Week 1: Reviews

¡Hola a todos! Ya llegó el football a nuestras casas, y como bien dijo Adam Schefter, lo hace para quedarse ininterrumpidamente hasta febrero. How cool is that? Esta jornada nos ha dado bastantes sorpresas así que ponte cómodo y disfruta de lo que tenemos preparado. No es gran cosa en términos analísticos, pero lo que importa es la intención. ¿o no? Además, ¿cuando nos ha importado a nosotros eso? En algún lado tendremos que soltar las chorradas…

34 New Orleans Saints [0-1-0] @ Green Bay Packers 42 [1-0-0] [By Nuere]

Quizás era el monaco de football. Quizás era que la travesía por el desierto se había hecho más dura que nunca, y que estábamos deseosos de volver a ver el balón volar con su hipnótica rotación. Quizás que habíamos visto tan cerca una temporada sin football que el más infame de los partidos de la temporada regular nos sabía a gloria. O quizás era que se enfrentaban dos de los mejores quarterbacksdel panorama actual, con auténticos equipazos respaldándoles, y que nos proporcionaron un espectáculo digno de los paladares más selectos…

“Como si no lleváis nada, ya ves tú lo que me importa”

Sea como fuere, vaya partidazo. PARTIDAZO. ¿No lo has visto? ¿A que coño esperas? Búscate ya unos links de esos en calidad cremuta y bájatelo. Te lo ves, te haces unas pajas, y ya está. Así de fácil. A mi me costó dios y ayuda llegar a la tarde-noche del viernes sin saber el resultado. Tener tanta peña seguidora de football americano está muy bien, pero a nada que te descuides, te cascan un tweet diciéndote el resultado, las estadísticas, y el color de la hierba de Lambeau Field. Yo no sé si quiero entrar en números, porque los de todos los jugadores fueron asombrosos. Ambos QB con más de 300 yardas, 3 TD y ninguna interceptación, 4 receptores, 2 y 2 por equipo, con 75 yardas o más, y los 6 TD repartidos. Entre toda esta asombrosidad, el marcador más importante es el de perdidas, 1-0 a “favor” de los New Orleans Saints. Y digo a favor, porque ganar en ese apartado es como dispararse en el pie, mal asunto.

Quizás el punto más negativo, de cara a mejorar en los equipos, fue el trabajo defensivo. Permitir esta monstruosidad no es nada bueno, y es algo que hay que mejorar si quieres ser un candidato firme al anillo, ahora que, claro, ¿Qué mejores pasadores te vas a encontrar aparte de Drew Brees y Aaron Rodgers? Es que había momentos en los que te preguntabas que más podrían hacer los defensas, sobre todo a la hora de marcar a los receptores. Con JerMichael Finley no podían los linebackers de los Saints, Greg Jennings tuvo la fortuna de que le tocó un cornerback malillo, y cuando Tramon Williams o Charles Woodson (que por cierto, tuvo un gesto feísimo al dar un puñetazo a un rival con la jugada terminada) parecían cubrir a la perfección a sus rivales, estos recibían un maravilloso pase de Brees.

Cabe destacar, y con esto termino, dos cosillas. Los equipos especiales siguen siendo una baZura a la hora de defender los retornos, pero al menos ahora contamos con Randall Cobb que, contra los consejos de McCarthy, anotó un pedazo de Kick Return. Y segundo, a los novatos deberían enseñarles a hacer el Lambeu Leap, esa celebración propia de Green Bay en la que el anotador salta a la grada, ya que ni el propio Cobb ni James Starks (gran partido también el suyo) supieron auparse a la valle. Y no es cuestión de estar delgado o saltar mucho, porque John Kuhn, ídolo de masas, lo tiene dominadísimo.

27 Detroit Lions [1-0-0] @ Tampa Bay Buccaneers 20 [0-1-0] [By Nuere]

Muchos habían marcado este partido en la tanda de las 19:00 por encima incluso del duelo defensivo de la AFC North, yo incluido. Y a pesar de estar bastante reventado por una noche de despendole bailoteril con múltiples fracasos para/con el sexo contrario, yo estuve ahí viendo el partido a tope. Bueno, a tope igual tampoco.

Oye, cinco cheerburgers, tres de patatas fritas y uno de esos helados tan ricos, por favor.

Porque al final resultó ser un poco pestiño. Bueno, igual no lo fue tanto, pero después del espectaculo del Jueves noche… Lo más destacable es que Matthew Stafford sigue vivo, sin lesionarse, y según reportan los noticieros Tampa Bay-eros no se comió a ninguna cheerleader. ¡Muy bien, Matt, al football, que es lo tuyo! Y cuando no se lesiona y le da por repartir juego, pues el chaval lo hace bien. Estará fuertote, pero oye, el chico sabe pasar. 24 de 35 pases para 305 yardas, 3 touchdowns y una interceptación que le hicieron conseguir un QB Rating de 118,9. Not bad at all. Como se presume que será costumbre, Clavin Johnson fue su principal aliado, logrando 2 touchdowns y varias recepciones salva vidas, de esas que molan. La carrera estuvo más flojilla, con Jahvid Best logrando 72 yardas en 21 intentos. Pero más flojo fue el ataque de los Tampa Bay Bucaneers, con Josh Freeman sufriendo bajo la presión del angelito Ndakumong y Suhs amigos (que fácil es hacer juegos de palabras con su apellido, espero que no le molesten y me arranque el casco que no tengo). Pero el juego de carrera tampoco estuvo atinado. Bueno, no lo habría estado si lo hubieran usado más, porque no corrieron más que 16 veces, por 46 pases lanzados… El propio Freeman fue el mayor efectivo, ya que LeGarrette Blount se quedó en 15 yardas en 5 intentos. La leche.

Así que esto viene a demostrar lo que muchos ya pensábamos, que Stafford está tó gordaco. No espera, que los Detroit Lions son un equipo a tener en cuenta, y que los Buccaneers… bueno, antes perdían contra los buenos, ¿no? Pues igual es que siguen igual.

31 Philadelphia Eagles [1-0-0] @ St.Louis Rams 13 [0-1-0] [By Gartzo]

Si el partido llega a durar un rato más los Rams hubieran tenido que sacar al campo a algún aficionado con ganas de hacerse el héroe, cual sueño erótico de todo buen aficionado al football. Que el entrenador te señale y te diga: “Vamos chico, es tu turno para entrar en la historia”. Vaya que si salto al campo. A los tres segundos estoy saliendo en una camilla, pero en ese tiempo gano la SuperBowl. Y luego me viene todo el equipo de cheerleaders para desearme una pronta recuperación, y para…. Bueno, para más cosas.

Volviendo al mundo real, en St. Louis ya pueden rezar para que Steven Jackson se recupere lo antes posible y no recaiga, puesto que tuvo que dejar el partido cuando solo llevaba 2 carries para 58 yardas (pero con un TD). Estoy más que seguro que de haber tenido el ataque terrestre en plenas condiciones los Rams hubieran plantado más cara a unos Eagles que en contra de lo que diga el marcador, lo pasaron algo putas.

Alguno se estará preguntando por qué decía lo de los lesionados, y es que el receptor que mejor resultado les dio la temporada pasada, Danny Amendola, se lesionó el codo y según dicen por ahí, le tendrá un buen tiempo fuera del campo. Para redondear la tarde descubrimos que Sam Bradford no sabe chocar los cinco (con lo cool que queda) y en el intento se fastidió el índice de su mano derecha.

En el ataque del Dream Team (por supuesto que es recochineo, por mucho que hayan ganado) funcionaron quienes tenían que funcionar. Esto es: DeSean Jackson, LeSean McCoy y Michael Vick. Pim-Pam, y partido solucionado. Me sigue pareciendo una burrado que un quarterback llegue a correr para 98 yardas, solo 25 yardas menos que su corredor estrella, y más que cualquiera del otro equipo. Quizá en el pase anduvo más comedido (185) pero aún así se llevó dos touchdowns para casita.

En el ámbito defensivo no me convenció ninguno de los dos equipos. Como dato, y como cierre, diré que lo que le pasó a Bradford realmente fue que su mano chocó contra la de un defensa, vamos, que no es tan tonto. Y recordad, no aparquéis vuestro sueño de jugar en la NFL, en los Rams siempre tendréis un puesto asegurado.

7 Pittsburgh Steelers [1-0-0] @ Baltimore Ravens 35 [0-1-0] [By Gartzo]

“¡Que se divorcie! ¡Que se divorcie!” Eso es lo que le deberían de cantar los aficionados acereros a Big Ben, porque no le ha sentado nada bien el matrimonio. Así no se concentra y las lía petardas. ¡Tres intercepciones y dos fumbles! Sí. Habéis leído bien. ¿A que ahora echáis en falta al Roethlisberger que iba a los estripclabs? Si es que no se puede dejar a un hombre sin su buena ración de domingas o no rinde igual. A los pechos me remito… Hechos, a los hechos…

Ay si no tuvieras el facemask, pirata...

Esta soberana paliza no hubiera sido posible sin la gran labor defensiva de los Ravens (ahora que lo pienso, creo que pronostiqué un partido reñido, vaya puntería). Especial atención recibe Ed Reed que interceptó dos pases y al que tengo en la fantasy. En ataque Joe Flacco se mostró segurísimo, y he de reconocer que me sorprendió para bien. Siempre le había costado jugar en estos partidos divisionales, sobre todo porque cuando llegaban los minutos finales se desfondaba. Como siga con esa consistencia toda la temporada mucho ojo con los Ravens, que desde el backfield Ray Rice domina como pocos jugadores y de la defensa no hace falta volver a decir nada.

Aunque los Steelers siempre hayan sido un equipo que se suele ir enchufando con el paso de las semanas, esta derrota es poco habitual en ellos. Estuvieron a merced de los de Baltimore tanto en ataque como en defensa, y hasta les clavaron un 2-point conversion en el que el holder terminó por entrar tan ricamente en la end-zone. Cosas de ir ganando con holgura, que te da por hacer cosas raras y encima te salen.

Por cierto, me esperaba a un Big Ben algo más gordito, pero debe de haber hecho tope o algo porque le vi muy parecido al año pasado. Misterios de la vida.

17 Minnesota Vikings [0-1-0] @ San Diego Chargers 24 [1-0-0] [By Nuere]

Primera jugada con tu nuevo equipo. Eres un veterano curtido en muchísimos partidos, en temporada regular y post-temporada, y no te da miedo enfrentarte a un equipo poderoso como los San Diego Chargers. Y quieres ganarte a tu público, además, después de años cuestionado por una afición exigente y una ultima temporada con un entrenador que te tenía tirria. Cuentas, por si fuera poco, con un excelente corredor, Adrian Peterson, que atrae toda la atención de los rivales, y además vas por delante en el marcador gracias a un magnífico retorno de tu compañero Percy Harvin. Todo de cara, vamos. ¿Qué haces? Ser interceptado, como un campeón. Bravo, McNabb, bravo Donovan, BRAVO. Me levanto ante usted, y aplaudo con fervor de admiradora quinceañera mojabragas (bueno, las quinceañeras ahora seguro que menos bragas llevan de tó). ¡QUE JUGADOR!

Pues podría dejar aquí de escribir, porque con esta introducción, con este jugador, ¿Qué más se puede decir? Pues que dan igual las 98 yardas que logró Peterson, si tu quarterback logra 39 yardas de pase, solo 7 más de las que logró por tierra pues poco puedes hacer. Ni siquiera los intentos de los Chargers por cagarla y regalar el partido fueron suficientes. Porque Philip Rivers también lanzó dos melones par que se los interceptaran, uno de ellos Jared Allen pegado a la banda, como si no fuera un defensive endque te doma como a un toro…

Tengo un feeling de que hoy voy a hacer un partidazo, ¡ya verás ya!

Así que muchos aficionados de los Minnesota Vikings ya empiezan a pedir la cabeza de McNabb… Y también es normal, para que negarlo…

17 Seattle Seahawks [0-1-0] @ San Francisco 49ers [1-0-0] 33 [By Nuere]

Los tíos de los San Francisco 49ers son unos buenazos, y quien diga lo contrario es un mentiroso y va a ir a la seño. Porque eso es así, son unos compañeros majisimo, que tratan de hacer tu estancia de lo más agradable posible. ¿Eres nuevo en el equipo, y estás un poco acojonado? Tranquilo, hombre, en San Francisco te dan la bienvenida con los brazos abiertos. ¿No ves que son unos hippies perroflauticos? Si no, preguntad a David Akers, kicker recien adquirido en la agencia libre, proviniente de los Philadelphia Eagles. El chaval (no tan chaval, la verdad) estaba un poco acojonado, pero sus compañeros le pusieron la alfombra roja. “Chicos, el pobre David está algo alicaido, así que vamos a fallar varios tercer downs en la red zone, para que pueda poner la pierna a funcionar”. Eso les debió de decir Alex Smith a sus chicos en el hudle, porque si no, no me lo explico. Así que dicho y hecho, y el partido empezó con tres field goals de Akers, desde la yarda 27, 24 y 31. Ya en el último cuarto completó otro desde la 18, que no se diga… Así que si alguien le tenía en la Fantasy estará encantado…

Así se puede resumir el ataque de los 49ers. avanzaba más o menos, a trancas y barrancas, pero a la hora de la verdad no era capaz de finiquitar los drives. Frank Gore, quien llevó el peso del ataque, corrió 22 veces para 59 yardas, lo que le da una pauperrima media de 2,7 yardas por intento. Me parece cojonundo correr hasta el final de los tiempos, ojo, pero si lo vas a hacer, que sea porque da resultados, hombre. Smith estuvo acertado, sin brillar, en el juego de pase, y lo más meritorio es que no tuvo ninguna perdida. Sufrió un fumble, pero fue recueperado. Ah bueno, y se juegó su carrera deportiva para anotar un touchdown de carrera, nada especial. Solo trata de hacerse querer en la bahía.

El principal problema es que los 49ers se dejaron comer la tostada por los Seattle Seawhawks. Había momentos en los que se pensaba lo peor, sobretodo después de que Tarvaris Jackson anotara el 17-19 en el marcador a falta de menos de 4 minutos. Pero nada, gracias a Goodell, los equipos especiales pasan de defender los retornos y Ted Ginn Jr. se lució primero con un retorno de kickoff de 102 yardas y después con uno de punt de 55 yardas. Que campeón.

Muchas cosas que mejorar en ambos equipos, y a ambos lados de la línea de scrimage, si quieren alzarse con el título de la NFC West, pero al menos no escuchamos al graderio gritando “We want Carr!”. Habría sido para matarlos.

14 New York Giants [0-1-0] @ Washington Redskins [1-0-0] 28 [By Gartzo]

Perdonadme capitalinos, porque he pecado. Estoooooo, ¡como son las previews eh! Que uno dice unas cosicas que en principio tienen todo el sentido del mundo, y resulta que te das un hostiazo del quince. Ahora entenderéis por qué no soy rico, las apuestas no son lo mío. Y si antes di las gracias a Mike Shanahan por dirigir un equipo que iba a regalar victorias esta temporada, ahora le digo: Mikey, chatín… ¿No creíste que iba en serio, verdad? ¿O es que con lo de regalar pensabas que me refería a tus aficionados?

Pero no vengáis de listillos que a vosotros os habrá pillado de sorpresa también, de hecho, ni la madre de Grossman se lo cree a día de hoy. Bueno, nos pilló a todos de sorpresa menos a Dani Hidalgo, que ya vimos en su entrada para Zona Roja que confiaba, y mucho, en sus pieles rojas (no hablamos de alemanes en mallorca). Que cabrito, a ver si va a tener razón al final.

El partido en sí estuvo muy igualado en muchas facetas, y si uno de los quarterbacks decidía cagarla, el otro no iba a ser menos (esto además debe de ser la moda en la NFC Este). Siempre se ha dicho que Rex Grossman es propenso a cometer fumbles, y en este partido tampoco quiso perder la oportunidad. Fumble aquí y fumble allá, maquíllate maquíllate. Aunque he de decir que el premio a la tontería se lo llevó en un handoff con Hightower, cuando nada más darle el balón se tropieza y cae de morros. A mi me hizo gracia, ya veis, soy malvado. No todo van a ser críticas y risas a su costa, porque terminó con 305 yardas y 2 touchdowns, y por muy fácil que se lo pusiera la defensa de los Giants, hay que reconocerle su mérito. Muy bien Rex, te has ganado una serie con tu nombre… Oh, wait.

Ahora voy a hablar de Bra– de Elisha Manning. Que figura, que pose, que… tonto es. 238 yardas, un fumble y una intercepción. Solo le faltó un bolso a juego, porque TD’s, ni uno. Me sorprendió el desconcierto que se vio en la secundaria neoyorquina, a veces parecían un grupillo de excursionistas perdidos. A Coughlin le puede dar un síncope como las cosas vayan a ser así toda la temporada, la pregunta es: ¿Podrá su cara ponerse aún más roja? ¡Gusiluz!

24 Dallas Cowboys [0-1-0] @ New York Jets 27 [1-0-0] [By Gartzo]

Ni una intro decente se me ocurre para este partido, y es que me tuvo nervioso como pocas veces me habré puesto con el football. Eso que solo estamos en la semana 1 pero oye, que los últimos minutos me los pasé temblando (y cagándome en todo, para que negarlo). Cuando empezaba el último cuarto me di cuenta de que íbamos a cavar nuestra propia tumba. Y vaya si lo hicimos.

- Voy a salir del estadio a propulsión (PRRRRRRRT)

Los primeros minutos eran lo más parecido a una película de ciencia ficción para mi, ¡me estaba pareciendo que los Cowboys estaban jugando bien! Un primer drive muy bien llevado, que acabó en el touchdown de Dez Bryant, quien ya había dejado muy buenas sensaciones desde varios snaps antes. Que sonriente que estaba yo, mientras pensaba que daba gusto ver saltar a ese número 88; Si un pase va un pelín alto él aprovecha toda su altura y se come al defensor, da igual que tuviera delante a Revis o a Cromartie. Él se llevaba el balón de calle. Pero poco a poco fue bajando de rendimiento y las sospechas se hacían realidad, estaba tocado. Que si ahora me voy al vestuario a que me miren un poco, que si ahora un poco de paripé en el sideline, y al campo de nuevo, para jugar a la pata coja. Muy bien chaval. Un aplauso y una bolsa de chuches para los técnicos también, como no. ¿Era necesario sacar a un tío que no está al 100%? ¿Acaso era la SuperBowl y no me había enterado?

Entre medias la defensa que veía era adecuada, los blitzes infernales que mandaba Rob Ryan surgieron efecto desde el primer snap que cogió Mark Sanchez (Ware le dejó planchado) pero a su vez, se fue desinflando. Realmente fue la lesión de Sensabaugh la que para mi cambió el ánimo de la defensa, eso y que el pobre Jenkins recibió más que un hijo tonto. Una vez el bueno de Gerald dejó el partido se pudo ver a la secundaria vaquera preguntarse constantemente donde estaban. Literal, podéis ver las imágenes, no me lo estoy inventando.

Entre tanto llegó el show de Antonio Ramiro, tras unos primeros cuartos decentes y jugando con una pausa que era necesaria se le ocurrió que había que darle emoción al partido, y lo consiguió. Cuando estaban en la yarda 3 de los Jets no tuvo una mejor idea que la de correr con el balón y… fumblearlo. No voy a criticar una acción así porque mira, puede darse (aunque sea una cagada de espanto), mucho más criticable es que cuando estás en tu último drive en el que solo tienes que asegurar una buena posesión de campo y quemar el reloj, lances un pase a tu receptor cojo cuando le está cubriendo uno de los mejores corners de la liga.

A lo mejor lo entendimos todos mal y el que casi intercepta el pase es Bryant, porque Revis no tuvo ni que esforzarse. Una cosa me gustaría decirle a Nick Folk, el kicker de los Jets: Eres un cabrón, cuando estabas en los Cowboys fallabas field goals infinitamente más fáciles que ese con el que nos ganasteis el partido. Maldito. A la hoguera.

Lo más triste de todo no es que nos dejásemos remontar, sino que pude ver una mejoría en el juego bastante considerable. Sí, eso es una buena señal, pero por lo pronto hemos palmado el primer partido. Y eso es lo que no soporto.

Es todo por esta semana, andar atentos que no estamos en verano y no os desatenderemos (tanto). Antes de los partidos del domingo tendréis vuestras previews, esas sin las que no podéis vivir, aunque solo sea para echarnos en cara nuestros fallos. ¡A cuidarse! Agur!

Anuncios

0 Responses to “Week 1: Reviews”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Follow us on Twitter


A %d blogueros les gusta esto: