Archive Page 2

BROstúpidos por el Mundo (I -TERUEL)

Hola a todos. Al igual que no soy muy dado a las despedidas no tengo mucha mano con las bienvenidas o reencuentros así que no esperéis por nuestra parte disculpa alguna, ni lloros, ni súplicas… ni siquiera putillas. No obstante sabemos que la mejor forma de complaceros es escribiendo, ya que vosotros, simples mortales, os confomáis con más bien poco. Como nosotros un sábado por la noche y unos cubatas de más, vaya.

Y a qué viene este repentino post después de una temporada llena de emociones en la NFL sobre la que no habéis escrito nada, os preguntaréis. Pues viene marcado por un hecho que vuestro amistoso vecino Nuere y el menda lerenda no se esperaban. Nos hacía falta una desconexión completa y la mejor manera que encontramos fue la de irnos de viaje a algún lugar recóndito del planeta, conscientes de que tendríamos que compartir lecho en una posada de mala muerte si la situación así lo requería, y caprichos del destino terminamos en Teruel… que existe.

Mientras debatíamos nuestras cosas entre cañas y mostos, porque Nuere será muy buen BRO pero mariconazo a la hora de beber cerveza es otro tanto, la luz menguó en la tasca que nos cobijaba en aquel instante del abrasador Sol: “Hostia, los putos dinosaurios han cobrado vida”, grité presa del pánico. “Tabernero, no más cerveza para el desgraciao’ este” concluyó la otra parte contratante de este humilde y sepsi blog. El amable y rústico anciano nos confesó que desde hacía varios días sentía una presencia; notaba a sus animales inquietos, a las vacas se les había agriado la leche, por ejemplo. Y entonces fue cuando vimos a la criatura que provocaba todo ese caos, y que hace que esto que estoy escribiendo tenga cuanto menos una mínima relación con el football. Un “Hey! Dos servesas por favour… Mi ñiamo Tony. Nice to meet you, amigous”.

Esto hago yo con el playbook… GGGÑÑÑEEEE

Tras recoger nuestros ojetes del suelo (sobre todo yo) no pudimos evitar mojar las braguitas y gritar como dos niñas cuando ven al Justiniano (una vez más, sobre todo yo). Aquello explicaba los vendavales repentinos y los eclipses no anunciados. Nosotros, que ante todo nos preocupamos por nuestros lectores (y los culos, y las tetas), decidimos hacerle la entrevista definitiva. Y aquí os la transcribo.

¡Antonio Ramiro! ¿Como you por here? Vaya alegría que me das, siéntate, siéntate, que me gustaría recibir una clase magistral de ‘Interceptions 101’. Pero antes, unas preguntillas. ¿Te va bien si la hacemos en castellano?

Of course. Yo hablo un piquito di espaniol, y please, call me Tony.

Jajaja ¡que te lo crees tú, Antoñete! Y déjate de piquitos mejor la hacemos en inglés y nosotros ya, si eso, la traducimos después. Pregunta obligada: ¿A qué estás esperando para declararte ELITE?

Obviamente no eres el primero que me la hace y no sé muy bien por qué tanta gente me insiste con lo mismo, estoy algo cansado de responderla. No me gusta sonar arrogante y simplemente prefiero hacer bien mi trabajo y pasar desapercibido.

“Pasar desapercibido”. Ah, claro, como con la gorra para atrás y las intercepciones no llamas la atención… para la siguiente me gustaría que fueras sincero: ¿Es verdad que existe una cifra mínima de intercepciones durante las jornadas de liga y si no se llega tú pones el resto?

No sé de qué me hablas, ante todo soy un prof…

Tony, coño, que somos amigos no me cuentes milongas. ¿Me vas a decir ahora que es casualidad que tus grandes noches en cuanto a cagadas se refiere vengan en partidos de Sunday o Monday Night?

Reconozco que ese dato es llamativo pero no prueba absolutamente nada. En esta liga existen grandes jugadores defensivos y es inevitable que consigan big plays tarde o temp… -“Veeeeenga, Toooony. No me obligues a sacarme el cimbrel” interviene Nuere-. Vale, hay cierto arreglo en esas estadísticas. Pero por favor, no publiquéis nada al respecto, no debe de saberlo nadie.

Tranquilo si no nos lee ni el Tato. A todo esto y un poco en relación con el anterior punto, ¿como es que algunas intercepciones se ven tan reales? Es que hasta el cabreo parece auténtico, como si te jodiera de verdad.

No sá jodido el listo, porque muchas son reales.

Define muchas.

Así la tiene, ¡ASÍ! ¡Que se la he visto yo!

Bueno alguna que otra es real, quiero decir, no lo hago queriendo. Lo que pasa es que hay veces que hago unas lecturas de cobertura así de refilón, que nunca he sido yo muy de libros; otras veces mis receptores son mierda pura, se pone la gente en medio y no veo, el pocket no dura ni medio segundo sin romperse, y finalmente entra en juego el ansia de protagonismo de los defensas. Como odio a esos malditos.

Ya veo. Toda la culpa es de los demás. ¿Y qué tienes que decir sobre lo de echar a perder partidos en el último cuarto? ¿Las dudas sobre si eres clutch o no? ¿El remontar un marcador muy adverso para terminar perdiendo, lo que se conoce como un swim to die in the shore?

Para die en la sho…¿¡EHH!?… ¿qué dices? Mira voy a contestarte a las que he entendido. El problema no es si bajamos el rendimiento en los últimos compases del partido o no, el problema es que la gente no entiende lo difícil que resulta ganar un partido de football.

No creo que sea mucho más difícil a pillar cacho en Euskadi. No me vale como razón.

Pues ahí le anda, no te creas. En cuanto a lo de clutch, bueno, cada uno tiene sus puntos fuertes y el mío diría que es…

Sabemos de sobra cual es, tranquilo. No queremos ponerte en ningún compromiso así que obviaremos la pregunta de si ganarás un Lombardi en tu carrera. Hablemos de Jessica Simpson, ¿has visto como se ha puesto?

Vaya que si lo he visto, y lo peor es que yo tengo la culpa.

Bueno, bueno, ¡aquí el Don Juan!… – ¿¡Yo qué!? – Nada Nuere.

A ver, si lo digo porque cuando salíamos juntos hicimos una apuesta tonta: ella decía que volvería a ponerse a dieta cuando yo ganase un partido de playoff y sigue esperando. Sé que no tiene mucho sentido pero ella siempre ha sido muy cabezona. Y ahora gorda. Cabezona y gorda.

Añade tonta porque anda que pensar que el atún es un animal parecido al pollo… Ya para ir terminando, un clásico de este blog: ¿Culos o tetas?

De TETAS, sin ninguna duda. En Texas hay mucho dinero y se recurre bastante a la cirugía, por lo que el arcoíris tetil que te brinda es magnífico. He aprendido a amar tanta variedad.

No sabes tú náh. Una última cosilla: ¿puedes decir “I’m ELITE”? Es para mi contestador automático.

Vaya cosas más raras pedís los fans, pero bueno, allá va: I’m ELITE!

Ya véis, amigos, con los Dallas Cowboys camino a lo que será su sexto trofeo Vince Lombardi terminamos la entrevista con el MVP de la próxima SuperBowl XLVIII. No quiso confirmarnos si renovará su contrato, ni siquiera se atrevió a responder a preguntas sobre Jerry Jones por si acaso cabreaba al Big Boss, y se lo vamos a perdonar porque prometió que en cuanto tuviera claro su futuro nos llamaría. Esperemos que no tarde tanto como nosotros escribiendo en este blog. Hasta entonces…¡a cuidarse!

Inmortalizando el momento

Inmortalizando el momento

Los MNBSAFTH!!!!!!! (Parte 2)

Vuestro Google Reader ha parpadeado. El Twitter se ha revolucionado. En NFL.com han cambiado la cabecera y los más famosos analistas se devanan sus sesudos cerebros en busca de una explicación. ¿Es posible lo que ven vuestros ojos? ¿No es un fake de esos que sacan? ¿Pero de verdad de la buena, por Snoopy?

Pues A TACATÁ, A TACA BRO, ATACA YO Y EL MÍ TAMBIÉN! VAMOS!

Y os preguntaréis, ¿¿por donde íbamos?? Pues nada, leer la última entrada, y como si no hubieran pasado mil meses y cero polvos. Que conste que la entrada estaba ya bastante escrita, terminada a un 90%, solo me he limitado a llenar algunos huecos, veréis la vagancia innata en lo último escrito…

Bueno bueno bueno, culebras, soy Charlon Heston. Uy no, que así empezaban los sketches de El Informal, y se supone que yo debo escribir cosas originales y propias. Que ahora que me sacáis el tema, qué tiempos aquellos, ¿eh? Anda que no molaban los doblajes de El Informal.

¡¡¡¿¿Cómo están ustedes??!!! Ay no, espera, eso tampoco.

Ba, a tomar por culo, ¡la segunda entrega de los MNBSAFTH ha llegado peña! ¿What? Yeah, motherfuckers. Y demás grititos agudos. Pero espera, ¿Que no sabes lo que son los MNBSAFTH? ¿Pero tú qué? ¿Qué pasa, has estado de vacaciones en Renteria, frikeando como un campeón? (Fijaos, ¡después de Semana Santa estaba escrito esto! ¡Hosti tú!) Yo sí, un poco. De todos modos, aquí tienes un enlace a la anterior entrada, donde explico, cof cof, detalladamente que es esto de los MNBSAFTH. Ya me podría haber buscado un nombre más sencillito.

En esta ocasión tocan los jugadores defensivos. En vaya lio me he metido, que juzgar el ataque es fácil y bonito, pero ¿las defensas? Hay cuatro jugadores muy molones y luego ya la cosa se complica. ¿Quién me mandaría a mí? En fin, vamos a ello.

Premio al mejor DE (sonido de trompetas cortesía de los trompeteros de Aconcagua):

¡Jared Allen! (Sombreros de vaqueros al vuelo, pistolazos al aire, y mucho alarde de masculinidad en las gradas)

Jared me cae de puta madre. Que le voy a hacer. Es Viking, aunque antes fue Chief, y los Chiefs son muy jefes (eh, eh, ¿lo pillais? ¿Cómo hilo el ser jefe de molar con ser jefe de traducción de chief? ¿eh? Lo flipas. Te cagas. Ni Mariano Tovar. Vuestras caras. ¡PAM!). Decía que Jared me cae de puta madre, pa’ que negarlo, y puede que esto haya tenido algo que ver en mi elección como mejor defensive end. Pero eh, que nadie me juzgue de manera premeditada. Odio a los Giants, sí, pero eso no tiene nada que ver. Apenas. Ni un poquito. Para nada.

El muchacho se ha cascado un temporadón a sus 30 años de edad. Ha sido el principal bastión de la otrora poderosa, ahora decadente (BUENO COMO ESTOY, OTRORA. Os volvéis a cagar. Lo estáis flipando en colours, que estoy en modo literato de selecto paladar. A ver, para los de la LOGSE que les da pereza buscarlo: Otrora, en otro tiempo, anteriormente, hace años vamos. Si os quejaréis, en Monday Night Blog, os echáis risas, ligáis, y encima ganáis culturilla general… La leche) defensa de los Vikes. Una defensa que acusa el paso de los años. Ha logrado 22 sacks, líder de la liga, siendo una amenaza constante para los quarterbacks rivales. Sin olvidar 4 fumbles forzados y una interceptación. La principal queja que le podemos echar en cara, es que ya no celebra sus sacks de manera reshulona, pero eso es culpa de la NFL

Me rio en la cara de: Espacio en blanco. Já, os jodéis, el premio al mejor DE no tiene segundo puesto. Porque lo digo yo y punto. Que no me repliques. Que no. Que no se lo voy a dar al mingafria ese de Paul Jason Pierre, o como quiera que se llame. Que ya que me sacáis este otro tema, ¿los putos niggas no pueden tener nombres normales? JaMarcus, Lebron, JerMichaelWHAT THE FUCK? O sea, yo no soy racista pero… Llámale a tu hijo de una puta manera normal, hostia. Y si juntas nombres, júntalos con estilo. Aprende de aquí, Felipe Juan Froilán de Todos los Santos, joder. Un crio con un nombre de la hordiga. De la calle, del barrio. Pero sin necesidad de andar pegando tiros a diestro y siniestro… Oh wait.

Me rio, de manera literal, en la cara de: Cri cri cri. Eso es sonido de grillos… Es que no se me ocurre ningún DE que la haya cagado, así, estrepitosamente. Tampoco es que sea un experto en Ends, yo son más de Starts… Festival del humor, señores, cortesía de un servidor. Venga venga, menos tomates, que sé a ciencia cierta que alguno se le ha escapado una carcajada, no os avergoncéis ahora por reíros de semejante tontería.

Premio al mejor DT (sonido de trompetas cortesía de los trompeteros de Aconcagua):

¡Vince Wilkford! (Melodía de Cosas de Casa)

Esto está un poco jodido. La lucha en las trincheras, entre líneas, es la menos vistosa para los novatillos en la NFL. Quieras que no, los ojos siempre se te van al QB, que es más guapete, y dejas de ver como son necesarios dos OL para parar a un DT poderoso. O como una buena línea de cuatro arrasa con todo lo que tiene por delante. Uno de los tackles más mediáticos es Ndamukong Suh, el crack de los Detroit Lions. Y este año, precisamente, no ha llamado la atención por el gran nivel mostrado, si no por sus constantes barrabasadas.

Anyways, el premio va para Vince Wilkford, jugón. Vince era un padre de familia, policía de estos que comen donuts entre patrulla y patrulla, que cansado de su vecino, un enclenque más torpe que la barbie muñones, con unas gafacas enormes de culo de vaso (pero no de las que me ponen verraco. Misteriosamente, esas gafas solo me ponen brutote cuando las lleva una chavalita, que cosas), decidió descargar su ira arreando mamporros en la NFL. En la tele hicieron una serie contando sus desventuras, pero en aras (PAM, otra píldora literata) de proteger su integridad personal y profesional, le cambiaron el nombre a Carl Winslow. Pero todos sabemos que se trataba del bueno de Vince.

La cuestión es que los múltiples donuts rellenos de múltiples mierdas, le proporcionaron a Vince numerosos nutrientes, ideales para repartir candela entre los rivales. El tío es un crack, que además de fajarse con otros de su tamaño, intercepta como si tal cosa, y es capaz de correr hasta casi anotar un TD. Y todos sabemos que un gordaco anotando es una de las cosas más entrañables de la NFL. WE LOVE YOU, FATTIES!

Me rio en la cara de: Espacio en blanco. Pero que conste que no porque no quiera, sino porque no se me ocurre ninguno… Los únicos DT que me vienen a la cabeza son B. J. Raji, porque está en mi equipo y es mi peluche gusiluz negro preferido y Ndamukong Suh (me repito más que el ajo), porque Suh apellido es fácilmente bromizable (jojojojojo) y por los lios que ha tenido esta temporada… Y ninguno se merece tener un MNBSAFTH en su estantería, que se creen.

Me rio, de manera literal, en la cara de: Albert Haynestecetera. Estoy cansado de buscar su puto apellido cada vez que quiero escribir algo de él. Joder, hasta el de Roethlisberger es más fácil. Hasta Ndamukong es más legible. Que te jodan, puto gordo millonario. La avaricia te vicia, y te has vuelto un manta y un despechado. Ni Big Al ni Big Mac ni Big Pollas. Big L, más bien…y ele de… ¡LUUUUUUSER!

Premio al mejor LB (sonido de trompetas cortesía de los trompeteros de Aconcagua):

¡Patrick Willis! (Música de niggas de barrio, raperos y tíos que andan apartando gallinas, pero siempre con flow)

Singletary era gilipollas. Bueno, eso igual es pasarse, rebobinemos.

Singletary era un entrenador putamierdico. Sí, ¡yo creo que así está mejor! Aunque gilipollas tampoco era tan desacertado, la verdad. La cosa es que como jugador debió de ser mu güeno, y no sé si era por el bigotaco que se marcaba o qué, pero el tío era un linebacker tope de pro. La cosa es que, durante sus años en San Francisco, muchos quisieron ver en Patrick Willis a su heredero. Incluso el mismo Singletary dijo que sería el mejor linebacker de la jistory.

Y vale, Willis ha hecho temporadores, pero nunca se ha erigido como líder total de una defensa que debía ser dominante. Hasta este año. Y es que si los 49ers han hecho una temporada tan buena, ha sido gracias a su defensa (¡¡¡y a Alex Smith!!! ¡¡¡¡kwaaaiii!!! ♥ ). El mejor equipo contra la carrera, no permitió un TD por tierra hasta la decimoseptima jornada. Tela marinera. Bien es cierto que no ha sido merito únicamente de Willis, pero la verdad es que yo pensaba que con la marcha de Takeo “cuellotiburón” Spikes, el cuerpo de linebackers iba a ver mermada su producción. Y nada. Spikes, que por cierto, se estará tirando de los pelos por haberse ido a los Chargers… Ah que no… que está rapado… Joa joa jao ajoaj

Willis ha comandado un front seven temible no solo contra la carrera, si no también muy eficaz cazando al QB. Y el hecho de que pillara a Patrick Willis (así como a Jared Allen) en mi fantasy league para ocupar el puesto de LB (Y DL, respectivamente) no tiene naaaaaaaada que ver para que les haya otorgado estos increíbles galardones, como ya veréis más adelante.

Me rio en la cara de: ¡DeMarcus Ware! DeMarcus es un nigga majete, a pesar de su nombre raro. A mí me pone Willis, a mi BRO allende los mares le pone Ware. W&W, no hace falta explicar más.

Me rio, de manera literal, en la cara de: Jonathan Vilma. Recuerdo cuando hice el chiste de “Vilma ábreme la puerta”, creo que fue en un partido a cara de perro con Gartzo al Madden… Vaya risas. Bueno, él nos se reía, decía que el chiste era una mierda. Pero el chiste era genial, no me jodas. Igual es un poco oportunista todo esto, pero parce que a Vilma le va a caer un puro majo por todo el tema de las primas, así pues, nos reímos en su cara de primo. (JÁ, confirmado, soy un gurú!!!)

Premio al mejor CB (sonido de trompetas cortesía de los trompeteros de Aconcagua):

¡Darrelle Revis! (Música de náufrago, en plan isleño… ¿lo pilláis? ¿No? ¡¡Por lo de Revis Island!! ¿Nada? Pero vamos a ver, que sois, ¿gilipuertas?)

Porque si no tiene intercepciones, es porque ningún QB tiene santos huevos a lanzar al receptor que cubre. Bueno, perdón, miento, hay un QB que tiene unos huevacos casi tan grande como sus orejazas. Ese Romo como mola, se merece una ola. Por lanzar a Revis, en plan, “toma tonto, para que adornes tus estadísticas”. Eso es amor, bravo por Antonio Ramiro.

Me rio en la cara de: Charles Woodson. Porque cuando todos esperábamos que se le fuera acabando la gasolina, el tío seguía ahí, a full, sacando las castañas del fuego a los Packers. Y que oye, este blog es mío y bastante mal estoy dejando a mis queridos Empacadores.

Me rio, de manera literal, en la cara de: Tramon Williams. Maldito bastardo. Como he comentado antes, en la fantasy league me pillé a Jared Allen y Patrick Willis como titulares. Sus repuestos los iba rotando, pero en su momento pillé, si no recuerdo mal, a B. J. Raji y Sean Weatherspoon. ¿Y para la secundaria? Pues a Nick Collins y Tramon Williams, lo cual, realmente, fue una cagada por mi parte, ya que el suplente no iba a remplazar al titular en la jornada de descanso. Pero bueno. Todos sabemos lo que le pasó al bueno de Collins, que espero que se recupere, ya que no sabemos nada de él, y falta nos hace. De Tramon… Bueno, el tío venía de hacer un temporadón, con 6 interceptaciones, y seleccionado para el Pro Bowl (tras múltiples bajas, eso sí). Así que yo, en mi suprema inteligencia, me dije. “Bua, a nada que ande un poco atinado, este año la lía petardaca”. Pues no. Nada de eso. Ni petardaca ni petarduqui. El tío ha robado 4, de las manos de sus contrarios y ha sido parte de la infame secundaria de los Packers, esa que permitía 22 puntos  y casi 300 yardas por aire en cada partido. Quedando la última del campeonato, por supuesto.

Tramon, colega, yo confié en ti, y te defendí y apoyé toda la temporada pasada… ¿así es como me lo pagas? Que te jodan, PAVO.

Premio al mejor S (sonido de trompetas cortesía de los trompeteros de Aconcagua):

¡Antonie Bethea! (música que me sale de los cojones).

No sé que poner aquí, pero Bethea me cae majete. Y punto. Sí, puse Bethea hace meses, dije “ya buscaré la explicación”, y así se ha quedado.

Me rio en la cara de: Nick Collins. Mención honorifica al bueno de Nick. Antes no lo sabía, ahora sí, no vuelve a la NFL. Sin él, ya hemos visto lo que ha sido la secundaria de los Packs…

Me rio, de manera literal, en la cara de: XXX. ¿Quién? Tranquilo, chicos, no pasa nada. Los ignorantes están a la orden del día, y no todos poséis las increíbles capacidades, no solo mentales, si no también físicas (sí, me refiero a lo que me refiero), que tiene aquí el menda lerenda. Eso por eso que os resulta imposible conocer a todos los jugadores de la NFL, pero… Se la ví. Y no, no me refiero a su flor, si no a que es la vida, pero en francés, que queda más intelectualoide y gafapastico.

Pues el bueno de XXX, es un safety de los Chicago Bears que tuvo la brillante idea de quitarle el balón a Brian Urlacher (no, no me he confundido, XXX es un jugador de los Bears y le quitó el ovoide a Urlacher. Con dos cojones), lanzándoselo además a un jugador de los Chiefs. En su propia end zone. Lo que viene siendo evitar una interceptación de un compañero. Lanzando, además, un pase de TD. Contra tu equipo. En plan inteligente. Bravo por él. Este premio está concedido cortesía de Axel, que fue quien me indicó el camino.    Tenía buscado como se llamaba XXX, pero no lo puse, y ahora me da pereza buscarlo…

Con esto vamos a dejarlo por hoy. El cerebelo me da vueltas, y escribir esta entrada me ha llevado más tiempo de lo pensado (¡y tanto!). En la siguiente ocasión (siempre con fecha indeterminada), ¡equipos especiales! Uuuhhh, que emoción, ¿verdad?

Já, siguiente ocasión dice el Nuere del pasado. ¡PRIMO!

P.D: Si has echado de menos las imagenes, efecinquea, que igual me siento generoso y subo alguno, con pies de foto graciosetes…

Farewell

Buf, que difícil se me hace escribir esto. Esta es posiblemente la primera entrada seria que publicamos en Monday Night Blog. Y espero que sea la última. No es nada agradable dar este tipo de noticias.

¿Qué significa l ɟ u? ¡Ah no, que es FLN! ¡No, NFL! ÑEEEEEE

Todos sabéis lo mucho que nos gusta Tony Romo, o Antonio Ramiro, como cariñosamente, o no, le llamamos. Nos encanta meternos con sus orejotas, su pinta de redneck, o sus cagadas en los momentos importantes… Pero hoy es noticia por un motivo mucho más triste.

Me acabo de enterar de que hace una semana murió la madre de Tony, Joan Romo. Desde aquí, desde MNB, queremos mandar nuestro más sincero pésame a toda la familia, apoyándoles en todo momento, y deseándoles que puedan afrontar estos duros momentos con la entereza y fuerza con la que Tony jugaba al football.

Las circunstancias de la muerte no están nada claras, ya que parece haber ciertos intereses de las altas esferas políticas para que todo esto quede tapado y olvidado. Sin embargo, la importancia de Antonio Ramiro en la comunidad estadounidense (y mexicana) ha propiciado que salgan a la luz todos los detalles de su fallecimiento.

Tony no hizo caso a su madre cuando, tras poner cara de lelo, le dijo “¡Para ya, a ver si te vas a quedar así!”

Y es que la señora Romo murió tiroteada. Y no por causa de una de esas horribles balas perdidas, tan frecuentes. No. Su asesino, acompañado por un matón de poca monta, que guiaba la escaramuza, se ensañó con el cuerpo de Joan, disparándole una y otra vez, hasta que cayó sin vida, inerte. Desde MNB, queremos condenar con toda nuestra fuerza posible, este vandálico acto, muestra de salvajismo total.

Sin embargo, la madre de Antonio Ramiro no era mujer cualquiera. Criar a un chiquillo como Romo la curtió en escuela de la vida (por no hablar de parir semejantes orejas) y pudo asestar un duro golpe a la salud de su asesino, rompiéndole la cadera. Esto hizo posible la identificación del mismo, que de haber quedado ileso tras la cacería, habría escapado con total impunidad.

Juan Carlos I, Rey de España, pues ese es un nombre, fue el asesino, a sangre fría, de la pobre madre de Antonio Ramiro Romo, inocente de cualquier maldad, salvo de dar a luz a un pobre chavalín que quería ser QB, y se quedó en el camino.

No hay mucho más que decir ante este horrible acto, así que de nuevo,  queremos mandar todo nuestro apoyo a la familia Romo.

Los MNBSAFTH!!!!!!! (Parte 1)

¡Já! ¡Os pillé! Ay, pajaros, os pensabais que no nos íbamos a dar cuenta… Pero si os tenemos caladísimos. Ya estabais pensando “Putos vagatas de mierda. Escriben 3 artículos y ya se piensan que son los reyes de la barraca. Y ale, hasta otro día. Si te he visto no me acuerdo. Como si de un ligue cualquiera nos tratáramos”. ¡Pues no! ¡Já! ¡Pringaos!

Bueno, y ahora yo iba a escribir… pues… Sobre… Sí, esa cosa que… ya sabes… eso de fútbol… football… Con el balón ese ovalado… esa cosa… eso que se usa…¡TACA! Y a comer… Eso, cuchara.

Quiero ser center...

Que no, bobacos, que os hemos vuelto a engañar. Tenemos todo dominado. Under control, que dirían en yuesei. Confi, tíos. Y es que lo bueno de ir (y ser) tan retrasados, es que tenemos temas de conversación para tirar millas. ¿De dónde eres? ¿Qué estudias? ¿Trabajas? ¿Dónde? Que interesante todo… ¿Tragas o escupes? Ya sabéis, las clásicas preguntas de buena mañana.

¿Y qué es lo que vamos a tratar hoy? Muchos nos habéis pedido que hablemos sobre el combine, o el sistema de bonificaciones que tenían los Saints. ¿No os habíais enterado? Básicamente consistía en par primas a los jugadores defensivos por cada hostia seria que atizaban a los rivales. Si venían acompañadas de lesión, mejor que mejor. Y no me refiero a las primas de los entrenadores, a las que seguramente les dábamos, si no a primas monetarias, malpensados, que siempre vais a lo mismo. Cerdos.

Pero no, hombre, no, no voy a hablar de eso. No porque no tengamos en cuenta vuestras opiniones y peticiones, ¿eh? No os penséis. Si no porque… Bueno, porque me sale de los cojones hablar de…

Los Monday Night Blog Season Awards

From The Hood

First edition

Te cagas con el nombre, plemoh. Y exclamaréis, con la boca abierta cual bobalicones atolondrados, “ooohhh, Juan, cuéntanos más sobre esos premios”. Pues es muy sencillo, los premios que se suelen dar son una chusta, una bazura. ¿Qué es eso de jugador ofensivo? ¿Solo uno? ¿Y también solo un defensivo? Ah no, así no se hacen las cosas, hombre, que queda muy feo. Los pobres líneas, partiéndose el pecho, las teturcias más bien, dejándose la vida sobre el emparrillado para que luego el premio se lo den al guaperas de turno… O a un linebacker zumbado. Pobrecillos, hombre. Estoy por crear la plataforma “Por el Justo Reconocimiento de los Linieros Ofensivos y Defensivos en las Entregas de Premios Anuales a Jugador Ofensivo y Defensivo”. La PeJRdlL… La PrJRla… Ncht, la PeJRdlLOyDelEdPAaJOyD. Eso. Sencillísimo, vamos. Y el Word no me lo ha autocorregido por alguna otra cosa, como hace con la mierda del PETA, o el APRA… Vamos, me lo llega a cambiar y lanzo el ordenador por la ventana. Para hacer la plataforma lo más comercial posible, abreviaremos las siglas a la “POyA”. Porque me sale de ahí. Pero volviendo a los súper-premios inventados por yo, ¿qué categorías tienen los MNBSAFTH? Pues no lo sé muy bien, porque me lo voy inventando sobre la marcha. Lo que está claro es que seguramente haya uno por posición, y luego ya, si eso, empezaré a desvariar. Puedo asegurar, y aseguro, que habrá un premio al mejor podcast y, spoiler alert, el ganador del mismo solo tiene dos entregas, y está presentado por dos tipos con un tupé la mar de sepsis, aficionados a cambiar el nombre de las cosas y que comparten un BROmance a la altura de las mejores telenovelas. Pero dejemos de desvariar, y démosle caña al tema. Que mentiras soy, no vamos a dejar de desvariar.

Premio al mejor QB (redoble de tambores cortesía de las cofradías giputxis):

¡Aaron Rodgers! (Aplausos, bravos y rabos, gritos de emoción y lanzamientos de bragas varios)

Las tengo rotitas... y no me refiero a las costillas.

¿Qué? Espera, ¿alguien me lo va a cuestionar? ¿Qué? ¿Qué Elite no se puede escribir sin Eli? No te jode, pero sí que se puede escribir sin ELISHA, pringaos. Que vuestro QB tiene nombre de chica. Porque me están sujetando, eh, que si no la tenemos. ¡QUE LA TENEMOS!

Volviendo un poquito a la seriedad habitual del blog, ejem ejem, creo que no cabe duda de que Aaron Rodgers ha sido el mejor quarterback de la temporada regular. Vale que luego en post-season estuvo un poco errático (por no decir otras lindeces), pero vamos, durante las 17, bueno, 16, jornadas anteriores… De 10.

Me rio en la cara de: Tom Brady (esto vendría siendo la mención de honor, pero con nombre divertido, ¡que no se diga!).

Me rio, de manera literal, en la cara de: Bua, aquí hay tantos pringados de los que podríamos reírnos… Esto, por si no os habéis enterado, vendría a ser el “premio” al peor QB. Está difícil, ¿eh? ¿Curtis Painter? ¿Vince Young? ¿Donovan McNabb? ¿Carson Palmer? Quién sabe, macho…

Premio al mejor RB (redoble de tambores cortesía de las cofradías giputxis):

¡Maurice Jones-Drew! (Aplausos esporádicos, miradas de incertidumbre, algún que otro abucheo y perturbados que gritan “tongo”)

Repetid conmigo: Maurice. Mmmmmmaurice. Pero no digáis Maurís. No, así no. Moguís. Mmmoguís Jones-Drew. ¿No se os llena la boca? ¡A que mola! Pues eso… No, no esperéis una detallada explicación con los logros de la temporada, le doy el premio porque me divierte decir su nombre. NEXT!

Jefazo de WordPress: Parker!

ParkNuerer: Señor, es Nuere.

JdW: No me replique, Parker. ¿Qué mierda es ésta?

P: Pues son los premios que damos desde Mond…

JdW: No me joda, Parker, no me joda. Ya ha cumplido, y de sobras, su ratio de tontás/entrada, así que póngase serio y… Bueno, ya me entiende, que se justifique, leñes. No le dejo colgar su patético blog en mi dominio para que lo llene de ñierñia.

P: Señor, ¿se da cuenta de que ñierñia hace una referencia a Axel Casas y su show VHS, perteneciente a la cultura sub-popular, y que bien podría incluirse dentro de lo que usted considera mierda? O ñierñia…

JdW: …

P: Sí, ya me callo…

- ¿Pero qué andas? - Sssh, ¡que me ha dicho Nuere que así se liga!

Pues bueno, Moguís se merece el premio… quiero decir, Marurice Jones-Drew se merece el premio porque… Bueno, juega en os Jaguars, ¿no? Cualquier jugón que aguante en ese equipo se merece reconocimiento. Y su QB era Blaine Gabbert, así que… No en serio, que el tío se cascó 1.606 yardas por tierra durante la temporada, con 8 TD (además de 374 yardas de recepción y otros 3 TD aéreos). Fue el líder destacado en el apartado terrestre (más de 300 yardas sobre el segundo) y básicamente fue el único arma ofensiva del equipo. Si ya lo decían por Football Speech, cuando MJD hace más de 100 yardas, los Jaguars ganan. Si no… pues al pozo. Y tal… Ha habido RB con mejores números, es posible, pero oye, el impacto de MJD es innegable y este blog es mío, con el permiso del Jefazo de WordPress, claro.

Me rio en la cara de: Adrian Peterson

Me rio, de manera literal, en la cara de: Chris Johnson (Bueno, igual literal, lo que se dice literal, tampoco, que tiene pinta de que te saca la navaja si te metes con él).

Premio al mejor WR (redoble de tambores cortesía de las cofradías giputxis):

¡Calvin Johnson! (Rugidos de león, tribunas en pie, pañuelos blancos y gritos de “torero, torero, torero”)

Salto a la comba, versión football

Megatrón mola. Creo que a pocas personas les cae mal. Es lo que pasa cuando juegas en un equipo perdedor. O eres un bocazas tipo Jim Schwartz, o pegas hostias fuera de lugar, tipo Ndamuukong Suh, o caes bien. Mira a Mathwew “carapan” Stafford. ¿A quién le puede caer mal? Bueno, igual los familiares de la peña que se comió para ponerse así de zambuto le tienen algo de tirria, pero vamos…

Pero volvamos a Calvin Johnson. ¡Qué tío! Que era un wide receiver del copón de la baraja ya lo sabíamos, pero lo de esta temporada. Vaya inicio. Cierto que luego bajó un poco el nivel, pero claro, empiezas la temporada marcándote partidacos con 3 TD cada uno, y luego cualquier cosa es poca… Anyways, creo que el premio está más que justificado. 1.686 yardas en 98 recepciones y 16 TD. No está nada mal. Y que además era el jugador más cubierto de los Detroit Lions. Todos sabían que cuando algo les iba mal, la jugada iba a ser bomba a Johnson. Y aún sabiéndolo, el tío las seguía cogiendo. Crack.

Me rio en la cara de: Wes Welker

Me rio, de manera literal, en la cara de: Chad OchoJohnson

Premio al mejor TE (redoble de tambores cortesía de las cofradías giputxis):

¡Rob Grownkosi! (Gritos de titán y fulador, actrices porno que hacen la ola enseñando las pechugas, y todos los tíos en pie, aplaudiendo mientras asienten con la cabeza, en clara señal de admiración.)

¡¡¡Soy el mejor fulador!!!

Se zumbó a Bibi Jones. ¿Hacen falta más datos? ¿Más números? ¿Estadísticas? ¿Medidas? ¿En serio? Pues nada, el tío recibió 90 pases para 1.327 yardas y 17 touchdowns. Batió el récord de TD por temporada para un tight end, y muchos comentaban que podía batir el general. Básicamente se convirtió en una de las principales armas ofensivas de los New England Patriots. Una amenaza total para las defensas rivales, que se veían incapaces de pararle.

Y por si fuera poco, repetimos, se pinchó a Bibi Jones, actriz porno profesional, y se sacó una foto, like a champion. Lo que viene siendo ser el puto amo. ¡Rescepto, Gronko!

Me rio en la cara de: Jimmy Graham

Me rio, de manera literal, en la cara de: JerMichael Finley. Vale, su temporada no ha sido pésima, pero se esperaba tanto de él, después de una temporada entera lesionado, que sus múltiples drops hacen que sean aún más dolorosos… Y además es bastante bocas.

Premio al mejor OL (redoble de tambores cortesía de las cofradías giputxis):

¡Rellenar según convenga! (Silencio incomodo)

Vale, estamos jodidos. Por mucho que haya creado la Plataforma Por el Justo Reconocimiento de bla bla bla, la verdad es que no tenemos ni puta idea de valorar a un buen línea ofensiva (a los defensivas todavía, pero tampoco sus penséis). Qué le vamos a hacer, aunque no lo parezca, no somos perfectos. Pero tranquila, peña, que tenemos todo controlado. Por eso, para otorgar este premio, contamos con la colaboración del magnifico tuitero, mejor persona y seguramente, la hostia en patinete de liniero ofensivo. Y además sepsi, que no se diga, y con tupé. ¡La hórdiga! Bueno, os dejo con su opinión. ¿Cómo, que no sabéis de quien hablo? ¡A la hoguera! Con todos vosotros, Renzo Tamburrino:

Sería muy fácil caer en las nominaciones de los All-Pro y nombrar a esos jugadores como los mejores del año, pero voy a hacerlo un poco más difícil y voy a nombrar los que, para mí, fueron los mejores Offensive Linemen de la pasada temporada NFL.

Para que se hagan una idea, la OL All-Pro fue la siguiente:

LT: Joe Thomas, Cleveland Browns

LG: Carl Nicks, New Orleans Saints

C: Maurkice Pouncey, Pittsburgh Steelers

RG: Jahri Evans, New Orleans Saints

RT: Jason Peters, Philadelphia Eagles (que es un Tackle izquierdo que juega para un QB zurdo, por lo que cumple labores de RT)

Si hay que reconocer a los Offensive Line, debe ser porque hacen algo más que simplemente atizar líneas de defensas y reírse de los LB’s cuando suben a bloquear a segundo nivel. Vale, quizás ellos no se ríen porque hay LB’s muy buenos y fuertes, pero cuando a un MLB que mide 6’1’’ y pesa 230-250 lbs le cae un guard que mide 6’4’’ y pesa 330 lbs por lo menos yo me desternillo de la risa. Pero es su trabajo y son los “intangibles” –que en este caso puede que sean más  que palpables- los que deberían hacerles merecedores de un monumento en las plazas públicas de sus ciudades.

- Jajaja, ahora te va a tocar el culo Tebow... - La hostia que te voy a atizar te va a dejar la cara como los semaforitos del playbook...

Demasiada plática, vamos a premiar Offensive Linemen!

Left Tackle: Jake Long, Miami Dolphins

De toda esta selección de líneas de ataque, creo que en este lugar debería estar Joe Thomas compartiendo sitial con Long. A estos dos excelentes Tackles Izquierdos juegan en franquicias perdedoras las cuales se ve que están muy lejos de encontrar un rumbo, siendo que están a un QB de comenzar su proceso de reconstrucción (en el caso de Thomas culpo más al staff, porque McCoy lo considero muy competente). Long es casi impasable, llegando al punto de “secar” a los DE’s rivales, además que posee un buen bloqueo terrestre. Es de los que tienen la estrella sobre su cabeza en el Madden (y que os cuento del Madden, tropa de frikis)

Left Guard: Mike Iupati, San Francisco 49ers

Esta elección viene del corazón (y salida del tupé sepsi que me gasto). ¿Hay LG mejores en protección de pase que Iupati? Si. El mismo Nicks, Ben Grubbs, Logan Mankins, Evan Mathis entre otros son superiores en ese apartado que Iupati, pero ver a esa mole de 6’5’’ y 330 Lbs. Saliendo en pull y barriendo defensas es como verme a mí mismo Domingo tras Domingo jugando por los 49ers. Un sueño hecho realidad :_(  .

Ha sido el segundo año de Iupati en la NFL, pero ya está demostrando que fue una buena selección de primera ronda y se ha transformado en estos 2 años en una referencia a la hora de buscar Left Guards. Tiene una muy buena protección de pase, y bloqueando en la carrera –y cualquier tipo de carrera: bloqueos directos, pulls, traps– es demoledor. Es de los que van con el ícono del camión en el Madden.

¡Me pido a la morena!

Center: Nick Mangold, New York Jets

Pobre Nick, de pasar a tener de QB a la “Selena Gómez” de la NFL (si, esa niñita llamada Mark “tomo té con el dedito meñique tieso” Sánchez) y tener que aguantar sus esquemas con colorines y sus dudosos cambios en la línea, llega a su equipo el Justin Bieber de la NFL según Joey Porter: Tim Tebow. Si ya era complicado jugar con Sánchez de QB, que venga un QB zurdo a tocarte los cojones (literalmente) ya complica la existencia per sé. Lo único bueno de jugar con Tebow es que él no es ni Mark Sánchez –que hace cambios en la línea a lo Brett Favre, de esos que los OL se miran entre ellos sin saber si esa jugada es carrera o pase porque nunca la habían practicado- Ni Peyton Manning –que tiene un libro de audibles- Mangold es un Centro la mar de molón, de esos rednecks con su barba sureña, pelazo rubio y cara de pocos amigos. Fuera de su aspecto, sus 307 libras de peso no se notan al momento de atacar el hombro exterior de los Defensive Tackles para abrir huecos en la carrera -hay que ser muy ágil de pies para poder hacer eso, y mucho más si eres Center porque primero debes soltar el balón- y es excelente en la protección de pase. Creo que la única razón por la que Mangold no fue All-Pro es porque Maurkice Pouncey es un Centro mucho más “móvil”, y cuando digo móvil es porque en el playbook de Pittsburgh el Center debe hacer muchos pulls y desplazamientos laterales largos, que lo hacen “más visible”.

Right Guard: Marshall Yanda, Baltimore Ravens

Antes de empezar, consideré en su momento a Brian Waters, RG de los New England Patriots, pero el RG tradicionalmente es un ancla, un soporte para el Center (que es el que le cuida su “mano débil” que es la que ocupa para hacer el snap) y una bestia parda en el juego de carrera, un abre huecos automático y Waters juega en un equipo demasiado orientado al pase como los Pats y necesitan toda la protección de pase que puedan conseguir, y Yanda es justamente un RG prototípico en un equipo orientado a la carrera. Bloquea lo que tenga enfrente, lo tira hacia atrás y cuando hace pulls es una maravilla verlo hacer “bullying” a los Lb’s rivales. Le toca duro porque juega en la AFC Norte junto con Steelers y la nueva pero subestimada defensa de los Bengals.

Right Tackle: Eric Winston, Houston Texans

Uno de mis favoritos: Lejos el mejor Right Tackle que he visto jugar en estas últimas 3 temporadas. Completísimo tanto en la protección de pase como para abrir huecos en el juego de carrera. De los pocos Tackles (junto con Jason Peters después de esta temporada) que podrían jugar tranquilamente para un QB diestro y para uno zurdo. Rápido de pies, ágil para moverse en la línea, gran tamaño y peso (6’7’’, 302 Lbs.). Golpea duro y fue uno de los “culpables” de que la OL de Houston fuese considerada la mejor de la temporada 2011-2012. Lamentablemente no lo veremos más en Houston, ya que en una movida inentendible de parte de los Texans, fue cortado y ahora forma parte de los Kansas City Chiefs.

Y creo que con esta magnífica colaboración, nos vamos a despedir por hoy. Nos quedan los premios a los jugadores defensivos, y por qué no, equipos especiales, aquí damos premios a todo Quisqui, que no se diga.

Eso sí, no pienso prometer que la siguiente entrega vaya a ser dentro de poco… ¡A saber!

¿Y ahora qué? (Versión seria, de verdad de la buena)

Bueno, comentaba en el anterior artículo que… Espera que lo relea… “bla bla bla… los Giants son unos hijosdeputa… bla bla bla… Me cago en los drops de Finley… bla bla bla… Brady me pone palote aunque nunca lo admitiré públicamente… bla bla bla… echo de menos a mi Bro”. Bueno, pues comentaba, así, a grandes rasgos, que cada año, los footballeros tenemos una travesía por el desierto que nos jode la vida. Hay años que es más dura (bueno, solo el pasado), debido a la incertidumbre de saber si habrá o no temporada. Afortunadamente, cuando finalmente se supo que teníamos new season, ya estaba el inicio a tiro piedra (o radio de meada, según tu fuerza propulsora).

Te va a retuitear tu puta madre...

Muchos nos habéis preguntado (¡MENTIRA!) que hacemos dos tíos inteligentes (¡MENTIRA!), psicológicamente estables (¡MENTIRA!), socialmente presentables (¡MENTIRA!) y monde sepsis (¡MENTI… VERDAD, VERDAD!) como Gartzo y yo para pasar esta dura etapa sin que nos altere a la psique (¡MENTIRA! ¿SE OS ALTERA MÁS? SÍ, MÁS). Bueno, antes que nada, mencionar que nuestros serebelos son órganos altamente desarrollados y funcionales, de una complejidad inusitada, en los que se mezlcan una ingente cantidad de temas de pensamiento y raciocinio que bailan en un complejo vals de la muerte, no apto para cardiacos. Pero tranquilos, tenemos aquí una bolsa de chuches para todos, y os lo explicaremos como si de niños de 3 años nos tratáramos… quiero decir, os tratarais, eso, sí. (Esto me trae a la mente esos videos en los que una parejilla de mozalbetes explicaba a la cámara cosas “de mayores”. Que risas… sí, me callo, sigo a lo mío):

Como sobrevivir a la offseason, y no morir en el intento:

· Petándola con tu BRO: ¡Vamos, Jonan, y arriba esa peña todo crazy! ¡La locura Josebas! ¡Pepitas de oro! Y todas las demás coletillas televisivas que se os puedan ocurrir. Es fácil, es sencillo. Fin de semana tras fin de semana (porque entre semana somos gente de bien, que va a trabajar/clase y no pasa como un enfermo) sales de fiesta a romper la noche, breaking the night (seguimos expandiéndonos, pipol), a beberte el Ebro (drinking the Ebro), a hacer audibles en medio de la disco (Making audibols in the middle of the disco), a caerte de podios (falling from podiums) y a pasearte por los bares como pollos sin cabeza (walking through the pubs like Kenutcky Fried Chickens)… Incluso te creas un hashtag y lo utilizas para ello. Lo que viene siendo ser la hostia.

- Y entonces me.. me... dijo "contigo no, ¡bicho!" - Ya pasó, Bro, ya pasó

Claro que, para poder hacer todo esto, hay un requisito indispensable… ¡Tener un Bro! (¡¡Y que no esté a 600 km de distancia!! :___ ). No todos son tan afortunados de poder compartir su Guy Love con otro hombre, a sabiendas de que nunca pasara nada raro, porque nos van las tetas más que a un tonto un lápiz… ¿O eran los culos? Sea como fuere, a tu Bro le depilarías las nalgas si fuera necesario (Y si Thad Castle te amenazara con que si no lo haces, no entras en el equipo), así que imaginaos lo que harías para que tu Bro sea feliz durante la offseason. ¡Incluso viajar hasta Córdoba! Pero como no todos tenéis un Bro tan sesi

Pero a que estámos, ¿A sexo o a football? ¿A las dos? Pues vale...

· Apuntándote a un equipo de football de por aquí: No tengo ni idea de cómo va la temporada en España, de si quedan partidos por jugar, si no os van a admitir ni de flowers o si ya están todos de vacaciones. Por eso lo mejor es que os paséis por la página de AEFA y lo consultéis. También podéis rayar a Güilly Bisuter, que seguro que os responde encantados… La cuestión es que si no puedes ver football… ¡PRACTICALO! Te motivas, te pones música en tu cabeza, y luego te fulas a la cheerleader. Y si no hay cheerleaders, pues a la mascota… y si no ya, pues al punter, que es algo así como la chica del equipo.

A menor escala, siempre puedes salir a echar unos pases con los colegas. Si sois suficientes, incluso jugar una pachanguita, a lo flag football. Os aseguro que merece la pena, y si sois unos motivados de la vida, como los aquí presentes, se caga la perra…

· Viendo partidos antiguos: ¿Hace falta que lo explique? Venga, ba, que sé que os encanta. Pues eso, que os bajáis partidos viejunos (cuan viejunos depende de vosotros. Podéis ver partidos pendientes de la temporada pasada. Por ejemplo el Saints @ Packers de la jornada inaugural. O ya iros años atrás, y rebuscar entre los clásicos. Yo no soy un experto, pero si vuestro equipo sale victorioso, mejor, que si no, os entra la bajona…), os compráis una buena ración de mierda comestible, y venga, a disfrutar.

Está claro que de esta manera se pierde la emoción del directo, del saber que está pasando en ese mismo momento, comentándolo con los colegas, pero bueno, todo esto es para quitar el mono.

· Viendo series/películas de temática footballera: Que bien se lo montan los putos gringos (wey). Seguramente me repita como los ajos, pero es una pasada lo bien que saben cómo motivarte. Desde un simple anuncio corto, hasta esas charlas motivacionales acompañadas de Explosions in the Sky, pasando por avances o trailers… Son maestros en el arte de ponértela dura y crear un hype inmenso.

Y parecía tonto el Saracen...

Por supuesto, en películas y series no podía ser de otra manera. Y ya, si son de temática deportiva en general, y footballera en particular. Te entran ganas de ponerte un casco y dejarte los huevos por el entrenador de turno. Ya sea Al Pacino, Denzel Washington o el mismísimo Coach Taylor. Así que, si un día dispones de dos horitas, te pones una peli y a gozar. Y si tienes más ganas, pues te vuelves a ver Friday Night Lights, porque espero que todos los que leáis esto la hayáis visto ya al menos una vez. Y si no, hostia al canto. Que va a ser esto. Gartzo y yo, antes de partidos importantes, nos solemos ver algún capitulillo de los grandes. Los finales de las temporadas 1, 3 y 5 son crema absoluta. El partido de la Barro Bowl (No recuerdo como se llamaba, solo sé que era en el que Jason Street nos dejó la mágica frase “¡de puntillas Saracen!”) también está muy chulo.

"- Mira que biceps - Merrioentucara" Y así fue como Ryan Gosling se cicló a más no poder

Mariano Tovar, con su máquina de control mental, se metió en mi cabeza y me robó una serie de entradas en las que hablaba sobre las mejores pelis deportivas. Así que tampoco voy a rayaros. Solo diré que las imprescindibles son: Titanes, Un Domingo Cualquiera, Friday Night Lights (sí, la película también mola), Rudy y Equipo a la Fuerza, que motivar, te motivas un huevo. Luego tienes otras como Somos los mejores, El Milagro, Coach Carter y Glory Road, de otros deportes. Molan, pero todos sabemos que el football es mais mejor.

· Viciándote al Madden como no lo has hecho en tu vida: Acabarás con los pulgares reventados. Te sabrás el nombre de cada una de las jugadas del Madden. Habrás creado un jugador Superstar para cada posición, y alcanzado con cada uno de ellos el overall 99. Y tu franquicia será la más laureada de la historia. Porque te vas a echar unos vicios que no se han visto never before. Poco más que decir. Si puedes jugar online, avisa, y los vicios serán mutuos.

· Enganchándote a otro deporte: Es duro, pero a veces pasa. Claro, se acaba el football, has visto que empieza el hockey y dices… “po’ bueno, po’ fale, po’ cojonudo”. Y ale… Será un camino duro, eso sí. Elegir tu equipo, conocer las reglas, saber los partidos que hay… pero bueno, al menos, estarás entretenido durante el resto del año, y además, si te llaman enfermo del deporte lo harán con propiedad…

Aquí sí que voy a romper con mi Bro. El Nascar no es un deporte. Es puta mierda. Deberían cambiarle el nombre por “turn left”. Amos hombre, no me jodas… Ah, y ya que estamos: Alonso es un paquete, ¡Kimi SELECCIÓN! (uy, esto aquí no funciona), ¡ECCLESTONATO!

No digo nada, y lo digo todo.

· Haciendo ganchillo: ¿Qué? Es relajante, y seguro que sirve para ligar. “¿Ves este jersey, nena? Me lo he hecho yo” “¡Oh dios mío, esas son las 9 palabras mágicas que consiguen que toda mujer caiga rendida a tus pies! ¡TOMAME! HAZME EL AMOR AQUÍ MISMO”. Totalmente creíble y viable, vamos.

· Echándote novia: Trolol. Just kiddin’. ¿Qué mozalbeta va a querer salir con unos enfermos como nosotros? Eh, ¿¡Quién ha levantado la mano!? Ven pa’ca moza, que no te escapas. Oh mierda, si es Güilly… Bueno, en época de guerra…

Bueno, creo que os he dado maneras suficientes para que estos mesecillos se hagan amenos y entretenidos, y pasarlos no sea una tortura mortal para todo corazón footballero. Así pues, ya sabéis chicas, los agradecimientos, en carne, nada de palabras vacías.

¿Y ahora qué?

Es que putos Giants. No en serio, putos Giants. Lo siento si algún seguidor del equipucho este se da por dolido, pero… No, espera, ¿Qué cojones? Que os jodan, cabronazos, este blog es mío, y leer mis gilipolleces es el peaje que tenéis que pagar al entrar.

¿Hola? ¿Hola? ¿Me he quedado solo? Bueno, pues mejor, gente de calidad. ¿Por dónde iba? Ah sí… Putos Giants.

¡MI COMIDA!

Veréis, la mayoría de la gente tiene un equipo preferido, y luego, algún equipillo que le cae bien, que no le importa que gane, y que sigue sus partidos de vez en cuando. Hay casos radicales, ende luego, gente que solo apoya a un equipo y odia a los 31/19 restantes (dependiendo del fútbol que sigas). Otros, como nuestro buen amigo Roger, tiene varios equipos preferidos, uno por división, para así tener donde elegir, e ir a tiro hecho. Son lo que se conoce comúnmente como “chaqueteros de mierda”.

Yo, en la NFL, tengo un podio, por así decirlo, de equipos. Tres equipos que me gustan, me hacen tilín, y que quiero que ganen, siempre que no lo hagan al que está por encima de él. Me explico.

En la primera posición están, con una distancia holgada, los Green Bay Packers. Los Empacadores de Bahia Verde. Es mi equipo, el que quiero que gane, el que sigo y por el que me preocupo. Easy, ¿verdad? Me mola Rodgers y Discount Check, Jennings es un tío majete que me retuitea, Nelson es to’ mono, y Clay Matthews III tiene un nombre que te gusta escribir entero… Eso es asín.

¿El balón? ¿Donde está el balón? ¿Aquí? ¡No lo veo!

En la segunda posición se encuentran los San Francisco 49ers. Los Cuarenta y nueves de San Francisco (si os preguntáis el por qué de las traducciones, es para ampliar mercado, paletos ignorantes. Estamos expandiéndonos. Gartzo y yo somos emprendedores en épocas jodías. Gente de éxito). Yo no soy tan viejo como muchos del lugar, estoy en la flower of the life, que dirían por los yuesei. No vi jugar a Montana ni a Young, pero ya ves, oye, me mola el equipo. Todo empezó en Wembley, en el partido de la temporada pasada (no ésta que acaba de terminar, la anterior) que enfrentaba a los 49ers contra los Broncos. Yo tenía que ir con alguno de los dos equipos, y la elección fue fácil. Montana y Young vs ElwayNegret, sis plau! Con lo mal que me cae Elway… Encima empezaba a asomar por ahí ese tal Tim Tebow, y por entonces no había caído en sus redes de amor y cristiandad. Me he curado, ¿eh? Palabrita del niño Jesús… Oh wait! La cosa es que Alex Smith me hacía (y sigue haciendo) palmear las nalgas, así que a tope con los 49ers. Y oye, que Vernon Davis también mola que te cagas, los bigotitos de Frank Gore son bien divertidos y Patrick Willis es una máquina de matar/placar.

Y mi tercer equipo… Mi tercer equipo se podría decir que son los New England Patriots. Los Patriotas de Nueva Inglaterra. Uno de la AFC y tal, para variar. Algunos, avispadillos ellos, ya iréis pillando porque me cago en los putos Giants. Otros, lentos, lo descubriréis luego. La cuestión es que yo, al contrario que la mayoría de los simples y cutres mortales, no odio a Tom Brady. Cómo coño odias a un tío que es uno de los mejores quarterbacks de la historia, ganador de tres Super Bowls (Súper tazones), 2 veces MVP (JMV), y por si fuera poco, casado con la puta Bündchen… No joder, no le odias. Le envidias hasta que se te sale el estomago por la boca, hasta que te quedas sin dientes de tanto rechinar y hasta que tú te echas una novia tan jamona como Gisele, que es un cielo de mujer, aunque no conteste a nuestros tuits (La pregunta sigue en el aire, querida, ¿tú que eres, más de Gartzos o de Nueres?). Como nunca te vas a echar una novia tan jamona, pues oye, que te corroa la envidia. Y luego están el pequeñajo de Welker, el gordito Wilkford, el máquina de Gronkowski… No puedes odiar a una defensa tan de broma, hombre. Así que fruto de la admiración (y puede que parte de amor secreto también), hacia el majete de Tom, surgió un gustirrinín por los Pats. Que me caen bien, oye. Y punto en boca.

Así que llegas a los play-offs, ilusionado, con tus Packers a tope, a pesar de una defensa que flojea, enfrentándose los sucios New York Giants (que por cierto, son los Gigantes de Nueva York). Yo, la verdad, estaba bastante tranquilo. No sé, veía al resto de cheeseheads españoles, y estaban todos acojonadotes. “¿Qué os pasa, peña?” “ay los Giants, ay los Giants, que nos la van a liar”. Venga hombre, ese partido se tenía que haber ganado con la minga… No voy a analizar los drops de nuestros amiguetes, los wide receivers (receptores abiertos) de los Packs. Ni las cagadas defensivas que no se pudieron solucionar. Eso ya lo sabéis… Solo diré… Es que putos Giants.

Chicos, dicen que somos "retrasados"... Bueno, que soy...

Pues nada, mi equipo eliminado, que bajona. Aunque sea, los 49ers me dieron una pedazo de alegría, doble además. Eliminaron a los Saints, y además, Alex Smith se salió (aunque solo fuera en los últimos minutos). Y ahora contra los Giants. Bua, la venganza. Esta defensa sí, le va a dar por todos lados. No es la broma de los Packs. Jo jo jo. ¿Resultado? Es que putos Giants.

Y nos plantamos en la Super Bowl, que este año no pudo ser Super BROwl, con dos rivales de altura. Los Patriots y los Giants. Bua, la revancha, la venganza, Tom cabreado, ya veréis, vaya lio, mirada del tigre… Pasamos de largo la Pro Bowl, y por fin llega el día. Tensión, nervios, emoción, Madona, líos, polémica, suerte… resultado.

ES

QUE

PUTOS

GIANTS

Sé que mi Bro, como buen Cowboy (Chicovaca/Vaquero, a elegir entre el público), está al 100% con mi artículo, así que no os preocupéis por que pueda haber cisma… Comparte todos mis puntos, palabra por palabra, insulto por insulto. En Monday Night Blog odiamos a los Giants, nos caen mal, no los queremos, nos reiremos de ellos cuando pierdan y nos escabuiremos cuando ganen. No espera, que estamos dando la cara. Otra cosa no, pero gilipollas un rato.

¿Realmente hace falta pie de foto?

Puede parecer que el artículo no tiene sentido alguno, más que meterse con los Giants y mostrar lo cabreado que estoy por que hayan ganado. Es así. Lo he subido por eso y por volver a escribir algo y ver si mantenía mi nivel de prosa fluida. Tranquilos, lo mantengo. Sigue siendo tan fluida como la mierda en un día de pirrilera. De hecho, si quitáis “tan fluida” de la frase anterior seguirías haciendo honor a la verdad. Empeorarla era difícil. Aunque la verdad es que también quería comentar un poco que es lo que hacemos los footballeros ahora que la temporada ha terminado. ¿Nos cortamos las venas? ¿Nos pasamos al baloncesto? ¿Quizás al hockey? Sea como fuere, nos espera nuestra travesía por el desierto anual, aunque nos quede maquillada por un par de fechas a tener en cuenta (principalmente el draft). La cosa es que como ya me ha quedado un peñazo de artículo, y dudo que la gente haya siquiera aguantado hasta aquí, pues lo dejamos para otro día. No diré cual, me reservo ese derecho, y así puedo volver a pasarme meses sin escribir. ¿A que soy listo, eh?

Más vale tarde que… patada en los cojones

¿Hola? ¿He acertado? ¿Era así como se subía una entrada? Pues no me lo creo ni yo. Decía Gandalf El Gris que un mago no llegaba tarde, ni pronto, que llegaba exactamente cuando se lo proponía. Olé ahí G, ¡con dos!. Pues los Bros que llevan este blog de referencia en internéi no iban a ser menos que un tío que va en pijama largo y llegamos también cuando nos sale de las blakandekers. ¡Eh! y además de sepsis venimos discutiendo amistosamente la eterna pregunta:

  • ¡42!
  • Bro, que te me lías de respuesta… A lo que iba, que cada vez me decanto más por las tetas, ¡de esas como cabezas de enano!
  • Ya, pero es que un buen culo pa’forrá pelóhhhta

Con unos argumentos tan convincentes es difícil encontrar la unanimidad, así que seguimos en las mismas pero con más experiencia en la vida. Podríais pensar que entre tanto culo y teta (imaginarios) nos habíamos olvidado del blog, del football y de la madre que nos parió (a cada uno la suya) pero os equivocáis; solo en dos de esas tres opciones priorizamos los elementos ya descritos. Y es que no había más que ver nuestras cuentas de Twitter en días de partido en el ya conocido #NFLesp para confirmar que la facilidad para pensar/escribir estupideces sigue siendo innata en nuestras calenturientas mentes.

Se ve, además, que no teníamos bastante con demostrar poca vergüenza en los escritos y decidimos subir un nivel a nuestro proyecto común: estrenamos el Porncast con el que tanto hype creábamos en la red social del pajarillo azulete, ¡con hashtag y todo eh, a lo loco! #Porncast. Se caga la perra. Si no lo habéis escuchado os dejo en enlace al que llamamos el 00, el otro lo podéis enlazar una vez escuchéis el primero si os queda moral. Nadie os obliga a escucharlo, pero si lo hacéis, estáis bajo vuestra responsabilidad.

Antes de empezar con lo que nos atañe hoy, que es hacer un ligero repaso de como han llegado Giants y Patriots hasta la SuperBowl y lo que pasó con nuestros equipos por el camino, quiero dejaros este enlace creado por los amigos de FootballSpeech, FansNFLSpain y Sports Made In USA, en donde encontraréis los lugares en los que podréis ver la gran final del domingo en compañía de más locos trasnochadores como vosotros. Si tenéis Twitter, recordad usar #PreviaSB y #NFLesp hasta el domingo, y el mismo día del partido saldrá otro HT al que se pretende que sea trending topic a lo largo de la noche. Lo que vendría siendo lo chachi-guachi del día.

La última jornada sobre la que nos dio por escribir fue la 10, así que haremos un rápido fás-forguar hasta el final de la semana 17 contando un par de cosas puntuales, y después atacamos las distintas rondas de playoffs. Tranquilos que en este avance temporal no habrán sueños raros, ni agentes del FBI con cara de estreñido y dotados de nombres tales como Mark Benford y Demetri Noh. Eso ya no más.

La decimoquinta semana nos deparaba una sorpresa desagradable para la afición Cheesehead y es que verían cortada su temporada perfecta en casa de unos… aseguraos de tener el cinturón abrochado… ¡CHIEFS! con ganas de tocar las tres de la tarde. Habían pasado escollos mucho peores con una facilidad pasmosa y en un partido que no prometía ser ninguna excepción, zasca. Los de Kansas City supieron aprovechar el desajuste que crearon en el timing entre quarterback y receptores de Green Bay para pasarles la mano por delante de la cara y poder decirles: “Mira Rex Banner, llevo sombrero nuevo… O sea, mira Mike McCarthy, llevo el rotulador cerrado, no como tú, que pareces toooonto. Y yo hubiera pedido el chaaaallenge. Os prometo que fue así, con recochineo, lógico sabiendo que lo de no tirar el pañuelo rojo fue una gilipollez. Touchdown regalado para los ‘jefes’ y nuestro bro malagueño Caleionllorando de alegría. Y con razón.

Jim Harbaugh

"Puto CRUZZZZ" Tranqui Jim, nos pasa a todos.

Si de esta manera tan estúpida terminaba la senda victoriosa del campeón reinante los Cowboys seguían en su tónica particular de “ahora la cagamos… y ahora también la cagamos, pero menos”. Por suerte para mis nervios habíamos jugado un día antes y ganamos con soltura a unos Buccaneers muy venido abajo, coincidiendo también en que aquella jornada vimos como los Redskins podían con los Giants. Si llegan a cascar los Eagles también, el fin de semana hubiera sido redondo. Ni pillando el sábado por la noche se tiene esa suerte. El título de la NFC Este y el billete hacia la post-temporada parecían estar más cerca…

La casualidad quiso que el título de la Este se decidiera en la última jornada, entre Giants y Cowboys, por lo que la penúltima semana de competición fue un trámite para los de Dallas perdiendo (dejándose perder) en Philadelphia, con el gran infortunio de que Jason Garrett es tonto y sacó a Antonio Ramiro en una serie en la que ya no debió aparecer. ¿Que qué paso? Mano golpea casco, casco gana, mano para el puto arrastre. En una jugada de mieeeeeeerda (intento ser imparcial, sino hubiera añadido alguna ‘e‘ más para enfatizar mi desagrado) había conseguido no solo arriegar a su quarterback, sino que encima hipotecarlo para la siguiente jornada, la importante. Tenéis que ver mi cara al leer eso vía móvil, porque no sé si recordaréis que esta jornada se jugó el día de Nochebuena. Así me pasó lo que me pasó luego, salí para olvidar la desgracia y volví lesionado; resacalo llamó el médico. Y el día de Navidad, que cruz…

Y hablando de cruces, el llamado Víctor. ¿Puede haber tío más gilipollesco? Así de primeras podríamos pensar que sí, que basta con mirar la cara de quien recoge los snaps para Nueva York y que la respuesta llega por sí sola. Pues no, porque por mucho que me pese decirlo (y de lo sucio que me sienta al hacerlo… el decirlo, vaya) el pequeño de los Manning se está pegando una temporada muy buena. Siempre le vacilamos, pero la verdad es que nos está callando con estadísticas más que aceptables. No pasa nada Elisha, haces bien intentándolo, pero seguiremos vacilándote. ¿Si los Giants estarán en el Big Stage, podréis imaginar lo que pasó en el partido del día de Año Nuevo, verdad? Nos violinaron a base de bien. Dio la casualidad de que yo pude ver el partido en Londres, después de un Packers@Lions en el que Matt Flynn demostró al mundo que si hace falta tener los huevos como los de Espartero, los saca y en un momentito hace subir los de Rodgers por encima de su nivel de flotabilidad y tras otro partido en el que esperábamos revancha a muerte como era un Chiefs@Broncos con Orton en el papel de Satanás y Tebow en el de hijo del que todo lo ve. Yo no quería rellenos, yo quería que llegara el Sunday Night y ver lo que pasaba con mi equipo.

Al final pasó lo que tenía que pasar, que jugamos como el culo (para variar), pero al menos fue algo, porque nuestra secundaria ni se presentó al partido. Protagonista con (des)honor fue Newman, del que no olvidé recitar su árbol genealógico completo. Tal bochorno hizo que hasta cierta Lady que desde tiempo atrás se negaba a entender como podía odiar a mi equipo porque según ella hay que quererlo, admitiera que incluso en anteriores frustraciones me había quedado corto. Tuve que recordarle cierta catch-phrase que con el tiempo he repetido en innumerables ocasiones: Es muy duro ser un Cowboy.

Llegaba la semana de Wild-Card y mientras Packers y Niners (¡FLIPA!) descansaban en la NFC, Patriots y Ravens lo hacían en la AFC. Bengals@Texans, Lions@Saints, Falcons@Giants y Steelers@Broncos (sí, con el Tebowinómano) iban a jugarse el turrón. Sorpresón de aúpa en el Mile High Stadium en el que vimos a un Tebow insipirado que conectaba con Thomas ya en la prórroga para ganar el partido. Acojonante. Aunque más acojonante me resultó ver la actitud de la defensiva de los Steelers, no tenían ganas de placar, fueron demasiado confiados y si a todo le sumamos la mermada situación de Big Ben el resultado es el que se vio. Caos y vergüenza. Y encima hacía que tuviéramos que aguantar al tontolnaboeste una semana más. En el resto de citas, los Texans conseguían su primera victoria en playoff en su debut, los Saints no tuvieron problemas para vencer a los Lions y los Giants anotaron todos los puntos del partido.

"Ay, la lentilla..." Y así nació el Tebowing

Divisional Round. Por una vez, un nombre acorde con lo que vimos ya que todos los participantes habían sido los campeones en sus respectivas divisiones, aunque también estoy de acuerdo en que podríamos referirnos a esta ronda como la de Semifinales de Conferencia. Asuntos que no llevan a ningún sitio aparte, nos impacientábamos con los partidos, Saints@49ers, Broncos@Patriots, Texans@Ravens y la guinda del pastel, el Giants@Packers. Para mi hubo una gran sorpresa y fue la de la victoria de San Francisco, la de Nueva York en Lambeau me cabía más en la cabeza, aunque no la quisiera.

Vernon Davis y Alex Smith conectaron cuando más lo necesitaba su equipo, lo que daba pie a muchos comentarios de “Si ya decía yo que este chico era mú güeno” hasta que Brees puso a los suyos por delante y volvieron los “Puto asco de QB. ¡No está ni sudao’!”. Estas gilipolleces, por suerte, duraron 4 minutos que fue lo que faltaba de partido cuando el majete de Drew adelantaba a los Saints, para que acto seguido anotara Smith, volviera a anotar Drew, y cerrase el partido mi tocayo Alex. Euforia en un Candlestick lleno hasta la bandera.

A los jugadores de Green Bay me pareció verlos más relajados de lo que debían, incluso mis sensaciones fueron las mismas que tuve contra el partido contra Chiefs que comentaba antes. Sé que lo tuiteé incluso, pero no encuentro el tuit que lo demuestra. Decía algo así como “Este partido me recuerda al de KC, GB en plan: tranquilos que remontamos, remontamos… ¡aiba! Pues no”. Y es que el día en el que Aaron Rodgers no estuvo fino, las carencias defensivas fueron aún más evidente. Eso, y que los drops de los receptores eran para cortarles las manos, que total peor no lo iban a hacer. Campeón actual a casita, y los Giants que siguen avanzando. Primero se cargan a mi equipo y después al de mi Bro, os podéis imaginar con quien simpatizo en la SuperBowl.

Los Patriots supieron finiquitar rápido a un Tebow al que le cerraron la option por completo, fue incluso humillante, sobre todo el momento de Brady en la que puntea un balón en un tercer down. ¡Ese Tom! Por algo te fulas a la Bündchen, porque puedes hacer lo que quieras… siempre que sea lo que ella quiera. Los Ravens por su parte sufrieron más de la cuenta para doblegar a los Texans, que con T.J. Yates poco podían hacer. Enhorabuena al equipo del coach Willy Bistuer, no está nada mal, aunque sé que lo tuyo con Kubiak es irreconciliable (;D).

Ravens@Patriots y Giants@49ers fueron las Finales de Conferencia en la que la tónica fueron los errores garrafales. Lee Evans y Cundiff se llevaron el varapalo en Baltimore (suerte tienen que McNulty no estaba en el estadio que si no…) mientras que el joven Kyle Williams se los llevó por parte de San Francisco al perder un balón ya en la prórroga, dejando a los Giants una genial posesión de campo. Williams ya había ‘regalado’ un touchdown a Elisha and Co.hacía no demasiado así que tuvo que soportar unas bochornosas amenazas de muerte que le llegaban a su cuenta de Twitter.

Vernon ya vestía el uniforme Niner siendo un espermatozoide

Y así es como nuestra historia nos lleva a Indianápolis, en una reedición de aquella SuperBowl XLII, que curiosamente fue la primera a la que ‘de verdad’ presté atención. Como lo mismo nos da por seguir sorprendiendo al personal, no adelanto mis comentarios respecto al partido, vaya a ser que escribamos otra entrada así, a lo loco, y nos repitamos. Por si acaso no llega, un par de cuestiones:

La primera es que animaré a los Patriots, 555 lo razonó muy bien en su blog; si eres de los Cowboys (entre otros) es razón suficiente para animar a los de New England. Muchas gracias compañero. Y la segunda recordar que el año pasado sacamos una ‘guía’ de como había que prepararse para una SuperBowl, no estaría de más echarle un vistazo si os la perdisteis. Buscad en la categoría de SuperBROwl, en la columna derecha del blog, si os interesa.

Nada más, esperamos que nos sepáis perdonar este prolongado tiempo de inactividad y que disfrutéis del partido. Ya sabréis de nosotros, ya descubriréis por que lo digo… Agur!


Follow us on Twitter