Week 20: Conference Previews

¿Dispuesto a una nueva sesión de tonterias, conspiraciones judeomasonicas e improperios ilógicos a la par que muy lógicos? ¿Cómo? ¿Que por supuesto? ¡Vaya, sí que eres valiente! ¡Más que el dietista de Rex Ryan (ver referencia abajo! ¡Más que un ateo placando a Tim Tebow! ¡Más que los Vikings confiando en Singletary! A leer, se ha dicho, figura.

New York Jets (11-5-0) @ Pittsburgh Steelers (12-4-0) [By Gartzo]

A principio de semana me dice Nuere:

– ¿Te imporía ser tu el que le dé un repasillo a la Americana, que yo no puedo? Y ya sabes a lo que me refiero.

Alegría. Emoción. Impaciencia. Máscosasquenoosvoyacontar. Me extrañó, pero por un Bro cualquier cosa:

– Joder, ¡pues claro que sé a lo que te refieres! Cagonsos, es mucha responsabilidad, pero la acepto porque te aprecio. Ya te contaré.

Y tan feliz que iba yo por la vida hasta que me preguntó si las tenía escritas ya. ¿Escritas? Este chaval se ha perdido en algún capítulo de Barrio Sésamo -pensé. Y no va y me suelta que hablaba de la… ¡CONFERENCIA AMERICANA! Disgustazo. Pero soy un hombre de palabra y encima me gusta el football, así que aquí estoy.

Hostias, ¡un dietista! -Dietista, Crrr.

Los Jets vuelven a estar a un paso de jugar la SuperBowl, al plantarse en la final de conferencia por segundo año consecutivo tras dejar atrás a los Colts primero, y a los Patriots después. Mira que como se zumben también a los Steelers no podríamos decir que sería injusto verlos en Dallas. A más de uno no le hace demasiada gracia que eso pase, por no ver a un tal Semáforos levantando un Lombardi, pero a su vez sería la mar de chulo ver a LT con un anillaco. Eh, no vayamos a vender la piel de Big Ben antes de sackearlo.

Por mucho que haya definido a Rex Ryan como un bocazas, y no me estoy retractando de lo dicho porque de verdad lo es, ese carácter le ha hecho llevar a su equipo de nuevo hasta este nivel. No puedo olvidarme de la charla que dio a sus jugadores en el training camp de este año, donde se marcó esta pedazo de frase:

“Last year, hey, we are under the radar, that’s a good place to be. FUCK THAT! The good place to be is when expectation are high. Get use to it, it’s always gonna be that way.” (Traducción: El año pasado decian: Hey, pasamos desapercibidos, es un buen sitio donde estar. ¡QUE LE JODAN! El mejor sitio donde estar es cuando la expectación es alta. Acostumbraos, porque va a ser así siempre).

Os lo digo, me impresionó. Y por cierto, los capítulos completos de Hard Knocks los podéis encontrar pasando por esta página de nuestro buen amigo de NFL-Media. Se está demostrando que su gran arma está siendo la defensa, y con ella ya ha conseguido hundir varios acorazados, entre ellas a este mismo equipo de Pittsburgh cuando se encontraron en la semana 15.

Jose Luis Moreno tiene un nuevo muñeco al que meter mano

Aquella fue una victoria por los pelos, pero victoria al fin y al cabo, y cuando el equipo más lo necesitaba. Llevaban varias semanas creando un gritón de dudas, pero se levantaron para no volver a perder ningún partido, hasta la fecha de hoy. Ahora estamos en otra época muy diferente: Estamos hablando de playoffs, muchacho. Palabras mayores.

Los Steelers, ese equipo que quiere llegar a la SuperBowl dos años después y conseguir el Lombardi por séptima vez (abusones, solo os falta ser Texanos), tratará de evitar que veamos a Rexy y a su tropa como representantes de la Americana. Es bien sabido que armas no les faltan, pero no pueden permitirse de nuevo una falta de concentración como la de la semana pasada frente a los Ravens.

Entiendo que la defensa de estos también estuvo increíble, pero ya pueden dar gracias de que al final pudieron remontar. Sería un poquito de cabrón decir que Big Ben, aquel que se comió a otro hombre sin masticar ni , tiene hambre de más títulos. pero lo cierto es que la tiene. Mucho tiempo tuvo para meditar sobre ello al principio de la temporada donde tras 6 partidos fuera por sanción, volvió para ser un niño güeno. Llamémosle Benjamin Todd: el Jrande. De su manita estará Mendelhall, y por si fuera poco, la mejor defensa de la temporada. Tela acerera.

En cuanto al ganador, con decir que me encantaría ver una final entre Steelers y Packers creo que lo digo todo, y ya de paso cierro mis pronósticos. Aún teniendo que aguantar después a mis dos empaquetadores preferidos, merecería la pena.

Green Bay Packers (10-6-0) @ Chicago Bears (11-5-0) [By Nuere]

Athletic Club – Real Sociedad, Sevilla F.C. – Real Betis Balompie, F.C. Barcelona – RCD Espanyol, Deportivo de la Coruña – Celta de Vigo, Atletico Madrid – R. Madrid… El fútbol español está lleno de derbis, partidos de rivalidad histórica, propiciada por motivos geográficos. Todos ellos están marcados a fuego en el calendario de sus seguidores. Son victorias que tienen el doble de valor, el doble de merito. Y como siempre pasa, esto no solo ocurre en la Liga Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (magnifico nombre para una liga, sin duda), no señor. En la National Football League (así sí) también hay derbis. Posiblemente, uno de los más conocidos sea este, el Green bay Packers @ Chicago Bears. Si este fuera un derbi en tierras calidas recurriría a Ennio Morricone. Pero no. No podemos tocar la harmónica, vestirnos con sombreros de vaquero, mascar tabaco y pegar tiros. Esto es un derbi del norte, del frío. Un duelo sobre la blanca nieve, con los músculos entumecidos, el vaho saliendo por la boca y los dientes castañeando. Cuando el árbitro marque el inicio, se desatará el caos. Un caos genial, bello y maravilloso, pero violento y brutal a la vez.

Los Chicago Bears son bien ilusos...

Que este es el partido más repetido de la NFL no es nada nuevo. Muchos ya os habréis leído varias reviews en las que se relata la rivalidad histórica entre estos dos equipos. Por eso no voy a analizar ampliamente el encuentro, ya se ha hecho. Me centraré en algunos detallitos. Personalmente, Chicago es el equipo que peor me cae. Ya lo dejé claro, pero lo repito: A los Bears, ni agua. Y partiendo de esa base, esta previa va a tener hondonadas de subjetivismo, en pequeños detalles, pero todo subjetivo. Y como esto es un bló, no pasa ná.

Con ce de cateto

Hay algo que no se está comentando como es debido sobre este partido. Una minucia de vital importancia sobre Chicago que muchos obvian y que me hace pensar que los Packers van a jugar contra 12 jugadores. ¿De donde es Obama, actual presidente de los EE.UU., líder del mundo libre, con un carisma que ya querría cualquiera?

De Chicago.

Y revisemos una de las decisiones más impactantes de la NFL en la presente temporada: Recepción de Calvin Johnson durante la primera jornada para anotar un touchdown ganador en los últimos compases del encuentro. Dicha anotación fue revocada alegando ser incompleto en lo que causó uno de los mayores revuelos que se recuerdan. ¿Contra quien jugaban los Lions?

Contra Chicago.

Pero estoy tranquilo. Green Bay tiene un equipazo y ha aprendido a dejar de dispararse en el pie para disparar al contrario. Ahora cometen pocas penalizaciones. Ahora son una escuadra tácticamente obediente, sin errores infantiles, como esos que hacían los Cowboys, antes de ser eliminados. Ah, que no llegaron a play offs. Lejos quedan aquellos tiempos en los que las penalizaciones, más o menos rigurosas, más o menos justas, acababan costándoles los partidos. Recuerdo aquel partido, por ejemplo, en el que se cometieron ¡18! penalizaciones, por 5 del contrario… Eso está superado. Pero… ¿Contra quien jugaron aquella semana?

Contra Chicago.

Incluso así estoy guapete

Que no os engañen, cheeseheads, esto no va a ser un partido, va a ser una encerrona. El olor a trapa (Data, se dice trampa. Eso he dicho, trapa… joder, Nuere, ya habíamos superado esta tontería de Los Goonies), el olor a trampa llega a Bilbao, y estamos de la hostia de lejos de los yuesei. Toda la temporada ha sido cuidadosamente orquestada por los esbirros de Goodell y Obama para que este domingo, en este partido, final de la NFC, los Packers caigan contra su mayor rival. ¿Y donde se juega el partido?

En Chicago.

Los Bears tienen 11-5 y los Packers 10-6, así que la derrota de los Bears contra los Lions podría haber cambiado el lugar de este encuentro. Tengo fe en mi equipo. Tengo fe en Mr. Aaron Rodgers. Pero ah, lectores, desconfiad de los elementos. Desconfiad del Goodellato, pues los hilos con los que nos manejan acaban de ser sacados a la luz. Solo el más fuerte sobrevive. Eso es lo que dicen. Pero si no se lucha en igualdad de condiciones, el más fuerte no puede ganar. No es una pelea justa. En estas peleas solo los sublimes sobreviven, se alzan contra los elementos, contra el viento, contra Goodell, contra Obama y contra el puto Tony Montana si hace falta. ¿Y sabéis cual de los dos equipos es sublime?

Los Green Bay Packers.

 

Anuncios

0 Responses to “Week 20: Conference Previews”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Follow us on Twitter


A %d blogueros les gusta esto: