Week 20: Conference Reviews

Hola a todos. ¿Como va esa cuenta atrás para la Superbowl XLV de Dallas? Nosotros estamos impacientísimos, empezando a planear lo que puede ser una gran noche, pero de esto ya os contaremos más adelante, no vaya a ser que lo gafemos.

Es por eso que esta review llega algo tarde, lo estábamos celebrando desde el domingo. Sí, no penséis que por ser de los Cowboys no me alegre de ver a los Packers pasar a la final. Reconozco que el lunes sobretodo, me volví loco de emoción. Va a ser la hostia… Uy perdón, que no puedo contar nada aún. Os dejo las reviews entonces:

21 Green Bay Packers @ Chicago Bears 14 [By Nuere]

Como ya ha comentado Gartzo, me gustaría pedir disculpas por la tardanza. La cuestión es que después del partido del domingo, tuve tal cantidad de eyaculaciones masivas que me encontré con una deshidratación post-conference que me obligó a guardar cama, imposibilitado para cualquier actividad intelectual, terriblemente aquejado por espasmos de placer. Bueno, eso, y la memoria del PFC… Sí, quizás esto último haya tenido más que ver. Para compensarlo os espera una señora crónica. Esperemos que no sea demasiado peñazo:

Como diría Tarvold… VICTORY!!!

Antes de comenzar a verter babas sobre la pantalla, un recadito para los entrenadores defensivos de los Packers, esos que tan magnifico trabajo han hecho ajustando la defensa ante todas las bajas sufridas: Por favor. Por favor os lo pido. Enseñad a los putos jugadores defensivos que hacer cuando interceptan un pase. ¡Por favor! Nada de llevarlo como si fueran pompones de las animadoras. Nada de ponerte a correr con él a lo loco. Nada de sujetarlo como si les fuera a provocar la sífilis. ¡Por dios, que están jugando con los corazones de miles de personas! ¡Que se arrodillen!

Aunque la verdad es que no me pudo meter con Raji. Por si fuera poco con su enorme calidad, es taaaaaaaaaaan adorable. Esa carita de gusiluz negro que tiene. Esos muslamenes que seguro que producirían el mejor jamón 5 jotas jamás visto. Esas celebraciones, en apoyo a Rodgers, simulando el cinturón. Si ya lo decía John Madden. “I love to see a fat guy score. Because first you get a fat guy spike, then you get the fat guy dance” Y que bien baila Raji. ¿Terremotos Lynch? No way!. Terremotos Raji. La repera, vamos.

Pero vayamos al partido, en plan crónica seria y esas cosas. Que madre mía. Pasó por todas las fases posibles. Apabullamiento de los Packers durante la primera mitad. Remontada imposible de los Bears durante la segunda. Instantes de intriga. Interceptaciones. Hostias como panes. Lesiones. Tensión a raudales. Todo lo que se le puede pedir a una buena final de conferencia. Los Packs, como decía, empezaron arrasando por la vida. James Starks corría con soltura y Mr. Aaron Rodgers conectaba con sus receptores con facilidad. Greg Jennings y Jordy Nelson ayudaron en el drive del primer touchdown, en el que, tras una jugada de engaño, Rodgers corrió hasta la zona de anotación. Ahí empezó mi uyuyuyuyuyuyuyuy, y más cuando vi la rejostia que le daban nada más entrar. Corrió una yarda, pero se me hizo eterna.

¿En serio este pringado se está metiendo conmigo?

La defensa se mostró imperial, parando drive tras drive de los Bears. Jay Cutler lanzaba melones, y si sus receptores le gritaban ”¿¿¡¡Pero a donde vas!!??” él solo podía responder “melones lanzo” (ba dum ts). Tras unos drives sin importancia, en los que ninguno de los equipos conseguía avanzar con continuidad, James Starks anotó su primer TD en la NFL. 4 yarditas de carrera en un drive en el que lo más destacable fue la rotura de cintura de Brandon “pakomaru” Jackson a Brian “el oso sin pelo” Urlacher. Tiki taka con las caderas, y que llamen a la ambulancia que las de Urlacher están por los suelos. Se lo viene mereciendo el chaval (el TD de Starks, hombre, no que a Urlacher se le rompa la cadera, malpensados) ya que en sus ultimas actuaciones había resultado decisivo para la victorias de Green Bay.

Los últimos minutos de la primera mitad fueron dignos de un gran “WTF?” Primero, Rodgers lanzó un pase a Donald Driver, que se fue muy bajo, le rebotó en el pie, y fue interceptado por Lance Briggs. Whaaaaat??? Pero es que, en el siguiente drive, con 49 segundos restantes y una oportunidad de oro de los Bears para meterse en el partido, Cutler se dijo a si mismo, “eh, yo también quiero lanzar interceptaciones” y ale, pase a Sam Shields. Rrrrrrabo por Cutler.

Y así empezaba la segunda mirad. Con Cutler igual que en la primera, sin poder avanzar yardas.  Los Packers seguían a lo suyo. Pim pam, se plantaban en la 6 de Chicago, dispuestos a anotar y cerrar el partido. Apareció entonces por ahí Urlacher, que ya había cazado a Rodger con un sack, y le volvió a cazar, pero con una interceptación. Campo abierto y huevos de corbata. Pero ay, el pobre Brian, que a las 10 yardas ya estaba reventado y cayó ante un abro enormes comillas placaje cierro enormes comillas de Rodgers. Así me gusta, ARod12, arreglando el desaguisado.

Vino entonces la sorpresa, cuando vimos salir a Todd Collins, que parecía recién levantado, con el pijama puesto, y todo. Llegaron las preguntas. ¿Qué ha pasado con Cutler?, ¿Decisión técnica?, ¿Lesionado?, ¿Pero cuándo?, ¿Qué cojones hace Collins en pijama? El Twitter echaba humo, y mientras, el pobre QB suplente casi la lía con otra interceptación. Rodgers seguía cortocircuitado. Le habían sacado del partido a base de hostias y dos interceptaciones. De hecho, más adelante, Julius Peppers le dio una buena, casco contra mentón. ¡Que perro! ¿¡A ver si llamo a Michael Vick!? (Toque de humor negro del día) Así que tocó despejar. Afortunadamente, Tim Masthay está jugando a un gran nivel, para lo que es un punter, claro. Se ha enfrentado a tres de los mejores returners de la liga, si no los mejores, y solo los Falcons anotaron de esta manera, y fue tras un kick. Devin Hester tuvo un papel testimonial. No así Tramon Williams. Héroe en los dos partidos anteriores, parecía decidido a causar infartos, sufriendo fumbles en dos de los retornos que realizó. Afortunadamente, fueron recuperados.

Llegó entonces el WTF!? supremo cuando salió Caleb Hanie, el tercer QB. Vino a mi mente un tal Willie Beamen, que dicho así, te quedas igual, pero si te digo que es prota de “Un Domingo Cualquiera”… la cosa cambia. Me lo imaginaba motivándose a tope, con las bandas sonoras de pelis como Rudy o Titanes. Le veía escuchando es su cabeza las míticas charlas de “pulgada a pulgada” o “yo era el menor de 13 hermanos y tenía que cuidar de ellos”. Incluso un “Clear eyes, full hearts”… He de reconocerlo, estaba acojonadillo. Y más cuando en el primer drive consiguieron anotar. Pero aún así, que defensa. Green Bay, a falta de un Rodgers a un nivel decente, se estaba sustentando en una magnifica defensa. Después de ese TD, no les dejaron avanzar, les pararon hasta que salió el Raji rumboso que anota TD a una sola mano. Pero nada, el partido no quería cerrase. En el siguiente drive una cagada defensiva (sí, esa que estaba sustentando al equipo XD) permitió que los Bears se pusieran a 7.

¡Por dios, Sam, trata de arrodillarte! ¡Trata de arrodillarte!

A falta de 2:53 para el final, Chicago comenzó un drive que les llevó hasta la yarda 29, en 4th&5. Apareció entonces por ahí Sam Shields, de nuevo, cornerback novato, otro de los come of nowhere, de los que nadie se espera. Interceptó a Hanie para completar un partidazo, con 4 placajes, un sack, un fumble forzado y dos interceptaciones. Habría sido aún mejor si en vez de ponerse a correr como pollo sin cabeza se hubiera arrodillado. Pero tampoco nos vamos a quejar demasiado…

Así, los Packers ganan la NFC. Otro equipo más que, partiendo del seed 6, llega a la Super Bowl. Pero antes, tenemos el partidazo del siglo, conocido como la Pro LOwL. No se lo pierdan, señores, que promete emoción a raudales. Hondonadas de emoción, vamos. Ya hablaremos de ello, ya.

19 New York Jets @ Pittsburgh Steelers 24 [By Gartzo]

¿Hay algún aficionado de Pittsburg leyendo esta entrada? Si es así, enhorabuena por haber sobrevivido. No, no me refiero a la suerte de poder ver a tu equipo en una SuperBowl por tercera vez en seis años, sino porque tu corazón ha sido capaz de soportar toda la tensión. Esa segunda mitad que tanto os sobró no tuvo que ser nada fácil. Y es que si algo se daba por hecho en el Heinz Field tras el 3-24 después de los dos cuartos iniciales es que los Steelers se iban a merendar a los Jets. Vuelta y vuelta.

"Hoy sí. Esto es el pie de foto" - BB. ¿Cual es tu problema, tío?

Fue durante este tiempo en el que Roethlisbergher desplegó todo su repertorio, acompañándose de un excepcional Rashard Mendelhall en el juego de carrera para demostrar que si en algún momento a lo largo de la temporada parecían desahuciados, era porque querían parecerlo. Desde el primer drive demostraron saber llevar el control absoluto del juego, y lograron un touchdown ¡habiendo quemado 9 minutos de reloj! Los de Rex Ryan no eran capaces de encontrar manera de parar a esta ofensiva, y la suya propia no parecía muy engrasada, lo cual presentaba unos serios problemas a la hora de plantarle cara al partido. Big Ben contribuyó a los primeros infartos de la noche cuando lanzó un pase hacia Mendelhall que Thomas supo ver bastante mejor, ¡no todo iba a salirle bien! Es más, terminaría el partido con otra intercepción que añadir a su colección.

Si antes decía que el quarterback desplegó todo su repertorio es porque a sus usuales misiles tierra-aire añadió sus no menos conocidos scrambles (o meadillas al ojo a la defensa rival). Esto es lo que siempre he odiado de Big Ben. Bueno más que odiarlo es por que me pone nervioso, y me molesta. No hay quien le tire al suelo (normal, por otra parte) y aunque tenga a mil defensores colgando del mismísimo 7, sigue ganando yardas el cabrón. Creo que donde terminé de cogerle manía fue en la Superbowl contra los Cardinals, que le vamos a hacer, bueno ahí y en el Madden, que entre él y Manning me daban un por culo que pa’que. Yo creo que lleva un gran quarterback dentro de sí, pero porque se lo ha comido. No me jodáis, ¿habéis visto como le queda el casco? Si parece que lo va a reventar. No tengo claro quien protege a quien…

La defensa de PIT se ocupó de tener entretenido a Mark Sanchez entre sacks y hurries, lograron incluso sacarle un fumble y anotar en el retorno. Todo aquello antes de pasar por vestuarios, donde los primeros se apagaron, y el segundo se creció. Hasta esa barba tan de playoff que Nuere y yo nos estamos dejando pareció funcionarle, y después de quitarse un peso de encima mientras charlaba con Brunnell (menos mal que no estaba Mariano por allí o le da un tortazo que se matan los dos) se entonó. Si la defensa al principio le decía: “Aquí están nuestros huevos”, él, alegremente se agarraba la Sanchize y respondía: “Y aquí están los míos” mientras lanzaba un pase de 45 yardas hasta las manos de Santonio Holmes, vengando el pasado de ambos y demostrando que iban a por el partido.

Hay que ver lo bien que se entienden ambos para conocerse tan poco… Oh, esperad, que Holmes siempre le estaba diciendo que invitaba al cine y a cenar a su QB favorito. Sí, sí, cine; Sí, sí cena. Santonio, no nos cuentes tú las películas anda.

Un cambio de tema rápido, para mejor comprensión de lo que quiero comentar: ¿A alguien le ha pasado, en terreno ligoteril, estar trabajándose toda la noche a alguien para que en el último momento te haga la del cuco y, vamos a decirlo fino, te deje con la miel en los labios? Pues eso mismo les pasó a los Jets: Se pegan más de ocho minutos de ataque para que a Tomlinson le dé por quedarse a una yarda de la end-zone rival en 4&1. Tatxdaun Interruptus.

Y una vez más, todo lo que había conseguido la cortina de acero, lo tiró por la borda el ataque cuando un mal snap terminó con Big Ben placado en la end-zone para un safety. “Claro que sí, por qué no diezmamos a nuestros aficionados, que estamos hasta la coronilla de tanta Terrible Towel debieron de pensar.

Inciso: Cuando más Terrible me parece la toallita de marras es en el mes de lucha contra el cáncer; La causa es buena, pero la imagen… Fin del inciso, pero ahora no consigo olvidar el horror de toalla.

Cuando Rexy pose para la foto, ¡le hacemos así! -¿Y a Gartzo? -¡A ese también!

Este fue el instante en el que Sanchez respondió a los que le criticaban por su falta de sangre en momentos clave, lanzando pases certeros en el que su máximo objetivo fue el TE Dustin Keller y guiando un drive de cuatro minutos y medio. A partir de aquí solo quedaba que la defensa parase al equipo de casa, iba a estar todo en sus manos, pero no lo consiguieron. La imagen de Rex Ryan lanzando con fuerza los cascos contra el suelo cerraba el capítulo Neoyorquino por esta temporada, en la que han repetido destino respecto al año anterior pero con mucho más bocachanclismo (correcto, me acabo de inventar la palabra) de por medio.

Que los Jets no se pudieran clasificar me da mucha pena por LT, como creo, le pasa a mucha gente. Por lo demás, y como ya puse en mi Twitter “Creo que se ha hecho justicia y ahora nos toca la mejor SuperBowl posible, sin duda”. Lo dicho.

Anuncios

1 Response to “Week 20: Conference Reviews”



  1. 1 online casinos Trackback en 4 noviembre, 2014 en 15:52

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Follow us on Twitter


A %d blogueros les gusta esto: