El football y yo [By Willy Bistuer]

Hola a todos. Aquí estamos una entrada más, aunque sin nada que podamos considerar como escrito propio. No os preocupéis que estamos trabajando en ello, así como en hacerle un lavado de cara al blog, pero ahora que las noticias se centran en el más que posible lockout la variedad de temas es reducido. Hoy os traemos otro football y yo, de alguien que a buen seguro conocéis (y que otros conocéis de sobra). El mismísimo Willy Bistuer. Vale, cuando recojáis vuestros ojetes del suelo, os leéis lo que tenemos que comentar sobre el gurú Coach.

Lo primero de todo es que es un enfemmmmo de esto, sino no estaría en todos los fregaos que se ha metido (y que leeréis más adelante). Lo más destacable es que ha sido el creador de Football Speech (¡que ahora cuenta con revista además de podcast!) y de Doble Cobertura, y que es el entrenador de QB’s de los Barcelona Bufals en categoría cadete y junior. Casi . No vamos a enrollarnos en lo que sabéis sobre él, contemos secretillos: Tiene un pijama de Peyton Manning, ha inventado la máquina de movimiento continuo, pone dinero todos los viernes para que El Cuponazo de la ONCE tenga un buen premio y cuenta con al menos 136.262 enemigos en cada continente (deben de regalar algo por ello).

Os dejamos su historia… ¡Mil gracias por la colaboración Willy!

—-

Yo siempre digo que el football es un deporte que te encanta, u odias. No hay término medio, como tampoco lo hay sobre el campo. O vas al 100% y vas atropellando gente, o vas pululando y te rompen la mandíbula como a cierto linebacker mariquita de los Bengals del que no diré el nombre. Y a mi, para bien o para mal, me picó el gusanillo hace ya casi 20 años. Y como habréis adivinado, soy de los de la primera opción.

Saco mi juego, ¡y me libro de la "maldición del Madden"!

Corría el año 1992 y yo tenía apenas 11 años y poca idea de casi nada. Si sabía que me gustaba jugar con mi Game Gear (vale, aquí demuestro que soy mayor), y que se acercaba la Mona, por lo cual caía regalo de mi padrina. Me regaló un juego, y fuimos al Corte Inglés a comprarlo. Y tras mirarlos todos, lo tuve claro; Joe Montana Football. Aquí podría tirarme un farol y decir que ya conocía a Cool Joe, que en la pasada década había reinado en la NFL con sus Niners, pero no, no tenía ni puta idea de quien era. Sólo veía a un tipejo feo con una especie de armadura medieval, y oye, eso en la imaginación de un chaval de 11 años es como un ludópata que encuentra un sobre lleno de dinero tirado en el suelo en frente de un bingo.

Tampoco hace falta decir que no me enteraba de nada. Hablamos de un deporte que no había visto en mi vida sumado a un juego con las limitaciones técnicas propias de la época (los equipos vestían de rojo y azul si o si, sólo podías jugar partidos sueltos sin modo franquicia ni hostias, y los jugadores eran un simple número). Lo único que recuerdo es que las jugadas de pase eran más divertidas porque lanzabas el balón, y en las de carrera siempre me paraban. Je, creo que esto explica muchas cosas.

Y aquí acabaría mi historia, posiblemente, si no fuese porque el karma no lo quiso así. Bueno, el karma, y la NFL, que decidió montar una especie de pachanga que ellos llamaban liga (World League of American Football primero, NFL Europe después), y en 1995 me llevaron al Estadi Olimpic a ver mi primer partido de football en directo, de los Barcelona Dragons. ¡Coño, estos negracos visten como el tipejo ese del juego! Ah, ¿a esto se juega así? ¡Y vaya tortas! ¡Como mola! La semilla estaba plantada.

Me dijo "Peinate como yo y verás que bien"... y se piró así FIUU

Y el riego de esa semilla llegó en forma de tsunami, llamado internet. En el 97 tuve mi primer modem (de 28 kbps, os dije que soy mayor), y con él llegó la NFL a mi vida. No sólo tenía a los Dragons, si no que además empecé a conocer a los San Francisco 49ers, a los Dallas Cowboys, a Al Davis, a Brett Favre, y a toda la tropa. ¡Y a los juegos fantasy! Eso si que fue un descubrimiento. Jugué mi primera liga en el 99, y desde entonces no he parado.

En 2000, la locura absoluta. Dije en mi casa que quería jugar a esto, y después de preguntarme si quería decir rugby y de volver del médico para ver si lo mio tenía tratamiento, me dejaron por imposible. Empecé a jugar con Uroloki de Barcelona, pero me lesioné enseguida (no se perdió nada, era muy malo), y pasé a ser entrenador.

Y por suerte para mi, esa es sólo la primera parte de la historia. En 2003, con la desaparición de Dragons y la llegada de NFL Spain, me puse a entrenar en su liga escolar de flag football. Estuve con 3 equipos diferentes, ganando 2 ligas en 3 años, e incluso ayudando a montar uno en mi antiguo instituto. Esa fue una gran experiencia, de la que aprendí mucho, al mismo tiempo que me encargaba del football base de Uroloki. En esa época aceptaba todo lo que me proponían, y fui en pocos años colaborador de las selecciones españolas junior y senior, encargado de las categorías inferiores de la Federació Catalana (FCFA), jefe de prensa de la Federació Catalana, ayudé a crear la categoría open de flag y fundé mi propio equipo de flag para mayores de 18 (Barcelona Pops). No, no es que sea muy bueno, es que enfermos que quieran trabajar tanto sin ver un duro en este país hay pocos.

La desaparición de Dragons además, supuso un golpe muy duro para muchos (me incluyo) pero ya dicen los chinos que de toda muerte viene una oportunidad. O que la oportunidad da la muerte. O que el pato pekin 3’50€. No se, los chinos dicen muchas cosas.

Gracias a la desaparición de Dragons y a la creación de NFL Spain, tuve la oportunidad de colaborador como redactor durante casi 3 años tanto en su web como en su revista, bajo el mando de Manolo Arana y Rafa Cervera, dos grandes de este deporte. Todavía ahora no entiendo como esos dos monstruos (en el buen sentido) me permitieron a un mindundi como yo colaborar con ellos. Creo que tiene que ver con lo que decía antes del trabajar mucho y cobrar poco.

-Willy B., me han dado 2 MVP's este año --(y así terminó su amistad)

Sea como fuere, tras 3 años trabajando en NFL Spain, y con su desaparición, en 2005 me animé a montar mi propia web, Football Speech. Me caguen mis muertos, anda que si lo llego a saber la monto, la de locos que he conocido, como estos dos. Mierda, ¿esto lo he escrito o lo he pensado? Sea como fuere, son ya 5 años, empezamos con una web super cutre en WordPress que tuve que cerrar cuando en un artículo insinué que la liga trataba con favoritismo a Peyton FrenteAncha Manning (nooooo, que vaaaaaa), y me pusieron a parir a base de bien. Estuve 6 meses cerrado, replanteé el formato, y desde entonces dando por saco. Antes en formato web, ahora en formato revista, pero dando por saco al fin y al cabo.

Y como no tengo suficiente con los locos que ya he conocido por el camino, monté hace un año Doble Cobertura, con la idea de conocer y agrupar más locos por este deporte. Mi próximo paso, conquistar el universo.

—-

Volvemos a recordar, ¡animaos con vuestras historias! !Que estamos entre amigos! Nosotros nos despedimos hasta la próxima entrada, ¡que paséis un buen verano! (Nahhhh, ¡claro que es una broma!)

Anuncios

1 Response to “El football y yo [By Willy Bistuer]”


  1. 1 Masi 18 febrero, 2011 en 18:29

    Claro que le daban favoritismo a Frenteancha. Tremendo que después de su /cry después de las finales de conferencia contra los Pats, se pusiesen ultraduros con los pass interference.

    Tan muy bien estos artículos, seguid así perracas!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Follow us on Twitter


A %d blogueros les gusta esto: