Farewell

Buf, que difícil se me hace escribir esto. Esta es posiblemente la primera entrada seria que publicamos en Monday Night Blog. Y espero que sea la última. No es nada agradable dar este tipo de noticias.

¿Qué significa l ɟ u? ¡Ah no, que es FLN! ¡No, NFL! ÑEEEEEE

Todos sabéis lo mucho que nos gusta Tony Romo, o Antonio Ramiro, como cariñosamente, o no, le llamamos. Nos encanta meternos con sus orejotas, su pinta de redneck, o sus cagadas en los momentos importantes… Pero hoy es noticia por un motivo mucho más triste.

Me acabo de enterar de que hace una semana murió la madre de Tony, Joan Romo. Desde aquí, desde MNB, queremos mandar nuestro más sincero pésame a toda la familia, apoyándoles en todo momento, y deseándoles que puedan afrontar estos duros momentos con la entereza y fuerza con la que Tony jugaba al football.

Las circunstancias de la muerte no están nada claras, ya que parece haber ciertos intereses de las altas esferas políticas para que todo esto quede tapado y olvidado. Sin embargo, la importancia de Antonio Ramiro en la comunidad estadounidense (y mexicana) ha propiciado que salgan a la luz todos los detalles de su fallecimiento.

Tony no hizo caso a su madre cuando, tras poner cara de lelo, le dijo “¡Para ya, a ver si te vas a quedar así!”

Y es que la señora Romo murió tiroteada. Y no por causa de una de esas horribles balas perdidas, tan frecuentes. No. Su asesino, acompañado por un matón de poca monta, que guiaba la escaramuza, se ensañó con el cuerpo de Joan, disparándole una y otra vez, hasta que cayó sin vida, inerte. Desde MNB, queremos condenar con toda nuestra fuerza posible, este vandálico acto, muestra de salvajismo total.

Sin embargo, la madre de Antonio Ramiro no era mujer cualquiera. Criar a un chiquillo como Romo la curtió en escuela de la vida (por no hablar de parir semejantes orejas) y pudo asestar un duro golpe a la salud de su asesino, rompiéndole la cadera. Esto hizo posible la identificación del mismo, que de haber quedado ileso tras la cacería, habría escapado con total impunidad.

Juan Carlos I, Rey de España, pues ese es un nombre, fue el asesino, a sangre fría, de la pobre madre de Antonio Ramiro Romo, inocente de cualquier maldad, salvo de dar a luz a un pobre chavalín que quería ser QB, y se quedó en el camino.

No hay mucho más que decir ante este horrible acto, así que de nuevo,  queremos mandar todo nuestro apoyo a la familia Romo.

Anuncios

1 Response to “Farewell”


  1. 1 javierg34 23 abril, 2012 en 15:21

    Por que????? Como???????? Cuando????? Dooooonde????? Eli Ramiro, descanse en paz… digo… Joan, Joan. Borboooooooooooooooooooooooooooooooooooooooon (en plan: Mendozaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa) / Quiero más!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Follow us on Twitter


A %d blogueros les gusta esto: