Más vale tarde que… patada en los cojones

¿Hola? ¿He acertado? ¿Era así como se subía una entrada? Pues no me lo creo ni yo. Decía Gandalf El Gris que un mago no llegaba tarde, ni pronto, que llegaba exactamente cuando se lo proponía. Olé ahí G, ¡con dos!. Pues los Bros que llevan este blog de referencia en internéi no iban a ser menos que un tío que va en pijama largo y llegamos también cuando nos sale de las blakandekers. ¡Eh! y además de sepsis venimos discutiendo amistosamente la eterna pregunta:

  • ¡42!
  • Bro, que te me lías de respuesta… A lo que iba, que cada vez me decanto más por las tetas, ¡de esas como cabezas de enano!
  • Ya, pero es que un buen culo pa’forrá pelóhhhta

Con unos argumentos tan convincentes es difícil encontrar la unanimidad, así que seguimos en las mismas pero con más experiencia en la vida. Podríais pensar que entre tanto culo y teta (imaginarios) nos habíamos olvidado del blog, del football y de la madre que nos parió (a cada uno la suya) pero os equivocáis; solo en dos de esas tres opciones priorizamos los elementos ya descritos. Y es que no había más que ver nuestras cuentas de Twitter en días de partido en el ya conocido #NFLesp para confirmar que la facilidad para pensar/escribir estupideces sigue siendo innata en nuestras calenturientas mentes.

Se ve, además, que no teníamos bastante con demostrar poca vergüenza en los escritos y decidimos subir un nivel a nuestro proyecto común: estrenamos el Porncast con el que tanto hype creábamos en la red social del pajarillo azulete, ¡con hashtag y todo eh, a lo loco! #Porncast. Se caga la perra. Si no lo habéis escuchado os dejo en enlace al que llamamos el 00, el otro lo podéis enlazar una vez escuchéis el primero si os queda moral. Nadie os obliga a escucharlo, pero si lo hacéis, estáis bajo vuestra responsabilidad.

Antes de empezar con lo que nos atañe hoy, que es hacer un ligero repaso de como han llegado Giants y Patriots hasta la SuperBowl y lo que pasó con nuestros equipos por el camino, quiero dejaros este enlace creado por los amigos de FootballSpeech, FansNFLSpain y Sports Made In USA, en donde encontraréis los lugares en los que podréis ver la gran final del domingo en compañía de más locos trasnochadores como vosotros. Si tenéis Twitter, recordad usar #PreviaSB y #NFLesp hasta el domingo, y el mismo día del partido saldrá otro HT al que se pretende que sea trending topic a lo largo de la noche. Lo que vendría siendo lo chachi-guachi del día.

La última jornada sobre la que nos dio por escribir fue la 10, así que haremos un rápido fás-forguar hasta el final de la semana 17 contando un par de cosas puntuales, y después atacamos las distintas rondas de playoffs. Tranquilos que en este avance temporal no habrán sueños raros, ni agentes del FBI con cara de estreñido y dotados de nombres tales como Mark Benford y Demetri Noh. Eso ya no más.

La decimoquinta semana nos deparaba una sorpresa desagradable para la afición Cheesehead y es que verían cortada su temporada perfecta en casa de unos… aseguraos de tener el cinturón abrochado… ¡CHIEFS! con ganas de tocar las tres de la tarde. Habían pasado escollos mucho peores con una facilidad pasmosa y en un partido que no prometía ser ninguna excepción, zasca. Los de Kansas City supieron aprovechar el desajuste que crearon en el timing entre quarterback y receptores de Green Bay para pasarles la mano por delante de la cara y poder decirles: “Mira Rex Banner, llevo sombrero nuevo… O sea, mira Mike McCarthy, llevo el rotulador cerrado, no como tú, que pareces toooonto. Y yo hubiera pedido el chaaaallenge. Os prometo que fue así, con recochineo, lógico sabiendo que lo de no tirar el pañuelo rojo fue una gilipollez. Touchdown regalado para los ‘jefes’ y nuestro bro malagueño Caleionllorando de alegría. Y con razón.

Jim Harbaugh

"Puto CRUZZZZ" Tranqui Jim, nos pasa a todos.

Si de esta manera tan estúpida terminaba la senda victoriosa del campeón reinante los Cowboys seguían en su tónica particular de “ahora la cagamos… y ahora también la cagamos, pero menos”. Por suerte para mis nervios habíamos jugado un día antes y ganamos con soltura a unos Buccaneers muy venido abajo, coincidiendo también en que aquella jornada vimos como los Redskins podían con los Giants. Si llegan a cascar los Eagles también, el fin de semana hubiera sido redondo. Ni pillando el sábado por la noche se tiene esa suerte. El título de la NFC Este y el billete hacia la post-temporada parecían estar más cerca…

La casualidad quiso que el título de la Este se decidiera en la última jornada, entre Giants y Cowboys, por lo que la penúltima semana de competición fue un trámite para los de Dallas perdiendo (dejándose perder) en Philadelphia, con el gran infortunio de que Jason Garrett es tonto y sacó a Antonio Ramiro en una serie en la que ya no debió aparecer. ¿Que qué paso? Mano golpea casco, casco gana, mano para el puto arrastre. En una jugada de mieeeeeeerda (intento ser imparcial, sino hubiera añadido alguna ‘e‘ más para enfatizar mi desagrado) había conseguido no solo arriegar a su quarterback, sino que encima hipotecarlo para la siguiente jornada, la importante. Tenéis que ver mi cara al leer eso vía móvil, porque no sé si recordaréis que esta jornada se jugó el día de Nochebuena. Así me pasó lo que me pasó luego, salí para olvidar la desgracia y volví lesionado; resacalo llamó el médico. Y el día de Navidad, que cruz…

Y hablando de cruces, el llamado Víctor. ¿Puede haber tío más gilipollesco? Así de primeras podríamos pensar que sí, que basta con mirar la cara de quien recoge los snaps para Nueva York y que la respuesta llega por sí sola. Pues no, porque por mucho que me pese decirlo (y de lo sucio que me sienta al hacerlo… el decirlo, vaya) el pequeño de los Manning se está pegando una temporada muy buena. Siempre le vacilamos, pero la verdad es que nos está callando con estadísticas más que aceptables. No pasa nada Elisha, haces bien intentándolo, pero seguiremos vacilándote. ¿Si los Giants estarán en el Big Stage, podréis imaginar lo que pasó en el partido del día de Año Nuevo, verdad? Nos violinaron a base de bien. Dio la casualidad de que yo pude ver el partido en Londres, después de un Packers@Lions en el que Matt Flynn demostró al mundo que si hace falta tener los huevos como los de Espartero, los saca y en un momentito hace subir los de Rodgers por encima de su nivel de flotabilidad y tras otro partido en el que esperábamos revancha a muerte como era un Chiefs@Broncos con Orton en el papel de Satanás y Tebow en el de hijo del que todo lo ve. Yo no quería rellenos, yo quería que llegara el Sunday Night y ver lo que pasaba con mi equipo.

Al final pasó lo que tenía que pasar, que jugamos como el culo (para variar), pero al menos fue algo, porque nuestra secundaria ni se presentó al partido. Protagonista con (des)honor fue Newman, del que no olvidé recitar su árbol genealógico completo. Tal bochorno hizo que hasta cierta Lady que desde tiempo atrás se negaba a entender como podía odiar a mi equipo porque según ella hay que quererlo, admitiera que incluso en anteriores frustraciones me había quedado corto. Tuve que recordarle cierta catch-phrase que con el tiempo he repetido en innumerables ocasiones: Es muy duro ser un Cowboy.

Llegaba la semana de Wild-Card y mientras Packers y Niners (¡FLIPA!) descansaban en la NFC, Patriots y Ravens lo hacían en la AFC. Bengals@Texans, Lions@Saints, Falcons@Giants y Steelers@Broncos (sí, con el Tebowinómano) iban a jugarse el turrón. Sorpresón de aúpa en el Mile High Stadium en el que vimos a un Tebow insipirado que conectaba con Thomas ya en la prórroga para ganar el partido. Acojonante. Aunque más acojonante me resultó ver la actitud de la defensiva de los Steelers, no tenían ganas de placar, fueron demasiado confiados y si a todo le sumamos la mermada situación de Big Ben el resultado es el que se vio. Caos y vergüenza. Y encima hacía que tuviéramos que aguantar al tontolnaboeste una semana más. En el resto de citas, los Texans conseguían su primera victoria en playoff en su debut, los Saints no tuvieron problemas para vencer a los Lions y los Giants anotaron todos los puntos del partido.

"Ay, la lentilla..." Y así nació el Tebowing

Divisional Round. Por una vez, un nombre acorde con lo que vimos ya que todos los participantes habían sido los campeones en sus respectivas divisiones, aunque también estoy de acuerdo en que podríamos referirnos a esta ronda como la de Semifinales de Conferencia. Asuntos que no llevan a ningún sitio aparte, nos impacientábamos con los partidos, Saints@49ers, Broncos@Patriots, Texans@Ravens y la guinda del pastel, el Giants@Packers. Para mi hubo una gran sorpresa y fue la de la victoria de San Francisco, la de Nueva York en Lambeau me cabía más en la cabeza, aunque no la quisiera.

Vernon Davis y Alex Smith conectaron cuando más lo necesitaba su equipo, lo que daba pie a muchos comentarios de “Si ya decía yo que este chico era mú güeno” hasta que Brees puso a los suyos por delante y volvieron los “Puto asco de QB. ¡No está ni sudao’!”. Estas gilipolleces, por suerte, duraron 4 minutos que fue lo que faltaba de partido cuando el majete de Drew adelantaba a los Saints, para que acto seguido anotara Smith, volviera a anotar Drew, y cerrase el partido mi tocayo Alex. Euforia en un Candlestick lleno hasta la bandera.

A los jugadores de Green Bay me pareció verlos más relajados de lo que debían, incluso mis sensaciones fueron las mismas que tuve contra el partido contra Chiefs que comentaba antes. Sé que lo tuiteé incluso, pero no encuentro el tuit que lo demuestra. Decía algo así como “Este partido me recuerda al de KC, GB en plan: tranquilos que remontamos, remontamos… ¡aiba! Pues no”. Y es que el día en el que Aaron Rodgers no estuvo fino, las carencias defensivas fueron aún más evidente. Eso, y que los drops de los receptores eran para cortarles las manos, que total peor no lo iban a hacer. Campeón actual a casita, y los Giants que siguen avanzando. Primero se cargan a mi equipo y después al de mi Bro, os podéis imaginar con quien simpatizo en la SuperBowl.

Los Patriots supieron finiquitar rápido a un Tebow al que le cerraron la option por completo, fue incluso humillante, sobre todo el momento de Brady en la que puntea un balón en un tercer down. ¡Ese Tom! Por algo te fulas a la Bündchen, porque puedes hacer lo que quieras… siempre que sea lo que ella quiera. Los Ravens por su parte sufrieron más de la cuenta para doblegar a los Texans, que con T.J. Yates poco podían hacer. Enhorabuena al equipo del coach Willy Bistuer, no está nada mal, aunque sé que lo tuyo con Kubiak es irreconciliable (;D).

Ravens@Patriots y Giants@49ers fueron las Finales de Conferencia en la que la tónica fueron los errores garrafales. Lee Evans y Cundiff se llevaron el varapalo en Baltimore (suerte tienen que McNulty no estaba en el estadio que si no…) mientras que el joven Kyle Williams se los llevó por parte de San Francisco al perder un balón ya en la prórroga, dejando a los Giants una genial posesión de campo. Williams ya había ‘regalado’ un touchdown a Elisha and Co.hacía no demasiado así que tuvo que soportar unas bochornosas amenazas de muerte que le llegaban a su cuenta de Twitter.

Vernon ya vestía el uniforme Niner siendo un espermatozoide

Y así es como nuestra historia nos lleva a Indianápolis, en una reedición de aquella SuperBowl XLII, que curiosamente fue la primera a la que ‘de verdad’ presté atención. Como lo mismo nos da por seguir sorprendiendo al personal, no adelanto mis comentarios respecto al partido, vaya a ser que escribamos otra entrada así, a lo loco, y nos repitamos. Por si acaso no llega, un par de cuestiones:

La primera es que animaré a los Patriots, 555 lo razonó muy bien en su blog; si eres de los Cowboys (entre otros) es razón suficiente para animar a los de New England. Muchas gracias compañero. Y la segunda recordar que el año pasado sacamos una ‘guía’ de como había que prepararse para una SuperBowl, no estaría de más echarle un vistazo si os la perdisteis. Buscad en la categoría de SuperBROwl, en la columna derecha del blog, si os interesa.

Nada más, esperamos que nos sepáis perdonar este prolongado tiempo de inactividad y que disfrutéis del partido. Ya sabréis de nosotros, ya descubriréis por que lo digo… Agur!

Anuncios

6 Responses to “Más vale tarde que… patada en los cojones”


  1. 1 Javieeeer 1 febrero, 2012 en 19:03

    Un Great! tarde… pero un Great!

  2. 2 DeadlyH 1 febrero, 2012 en 19:32

    Sorprendente, los señores se han dignado escribir algo… xD. En serio, a quedado rico, rico y con fundamento, enhorabuena.

  3. 3 Llamalo_X 1 febrero, 2012 en 20:56

    Como te lo curras Gartzo, ha merecido esperar xD

  4. 4 zoolander36 1 febrero, 2012 en 21:35

    Su sepsialidad ha tenido a bién escribir, ya era hora!!! xD

  5. 5 Gartzo 1 febrero, 2012 en 22:01

    jajajaja, ¡gracias a todos por los comentarios! Se hace lo que se puede 😛

  6. 6 Javier 1 febrero, 2012 en 23:24

    Bien nos viene otro apoyo para los Patriots. Hay que ganar. Para prolongar la carita de … de Eli. Por cojones. Por MHK. He dicho. GO PATRIOTS, GO!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Follow us on Twitter


A %d blogueros les gusta esto: