muchos cuatros. Verdes y púrpuras. Pero al ver a este grupo, supimos que debía ser la foto.

 

3 x 4 = 12

La verdad es que el estadio por fuera asombra, pero por dentro no se queda atrás. Muchos ya sabéis que es el edificio con más baños del mundo, pero vamos, tiene de todo. Muy amplio, bien indicado, limpio… Todo perfecto, vamos. Así pues, nos dirigimos a nuestras localidades, que no teníamos ni idea de cómo iban a quedar. Estábamos en un fondo, pero lo suficientemente escorados como para tener una perspectiva más que decente del partido. Está claro que lo mejor es ver el partido desde un lateral, pero eso sube el precio como que no quiere la cosa…

Contábamos en los asientos con unas banderolas de los 49ers, para ambientar el partido y animar a los Niners. El estadio se iba llenando poco a poco y la procesión de gente extraña seguía. Hay que tener en cuenta que era Halloween, por lo que alguno que otro iba disfrazado.

 

Eran uno, dos y tres, los famosos mosqueperros

Y ya por fin, empezó el movimiento en el campo. Ambos equipos habían estado calentando pero ya se habían metido en los vestuarios. Empezó primero, si no recuerdo mal, la demostración del equipo de percusionistas de los 49ers. Ataviados con sus tambores, tocaron un par de temas con diferentes coreografías. Muy chulo, la verdad, muy de los yuesei. Todo esto con cheerleaders bailando, por supuesto… ¡Ay, omá que ricas!

Luego vino el concierto de My Chemical Romance. Grupo que sin ser de mis favoritos, tiene un par de temas molones. Empezaron con “Na na na”, single de su último disco. Bastante curioso y pegadizo. Y después “Welcome to the Black Parade”, del anterior disco. Más oscuro y MaLoTeH. El toque de los tambores estuvo aderezado por el equipo de percusión de los 49ers. Y las Gold Rush Girls bailando, por supuestisimo. Y mientras, banderas de todos los equipos de la NFL.

Salieron entonces, si no recuerdo mal, los equipos. Abucheos para unos, y fuegos artificiales, banderas y aplausos para otros.

Después de esto llegaron los himnos. Mientras sonaban, salían de unos globos de los equipos las banderas de los EE.UU (49ers) y del Reino Unido (Broncos). El himno estadounidense lo cantó Michelle Williams. Para ello, Gartzo sacó su bandera, se quitó su gorra de los Cowboys y nos pusimos la mano en el pecho. Hubo un momento en que las pantallas enfocaron a unos aficionados con una bandera de los yuesei. El corazón me dio un vuelco pensando que íbamos a salir en la tele, pero nada, eran otros. Yo que quería saludar a mi abuelita.

 

La emoción hacía que se nos salieran las lagrimillas...

El himno del Reino Unido fue interpretado a la guitarra eléctrica por Jeff Beck. A mi también me dejó algo frío esto. Si  tocas un himno sin posibilidad de que los nativos lo canten le quitas muchísimo encanto al tema. Imaginaos un Anfield sin que el populacho cante “You’ll Never Walk Alone”. Pues puta mierda, no me convence, que diría el Sargento Hartman.

Tras esto ya llegó el Coin Toss, es decir, el sorteo de posesión y campo. ¡Por fin iba a empezar el partido! Los 49ers empezaban chutando y los Broncos recibiendo. Nos preparamos a la patada inicial y…“eeeehhhhhhh cabrón hijo…” ¡Ay no espera que aquí esto no se hace! ¡¡Y que yo voy con los Niners!!

Poco voy a analizar del partido. No hay palabras. Me pareció todo tan asombroso, tan bestial, que mi memoria no es capaz de plasmarlo todo. Si que recuerdo que Mariano Tovar nos animo a que nos fijáramos en el trabajo de las secundarias, que en la tele no se ve, pero como Gartzo dijo…

–          Vamos a ver, con esas cheerleaders ahí, ¿cómo quieres que me fije en tíos con mallas?

–          Pero Gartzo, ¡¡¡es a lo que hemos venido!!!

–          ¡¡¡Pero mira como bailan!!!

–          Sí es cierto, que bien bailan…

 

¡Ay omá!

Así que lo dejaremos para otro año. Pero tranquilos, pudimos quitar nuestras miradas de las chicas. Eso sí, una de las múltiples veces que pasaron (es que como son las mujeres, que les encanta pasearse exhibiéndose), Gartzo y yo, bueno, hicimos un baile no apto para menores de edad… Quien haya visto Equipo a la Fuerza lo entenderá…

La primera mitad fue un poco pestiño. Solo un field goal del bueno de Joe Nedney animaba el marcador, y ninguno equipo era capaz de superar a la defensa rival. Ambos se empeñaban en carreras imposibles y pases cortos o incompletos. Llegó entonces el momento. Tras un pase alucinante de 71 yardas de Kyle Orton a Brandon Lloyd, los Broncos se situaban en la yarda 1 de los 49ers. Delante de nuestras narices (de hecho, casi todas las anotaciones las vimos cerquita cerquita). Vimos salir a Doble T, el fraile, el monje filipino, Pro-life Man… Tim Tebow y situarse tras el center. “¡¡¡DIOOOOXXXX!!!! ¡Rápido Gartzo, saca la pancarta!” Con nuestra pancarta en mano, y un colgado con la camiseta del 15 detrás, que no paraba de pedir a Tebow, vimos como la jugada acabó en TD. Mecagoentó. No solo nos habían dado por el orto, si no que además había sido Tebow. Que bajón. Al menos la pancarta hizo reír a uno que teníamos delante.

 

Fuimos Tebowneados

Pero no podíamos venirnos abajo. En el siguiente drive Troy Smith sufría un fumble que recuperaba, y Joe Nedney fallaba, dando al palo, un FG de 52 yardas… FUUUUU. Las jugadas continuaban, pero ningún equipo era capaz de anotar de nuevo. Al inicio del cuarto cuarto, los Broncos anotaban un FG que les ponía 10-3. Los ánimos se enfriaban. Menos mal que en el siguiente drive Troy Smith se vistió de gala y comenzó el festival. Para ello, se sacó un pase de dios sabe donde, tras correr un poco, bajo presión y a la virulé, que Delaine Walker atrapó entre dos defensas. Esto les ponía en la yarda 1 de los Broncos.

EUFORIA.

Tras una carrera sin éxito de Frank Gore, Smith’ corría hacia nuestra banda para anotar el TD. ¡¡¡La locura, Josebas, LA LOCURA!!! Banderas al vuelo, saltos en el pasillo, cantos, golpes de estos, pecho contra pecho… ¡Y solo habíamos empatado!

Pero todo había cambiado. Los Niners estaban envalentonados y su defensa fue capaz de parar al ataque de los Broncos, que por mucho Tebow que sacaran, no tenía nada que hacer. Y en el siguiente ataque de los 49ers, Smith’ volvía a comandarlos a una nueva anotación. Solo 4 jugadas le bastaron para conectar con Michael Crabtree, anotando un touchdown de 28 yardas. ¡Jugadón!

Lo mejor vino en la siguiente jugada. Tras el extra pint y el kick off, Gartzo y yo sacábamos nuestras pancartas de D-# y animábamos a la defensa de San Francisco. Y vaya si la animamos. En el primer snap, Orton corrió hacia su izquierda y sufrió un fumble que Takeo “cuello de tiburón” Spikes recuperó. ¡VAMOS! El drive terminó con un TD de Frank Gore, que se lo venía mereciendo, ya que había percutido como un campeón en la defensa de Denver.

Después de un susto en el kick off return, los Broncos anotaron un TD más, obra de Lloyd a pase de Orton. A pesar de que el ataque no pudo avanzar mucho más, la defensa volvió a ser determínate logrando una intercepción. Ahí ya sí, se acabó el partido. Victoria de los San Francisco 49ers.

 

¡¡¡Biiieeeeeeeen!!!

Por supuesto, nada más terminar el partido decidimos que debíamos volver. Aquello no podía quedarse en un simple one hit wonder, nada de eso. Tras unas fotos en los aledaños, echándole la bronca a Singletary y recibiendo un pase de Smith, nos fuimos al metro.

 

¡Pero tú qué!

¡Qué estoy yó solo!

¿Qué os parece el modo nocturno de mi camara?

Después de un gritón de horas en un vagón abarrotado, llegamos a nuestro destino, Picadilly Circus. Tras una jamada basura, nos fuimos a un bar de estos repletos de pantallas, donde retransmiten todo tipo de deportes, a ver el final del Vikings @ Patriots y como a Favre le rompían la mandíbula Cuando se terminó, tuvieron los santos güivos de poner baseball… ¡¡¡¡¡BASEBALL, TÚ!!!!!! Luego en un par de pantallas sí que pusieron en Steelers @ Saints, pero vamos, al terminar el primer cuarto nos fuimos a dormir, que estábamos reventados.

Así fue nuestro Sunday Football Day. Con unas ganazas de repetir increíbles, me despido de vosotros. Tened paciencia, que Gartzo colgará dentro de poco su experiencia el sábado.

Anuncios

7 Responses to “Post Wembley 2010”


  1. 1 Masi 10 noviembre, 2010 en 0:02

    ENVIDIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!ENVIDIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!

    En cantidades gritónicas por Diox!!!

    Gran entrada by the way, la he leído de pe a pa to enganchao! Gartzo tus entradas no molan tanto! xDD ( na hombre es coña, ya tienes bastante con los boys como pa deprimirte aún más xD)

    PD: Encuentro la falta de fotos con las Gold Rush….molesta.

    • 2 Gartzo 10 noviembre, 2010 en 8:10

      Masi, contigo no tengo un solo momento de respiro eh… ¡Que cruz! 😛

      En cuanto a la falta de fotos, que quieres, ¡es una de esas cosas que hay que disfrutar en directo!

  2. 3 555 12 noviembre, 2010 en 12:27

    Muy buena la crónica. Qué recuerdos. Mola la foto de la salida del metro con la calle atestada de gente. Se ve que llegasteis un poco tarde. A ver cuando colgáis la crónica de lo de Trafalgar, que yo también me lo perdí y tengo curiosidad por ver cómo fue.

    Saludos.

    • 4 Gartzo 12 noviembre, 2010 en 15:04

      Algo tarde sí que llegamos, nos quedamos sin poder entrar en el Tailgate 😦 Lo que tiene celebrar Halloween, jajaja.

      Ya estoy con lo de Trafalgar, la única pena que me da es no tener fotillos haciendo el chorra un rato, pero bueno os contaré lo que pudimos ver/hacer.

      ¡Un saludo!

      • 5 555 12 noviembre, 2010 en 22:10

        Por cierto, ya os vale: decís que no visteis a nadie con camiseta de los Seahawks y en las fotos que ponéis desde la grada de Wembley se ve a un par de tíos con camisetas de Seattle (Hasselbeck y Tatupu). En la que mejor se les ve es en la primera de dentro de Wembley (si el tío del chaleco reflectante no os ha dejado ciegos al mirar la foto).

        (perdonad por el porculismo)

      • 6 nuere86 12 noviembre, 2010 en 22:57

        Ala que jevy! XDDDDDDD

        To’ culpa mia, que estaba a lo que estaba (cheerleaders, se sobreentiende) y de los Seahawks tengo más bien poca idea! XDDDD


  1. 1 Fan Rally 2010 @ Trafalgar Square « Monday Night Blog Trackback en 16 noviembre, 2010 en 15:38

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Follow us on Twitter


A %d blogueros les gusta esto: