Week 18: Wild Card Reviews

Hola a todos. Ya casi no me acordaba de lo que era ver partidos a muerte, en los que si la cagas lo más mínimo te vas derechito a casa, y como te despistes mucho más, encima te vuelves calentito. Ha habido sorpresas que seguro que conocéis, pero ya que habéis tenido el valor de leer hasta aquí, ¿por qué no seguir?

Por cierto, no sé si sabréis que nos invitaron a dar nuestros pronósticos de los playoffs en el podcast de Football Speech, junto con los de los redactores y demás amigos footballeros… Pues menudo pequeño ridículo que hicieron aquí, vuestros héroes. 1-3 ambos. Bueno, aquí va un litel sicret, lo hicimos mal a posta para que no nos cojan manía y nos sigan invitando… Que no cuela, ¿no? Pues nada, mejor vamos con las reviews:

36 New Orleans Saints @ Seattle Seahawks 41 [By Gartzo]

La bella se comió a la bestia, Adán tumbó a Goliat, los Cowboys ganaron la SB en su estadio, y al patito feo se le cayeron las plumas y se convirtió en Matt Hasselbeck… Visto lo visto este sábado, ¡todo es posible!

-Ale, ya podéis hacer turnos... -Yo Pri!!

Después de la que se montó por que un equipo con record negativo se clasificó para playoffs, los comentarios eran unánimes: Los Saints se van a dar un paseo, con esto se va a demostrar que la NFL tiene que cambiar las reglas, el tamaño no importa: lo importante es como se usa… Es más, según ha podido saber Monday Night Blog a través de una fuente totalmente inventada, tras la victoria los jugadores de los Seahawks tuvieron que retrasar sus vuelos y compromisos con la familia. Para alegría de la aerolínea, la mayoría de plazas fueron cubiertas por los Saints, y digo la mayoría porque la secundaria se había ido de vacaciones bastante antes. Se ve que no querían pillar atasco.

Espero que el quarterback de Atlanta no se olvidase de echar la primitiva ese día porque sin duda ninguna le hubiera tocado, si se llega a poner camisa nueva lo mismo hacía valer el refrán de: Sábado, sabadete; camisa nueva y… Sí. Y eso. Pase por aquí, pase por allá y para el final del partido había sumado 272 yardas y 4 touchdowns el muy… El muyyyyyy. Marshawn Lynch le echó un cable con las 131 yardas, pero se llevó la palma con el carrerón de 67, esquivando defensores como quien va a por setas. Que aprovechen ahora porque la sorpresa ya la han dado.

Los que por el momento siguen siendo los últimos campeones del Lombardi se volvieron para casa con una bajona importante, y no es para menos. Empezaron poniéndose 10 arriba en el primer cuarto, y además habían interceptado a Hasselbeck, el guión parecía cumplirse hasta que los problemas del backfield (Brees terminó intentando 60 pases, completando 39 y consiguiendo 404 yardas y 2 touchdowns) y los nervios derivados permitieron acercarse y crecerse al equipo de casa. En ninguna de las anotaciones locales veréis a un defensor de los Saints cerca del balón, pero es que ni a 700 metros, había que ver la comodidad con la que se desmarcaban.

Es una pena, para mí al menos, que los de Louisiana se vuelvan para casa pero hay que reconocer que a los Seahawks les salió todo. Ahora les tocará viajar hasta Chicago para el partido de ronda divisional, como se les ocurra ganar…

17 New York Jets @ Indianapolis Colts 16 [By Gartzo]

El sábado era el día de no dar ni una, y desde aquí no queríamos ser menos. En este precioso 0/2 que nos comimos Nuere y yo se despidió el otro finalista de la última SuperBowl, ¡vaya timing! Y con todo ello, Rex Ryan reía y reía… ¡Su venganza se había cumplido!

¡Nuevo record mundial! ¡9.0!

Y eso que cuando Adam lasclavotodas Vinatieri ponía a los Colts por delante a falta de cincuenta y tres segundos con un field-goal desde el medio campo se le pusieron los cojoncillos de corbata (si no los visteis es porque lo tapa la papada, tranquilos). No sé si apreciasteis que los receptores de los Jets han encogido esta semana, porque todos los balones pasaban por encima de ellos, a lo estrella fugaz. Si alguno tiene algún problema en reconocer la ironía, tito Gartzo viene para sacaros de dudas: Era Sanchez el que andaba mal, parecía el lanzaovejas del Worms. Por suerte para la salud de Ryan, Greene y Tomlinson respondieron a la llamada como se esperaba de ellos, y también Nick Folk (en efecto, aquel que no atinaba con los FG en Dallas) que fue el que dejó el marcador con el resultado que veis arriba.

Vale que la ofensiva de los Jets consiguió quemar mucho reloj para no dejar tiempo a Peyton (que parece ser que tuvo a bien compartir el tiempo de juego utilizando también la carrera) pero los Colts no anduvieron demasiado finos tampoco. Ahora habría que asumir responsabilidades sin excusarse en las lesiones durante la temporada, o en el Goodellato, o en su puta madre. Aunque ahora que lo pienso, lo primero que me gustaría es que se me explicase el timeout a falta de medio minuto y cuando los Jets se acercaban a la end-zone.

Por si el head coach Neoyorquino no hubiera sido lo suficientemente cansino, ahora clama venganza contra los Patriots. Me recuerda a Mr. Denholm declarando guerras (lo siento, toca aprender inglés porque no lo he encontrado subtitulado) Pues este igual con sus vendettas. Vamos Tom, dales pa’l pelo…

Y aprovecho para cerrar esta review diciendo que el que no vea esta serie no tiene perdón, y si la ve doblada, menos.

30 Baltimore Ravens @ Kansas City Chiefs 7 [By Nuere]

Vaya owned que me comí con este partido, señores. Un en toda la boca con todas las de la ley. El único consuelo que me queda es que no fue un Flaccowned, que ya hubiese sido la repanocha.

Comentaba yo, feliz e inocente, que la clave del partido estaría en la defensa de los Chiefs. Daba por hecho que la de los Ravens iba a dar la talla. No esperaba que en vez de dar la talla mearan en la boca a sus rivales, que es lo que, hablando en plata, hicieron. Pero volvamos a los Chiefs. La ofensiva de los Ravens empezó con un drive largo, pausado, tranquilo. Alternaban un pase profundo a Anquan Boldin, de 27 yardas, con varias carreras de Ray Rice, y unos pases seguros a Todd Heap, el tight end, que superó las 100 yardas. En la yarda 1 de Kansas City, llegó el susto, ya que Joe Flacco hizo temer a los seguidores por una nueva debacle al sufrir un fumble que recuperó. Baltimore no podía conseguir el touchdown y se tuvo que conformar con un field goal facilón.

¡Que paquete tienes Nuere! Digo, ¡Que paquete eres!

Los Chiefs, tenían el balón y los ojos del mundo, igual un poco exagerado, se posaban sobre las hombreras de Matt Cassel. No me pareció ver ningún bote con el apéndice del muchacho, y creedme que eso marcó el devenir del encuentro. La defensa de los Ravens cumplió y los Chiefs despejaron. El nuevo drive de los Ravens tenía la misma pinta que el anterior, poco a poco, inch by inch. Sin prisa pero sin pausa. Y entonces Flacco sacó a relucir el artículo 28 y la lió, again. Un nuevo fumble que esta vez no recuperaron. Los Chiefs estaban en su propia 46 y tras un carrerón de Jamaal Charles se ponían por delante en el luminoso. 3-7 y el respetable se echaba las manos a la cabeza.

Baltimore lo intentaba en el siguiente drive, pero nanai, la defensa de Kansas City estaba on fire. Punt y a confiar en Ray Lewis y compañía. Y es normal que confíes en esa gente, te sacan las castañas del fuego en cualquier momento. Primero interceptaron a Cassel, pero perdieron el balón, a lo Nate Clements. Pero es que luego, en el mismo drive, consiguieron forzar un fumle. Y a partir de ahí, coser y cantar.

Bueno, tampoco hay que pasarse, que a finales del tercer cuarto iban 13-7 y los Chiefs seguían manteniendo las posibilidades. Pero nada, no había manera. Cassel sin apéndice no es el mismo Cassel que ha maravillado a la liga. ¡Que se lo devuelvan! La defensa le hizo sufrir, le interceptó dos veces más, y le molió a palos, desesperándolo. Mientras tanto Flacco se lo tomaba con calma y conseguía mover la ofensiva, para conseguir dos nuevas anotaciones más. Una tras un pase a Boldin y la otra gracias a una carrera de Willis McGahee, que dedicó a la hinchada local, a lo Special One.

Con esto se acaba la historia de los Chiefs, pobrecicos ellos, yo tenía fe. Los Ravens avanzan, gracias a su defensa, yo seguiré criticando a Gorddo, y se medirán a los Steelers en la nunca mejor llamada ronda divisional.

Mini-Comentario de Gartzo: Reconozco que no pude ver el partido, pero de lo poco que me he mirado, y lo que me han ido contando, menudo festival de turnovers que se marcaron los de Kansas, todo un espectáculo de luz y de color. La única alegría en forma de acierto que me trajo el fin de semana fue esta, así que guardaré el partido cual diario de adolescente. Mira, pues a lo mejor no…

21 Green Bay Packers @ Philadelphia Eagles 16 [By Nuere]

¡Bueno, bueno, bueno! ¡Que partidazo! El Twitter estaba que ardía mientras los aficionados footballeros comentábamos lo que nos iba pareciendo el encuentro. Que si Rodgers está muy guapete con el pelo corto, que si DeSean se había lesionado, y menos mal, que si Andy Reid amarrategui… Yo además estaba con mi buen bro Gartzo comentando la moviola por el Spyke. Pero empecemos por el principio, que es como se hacen las cosas.

Este era para mí el partido más interesante de la jornada. No solo jugaba mi equipo, si no que lo hacía en un duelo tremendamente igualado, interesantísimo, con dos ataques espectaculares. Los Eagles comenzaban el partido con el balón en sus manos. Todos temíamos la explosividad de su ataque, con Michael Vick a la cabeza, pero la defensa de los Packers se mostró intratable. Primera jugada, primer sack. No pudieron lograr el primer down, y se vieron obligados a despejar. Y vino el lío. El returner no llegó a coger el punt, y el botón botó un par de veces cerca de la banda, y varios jugadores de los Eagles lo rodeaban, prestos a pararlo lo más lejos posible de su zona de anotación. En esto que aparece por ahí una melé formada por más jugadores de Philadelphia y un pobre muchacho de Green Bay, Brandon Underwood, cornerback que suele jugar en los equipos especiales. Pues le empujan y empujan, echándole fuera, con tan mala suerte que pisa el balón sin querer. Inmediatamente, los jugadores de los Eagles se abalanzan sobre el mismo, ya que al haberlo tocado (sí, simplemente con el pie), se interpreta que Green Bay ya ha tenido su posesión, pero que la pierde, un fumble. Los Eagles recuperaron el punt en una posición magnifica, la yarda 41 de los Packers.

Pero nada, la defensa seguía fuerte, tapando las rutas de escape de Vick y parando las carreras de LeSean McCoy. Así que se dispusieron a chutar un field goal de 41 yardas. Asequible para David Akers, uno de los kickers más precisos de la NFL, pro bowl en cinco ocasiones. Pero nada, el viento dificultaba la patada, y los Eagles fallaron. Comenzaba el turno de los Packers. Tras unos pases de Aaron Rodgers, intentaron correr un poco, con Brandon Jackson, pero nada, a despejar. Afortunadamente, la defensa seguía en liza, y los Eagles tampoco pudieron completar un drive anotador. Cabe destacar que fue en uno de estos dos drives de los Eagles, el primero creo, en el que DeSean Jackson, el magnifico wide receiver y punt returner de Philadelphia, se lesionó. McCoy le cayó encima y su rodilla se resintió, teniendo que ser atendido en los vestuarios. Los gestos de dolor en la banda eran evidentes.

¡BANZAAAAAAAAAAAAI!

Surgió entonces el meteoro. 2nd&10 en la 32 de Green Bay. Balón al 44, que corre 27 yardas como alma que lleva el diablo, esquivando defensores entre los huecos abiertos por la línea. Whaaaaaaaaaaaaaat? Las búsquedas del muchacho en la internei subieron como la espuma, mientras los Packers seguían avanzando, moviendo las cadenas. Aaron Rodgers termina el drive pasando a Tom “No me llames Michael” Crabtree para anotar el primer touchdown del partido. 68 yardas de las cuales 45 eran propiedad del desconocido. Who is this guy? Pues este chico es James Starks, novato, drafteado en sexta ronda, pick global 193, por los Packers y que se ha pasado la mayor parte de la temporada lesionado. Pasó sus días universitarios en Buffalo, y ya entonces prometía cantidad. Desgraciadamente, una lesión en el hombro le hizo perderse su última temporada enterita, al tener operarse, de ahí que bajara tanto en el draft. Tiene 24 años y mide 1,88 metracos. Una mala bestia, vaya.

Como podéis comprender, este drive fue una enorme sorpresa para propios y extraños. ¿Los Packers corriendo? Mucho y bien. La defensa seguía enchufada y tras un sack de Clay Matthews III, los Eagles se veían obligados a despejar. Los Packs volvieron a avanzar, tranquilos, seguros, con calma. Calma la suya, porque a mi, los muy ‘joputas me pusieron los huevos de corbata con dos fumbles, uno de John Kuhn y otro de Rodgers. Recuperaron ambos y pudieron finalizar el drive con un TD de James Jones.

¡Les he dejado el culo hecho fosfatina!

Todo pintaba estupendo. Los Eagles no podían anotar un TD y nos fuimos al descanso con un 14-3, que pudo ser mayor si Jones no deja caer un pase milimétrico de Rodgers. El partido podría haberse sentenciado al inicio del tercer cuarto, pero tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe. Rodgers sufrió un sack que le hizo perder el control del ovoide. Posesión para los Eagles y touchdown fácil de Jason Avant, que a falta de recepciones de Jackson y Maclin se convertía en el objetivo de Vick. Pero eh, chist, tranquilidad, que con un juego de carrera decente, las cosas están controladas. Drive para touchdown de Brandon Jackson, tras un screen pass y que el running back esperara pacientemente a sus bloqueos.

Comenzaron entonces una serie de decisiones dignas del mismísimo Clemente, en la que ambos entrenadores querían amarar el resultado. McCarthy, aunque sea lo tenía, pero Reid… En un 4th&1, en la 16 de Green Bay, no se la jugaba, a falta 13 minutos. El destino premia a los valientes, y Akers volvió a fallar. Esta vez un FG sencillísimo, de 34 yardas. Todo parecía sencillo para los Packs, pero nada, a amarrar el resultado. Con muchos hombres en el backfield, los chicos de Green Bay intentaban agotar el reloj, pero la defensa de Philadelphia estaba crecida, creía en la remontada, como otras veces. Yo ni estaba crecido ni estaba , acojonadillo me encontraba, cagándome en McCarthy. Los Eagles anotaron, en un 4th&1 en la yarda 1, tras una carrera de Vick. Fallaron una conversión de 2 puntos que tuvo que ser repetida, ya que el receptor había pisado fuera antes de coger el balón. Pero nada, la magnifica defensa les hizo fallar de nuevo.

A falta de 4 minutos, los chicos de verde y oro estaban 5 puntos por delante. Un FG y pa’ casa. Pero no. Carrera y más carrera, con hasta tres hombres en el backfield. ¡Pero pasala! El punt nos las ponía a todos de corbata. Tim Masthay tenía enfrente a DeSean Jackson. No quería volver a ver una remontada a lo Giants. Esas son divertidas cuando se las hacen a otro equipo, no al tuyo. Pero los equipos especiales pudieron pararle. A falta de 1:45, el partido estaba más abierto que nunca. Desde la 27 de Green Bay, Vick lanzaba un pase directo a la end zone. Afortunadamente, por ahí pasaba un tal Tramon Williams, líder en intercepciones del equipo, que, posesionándose magníficamente, atrapa el balón y cierra el partido. No sin antes pasearse por la zona, sin haberse dado cuenta de que la jugada no había terminado. ¡TIRATE! Gritamos muchos. Y le tiraron entre todos, vaya que sí.

Así que los Packers viajarán a Atlanta, para medirse a los Falcons. Par-ti-da-zo.

Mini-Comentario de Gartzo: Ni medio partido fue necesario para darme cuenta de que la había cagado (pero bien) en las previews, para alegría de Nuere, Amidala1613 y demás fanses de Green Bay. Recuperamos el Skype como forma de comunicación barata y eficiente, y las paridas se intercalaban entre cada pase, cada carrera y cada vez que Clay Matthews III nos enseñaba los musculitos… Vamos lo usual en nosotros (y en Clay).

Cuando al poco del tercer cuarto dejé de ver el partido porque duty calls, y después de recibir mi habitual ronda de insultos (curioso cuando algunos nos acordamos aún de cierto sábado alrededor de las 23 horas) se me nombró en el twitter: Algo gordo había pasado y no bueno para lo Packers. No volví, pero deje un tuit en el que mandaba todo mi apoyo a los cheeseheads (no os acostumbréis, malditos). Por la mañana todo fueron alegrías para algunas personas, pero no para mí, que no me gusta madrugar.

Fue un owned, pero no supo nada mal.

Y así damos carpetazo a la ronda de Wild Card, a nada que nos despistemos tenemos los siguientes partidos encima, ¡que los playoffs no esperan a nadie! Un saludo.

Anuncios

1 Response to “Week 18: Wild Card Reviews”


  1. 1 David 12 enero, 2011 en 0:02

    Pues si os sirve de consuelo, servidor tb hizo un maravilloso 1-3 en los pronósticos, acerté sólo los Packers, y gracias a Ackers !!! menos maaaal !!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Follow us on Twitter


A %d blogueros les gusta esto: