Week 2: Reviews

Ebrovisivas FTW!

A mi la peña que no entrega sus previews antes de irse por ahí de jauja me da un asco que no veas. Vamos, les ponía contra el paredón y pim pam pum. Es que como se atreven a faltar a semejante sacrosantísima obligación como escribir gilipolleces. Y bueno, los Bros que les increpan en público ya… ¡ESCARNIO POPULAR!

Dicha esta tontá, me disculpo por mi falta en las previews. Como ya dijo el güeno de Gartzo (Gartzolicious en el Twitter, pronunciado Garcholisius para los de la LOGSE (Ah que no, que son más viejunos). Es mezclar Gartzo y Delicious, por ejemplo. Porque Gartzolicious es eso: Gartzo+Delicious. Al menos eso es lo que me he inventado yo, que igual no es verdad… ) estuve este fin de semana en Miranda de Ebro, asistiendo al festival musicalense llamado Ebrovisión. Bueno, no os voy a contar todas las gilipolleces que hice, porque fueron muchas y muy variadas. No me caí de podios, eso sí, pero desfasé a tope en primera fila. Dicho esto, a darle estopa, que vamos con retraso, como siempre. Espero que no nos hayamos quedado embarazados… :s

3 Kansas City Chiefs [0-2-0] @ Detroit Lions [2-0-0] 48 [By Nuere]

Me sé de un malagueño que está el pobre derrotado perdido, vagando por las esquinas como alma en pena. Algunos dicen incluso que está tratando de suicidarse tirándose por las cuestas de su ciudad en longboard, sin tener ni puñetera idea… ¿Por qué? Veréis, dicen que en el fútbol americano tú no eliges al equipo, si no que el equipo te elige a ti. Y bueno, nuestro buen amigo Caleion tuvo la suerte de que le eligieron los Kansas City Chiefs.

Y es que vaya putada. Así, directamente. La semana pasada se les lesionó su jugador defensivo más importante, el safety Eric Berry. Esta semana el que ha caído es el, posiblemente, jugador ofensivo más importante: Jamaal Charles. Así que sí, podemos decir que los Chiefs están sin defensa ni ataque. Bien jodidos vamos. (Por cierto, adivinad quien tiene en su fantasy a Charles y a Berry. No, colegas, yo no… jauri jauri jauri).

Esta circunstancia, lo de estar bien jodidos, la aprovecharon los Detroit Lions para seguir ganando confianza y papeletas para ser considerados como el equipo revelación. Vaya palizón. El marcador es bastante evidente, así que tampoco vamos a echar sal en la herida. El punto más importante fueron las pérdidas de balón, con un apabullante 6-1 “a favor” de los Chiefs. Quien se lo iba a decir a los aficionados de Detroit, pero parece que sus dulces gatitos se han convertido en leones de verdad y reparten estopa como nadie. 3 interceptaciones al pobre Matt Cassel, que sin su apéndice está más perdido que un hideputa el día de la madre, y tres fumbles forzados (y recuperados claro). (Adivinad, por otro lado, quien se la jugó a tope en el draft eligiendo dicha defensa. Yeah!)

La ofensiva de los Lions, por su parte, repartió un poco los meritos, pero con Matthew Stafford como principal estrella y centro de gravedad atención. 4 pases de touchdown repartió el chiquillo. No sé que le habrán dado de comer este verano, pero vamos, si son niños, seguro que las madres están bien contentas con su sacrificio. Calvin Johnson discretito en yardas (29) pero imperial en anotaciones (2) y Jahvid Best que sigue demostrando que a pesar de que igual lo de correr no lo hace de manera excelente, se mueve muy bien recibiendo pases cortos (anotó un TD de carrera y otro de recepción) (Que de paréntesis estoy abriendo en esta review, ¿no?).

Así, los Lions se colocan co-lideres en su división, la durísima NFC North, imbatidos y dando una sensación de equipo muy duro. Los pobres Chiefs por su parte… Pues a ver como llevan el año, pero muchos empiezan a decir que deberían pensar en la próxima temporada, incluso en el pick 1del draft. ¡No coño! ¿¡Vaya mierda de espíritu es ese!?

24 Tampa Bay Buccaneers [1-1-0] @ Minnesota Vikings [0-2-0] 20 [By Nuere]

Durante el ya conocido como bienio negro que vivió el Athletic Club (No confundir con el Athletic de Bilbao, el Atletico de Bilbao o el Bilbao a secas), se instalaron en San Mames un par de fibriladores, de estos que le enchufas al que está más pa’llá que pa’cá, y gracias al subidón eléctrico, su corazón vuelve a funcionar. Cuentan los mentideros que los instalaron justo entonces porque las patatas de los pobres aficionados estaban a puntito de caramelo. Normal, dos años de infarto como aquellos solo los aguantan los más fuertes, y es bien sabido que antes de ir a San Mames uno se toma un par de txikitos para ver el partido… entonado.

No se si en Tampa tendrán de eso, pero falta les hace, porque parece ser que le están cogiendo el gusto a eso de esperar al último cuarto para empezar a jugar a esto del football. Si oye, ¿para que hacerlo antes?, vamos a darles ventaja. Y eso hicieron, a pesar de no jugar en casa. Darles ventaja. Y así, 0-17 al descanso. Los fans de los Minnesota Vikings debían estar regocijándose pensando el la victoria. Y en las guarrerias que iban a hacer con sus señoras al llegar a casa para celebrarlo… “¡Lilly, que los Vikes han ganado, nena! ¡¡¡¡Ven a saludar al pequeño gran Marshall!!!!

¡¡¡La de rojo, que te cojo!!!

Pero nada oye, que deben de ser un poco tonticos o algo, que teniendo al mejor corredor de la liga no supieron aprovechar esa ventaja para llevar el primer W al casillero. Nadie se lo explica, la verdad, y yo no voy a hacer cabalas de celos de Donovan McNabb en el vestuario, o algo por el estilo, porque a saber. Pero no es normal que no sean capaces de administrar el tiempo de la manera correcta. Y hablando del 5, comentar que no estuvo tan mal como en su anterior partido, lo cual no es que fuera muy difícil: 18 de 30 pases para 228 yardas, sin touchdowns ni interceptaciones.

Y los Tampa Bay Buccaneers, pues lo dicho, dándole emoción. Al principio no anduvieron muy entonados, pero en la segunda mitad la defensa fue capaz de parar los drives de los Vikings, permitiendo a Josh Freeman culminar la remontada en los 8 minutos finales. Esta vez, LeGarrette Blount tuvo más protagonismo, con 17 carreras para 81 yardas y 2 touchdowns.

Cabe destacar que Adrian Peterson, gracias a sus 2 TD, se convierte en el líder en anotaciones del equipo púrpura. Una cifra que irá subiendo con los años, supongo, aunque muchos dicen que por su manera de correr no va a durar mucho… Pobresico.

30 Green Bay Packers [0-2-0] @ Carolina Panthers [0-2-0] 23 [By Nuere]

Hay equipos que ganan en plan fácil. Tienen un equipazo lleno de jugones, y simplemente no hay quien pueda con ellos. El Barça, por ejemplo. Son muy muy buenos.

Hay equipos que ganan currándoselo. Tienen un buen equipo, innegable, pero oye, que se lo trabajan y llegan a la final sudando como los demás. Los Saints de hace dos años, sin ir más lejos.

Y hay equipos que, oye, les gusta ponérselo difícil. Lo de ganar así, en plan normal no, eh… no les va. Así que se dicen, “hey chavals, fin del partido… nonono, en serio, que tal si un par de nosotros se lesiona, y así, oye, pues lo hacemos todo más divertido. Que nos descarten ya… Total, ¿Quién cree que un equipo sin juego de carrera va a ganar la Super Bowl? ¿Eh? ¿Eh? … ¿¡EH!?

Seguramente habéis adivinado que equipo está dentro del tercer grupo: Los Green Bay Packers. Si el año pasado perdían a Ryan Grant y JerMichael Finely, armas ofensivas de mucho peso en el equipo, para toda la temporada, este año ha sido Nick Collins, safety titular (nunca me acuerdo si free o strong), Pro Bowler, tío majete y miembro de mi equipo fantasy, quien se ha sacrificado para que su equipo pueda ganar a lo épico, en plan guay. Como hacen los verdaderos campeones. Con dos cojones. Cuando le vi salir del campo en camilla, con la cabeza inmovilizada… Me dio mucho mal rollo, y los temores se han confirmado. Lesión en el cuello, baja para todo el año. Esperemos que se recupere, que ese tipo de lesiones dan mucho mal rollo.

¡Uy la hostia! ¡Que vienen los vaqueros!

Así que, sabiendo esto, el resto da igual. Me la suda que los Packs empezaran espesitos espesitos, llegando a perder 0-17, o que el bastardo de Cam Newton (ahí igual me he pasado, ¿no?, que tampoco me ha hecho nada el chaval) lanzara para 432 yardas… Total, ¿Pa’ que? ¡ Pa’ ná! Y lanzar pa’ ná es tontería. Y con 3 interceptaciones, como los grandes. Romostyling. Así que lo dicho, los Carolina Panthers siguen perdiendo, por mucho que su QB estrella lance un gritón de yardas, y los Packers, defensa, ataque, equipos especiales y hasta las animadoras, ya se pueden poner las pilas, que no es normal que el crío este te haga semejante estropicio. Con un carro de interceptaciones se tenía quehacer ido a casa. Sí, con más.

Me cago en San Crispín, vamos.

27 Dallas Cowboys [1-1-0] @ San Francisco 49ers [1-1-0] 24 [By Gartzo]

Zarautz. A saber que horas de la noche, porque no me acuerdo, pero más o menos cuando Romo volvía al campo (con lo del campo me refiero a Candlestick Park, no al campo donde pastan las vaquitas, y ovejitas, y otros animales que aprendimos con la granja de Playmobil, aunque con Antonio Ramiro nunca se sabe) se encontraba sentado, en la mitad de la cama y con el portátil delante, el desgraciao‘ que os escribe estas líneas.

No pudiendo hacer ningún ruido para no despertar a los que desde hacía un rato dormitaban, despreocupados, en los cuartos contiguos, mi mente tuvo que entretenerse pensando en gilipolleces (lo que también se conocen como las Gartzorradas). Y lo que es peor, que con la excusa del hashtag #NFLesp del que os hablé en la entrada anterior, no solo pensaba las estupideces sino que encima las tuiteaba. Lo que viene siendo un combo de la hostia.

Este es uno de esos partidos en los que si eres aficionado de uno de los dos equipos lo pasas mal, y esa sensación se agrava cuando estás viendo un 0-2 pasar muy muy cerquita. A decir verdad, yo lo veía todo muy negro desde que en el primer cuarto fallamos un field goal sencillito y habíamos consumido (no me lo explico) dos de los tres timeouts correspondientes a esa mitad del partido. La defensa no me estaba gustando nada, al ataque se le notaba renqueante y sin pegada, y los Niners se ponían por delante en el marcador.

Para que el chiste hiciera aún más gracia, Romo, el que fuera el objetivo de todas las críticas por la derrota de la semana pasada, se lesionaba. No sabéis lo que me reía yo… ¡por los suelos estaba! Si no llega a ser por Hodei, el único de mi clase que se ha dejado engañar por mi para engancharse a esto del football, me hubiera ido a la cama poco después del descanso. No por la mala leche en sí, sino porque al día siguiente tenía que madrugar y no quería llegar medio moribundo.

Kitna salía de parte del #9, del que ya sabíamos que tenía una costilla rota, y así de primeras se cascó un touchdown que hizo pensar en el veterano como QB1 el resto de la temporada, pero él mismo nos quitó las dudas poco después tras lanzar dos intercepciones, cada cual más absurda que la anterior. Ese fue el momento en el que Romo dijo:

–        Se me han hinchado las pelotas Wisconsianas, voy a volver a salir para enseñar a Kitna a provocar pick-sixs, que sino no salimos en la tele ni pa’Dios. Traedme el casco.

–        Pero hombre, si no lo encuentras ponte ese mismo, que total…

–        ¿Tu que eres, un listo? ¿No ves que no me caben las orejillas?

–        Orejillas dice, que salao‘… Anda, sal y cállate ya.

Una vez de vuelta, Antonio Ramiro se puso las pilas y demostró que juega mucho mejor con algo roto que estando sanote, lo que nos lleva a los fans de Dallas a plantearnos linchar al quarterback antes de cada partido, pero por el bien del equipo (y en contados casos, por puro ocio). Creo que sabéis de sobra que siento, en verdad los dos autores de este blog, sentimos cierto cariño hacia este chiquillo, lo que digo siempre, será por las orejas y por la sonrisa de bobo. Así pues, intentando olvidarse del dolor que le provocaba la costilla rota, Romo fue encadenando primeros downs como no lo había hecho en todo el partido, completando incluso varios cuartos downs.

¡Hostia! ¡Va' TETAS!

Los 49ers empezaron a olerse la tostada de que les iban a remontar y pusieron de su parte para que así fuera, llegando Dallas a empatar a 3 segundo del final por un field goal de 48 yardas que esta vez, entró. El azar quiso que en la prórroga, el equipo que atacase primero fuera el de casa, lo cual me llevó a pensar en lo bocazas que soy siempre. ¿Recordáis a quien llamé ‘paquete’ en la preview, verdad? A Akers. ¿Recordáis quien es un hacha metiendo field goals, verdad? El mismo de antes. ¿Y acaso olvidáis quien comandaba la ofensiva Niner? Pues Alex Smith, y menos mal (Edición de BroNuere: Eh, PAVO, no te metas con Alex!!!).

El balón volvió a manos de los texanos y tras una gran charla de Romo a Holley, un receptor totalmente desconocido, sacaron el drive ganador. Pasazo de 70 y alguna yarda y el balón dentro de la uno. Hacemos el minga, colocamos el balón y que Bailey termine el partido. Dicho y hecho. 1-1.

Toda aquella tensión acumulada hizo que no me dormiera hasta un buen rato después de haberme metido a la cama, y derivó en que al día siguiente luciese mi jersey de Antonio Ramiro con orgullo (puede que por primera vez). No he vuelto a ver el final del partido porque no me fío nada; Estos Cowboys son capaces de perderlo en la repetición. Sig.

21 San Diego Chargers [1-1-0] @ New England Patriots [2-0-0] 35 [By Gartzo]

Hablábamos de un duelo aéreo pocas veces visto con anterioridad, y lo cierto es que no anduvimos desencaminados. Decíamos también que la clave estaría en la empanada mental que llevasen los Chargers encima, y acertamos, lo que nos dejó más preocupados aún. ¿Nosotros teniendo razón? Pues preparad las maletas que nuestro ego ocupa mucho.

Lo del equipo de San Diego ya es para mirárselo. ¡4 turnovers! Tres de ellos provocados por Phillip Rivers (2 INT’s y un fumble) y el cuarto de ellos por el running back Mike Tolbert. Vamos que lo de cuidar el balón no va con ellos. Por una parte está bien que estos dos no se dediquen al negocio de las guarderías porque desaparecerían niños a un ritmo alarmante.

Si tenéis curiosidad de saber cuantas yardas de pase pudimos ver en el partido diré el número, y sin miedo además: Fueron 423 yardas de Brady por 378 de Rivers, lo que hacen un total de… esto… de… un gritón de yardas. Una de las cosas que nos llama la atención, aunque cada vez menos, es el uso que le dan los Patriots a los tight ends. Alinean a Grownkoski y a Hernandez cada dos por tres y logran que haya dudas en la defensa, porque claro, si estos dos ya son buenos estando solitos, con Tom y su todoeltiempodelmundo para pasar, es un descojone. Los cornerbacks y safeties no saben de donde se ha escapado el tío ese y los linebackers disimulan como pueden.

Tom Brady: Hacer el pino (y elegir peinado) no es lo suyo.

Del partido en sí hay poco que añadir, aunque es cierto que si los Chargers no llegan a dejar el ovoide en la yarda uno tras fallar un 4&1, otro gallo hubiera cantado. Solo veo una cosa positiva para ellos tras perder esta semana: Que al menos ya te has quitado uno de los partidos más difíciles que tendrás en toda la temporada, una derrota contra un equipo a los que hay que ganar de esta manera sería muchísimo más preocupante.

Personalmente, me encantaría que ambos equipos se volvieran a ver la cara en post-temporada, hasta me parece un duelo por el campeonato de la americana la mar de majo, pero antes de eso hay mucho camino y muchos errores que no cometer.

31 Philadelphia Eagles [1-1-0] @ Atlanta Falcons [1-1-0] 35 [By Gartzo]

Los Eagles son unos cachondos. Sí, pero no porque tengan a un ex-convicto en sus filas (qué equipo no tiene uno, si parecen cromos) ni porque fichen a un quarterback que además de ser el reserva, es un bocazas y se lesiona en la pretemporada. No, los Eagles son unos cachondos por mucho más: porque pueden ver el futuro, y saben que fichar a un tío que se apellida Kafka les va a dar mucho juego algún día. El problema de Kevin Kolb era que no tenia un apellido chachiguay.

Como todos sabréis (sobre todo después de mirar la wikipedia) cuando nos referimos a algo como kafkiano estamos insinuando que guarda relación con alguna escena, lugar o personaje de alguna de las obras de Franz Kafka, pretendiendo decir que el hecho en cuestión es o bien surrealista, o bien absurdo. ¿Fácil, eh? Pues en eso fue en lo que se convirtió el partido para los de Philadelphia.

Su tercer quarterback Mike Kafka tuvo que salir a jugar después de que César Millán, digo, Michael Vick tuviera que dejar el partido (prometo que algún día dejaré  de intentar hacer la gracia con esto, pero de momento os toca aguantarme). Lo irrisorio de la acción es que si dejó el partido no fue porque le caneasen bien (que también) sino porque cuando se caía al suelo se golpeó contra uno de sus compañeros y por ello sufrió una conmoción. Vamos que tiene una puntería del quince. Que conste, y lo digo en serio, que por muy poco aprecio que le tenga no me alegro de que se lesionase, porque si no juega da más palo insultarle.

Lo cojonudo de todo es que los Falcons siguen en su línea de remontar los partidos cuando menos tiempo les queda, en plan reto, o vete tu saber. Matt Ryan (llamarle Matty Ice nos la pone dura) a pesar de haber conseguido 195 yardas solamente, logró 4 touchdowns lo que hace ver que cuando a este chico se le pide algo te lo cumple con creces. Puede que tarde, pero te hace el hijo. Michael Turner también ayudó con sus 114 yardas para una victoria que buena falta hacía en Atlanta, ya que con lo que se esperaba de ellos desde nada más empezar la temporada, un 0-2 hubiera sido un palazo importante.

Los Eagles por su parte están en un pequeño lío antes de tiempo, porque que Vick se fuera a lesionar en algún momento de la temporada entraba en los planes, pero que lo hiciera tan pronto como en la semana dos, y sin Young como sustituto, no lo habrán previsto muchos. En defensa, los problemas habituales, lo que hace que 3 de los equipos de la NFC Este se acuesten con 1-1 en su récord, mientras que los Redskins lideran el grupo con su sorprendente 2-0. Flipa, flipa.

Fiu, y con esto y un bizcocho, hasta dentro de unos días, ¡que os traeremos las previews de la semana 3!

Anuncios

2 Responses to “Week 2: Reviews”


  1. 1 javierbolt 23 septiembre, 2011 en 14:01

    modo troll: ya podía haber buenas cachondas en el ebrovisión, porque para la mierda de grupos que tocaban…

  2. 2 totto 23 septiembre, 2011 en 20:12

    Naaaa me cago en la semana 2!! Me cago en los Ravens!!!!! Como pude un equipo perder despues del palizon q le metieron al subcampeon!!!!!?????? jajaja, por culpa d estos cabrones perdi una quiniela de 1050$, que aposte 7$ a una de 8 partidos… donde tuve exito con 7 y los putos Ravens me jodieron la velada… jajajaja, por lo demas y dejando los vicios apartes… vaya miedo estan pegando los novatos de los Lions… veo tambien duros a 49rs y me agrada ver sorpresas como la de los Redskins… esto es lo bonito de la NFL… siempre hay algo nuevo y los malos se vuelven buenos d una temporada para otra… otra cosa… los Colts se estan conviertiendo en la puta d todos… vaya Manningdependecia… veo tristes a los WR d los Colts y sus propietarios del fantasy.. jaja, que yo tengo a Garcon y no se si regalarlo a la beneficiencia o cambiarlo por un kilo de naranjas… lo que se de primero… otra… los Pats dan mas miedo que la temporada pasada… y van por la perdecta… aunque los Bills se ven duros… dudo q puedan contra la ofensiva d los Pats… lo demas… mas bla bla bla q otra cosa… q va comenxando la cosa y separando los contendientes d los pretendientes…

    See ya!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Follow us on Twitter


A %d blogueros les gusta esto: