Posts Tagged 'Steelers'

BROndon Calling y demás mierdas. Segunda parte.

  • ¡Oye Bro, tengo una idea pistonuda!
  • A ver, sorpréndeme.
  • Vamos a escribir la entrada como si aquí no hubiera pasado nada, sin ninguna clase de saludo especial. ¡Así la gente no se dará cuenta de que llevamos eones sin escribir ni frostis!
  • ¡ERES UN PUTO GENIO!
  • FUCK YEAH!

Bueno, bueno, bueno, muchachotes, aquí estamos los Bros del lugar con Nuere al aparato dispuestos a seguir contandoos como fue nuestra fantabulosa aventura en tierras londinenses. Así que coge el bombín, cálzate ese monóculo y prepara a leer este texto con el mejor acento british que tengas, WANKER!

Como ya sabréis, o no, mi Bro Gartzolicious está haciendo las Américas versión moderna, que es básicamente irse a Londres a ver si encuentra curro (y ya que está, una putica que le cuide (siempre que me pase mi examen psicotécnico, claro (la putica, mi Bro lo pasa por debajo de la pata (Tengo ganas de abrir un cuarto paréntesis, que me está quedando chuli este invento (jiji (si se rie jiji la chupa (¡pues que claro que la chupo!))))) (A ver que cuente si llevo bien el número de paréntesis))). ¡TOMA MORENO, OCHO PARENTESIS, NIU WOL RÉCORD! Récord de suPnormalidad, quiero decir.

35 neuronas menos.. ¡Y BAJANDO!

35 neuronas menos.. ¡Y BAJANDO!

Por donde iba (joeee, sí que volvemos con fuerza), ah sí. Pues eso, como mi Bro ya estaba instalado en Londres, me tocaba a mí hacer el petate e irme al aeropuerto de la ciudad más bonita del mundo (Bilbao, no Londres). Iba yo con mi jersey de los Packers, a ver si veía a algún otro colgado rumbo a Londres pero nada, ni un alma. Ni siquiera chavalitas dables en el avión. Desastre. Así que llegué a Heathrow, sin mayores contratiempos, me hice un par de pajas en honor a un colega jmuy fan de los aeropuertos y puse rumbo a Fulham, donde me esperaba mi colegui de aventuras, mi luna y mis estrellas, mi compañero de Golden Gates y Eiffel Towers.

Después de enseñarme su pisito molongui donde estaba viviendo, y tomarnos una birrilla (que yo ahora soy muy macho y bebo cerveza), ya que estábamos, nos fuimos el trío vascongado a cenar con unos amiguetes míos que tengo yo en Londres. Uno de ellos, cuyo nombre no diré pues cuida mucho de su imagen en las redes sociales y aparecer en este blog puede hacer que caiga al más infecto de los barros, me había recomendado una hamburguesería en la que servían “la @BarRefaeli de las hamburguesas”. ¡ojo!

A ver, más grande: ¡OJO! ¡OJO! ¡OJO! Los que me seguís en Twitter (un aplauso desde aquí, valientes que aun os mantenéis incluso a pesar de las mil gilipuarteces) sabéis que Bar y yo mantenemos una relación… complicada. Ella cuelga fotos en Instagram en las que sale con un nivel de dabilidad que se out of charts, yo le digo que está muy buena, ella pasa de mí, yo me cago en los cielos, aparece Karlie Kloss con una foto nueva, le declaro mi amor, en mi cabeza Bar se pone celosa, aparece mi bro sureño @Caleion para decirme que KK es suya, Bar sube otra foto… En fin, el amor, chicos, que es un mundo muy complicado… Todo este tostón para decir que a mí ♥Bartxu♥, porque yo la llamo ♥Bartxu♥, me pone a más no poder. O sea, RRPRRRRÁ elevado a la brutalisima potencia. Así que prometerme una hamburguesa que era “la @BarRefaeli de las hamburguesas” (así, literal, con arroba y todo (mi amigo anónimo, a pesar de su imagen social tan cuidada, también es bastante supnormal, se ríe por lo bajini en el curro mientras juega al #Triviados y tal)) era algo muy a tener en cuenta. Y ahí que fuimos, el trío más mis dos colegas en busca de la hamburguesa BarRefaeliesca. Sin embargo, el destino es caprichoso y no quería que paladease semejante manjar, al menos no sin esperar ¡DOS HORAZAS! hasta que tuviésemos mesa. Pero no pasa nada, nos fuimos a tomar una birra y pista.

No lo decimos nosotros, lo dicen las pancartas... hechas por nosotros.

No lo decimos nosotros, lo dicen las pancartas… hechas por nosotros.

Charlamos, nos pusimos al día, todo guay, y por fin pudimos ir a cenar. Combo de hamburguesa con patatas fritas, aderezadas con romero, que estaba jodidamente bueno, la verdad. En un estado estomacal mucho más adecuado nos fuimos a gozar un poco de la noche londinense. Nos os narraré toda la noche, que bastante peñazo llevo ya. Solo diré que hubo más cervezas (checas, japonesas, españolas (sí, vete a Londres para tomar una puta Estrella Damm (Yo no, ¿eh?)). Ahora que lo leo, que pena que fuesen cervezas y no zorrillas), mariconas que bebían mariconadas, grupos de mujeres que te pueden comer, bares de jevis, más cervezas, uno del Atlético de Madrid que portaba muy orgulloso su camiseta, una amiga suya que tenía un apretoncete (apretoncete, dígase de la que no está mal, pero tampoco es la repanocha. Vamos, que tú le dabas, pero tampoco te ibas a esforzar demasiado por conseguirlo (¡MIS COJONES QUE NO!)) y una vuelta a casa en bus… Por no olvidar la odisea de hinchar el colchoneto teniendo uno de los dos agujeros sin cerrar. ¡NIVEL BROs!

El domingo amaneció poco a poco. Con calma, sin prisas, tranquilamente. Mi Bro y yo teníamos planeado llegar a Wembley sobre las 14:00 hora zulú para ir metiéndonos en el ambientillo, mientras que la Lady, que es un poco pussy, pasaba de esas mierdas y tenía claro que iría directamente al partido. En su defensa diré que… ¡JAJAJAJAJAAJAJ EN SU DEFENSA DIGO, LO LLEVA CLARO! Ejem. Pero antes de todo eso nos fuimos a tomar un brunch. Bueno, bueno, bueno, pensaréis, vaya par de maricones. Pues no. Porque fue un brunch en plan BROs. Guy love, #NotGayAtAll y eso. Nos comimos los huevos, pero nada más. O sea, los huevos de gallina, no el sacrosanto lugar donde nuestro néctar del amor se almacena en forma de grumo. La verdad es que los susodichos huevos estaban muy buenos. Y este comentario tan sacable de contexto me recuerda lo dura que es la vida de los tíos a los que nos gusta el pepino. El pepino hortaliza, el cucumis sativus. No podemos ir diciendo, “pues a mí me encanta el pepino y cuanto más crujiente mejor” porque no, porque a mí me dicen eso y soy el primero en descojonarme, así que imaginaos si lo digo yo. La única vez que hablé con libertad sobre mi amor por los pepinos, la hortaliza, fue con una zagala y ella compartía mi opinión con frases tipo “sí, a mí me encanta el pepino”. No os podéis imaginar lo que me costó contenerme. En fin, además de la calidad culinaria, el sitio estaba lleno de pijas londinenses del barrio de Chelsea, braguetazos en potencia. Lo cual siempre ayuda.

Agüela, ¿A usted como le gustan los huevos?

Agüela, ¿A usted como le gustan los huevos?

Pero bueno, volviendo al partido (Aaaaahhh, que esta entrada va de un partido…), mi Bro y yo nos dirigimos rumbo a Wembley con los nervios previos normales en unos jóvenes y núbiles muchachos como nosotros. En el metro poco a poco íbamos viendo más jerseys y después de la clásica maniobra de “salgo del metro como que no quiere la cosa porque me he colado, pero oh espera, que no, que no nos hemos colado, así que vuelvo a entrar, pero a otro vagón, como que no quiere la cosa de nuevo” a la que llamaremos “the Brows in the tube move”, por fin llegamos a Wembley. La salida de la estación, como siempre, espectacular. Llegamos a las dos en punto y ahí estaban @Jmx_Smoke14 y @dikzaragoza, con sus jerseys de Patriots y Steelers respectivamente, esperándonos. Y por ahí anduvimos, riéndonos de Sánchez y de los que llevaban su dorsal, de los Ponderfull of fat a los que costaba más saltarlos que rodearlos y de ciertos sombreros gomaespumicos de dudoso valor estético.

No quisimos tomar parte en los drills  que había montados, porque tampoco había que humillar a los pobres pánfilos que estaban ahí haciendo el ridículo. Vale que no aciertes en el agujerito, tron, pero colega, ¡qué has lanzado el pase fuera del puto recinto! Me sorprendió ver varios tipos de pruebas que no recordaba de la anterior vez. Pases, kicks y snaps. Y mirásemos donde mirásemos ni uno atinaba. Tras una cervecita a precio de grumo de BROs tranquilamente sentados en un prao, nos separamos de @Jmx_Smoke14 y @dikzaragoza y nos pusimos a pajarear por los aledaños. “Pues yo a esa le daba”, “Ojo a esa patriotilla que le clavaba todo mi mástil”, “¡Ni una sola vaquera a la que domar con mi lazo, BRO!”, “¡Pues en Wisconsin solo hay vacas y gordas, BRO!”… Las clásicas conversaciones de BROs, a ver si os vais a pensar que estamos siempre hablando de cosas cultas…

Metes cuatro filtros y ya eres fotgrafo po'fesional

Metes cuatro filtros y ya eres fotgrafo po’fesional

Ya por fin entramos en Wembley, que sigue siendo una pasada, aunque no alcanza la magnitud del nuevo San Mamés (de Bilbao de toda la vida, pues). Teníamos unos sitios similares a los de la última vez que estuve (El Denver Broncos “@” San Francisco 49ers, con Tim Tebow (¡OJO!) y Troy Smith (¡DOBLE OJO!) a los mandos de las ofensivas). En uno de los fondos, lo más escorados posibles. Disfrutamos del carrerón de Adrian Peterson, un TD de Le’veon Bell (putos nombres de negros) con voltereta incluida, la recepción de Greg Jennings y ese drive final tan de Big Ben que acabó con fumble. Del partido poco voy a decir, pero a mí me encantó. Los que digan que fue una mierda será que han visto mucho football, pero para mí tuvo emoción hasta el final y eso es lo que cuenta. Vamos, ese último drive con Big Ben lanzando pases a diestro y siniestro, con los BROs instándole a gritos para que hiciera el spike más rápido (puede que también le llamáramos puto gordo en el proceso, quien sabe) no me lo quita nadie. En los detalles técnicos no vamos a entrar, que ya sabéis que somos unos inútiles y no tenemos ni idea, pero simplemente nos sorprendió lo cerca de la caja que jugaban los safeties de Pittsburgh, supongo que siempre pendientes de AD.

Por supuesto cumplimos la tradición de llevar pancartas molonguis, que posiblemente ya habréis visto por Twitter. En una de ellas alabábamos las virtudes de Christian Ponder (y no me refiero a su supuesta belleza, según cierto sector femenino) y en la otra hacíamos un llamamiento a la cordura en el podcast de @FootballSpeech. Los que estaban a nuestros alrededores coincidieron en que éramos los mejores del lugar. Que sí. Que lo dijeron. ¡PERO QUE ES VERDAD!. Pero la puta realización no nos enfocó, porque prefería centrarse en garrulos disfrazados de vikingos y putillas dables. Muy injusto todo.

¿Has dicho cereza?

¿Has dicho cereza?

La vuelta a casa fue tranquila, paciente y poco a poco. En el metro un par de aficionados a los Steelers lloraban sus penas, pero se consolaban con que Baltimore apestaba… Mi pobre Bro sufría sin saber lo que hacían sus Cowboys, aunque un afable vejete le había spoileado que al menos un TD habían anotado. Esto me recuerda lo que me sorprendió el número de personas mayores con jerseys, más o menos antiguos, de fútbol americano. Una pasada, vaya. Siempre es bueno que la afición perdure, pero vaya, me chocó ver tanto abuelete en Wembley disfrutando de la jornada.

Por fin llegamos y nuestros temores se hicieron realidad. Queríamos disfrutar del partido de los Cowboys usando mi cuenta de Game Pass, pero mi Bro creía que ese partido lo daban por Sky, por lo que la señal del Game Pass estaría bloqueada… Y así  fue. Así que nada, un stream para ver el final, con toda la desesperación, ira, enfado y mala uva que eso le causó a mi pobre chicovaca preferido… Mientras, Amidala y yo nos reíamos por lo bajini, sin que se diera cuenta para no cabrearle más, y consultábamos nuestras fantasys en busca de la victoria (Que en mi caso llegó, en las dos ligas además).

Para cerrar la noche nos vimos el último capítulo de IT Crowd, tan maravilloso como siempre. Un final muy guay y muy bonico porque además fue una de las primeras series, si no la primera, que me pasó mi Bro allá por los tiempos universitarios… Seguimos un poco el partido entre Patriots y Falcons, pero yo estaba ya para irme a la cama. Gartzo, en cambio, se quedó, que quería ver el finalaco de Breaking Bad en directo. Al final no pudo ser, que no encontró enlaces de calidad.

Y ya el lunes a la mañana pues mariconeamos un poco por Londres, fuimos a la tienda de Nike, hicimos el tonto con los cascos, nos comimos unos pancakes muy sabrosos y para terminar hicimos la paradita obligatoria en Forbidden Planet, donde añadí un par de piezas a mi ya de por sí abultada colección. Cualquier día me echan de casa. No, mis padres no, los miles de cómics que tengo…

Y ya que estamos os cuento también el viaje de vuelta, sin problemas, con una milf argentina, creo, muy dable, otra chavalita de fuera de la UE con un apretón gracioso y una azafata petable que también cogió el autobús desde el aeropuerto. Autobús en el que también iban un Clay Mathews III y un Andrew Luck, por cierto. Yo era el idiota que andaba tuiteando sobre el azafato maricón y riéndose por lo bajini.

Maravilloso fin de semana, como no podía ser de otra manera, en el que vimos jugar a Adrian Peterson, Troy Polamalu, Big Ben y Jared Allen entre otros… Casi nada. ¡Ahora cuando abra un blog llamado “Yo vi jugar a Adrian Peterson” sí que será verdad!

Como la nueva interfaz de WordPress es mierda pura, os quedáis sin video insertado. Pulsad aquí, motherfuckers!

Cool! Cool cool cool!

BROndon Calling y demás mierdas. Primera parte.

Hola a todos. ¡Qué gusto da volver a ser libre!

¡Ah! que a lo mejor no lo sabéis, y apuesto a que encima no nos vais a creer, pero llevamos meses secuestrados por una banda de malos-malísimos y todo por hacer entrevistas tan buenas a jugadores de la NFL. Lo peor de todo es que nos obligaban a usar nuestras cuentas en Twitter de manera normal para no levantar las sospechas de nuestros fanses, y cada cierto tiempo, a prostituirnos por unas decenas de míseros Euros. Lo que no sabían los imbécil es que lo hubiéramos hecho gratis…

football

En fin, que me salgo de madre. Un año más el football llega a Londres y por segunda vez, los BROs coincidíamos en un partido. Han sido 2 años de escaqueo por parte de Nuere pero como las excusas que se inventaba eran tanto o más creíbles que la del secuestro del que os hablaba más arriba, se le perdona.

Vamos a repartir nuestra odisea footballera en dos partes, básicamente porque sabemos como estirar el chicle más de lo necesario sin que el contenido se resienta (tienes mucho que aprender aquí, ¿eh, guionista hideputa de Dexter?).

Desconozco cuantos de vosotros os habéis acercado a la capital inglesa durante el fin de semana pasado, o si lo habéis hecho alguna vez con motivo del International Series, pero estoy seguro de que compartís conmigo la idea de que son unos días en los que Football y Cerveza van de la mano. Olvidaos de las muchachas, al menos de las de sin pagar, porque este fin de semana no entran en la ecuación las pérdidas de tiempo. Inciso aquí y es que podrían entrar si son otras locas del football y tenéis a vuestro BRO cerca, entonces la jugada básica a ejecutar está clara:

686 Pump F-Stop on two.

Estoy haciendo una suposición con tíos más bien feotes para darle realismo al tema. Vosotros, aprobados justicos en el test de la sepsibilidad rodéais a la moza de puntuación 8, uno por cada lado. Hasta aquí, sencillo. Intentad no ir muy pasados de rosca tampoco porque los defensive tackles de su grupo de amigas son infranqueables, incluso tendrán safeties que bajarán a la caja en cuanto deduzcan que vuestra intención no es más que penetrar el gap y correr por el centro.

Que quede claro que esta jugada está pensada para que uno de los dos triunfe, hay muchas más en nuestro PlayBROok que obviamente, no vamos a compartir así por las buenas. Es el momento pues, de que los BROs demuestren su habilidad como jál of feimers del ligoteo y conseguir la W para el elegido esa noche.

El futuro onanista ha de brillar en el Pump F-Stop ya que con ese quiebro/engaño hacia la muchacha en cuestión, ha de hacer creer a la Fea (de ahí la F) que pretende ser él el triunfador y acto seguido realizar el bloqueo de su vida. Todo por un Bro. On Two, HUT! El tempo lo podéis marcar como queráis pero cantar audibles a grito pelao’ en un bar tiene su punto… y si lo hacéis tan pronto como en un par de segundos tenéis menos probabilidad de que os vean haciendo el canelo y se vayan del bar.

Tras este BROnsejo gratuito estamos ya metidos en ambiente y es que el jueves me dediqué a charlar de football entre cervezas con varios amiguetes de Twitter. Todo rabos amigos, porque como ya he dicho, si no hay chicas footballeras está prohibido; para hacer el ridículo ya tenemos los fines de semana del resto del año. Así pues @Jmx_Smoke14 y @diegoserranoNFL tuvieron a bien quedar con el esquizofrénico que escribe estas líneas, haciéndolo además delante de la placica del Big Ben, para que se viera quien llegaba tarde y humillar a patadas en los huevos al tardón.

Y allí a la que estoy llegando bajo la estatua de Nelson Mandela (colegui del insti) vislumbro una figura solitaria, impaciente y apesadumbrada puesto que su intención no era otra sino la de volver obnubilado tras contemplar las maravillas que el Imperial War Museum tiene para ofrecer. Esfuerzo baladí para el amigo maño ya que los astutos y cabrones ingleses habían recortado muchas de las salas con la excusa de la restauración. Todos sabemos que lo que no querían era verse invadidos.

Cordiales saludos por ambas partes, apreciaciones de la grandísima camiseta que llevaba el señorito Josemix, no otra sino la de los Raiders… pero no los Raiders que vosotros pensáis, sino una con claros tintes Battlestar Galactica. Un win absoluto. Tuve que pararle los pies un poco ya que aún nos faltaba la compañía del Giant, que están por todas partes, y una vez estando todos y habiendo resuelto nuestras diferencias a hostia limpia procedimos a curar nuestras heridas de la única manera que sabemos: bebiendo. Hermanamiento Giant-Cowboy… lo que no consiga el alcohol…

La ruta triunfal de @diegoserranoNFL

Una vez en el pub que había elegido, cerquita de Trafalgar y en palabras de mis acompañantes “con las camareras más feas de todo Londres” nos pusimos al lío de presentarnos tal y como es debido. Y entre temas de football, culos y tetas y lanzando hipótesis sobre el tamaño de miembro que debía gastar una de las camareras echamos la tarde-noche. Momento cumbre fue aquel en el que teníamos un grupo de muchachas (no footballeras) que nos miraban con deseo y el azar quiso que coincidieran sus miradas furtivas con mi frase: “Pues a lo de hacer así BRRRRRRR en las tetas he sabido que se llama “Motor Boating the tits”.

Todo esto acompañándolo de gestos bastante explícitos. Cuando cesaron nuestras estúpidas risas descubrimos que para más inri, era un grupo de chicas españolas. Más risas, total, ya no nos las íbamos a follar…

A una hora prudente y tras unas cuantas pintas de cerveza encima decidimos que cada uno se fuera por su lado, les acompañé al metro y les di las direcciones básicas para volver a sus hoteles. No estoy seguro si uno de los dos se dio la vuelta tras despistarme y volvió a por la azafata del rabaco, pero doy fe que la cantidad de viajes al baño que se pegó Diego llegó a resultar sospechoso. Sí, por mucho que la camarer@ siempre me sirviera a mi y yo hubiera ido como dos veces más al baño que mis amigotes. Todo legal.

Al día siguiente, ya viernes, estaba en casa sin mucho que hacer y recibí una llamada que estaré muy lejos de olvidar en mi vida, sobretodo por lo que vino después. El caso es que me llamó mi amigo Carlos, gran fan del football y sobre todo de College (se pirra por UT), que trabaja para un periódico de aquí de Londres. Os diré sin querer enrollarme demasiado que este año consiguió la acreditación de prensa para cubrir el partido y el segundo día le sobró una de las acreditaciones y se acordó de mí.

Resultado: en menos de una hora estaba en el campo en el que los Pittsburgh Steelers iban a entrenar y… fue espectacular. Creo que lo mejor que puedo hacer es enlazaos el artículo que escribió para su periódico en el que explica perfectamente lo que vivimos, incluyendo el saludar y dar la mano a varios de los jugadores. Os dejo el link aquí, en el que además tenéis las fotos disponibles más abajo. Estaré eternamente agradecido. Gracias una vez más, Carlos.

A partir de este punto muy poco puedo contar, creo que nada lo supera… bueno como anécdota no escrita está el que al abandonar todos los jugadores el lugar vi una caja llena de Gatorades y no pude resistirme a pillar uno. No era una maravilla pero salió la vena hispana: si es gratis sabe el doble de bueno. Esto es así. La noche la pasé precisamente con un fan acerero, en la que no paré de narrarle nuestra experiencia.

Regent StreetEl sábado se puso en marcha el fan rally que generalmente ayuda a los fans del football a meterse en el lío, ver a los jugadores de cerca, probarte como jugador y esas mierdas que tanto nos gustan.

Como novedad este año cerraron Regent Street para cubrirlo de parafernalia NFL y personalmente creo que deberían de seguir así en los años venideros. Los años anteriores ha sido en Trafalgar Square y aunque espectacular, el espacio se reduce muchísimo. Por esa parte Carlos y yo, que volvimos a coincidir, quedamos bastante satisfechos; se veía el ir y venir de la gente y era entretenido.

He de decir que quedamos muy tarde y tras darnos un paseo por la NikeTown para ver lo que había llegó el momento de decir adiós que llegaba mi BRO. Tenía que ir a recogerle a la estación del metro y petar el fin de semana, pero, mira… mejor dejaré que os lo cuente él. Yo me despido de momento, nos leemos pronto. Agur!

Más vale tarde que… patada en los cojones

¿Hola? ¿He acertado? ¿Era así como se subía una entrada? Pues no me lo creo ni yo. Decía Gandalf El Gris que un mago no llegaba tarde, ni pronto, que llegaba exactamente cuando se lo proponía. Olé ahí G, ¡con dos!. Pues los Bros que llevan este blog de referencia en internéi no iban a ser menos que un tío que va en pijama largo y llegamos también cuando nos sale de las blakandekers. ¡Eh! y además de sepsis venimos discutiendo amistosamente la eterna pregunta:

  • ¡42!
  • Bro, que te me lías de respuesta… A lo que iba, que cada vez me decanto más por las tetas, ¡de esas como cabezas de enano!
  • Ya, pero es que un buen culo pa’forrá pelóhhhta

Con unos argumentos tan convincentes es difícil encontrar la unanimidad, así que seguimos en las mismas pero con más experiencia en la vida. Podríais pensar que entre tanto culo y teta (imaginarios) nos habíamos olvidado del blog, del football y de la madre que nos parió (a cada uno la suya) pero os equivocáis; solo en dos de esas tres opciones priorizamos los elementos ya descritos. Y es que no había más que ver nuestras cuentas de Twitter en días de partido en el ya conocido #NFLesp para confirmar que la facilidad para pensar/escribir estupideces sigue siendo innata en nuestras calenturientas mentes.

Se ve, además, que no teníamos bastante con demostrar poca vergüenza en los escritos y decidimos subir un nivel a nuestro proyecto común: estrenamos el Porncast con el que tanto hype creábamos en la red social del pajarillo azulete, ¡con hashtag y todo eh, a lo loco! #Porncast. Se caga la perra. Si no lo habéis escuchado os dejo en enlace al que llamamos el 00, el otro lo podéis enlazar una vez escuchéis el primero si os queda moral. Nadie os obliga a escucharlo, pero si lo hacéis, estáis bajo vuestra responsabilidad.

Antes de empezar con lo que nos atañe hoy, que es hacer un ligero repaso de como han llegado Giants y Patriots hasta la SuperBowl y lo que pasó con nuestros equipos por el camino, quiero dejaros este enlace creado por los amigos de FootballSpeech, FansNFLSpain y Sports Made In USA, en donde encontraréis los lugares en los que podréis ver la gran final del domingo en compañía de más locos trasnochadores como vosotros. Si tenéis Twitter, recordad usar #PreviaSB y #NFLesp hasta el domingo, y el mismo día del partido saldrá otro HT al que se pretende que sea trending topic a lo largo de la noche. Lo que vendría siendo lo chachi-guachi del día.

La última jornada sobre la que nos dio por escribir fue la 10, así que haremos un rápido fás-forguar hasta el final de la semana 17 contando un par de cosas puntuales, y después atacamos las distintas rondas de playoffs. Tranquilos que en este avance temporal no habrán sueños raros, ni agentes del FBI con cara de estreñido y dotados de nombres tales como Mark Benford y Demetri Noh. Eso ya no más.

La decimoquinta semana nos deparaba una sorpresa desagradable para la afición Cheesehead y es que verían cortada su temporada perfecta en casa de unos… aseguraos de tener el cinturón abrochado… ¡CHIEFS! con ganas de tocar las tres de la tarde. Habían pasado escollos mucho peores con una facilidad pasmosa y en un partido que no prometía ser ninguna excepción, zasca. Los de Kansas City supieron aprovechar el desajuste que crearon en el timing entre quarterback y receptores de Green Bay para pasarles la mano por delante de la cara y poder decirles: “Mira Rex Banner, llevo sombrero nuevo… O sea, mira Mike McCarthy, llevo el rotulador cerrado, no como tú, que pareces toooonto. Y yo hubiera pedido el chaaaallenge. Os prometo que fue así, con recochineo, lógico sabiendo que lo de no tirar el pañuelo rojo fue una gilipollez. Touchdown regalado para los ‘jefes’ y nuestro bro malagueño Caleionllorando de alegría. Y con razón.

Jim Harbaugh

"Puto CRUZZZZ" Tranqui Jim, nos pasa a todos.

Si de esta manera tan estúpida terminaba la senda victoriosa del campeón reinante los Cowboys seguían en su tónica particular de “ahora la cagamos… y ahora también la cagamos, pero menos”. Por suerte para mis nervios habíamos jugado un día antes y ganamos con soltura a unos Buccaneers muy venido abajo, coincidiendo también en que aquella jornada vimos como los Redskins podían con los Giants. Si llegan a cascar los Eagles también, el fin de semana hubiera sido redondo. Ni pillando el sábado por la noche se tiene esa suerte. El título de la NFC Este y el billete hacia la post-temporada parecían estar más cerca…

La casualidad quiso que el título de la Este se decidiera en la última jornada, entre Giants y Cowboys, por lo que la penúltima semana de competición fue un trámite para los de Dallas perdiendo (dejándose perder) en Philadelphia, con el gran infortunio de que Jason Garrett es tonto y sacó a Antonio Ramiro en una serie en la que ya no debió aparecer. ¿Que qué paso? Mano golpea casco, casco gana, mano para el puto arrastre. En una jugada de mieeeeeeerda (intento ser imparcial, sino hubiera añadido alguna ‘e‘ más para enfatizar mi desagrado) había conseguido no solo arriegar a su quarterback, sino que encima hipotecarlo para la siguiente jornada, la importante. Tenéis que ver mi cara al leer eso vía móvil, porque no sé si recordaréis que esta jornada se jugó el día de Nochebuena. Así me pasó lo que me pasó luego, salí para olvidar la desgracia y volví lesionado; resacalo llamó el médico. Y el día de Navidad, que cruz…

Y hablando de cruces, el llamado Víctor. ¿Puede haber tío más gilipollesco? Así de primeras podríamos pensar que sí, que basta con mirar la cara de quien recoge los snaps para Nueva York y que la respuesta llega por sí sola. Pues no, porque por mucho que me pese decirlo (y de lo sucio que me sienta al hacerlo… el decirlo, vaya) el pequeño de los Manning se está pegando una temporada muy buena. Siempre le vacilamos, pero la verdad es que nos está callando con estadísticas más que aceptables. No pasa nada Elisha, haces bien intentándolo, pero seguiremos vacilándote. ¿Si los Giants estarán en el Big Stage, podréis imaginar lo que pasó en el partido del día de Año Nuevo, verdad? Nos violinaron a base de bien. Dio la casualidad de que yo pude ver el partido en Londres, después de un Packers@Lions en el que Matt Flynn demostró al mundo que si hace falta tener los huevos como los de Espartero, los saca y en un momentito hace subir los de Rodgers por encima de su nivel de flotabilidad y tras otro partido en el que esperábamos revancha a muerte como era un Chiefs@Broncos con Orton en el papel de Satanás y Tebow en el de hijo del que todo lo ve. Yo no quería rellenos, yo quería que llegara el Sunday Night y ver lo que pasaba con mi equipo.

Al final pasó lo que tenía que pasar, que jugamos como el culo (para variar), pero al menos fue algo, porque nuestra secundaria ni se presentó al partido. Protagonista con (des)honor fue Newman, del que no olvidé recitar su árbol genealógico completo. Tal bochorno hizo que hasta cierta Lady que desde tiempo atrás se negaba a entender como podía odiar a mi equipo porque según ella hay que quererlo, admitiera que incluso en anteriores frustraciones me había quedado corto. Tuve que recordarle cierta catch-phrase que con el tiempo he repetido en innumerables ocasiones: Es muy duro ser un Cowboy.

Llegaba la semana de Wild-Card y mientras Packers y Niners (¡FLIPA!) descansaban en la NFC, Patriots y Ravens lo hacían en la AFC. Bengals@Texans, Lions@Saints, Falcons@Giants y Steelers@Broncos (sí, con el Tebowinómano) iban a jugarse el turrón. Sorpresón de aúpa en el Mile High Stadium en el que vimos a un Tebow insipirado que conectaba con Thomas ya en la prórroga para ganar el partido. Acojonante. Aunque más acojonante me resultó ver la actitud de la defensiva de los Steelers, no tenían ganas de placar, fueron demasiado confiados y si a todo le sumamos la mermada situación de Big Ben el resultado es el que se vio. Caos y vergüenza. Y encima hacía que tuviéramos que aguantar al tontolnaboeste una semana más. En el resto de citas, los Texans conseguían su primera victoria en playoff en su debut, los Saints no tuvieron problemas para vencer a los Lions y los Giants anotaron todos los puntos del partido.

"Ay, la lentilla..." Y así nació el Tebowing

Divisional Round. Por una vez, un nombre acorde con lo que vimos ya que todos los participantes habían sido los campeones en sus respectivas divisiones, aunque también estoy de acuerdo en que podríamos referirnos a esta ronda como la de Semifinales de Conferencia. Asuntos que no llevan a ningún sitio aparte, nos impacientábamos con los partidos, Saints@49ers, Broncos@Patriots, Texans@Ravens y la guinda del pastel, el Giants@Packers. Para mi hubo una gran sorpresa y fue la de la victoria de San Francisco, la de Nueva York en Lambeau me cabía más en la cabeza, aunque no la quisiera.

Vernon Davis y Alex Smith conectaron cuando más lo necesitaba su equipo, lo que daba pie a muchos comentarios de “Si ya decía yo que este chico era mú güeno” hasta que Brees puso a los suyos por delante y volvieron los “Puto asco de QB. ¡No está ni sudao’!”. Estas gilipolleces, por suerte, duraron 4 minutos que fue lo que faltaba de partido cuando el majete de Drew adelantaba a los Saints, para que acto seguido anotara Smith, volviera a anotar Drew, y cerrase el partido mi tocayo Alex. Euforia en un Candlestick lleno hasta la bandera.

A los jugadores de Green Bay me pareció verlos más relajados de lo que debían, incluso mis sensaciones fueron las mismas que tuve contra el partido contra Chiefs que comentaba antes. Sé que lo tuiteé incluso, pero no encuentro el tuit que lo demuestra. Decía algo así como “Este partido me recuerda al de KC, GB en plan: tranquilos que remontamos, remontamos… ¡aiba! Pues no”. Y es que el día en el que Aaron Rodgers no estuvo fino, las carencias defensivas fueron aún más evidente. Eso, y que los drops de los receptores eran para cortarles las manos, que total peor no lo iban a hacer. Campeón actual a casita, y los Giants que siguen avanzando. Primero se cargan a mi equipo y después al de mi Bro, os podéis imaginar con quien simpatizo en la SuperBowl.

Los Patriots supieron finiquitar rápido a un Tebow al que le cerraron la option por completo, fue incluso humillante, sobre todo el momento de Brady en la que puntea un balón en un tercer down. ¡Ese Tom! Por algo te fulas a la Bündchen, porque puedes hacer lo que quieras… siempre que sea lo que ella quiera. Los Ravens por su parte sufrieron más de la cuenta para doblegar a los Texans, que con T.J. Yates poco podían hacer. Enhorabuena al equipo del coach Willy Bistuer, no está nada mal, aunque sé que lo tuyo con Kubiak es irreconciliable (;D).

Ravens@Patriots y Giants@49ers fueron las Finales de Conferencia en la que la tónica fueron los errores garrafales. Lee Evans y Cundiff se llevaron el varapalo en Baltimore (suerte tienen que McNulty no estaba en el estadio que si no…) mientras que el joven Kyle Williams se los llevó por parte de San Francisco al perder un balón ya en la prórroga, dejando a los Giants una genial posesión de campo. Williams ya había ‘regalado’ un touchdown a Elisha and Co.hacía no demasiado así que tuvo que soportar unas bochornosas amenazas de muerte que le llegaban a su cuenta de Twitter.

Vernon ya vestía el uniforme Niner siendo un espermatozoide

Y así es como nuestra historia nos lleva a Indianápolis, en una reedición de aquella SuperBowl XLII, que curiosamente fue la primera a la que ‘de verdad’ presté atención. Como lo mismo nos da por seguir sorprendiendo al personal, no adelanto mis comentarios respecto al partido, vaya a ser que escribamos otra entrada así, a lo loco, y nos repitamos. Por si acaso no llega, un par de cuestiones:

La primera es que animaré a los Patriots, 555 lo razonó muy bien en su blog; si eres de los Cowboys (entre otros) es razón suficiente para animar a los de New England. Muchas gracias compañero. Y la segunda recordar que el año pasado sacamos una ‘guía’ de como había que prepararse para una SuperBowl, no estaría de más echarle un vistazo si os la perdisteis. Buscad en la categoría de SuperBROwl, en la columna derecha del blog, si os interesa.

Nada más, esperamos que nos sepáis perdonar este prolongado tiempo de inactividad y que disfrutéis del partido. Ya sabréis de nosotros, ya descubriréis por que lo digo… Agur!

Week 4: Reviews

Qué asco me dan a mí esos que se comprometen a hacer cosas para el blog y luego nanai de la china. “Sí sí, ahora hago los banners” “sí sí, al inicio de temporada cambiamos el theme”. Vamos, es que los molía a palos. No quiero señalar a nadie, eh, porque eso no es nada caballeroso, y yo de caballero tengo la hostia, pero vamos, digamos que su nickname rima con muere.

Menos mal que en esta jornada nos hemos encontrado una buena ración de risas para relajar el ambiente. Y bueno, que si no las había, nos las inventábamos, así que total… Por cierto, por si cabe alguna duda, estos banners así rostias son nuestra manera de apoyar la lucha contra el Cancer de Mama. Porque hay pocas cosas de las que estoy seguro, pero una de ellas es que ¡¡¡HAY QUE SALVAR LAS TETURCIAS!!!

34 Detroit Lions [4-0-0] @ Dallas Cowboys 30 [2-2-0] [By Gartzo]

Que pocos documentales se ven en Texas, por el amor de Dios, con lo bien que vienen para esas siestecillas de media tarde en las que ya se te puede caer el techo encima que tu ni te enteras. Y es que, queridos amigos, cuando llevas una semana tocándole los cojoncillos a un león no puedes esperar que este venga con ganas de juguetear y de hacer caricias, perdonándote tamaña provocación. Y eso es en lo que, en definitiva, ha estado haciendo Dallas toda la semana (y en especial su coordinador defensivo): Que si Calvin Johnson sería el tercer receptor aquí”, que si “Le vamos a mandar doscientas cincuenta coberturas y se va a cagar”, que si “La tiene pequeña”, etc…

Pero mucho antes de aquello y con una ventaja de 24 puntos en el marcador, el siempre incombustible Antonio Ramiro se lió a intercepciones; A intercepciones retornadas para touchdown además. La pera limonera, la hostia en verso… La madre que lo parió. Tanto escuchar a Ryan decir que Johnson era el tercer receptor hizo que se liara y se pensara que él jugaba en los Lions, necesitaba sentirse querido por alguien y en Detroit supieron agradecerlo. Da igual lo que hagas Tony, siempre vas a acabar siendo uno de los temas de conversación de la semana, y por si fuera poco esta semana no os toca jugar, así que va a tocar asumir los 3 turnovers; Porque sí, en uno de los últimos drives para recuperar el liderato, volvió a quedarse corto en un pase. Romo Style.

Calvin, colega, que a mi lo que me van son los bollitos...

Que conste en acta que no solo él tiene la culpa, no logro entender como desde la banda seguían llegando jugadas en las que el #9 debía de lanzar el balón, conscientes como eran de que su costilla sigue dándole molestias. Destacable también un penalty cuando los Lions no habían conseguido convertir un cuarto down y con 2 minutos por delante, estando en la yarda 4 de Dallas. El resultado de este error fue una nueva ristra de oportunidades, que acabó en uno de los dos touchdowns de Calvin Johnson. Fantástico.

Como quien no quiere la cosa los Lions siguen invictos, aguantando el pulso que les están echando los Packers, y nada parece que vaya a cambiar eso, de momento. Es un equipo que sabe y confía en sus posibilidades, y desde luego que no van a dejar pasar la oportunidad de seguir dejando boquiabiertos a los fans de la liga nacional. Eso sí, un poco de potra también están teniendo, y si no llega a ser porque Romo volvió a adelantar la Navidad, estaríamos hablando de que este equipo volvía a donde le correspondía. ¿No os dije que los Lions daban mucho asco?

PD: ¿Soy yo, o en la foto de perfil de la página de la NFL Matthew Boulangerie Stafford se parece al dueño de Garfield? ¡Menudo Peponazo!

10 Pittsburgh Steelers [2-2-0] @ Houston Texans 17 [3-1-0] [By Gartzo]

Ay la hostia ¡el mundo se acaba! y no lo digo por la boda de la Duquesa (vamos a intentar evitar el tema que ya tuvimos bastante en el Twitter) ¡sino porque los Texans consiguieron ganar a los Steelers! Vale, los de Pittsburgh no están jugando su mejor football, tienen a Big Ben tocado y la línea ofensiva es un cachondeo, pero es que en Houston tampoco es que estén para tirar cohetes porque Arian Foster no aparecía y Andre Johnson se lesionó. Un chou.

Está visto que en el estado de Pennsylvania lo que cuenta es llegar a la SuperBowl, más como una excusa para pillarse un pedal de los que hacen historia que para ganarla, porque de otro modo no me entra en la cabeza como pueden pasar por lo mismo cada vez que llegan a la final:

 10 Año de celebración

    20 Año de resaca.

    30 Go To 10

, que escribiríamos en BASIC.

También os digo que si mi equipo estuviera cada dos años ante la oportunidad de llevarse el trofeo Lombardi no me importaría mucho, porque de repetirse el proceso solo me compraría los abonos de temporada bienalmente, ¡y pastonazo que me ahorro! (Si yo gobernara el mundo -dadme tiempo- la crisis económica mundial me la ventilaba en un tris. Vamos, que os dejaba a todos sin un duro. Espabilao‘ que es uno).

El marcador no refleja que la superioridad que mostraron los Texans, no por despliegue de juego, sino por oportunidades de cerrar el partido mucho antes. Y todo porque les anularon varios touchdowns por gilipolleces, alguno por errores propios (un bloqueo por la espalda tras un bloqueo de field goal) y otros por errores ajenos (un roughing the kicker la mar de riguroso). Aunque la ya comentada lesión de Johnson sea un duro revés, la vuelta del siempre espectacular Foster y el buen hacer de Ben Tate hacen que Schaub pueda estar seguro de su backfield, abriendo la puerta a un juego más equilibrado por parte de los texanos.

De los Steelers nada brillante que comentar, lo único, que para su desgracia salieron con bastantes jugadores importantes mermados, como el runningback Mendenhall, el linebacker Jerome Harrison e incluso Roethlisberger. ¿Seguirán acusando la resaca? Porque ya sabéis el mejor remedio para evitarla, otra buena borrachera…

24 San Francisco 49ers [3-1-0] @ Philadelphia Eagles 23 [1-3-0] [By Nuere]

Este sí que se merece unas buenas risas. Madre mía que sí. El Dream Team. Debe ser el equipo soñado por sus rivales, porque madre mía, a mí me gustan los San Francisco 49ers, ya lo sabéis, y sobre todo Alex Smith, por el cual mojo las braguillas, pero que los 49ers te remonten el partido y tu defensa de superlujo solo consiga forzar un fumble… ¡¡¡Joder, si es que Smith se fue con un Rating de 112,21!!! Y el Gartzo metiéndose con él. ¡¡¡A que te meto yo!!! No tonto, como te voy a meter. Vayámonos de copas, y arreglemos este desaguisado persiguiendo algunas mozas.

Chutar FG es como jugar al Gran Turismo. Mueves la cabeza, aunque no sirva para nada

Es curioso que Michael Vick sea el mejor jugador de este equipo, no porque sea malo, pero porque se esperaba muchísimo del resto de jugadores. La cosa es que Vick parece querer ganarse la condicional por buen comportamiento, o algo, porque está jugando muy bien. Tanto por aire como con sus múltiples carreras, mueve las cadenas de manera constante. Así que yo creo que en un par de semanas, si el juez es benevo… Un momento… Pero si Vick ya cumplió. Maicol, colega, no te tomes a mal estas bromas, ¿eh? Que son tontás, hombre de dios.

Yo es que estaba viendo el partido y no me podía creer que los Philadelphia Eagles fueran a perder ese partido. Solo la torpeza de su kicker (al que ficharon para sustituir a David Ackers, que ahora juega en los 49ers y les encajó un FG de 37 yardas, que a la postre resultó definitivo. Como los dos que falló Alex Henery, el K de los Eagles. Pringao. Su torpeza y la de Jeremy Maclin y Ronnie Brown, que sufrieron dos fumbles de echarles del equipo forever. Fiesta. Party. Enrique.

Es que me sigue dando la mofa cada vez que pienso que los Eagles perdieron contra los 49ers, que a lo tonto a lo tonto, se ponen 3-1, líderes de división, y encarrilan el título de la NFC West. De risas.

30 Atlanta Falcons [2-2-0] @ Seattle Seahawks 28 [1-3-0] [By Nuere]

Lo que todos pensábamos iba a ser un partido sin mayor trascendencia se convirtió en algo emocionante cuando la defensa de los Atlanta Falcons se decidió por hacer a Tarvaris Jackson internacional. Igual esta expresión les es desconocida a muchos, pero es algo muy comentado por Bilbao. En muchos partidos, el Athletic Club hace un partido tan rematadamente malo, que parece que se esfuerza porque el peor de los jugadores rivales destaque como si fuera la hostia. Como si voy yo, juego contra ellos, me dejan marcar tres goles y claro, Of The Forest (usease, para los de la LOGSE, Del Bosque) me llama con la selección. Luego ya meto el gol de la victoria en el mundial, y me quito la camiseta para que todos vean mi “Antonio Ramiro, sigue haciendo de las tuyas” o “We Want Tebow” o algo así.

Y eso, los Falcons pues hicieron parecer a Tarvaris como un buen QB. Vale que le interceptaron dos veces, pero oye, el tío casi lleva a los Seattle Seahawks a una remontada épico-decadente, de esas que tan de moda están esta temporada Otoño-Invierno. Comentaba que Tarvaris echaba de menos al mejor Sidney Rice, pero ahora que ya está aquí, parece que asunto arreglado. 3 recepciones para 79 yardas y un TD que consiguió el espigado receiver. Si es que soy un gurú de la hostia en verso del medievo, del bueno, del que le gusta a la gente.

Los murcielagos tienen los dedillos asín, que se lo vi a Frank de la Jungla

En cuanto al ataque de los Falcons, parece que la incorporación de Julio Jones les está haciendo más mal que bien. A ver, me explico. El tío se ve a la legua que es un crack, y todo eso, pero parece que ahora están empeñados en mandarle balones, cuando antes balanceaban muchísimo más el ataque. Y claro, esto solo jode, sobre todo a Michael Turner, que ha sido el gran damnificado. Bien podrían haber reforzado la defensa, que parece tener más problemas… Y ahora que les vienen los Packers… Risas.

23 Denver Broncos [1-3-0] @ Green Bay Packers 49 [4-0-0] [By Nuere]

Dice Gartzo que los Steelers tienen resaca de la Super Bowl XLV, lo cual me da la mofa, porque, espera que estruje mis neuronas… ¡NO GANARON! Y si los perdedores tienen ese resacón, no os podéis imaginar la que tienen los ganadores… Y bueno, los que asistieron a la Super BROwlLa liada padre, Josebas.

La cosa es que no, los Green Bay Packers (Joder, tengo el spotify puesto en una lista aleatoria de canciones de anuncios y está sonando esta puta basura. La hostia que dolor de cabeza. Así sí, leches, que además estuve en ese concierto. C’mon!!!!!), como decía, los Packers no tienen de esa resaca típica después de haber ganado la SB. No, parece que los muchachotes de Wisconsin siguen con el puntito, o algo, que están con el pedete lúcido que te suelta la lengua lo suficiente para tener una labia que ni Perez Reverte, pero muy entendible y sin que se convierta en un trapo. Vamos, que tienes más valor que un marine el último día de servicio enseñándole la foto de su novia a su compañero. Porque todos sabemos que en la puta guerra, no se enseña las fotos de la churris a tus colegas, porque te van a pegar un tiro sí o sí. Ni se dice que es tu último día en el cuerpo, joder…

¡¡¡La puluta, dejadme tocarle la puluta!!!

Bueno, pues los Packs están con ese puntito que básicamente verlos jugar (ofensivamente, claro) es como… como… como un toro. No espera, es la puta hostia. Porque, y esto lo comentaba con un colega, parece que juegan contra niños. Había momentos contra los Denver Broncos que daba la impresión de jugar un equipo NFL contra un NCAA, o algo. El punto supremo ya fue ese Onside Kick ganando 0-14. Fue un “me rio en tu cara”, Rafa Mora-style.

Y muchos os preguntaréis, ¿Qué hicieron los Broncos para solucionar esto? ¿Sacaron a su mejor jugar? ¿Al ídolo de masas? ¿Al profeta del football? Pues no, queridos hermanos, el bien amado Tim Tebow (ALL GLORY TO THE HYPNOTEBOW!!!) no pisó el campo, no repartió su juego, su divinidad. Y claro, el tontaco de Kyle Orton, porque eso es lo que es, no lo neguéis, miradle la cara, un tontaco, pues tres interceptaciones. Normal, es un paquete y debería dejar paso a Doble T.

Para terminar, cabe destacar la actuación del bueno de Aaron Rodgers. 4 TD por aire, 2 por tierra, una interceptación… Y 45 puntos en la fantasy, que se dice pronto. ¿Adivináis a quien se enfrentaba la zorra propietaria de ARod? Es muy fácil, es autor de este blog y no tiene tupé. Y desde aquí, le manda un mensaje.

¡Eres una mala puta!

17 New York Jets [2-2-0] @ Baltimore Ravens 34 [3-1-0] [By Gartzo]

Que un quarterback no tenga el día no es tan raro de ver (¿eh, Romo?) pero que en un mismo partido dos de ellos compitan por ser el manco de la semana, mosquea. Y es que como ya nos comentó ese prodigio de las matemáticas avanzadas que es Axel durante el podcast de Football Speech, entre Sanchez y Flacco lanzaron 66 pases, completando solamente 21 de ellos. Como son los números de puñeteros, que siempre intentan dejarnos mal.

Viendo este panorama desolador, las defensas pusieron de su parte para ridiculizar aún más al contrario, básicamente para cubrirse las espaldas y que de rebote no les salpicara la mierda de partido de su field general, y la de Baltimore salió victoriosa del duelo. El sobrino mexicano de Homer Simpson (¿sabéis que tiene un pasaporte de ese país en donde se apellida Sánchez, verdad? ¿No? ¡Que pussais!) fue quien finalmente puso de su parte: 4 fumbles, 3 de ellos perdidos, y una intercepción. Para que luego se metan con él, con lo claras que deja las cosas siempre. Se ve que alguien saboteó su libretilla de colorear, lo que dio lugar a que el muchacho improvisara, y entre eso y que la línea ofensiva sufría la gran baja de Nick Mangold (que es un como un lavacoches de ancho) ya me contaréis la película.

Oy oy oy oy, que a gusto me voy a quedar cuando salga esto...

Rex Ryan se retorcía en la sideline cada vez que veía como su ex-defensa se estaba cargando a su pequeño equipo de bocazas, y es que les cascaron 21 puntos en jugadas defensivas. Aquellos esquemas que en un tiempo pasado utilizó él mismo, estaban volviéndose en su contra. Karma is a bi-atch.

Puede parecer que he escrito poco sobre este partido (y ojo, que lo he hecho) pero es que no hay más de donde rascar. Partido penoso ofensivamente hablando, en el que no destacaría ni a Ray Rice (como se nota que me ha jodido en la fantasy). Recordad que podéis dejarnos comentarios, por si queréis añadir algo más sobre lo que escribimos, o por si queréis añadir insultos a la lista. ¡Bienvenidos serán!

Week 4: Previews

¡¡Ya está aquí señores, ya está aquí!! Por fin ha llegado lo que todos esperamos como agua de Mayo, lo que todos deseamos más que nunca. ¿La cuarta jornada? Qué coño, no, cojones, no. ¡¡¡El rosita!!! Sí señores, comienza esta jornada la campaña de apoyo de la NFL contra el Cáncer de Mama. Y que mejor muestra de apoyo que llevar cositas rosas en la ropa. Ay, mariposones, como os desatáis estos días, ¿eh truhanes?

Eso sí, desde Monday Night Blog queremos mostrar todo nuestro apoyo a esta iniciativa, que de hecho creemos debería extenderse a todos los deportes y países. Todo sea por salvar las tetillas de nuestras mujeres. Y no me vengáis con que sois más de culos, hostias, unas buenas mamellas hay que salvarlas como sea. Let’s tits! Quiero decir, let’s go!

Detroit Lions [3-0-0] @ Dallas Cowboys [2-1-0] [By Gartzo]

Cowboys y Lions. Menudo pastel dominical. Hasta podrían hacer una película, al estilo de la que ha hecho el tío ese con cara de estreñido y que suele hacer de jeins bon, pero con dos protagonistas principales: uno que tiene cara de pan(adería) y el otro con orejas extraterrestres. Venga, y ya puestos que se estrenase en Thanksgiving Day, que es el día en el que normalmente se suelen ver las caras estos dos equipos. Cada vez que releo el párrafo me parece mejor idea… ¿Hay algún productor en la sala? Es más, ¿queda alguien ahí?

No sé si lo sabréis pero odio a los Lions. Sí, porque van de ‘somos un equipo majetón, sin mucho que ofrecer todavía y que, aunque perdamos, seguimos intentándolo. Como buenos americanos’. ¡Buuuuuuuu! Pero que se creen estos falsos mesías, ¡a la hoguera con ellos! No, mejor aún, estamos en Texas y tenemos las facturas de Iberdrola pagadísimas, ¡usemos la silla! ¡De cher, de cheeeeer! (la cantante no, ¡magdalenos! Eso sería pasarse). ¡Ah! Y encima tienen algo que me afecta indirectamente: Están poniendo en entredicho la hegemonía de cierto equipo residente en el Midwest americano, para inquietud de mis dos queridos Cheeseheads (sé que no es mi estilo ponerme sentimental con los dos Wisconsineses, pero por azares del destino estamos desperdigados por el mapa y se les echa de menos. Sig).

Oh, como odio a esos malditos paparazzis... ¡¡¡FOTOS NO!!!

Después de este desahogo empezamos con los desanálisis previos al partido. El equipo de Dallas tendrá que andarse con ojo si no quiere verse sorprendido por estos Lions con la moral por la nubes después de una nueva victoria que les hace permanecer invictos durante esta temporada. Ya vimos que a Romo aún le cuesta lanzar pases sin notar alguna molestia derivada de su costilla rota, y a buen seguro que está teniendo pesadillas en las que aparecen tanto su línea ofensiva, como el llamado Ndamukong. Pero esos pizpiretos no son las únicas preocupaciones del quarterback, el receptor Dez Bryant no ha entrenado esta semana y es una duda de como podría rendir este domingo, si es que termina jugando. Quien parece que no lo hará es Miles Austin, aquejado de una lesión que se le repite en los tendones. Con todo esto, solo queda evitar los turnovers y confiar en una carrera que no es que nos haya dado mucho por el momento. Una petición algo inusual para un equipo profesional: Los snaps. Cuidado con los malos snaps.

Stafford y Johnson siguen en ese idilio que está llevando alegrías a la ciudad del motor, y mientras este dúo ande a sus anchas poco quedará por hacer, y a la ecuación podrían añadirse tanto Brandon Pettigrew como Jahvid Best. Tras varias victorias en los últimos suspiros de cada partido podría decirse que estos chavales han comprendido que ya no tienen que aspirar a ser una amenaza, sino que directamente son una, y bastante grande. Puede que más adelante acusen el esfuerzo o inexperiencia, pero no podemos pasar por alto la que están liando en este inicio de temporada. Aparte de la integridad de Monsieur Boulangerie, deberán vigilar a una defensa texana cada vez más agresiva y eficaz, aunque aún demuestren ciertas debilidades cubriendo el pase vertical.

Tirando mucho de corazón, apuesto por unos Cowboys que han de dar el golpetazo definitivo aún y cuando están con el equipo bastante mermado físicamente. ¡Por eso y porque odio a los Lions!

Post-preview: No soy bipolar, me siguen cayendo majetes los Lions pero hay disimular un poco en la semana en la que nos enfrentamos, sino esto deja de tener emoción. Además, me caen aún mejor cuando el equipo al que ganan son los Packers. ¡Muahaha, que os den malditos empacadores!

Pittsburgh Steelers [2-1-0] @ Houston Texans [2-1-0] [By Gartzo]

Partido engañinoso el que tenemos aquí (sé que está mal escrito, pero también suelo escribir intercepción y nadie me dice nada, así es que me creo con derecho a hacer más o menos lo que quiera. Nuere no ha cesado en su empeño de que lo escriba como es –interceptación– pero yo paso porque me suena mal y porque, si Mariano escribe intercepción, para mí así es como está bien escrito. Tengo los tirantes encargados y todo. Si digo esto es porque he visto por ahí varios intentos de corrección por parte de algunos usuarios, y en mi opinión, eso está muy feo. Más feo que escribir interceptación. Vaya, que también lo digo para meter un poco de cizaña, básicamente porque soy un cabrón).

Llamar a César Millán es lo mejor que hemos hecho en tiempo, mirad que tranquilito está.

Volvemos al football que es lo que nos interesa, decía que este partido es engañoso porque podríamos pensar que tras lo visto los años anteriores, los Steelers deberían merendarse sin problema a los Texans. Y tranquilos que puede seguir pasando, pero yo ya no lo veo tan claro. Los de Pittsburgh llevan un par de semanas ganando partidos pero no por ello están jugando bien que digamos, sobre todo su quarterback. De ser una máquina de tocar culos de cuatro en cuatro, ahora de lo que es máquina es de regalar en balón en las mismas proporciones, porque esos son los números que promedia tanto en intercepciones (que bien suena, leñe) como en fumbles. Para más inri el juego de carrera está más estancado de lo que todos esperábamos y la defensa empieza a hacer aguas en donde antes se encontraba tan ricamente. La veteranía de todos ellos es un arma de doble filo porque un bajón de rendimiento pasa factura rápidamente y ahora mismo solo una mayor posesión del ovoide por parte de su conjunto atacante podría facilitar las cosas para los Polamalu, Harrison y Cia.

Todos los que no son fans de Houston vemos a este equipo mucho mejor de lo que hacen aquellos que lo son, puede que por ese masoquismo interno que tienen ellos o porque les guste llevar la contraria, puede incluso que sea por ambas razones. Habría que preguntarlo, no sé. No tiene nada de malo ver a Matt Schaub lanzar el balón por enésima vez, ni mucho menos a Andre Johnson hacer lo indecible para coger los balones él solito porque apenas hay alguien que lo acompañe, y aunque lo hubiera, daría igual porque el balón seguiría yendo en dirección al #80. ¿Por qué? Pues porque es algo que aunque predecible, les funciona. Un problema con el que no contaban era con el de que Arian Foster esté siendo menos protagonista, por lesión, pero creo que Ben Tate está defendiéndose con soltura en sus labores en el backfield. De todos modos, creo que lo mejor será preguntar a un aficionado de este equipo: ¿Willy, que tú que dices? ¿Eres más de culos o de tetas?

Mi pronóstico para este partido tras todo lo dicho es que los Texans siempre son capaces de liarla cuando más se espera de ellos, así que Steelers. Que cortina de humo más bien echada, que creíais que iba a apostar por el equipo de casa…

San Francisco 49ers [2-1-0] @ Philadelphia Eagles [1-2-0] [By Nuere]

Qué grande es Vince Young. Y no porque tenga una cara que parece que le han dado un sartenazo, que también, si no por sus ya por todos conocidas palabras al inicio de la liga. Dream Team. Como diría aquel, ¡¡¡me río en tu cara, Rafa Mora!!!

Y es que quien se lo iba a decir a los Philadelphia Eagles y a los San Francisco 49ers. Cualquiera que viera sus balances pensaría que se han equivocado, que no solo es al revés, sino que además, el equipo comandado por Michael Vick no puede haber perdido ni un solo partido. Yo creo que los periodistas no entendieron bien al bueno de Young. Y que cuando dijo lo de Dream Team, en realidad se refería a que es el equipo con el que tiene esos sueños que luego llevan a poluciones nocturnas. Muchos veían que esa fantástica defensa flaqueaba e el cuerpo de linebackers, pero que la secundaria era espectacular. Per nanai de la china. A saber si es que se llevan mal, o qué, pero los Nnamdi Asomugha (Que por cierto, me da la mofa como pronuncia su nombre), Dominique Rodgers-Cromartie y Asante Samuel no están sino tan determinantes como se les suponía. Eso sí, miedo me da la que le pueden liar al pobre Alex Smith. En el backfield seguirá Frank Gore, aunque lleva varios días lesionado, y no se sabe a ciencia cierta si jugará. En caso de que no o haga, será Kendall Hunter quien le sustituya, novato pecado en cuarta ronda del ultimo draft. Ya ha tenido buenas jugadas, así que esperemos que pueda perforar la defensa de Philadelphia.

Conviene mencionar que el bueno de Vick tiene la mano derecha, que todos sabemos que en su caso no es la de pasar, es la arengar a los perros, lesionada. Si la semana pasada la defensa de Washington fue a por las costillas del bueno de Antonio Ramiro Romo, es de esperar que Patrick Willis y cia vayan a por la mano de Vick, ¿no?

En fin, por mucho que me duela, creo que los 49ers son claramente inferiores así que la apuesta está clara, ganan los Eagles. A menos que le metan una buena hostia a Vick, claro, y salga el majete de Kafka a escribir unas líneas, digo lanzar unos pases…

Atlanta Falcons [1-2-0] @ Seattle Seahawks [1-2-0] [By Nuere]

Si los moteros pueden llevar el caco así... ¡Pues yo también!

He de confesar que no sé muy bien por que comento este partido, ya que los Atlanta Falcons lo deberían tener tirado, pero bueno, comentemos algo del bueno de Tarvaris Jackson, que siempre es divertido hablar de él. Yo creo que Tarv (¿vosotros creéis que me dejaría llamarle Tarv?) se las prometía felices con la llegada conjunta de él mismo y Sindey Rice a los Seattle Seahawks, pero ya ves, el larguilucho receptor ha estado jodido, y al principio no jugó nada. Volvió contra los Cardinals y resultó ser bastante decisivo, con 8 recepciones para 109 yardas.

Pero tampoco vamos a liarla manta, y decir más tontás de la cuenta (no, que va). Lo único destacable es que a Matt Ryan deberían presentarle al entrenador personal de Adrian Peterson, porque lleva una temporadita con una de sacks… Ganan los Falcons, lo digo por si no os lo imaginabais.

Denver Broncos [1-2-0] @ Green Bay Packers [3-0-0] [By Nuere]

Empezar 3-0 es algo cojonudo, pero no te pienses que los aficionados de los Green Bay Packers estamos muy contentos. Bueno al menos yo, el resto no sé. La que fuera una defensa cojonuda el año pasado se ha convertido en una más bien normalita, mermada por la baja de Jenkins (Que se ha ido al dream team) y la lesión de Nick Collins. El pass rush parece como que ha desaparecido, por decirlo finamente. De otras maernas podría comentar que se ha vuelto una puta mierda, por ejemplo. Al menos B. J. “Gusiluz” Raji sigue partiendo la pana, atrayendo la atención de al menos dos jugadores de la línea ofensiva rival, pero el puto Clay Matthews III parece estar siguiendo el catálogo de Thad Castle, el cual promueve el respeto hacia el rival, la paz interior y demás polladas… Puta mierda vamos. Que en vez de reventar cabezas y enseñar esos tumores que tiene por bíceps, solo ha logrado un sack. Y claro, lo comparamos con el inicio que tuvo el año pasado y es bastante mediocre. Y sin pass rush, la secundaria sufre. Y como no tenemos la secundaria para echar cohetes, nos dan por el ojal. Contra la carrera, puta madre sorras, pero contra el pase… Jodidos.

¿Qué hace el calvorotas este robandome planos? Le voy a partir toda la boca de listo.

Afortunadamente, esta semana nos tocan las buenas gentes de los Denver Broncos, lideradas por Kyle Orton, quien seguramente estará hasta los cojones de los Denverinos. Porque la chavalería por ahí siguen a tope con Doble T, a sabéis, Tim Tebow. Y la muchedumbre no fanática nos preguntamos por qué, si no deja de ser un pakomaru cristianista con unos bíceps como jamones. Oh vaya, me acaba de llegar un mail. ¿De Tim Tebow? Venga ya, ¿Qué mofa es ésta? “Stop fucking with me or you’ll meet my sacred biceps. Nobody fucks with the Tebow”.

Ehh… pues vaya, ¿no? Como yo… ejem, como yo iba diciendo… En Denver, cof cof, lo que les hace falta es que… ya sabéis, juegue Tebow… porque el tío lo vale, ¿eh? Es la hostia de bueno.

Sea como fuere, juegue quien juegue (ALL GLORY TO THE HYPNOTEBOW), es un buen partido para que la defensa empacadora coja confianza. Todos sabemos que Orton es un paquete, y seguro que los receptores harán algo para que los divinos pases de Tebow sean interceptados.

Cabe destacar algo del último partido de los Packs, y es la reaparición de JerMichael Finley como objeTEBOW en la red zone. Tres pases de TD recibió el campeón, y yo que me alegro como el que más. Ya se han mencionado sus múltiples virtudes, y espero que las palabras de Aaron Rodgers durante esta semana no le afecten, ya que es algo cabraloca y me da un poco de miedo (lo digo por el lío que montó con la foto antes de la SB XLV). Básicamente el QB dijo que hubo momentos en los que no estuvo en sintonía con Finley, y este, para no ser menos, le respondió. No es nada, y espero que el 88 no se lo tome a mal…

Pero vamos, que los Broncos no deberían ser rival para los Packers así que decididamente apuesto por ellos. A pesar de la grandilocuencia de TIM TEBOW. All glory to the HypnoTEBOW.

New York Jets [2-1-0] @ Baltimore Ravens [2-1-0] [By Gartzo]

Vaya jaleo que se arma cada vez que estos dos equipos se enfrentan, da lo mismo a que altura de la temporada sea. Algunos podríais pensar que se debe a que uno de ellos siempre está vociferando que este año es el suyo y porque el otro en vez de responder hablando lo hacen a torta limpia. Pues sí, un poco por eso sí que es. Y porque hay heridas que nunca cierran y al pobre Rex Ryan le sigue doliendo que los de Baltimore no confiaran en él cuando necesitaban un nuevo Head Coach. Como si su mejor amigo se hubiera acostado con su mujer. Igualico.

Una de las cosas que mucha gente tenía en mente al hacer pronósticos sobre los Ravens era la, archirepetida hasta la saciedad, regularidad de Joe Flacco. Empezaron genial contra los Steelers, dándoles un repaso en todas las facetas del juego y dejando el aviso de que este año iba a ser diferente para ellos, que el pequeño Joe había aprendido. Hasta la semana siguiente, en la que el tiovivo bajaba de nuevo. Esta vez voy a salir en su defensa y diré que aunque se le siga encogiendo el brazo en muchas ocasiones y mande los pases kilómetro y medio más lejos de lo que debe, no creo que tenga toda la culpa.

¡Aiba! Acabo de conseguir un robado de Gartzo y Nuere en una playa nudista. ¡Ahora entiendo lo del 'humilde pene'!

Evidentemente que tiene que saber llevar el peso de un partido y cambiar las variables para que todo salga a su favor, pero no creo que desde el sideline se le esté ayudando todo lo posible. Si ves que no te funciona el pase, corre con el balón, ¿o acaso se olvidan que tienen a uno de los mejores runningbacks de la liga? Y es que Ray Rice lleva de media más de 5 yardas por intento, ¡te saca un primer down cada dos carreras! Con eso podrías pasarte un cuarto entero con la posesión del balón, lo que evitaría también que tu defensa estuviera demasiado tiempo en el campo. Aunque a esta defensa le gusta precisamente eso, estar ahí machacando al rival.

En el bando de New Jersey (y dejemos a Los Soprano en paz) la mayor preocupación ahora mismo se encuentra en el center Nick Mangold, que es duda para el partido por molestias en uno de sus tobillos. Hay que recordar que la semana pasada cayeron en su visita a Oakland en una de las sorpresas de la jornada. No puedo evitar fijarme en este equipo y pensar que otros años lo han tenido bastante mejor para llegar lejos en la temporada, al menos en cuanto a sensaciones se refiere. Mark Sanchez no ha sido ninguna maravilla (algunas aficionadas podrían no estar de acuerdo conmigo, remitiéndome ipso facto a las fotos del QB en paños menores) así que aclararé que me refería a su rendimiento en el campo. Está muy bien rodeado, sobre todo por ese backfield compuesto por Greene y Tomlinson, y por eso mismo su bajo rendimiento pasa desapercibido en muchas ocasiones, pero por eso hablaba de la importante baja de Mangold: Eso puede hacer que Sanchize quede expuesto y a merced de toros como Ray Lewis.

Creo que los Jets sufrirán de lo lindo en su visita al M&T Bank Stadium, es más, creo que además de sufrir, el 2-2-0 en su casillero será inevitable. Victoria Ravens.

Sentimos mucho la tardanza, mea culpa, pero llevamos unas semanas mu’ rarunas. Esperamos que todo vuelva a la normalidad.

Week 1: Reviews

¡Hola a todos! Ya llegó el football a nuestras casas, y como bien dijo Adam Schefter, lo hace para quedarse ininterrumpidamente hasta febrero. How cool is that? Esta jornada nos ha dado bastantes sorpresas así que ponte cómodo y disfruta de lo que tenemos preparado. No es gran cosa en términos analísticos, pero lo que importa es la intención. ¿o no? Además, ¿cuando nos ha importado a nosotros eso? En algún lado tendremos que soltar las chorradas…

34 New Orleans Saints [0-1-0] @ Green Bay Packers 42 [1-0-0] [By Nuere]

Quizás era el monaco de football. Quizás era que la travesía por el desierto se había hecho más dura que nunca, y que estábamos deseosos de volver a ver el balón volar con su hipnótica rotación. Quizás que habíamos visto tan cerca una temporada sin football que el más infame de los partidos de la temporada regular nos sabía a gloria. O quizás era que se enfrentaban dos de los mejores quarterbacksdel panorama actual, con auténticos equipazos respaldándoles, y que nos proporcionaron un espectáculo digno de los paladares más selectos…

“Como si no lleváis nada, ya ves tú lo que me importa”

Sea como fuere, vaya partidazo. PARTIDAZO. ¿No lo has visto? ¿A que coño esperas? Búscate ya unos links de esos en calidad cremuta y bájatelo. Te lo ves, te haces unas pajas, y ya está. Así de fácil. A mi me costó dios y ayuda llegar a la tarde-noche del viernes sin saber el resultado. Tener tanta peña seguidora de football americano está muy bien, pero a nada que te descuides, te cascan un tweet diciéndote el resultado, las estadísticas, y el color de la hierba de Lambeau Field. Yo no sé si quiero entrar en números, porque los de todos los jugadores fueron asombrosos. Ambos QB con más de 300 yardas, 3 TD y ninguna interceptación, 4 receptores, 2 y 2 por equipo, con 75 yardas o más, y los 6 TD repartidos. Entre toda esta asombrosidad, el marcador más importante es el de perdidas, 1-0 a “favor” de los New Orleans Saints. Y digo a favor, porque ganar en ese apartado es como dispararse en el pie, mal asunto.

Quizás el punto más negativo, de cara a mejorar en los equipos, fue el trabajo defensivo. Permitir esta monstruosidad no es nada bueno, y es algo que hay que mejorar si quieres ser un candidato firme al anillo, ahora que, claro, ¿Qué mejores pasadores te vas a encontrar aparte de Drew Brees y Aaron Rodgers? Es que había momentos en los que te preguntabas que más podrían hacer los defensas, sobre todo a la hora de marcar a los receptores. Con JerMichael Finley no podían los linebackers de los Saints, Greg Jennings tuvo la fortuna de que le tocó un cornerback malillo, y cuando Tramon Williams o Charles Woodson (que por cierto, tuvo un gesto feísimo al dar un puñetazo a un rival con la jugada terminada) parecían cubrir a la perfección a sus rivales, estos recibían un maravilloso pase de Brees.

Cabe destacar, y con esto termino, dos cosillas. Los equipos especiales siguen siendo una baZura a la hora de defender los retornos, pero al menos ahora contamos con Randall Cobb que, contra los consejos de McCarthy, anotó un pedazo de Kick Return. Y segundo, a los novatos deberían enseñarles a hacer el Lambeu Leap, esa celebración propia de Green Bay en la que el anotador salta a la grada, ya que ni el propio Cobb ni James Starks (gran partido también el suyo) supieron auparse a la valle. Y no es cuestión de estar delgado o saltar mucho, porque John Kuhn, ídolo de masas, lo tiene dominadísimo.

27 Detroit Lions [1-0-0] @ Tampa Bay Buccaneers 20 [0-1-0] [By Nuere]

Muchos habían marcado este partido en la tanda de las 19:00 por encima incluso del duelo defensivo de la AFC North, yo incluido. Y a pesar de estar bastante reventado por una noche de despendole bailoteril con múltiples fracasos para/con el sexo contrario, yo estuve ahí viendo el partido a tope. Bueno, a tope igual tampoco.

Oye, cinco cheerburgers, tres de patatas fritas y uno de esos helados tan ricos, por favor.

Porque al final resultó ser un poco pestiño. Bueno, igual no lo fue tanto, pero después del espectaculo del Jueves noche… Lo más destacable es que Matthew Stafford sigue vivo, sin lesionarse, y según reportan los noticieros Tampa Bay-eros no se comió a ninguna cheerleader. ¡Muy bien, Matt, al football, que es lo tuyo! Y cuando no se lesiona y le da por repartir juego, pues el chaval lo hace bien. Estará fuertote, pero oye, el chico sabe pasar. 24 de 35 pases para 305 yardas, 3 touchdowns y una interceptación que le hicieron conseguir un QB Rating de 118,9. Not bad at all. Como se presume que será costumbre, Clavin Johnson fue su principal aliado, logrando 2 touchdowns y varias recepciones salva vidas, de esas que molan. La carrera estuvo más flojilla, con Jahvid Best logrando 72 yardas en 21 intentos. Pero más flojo fue el ataque de los Tampa Bay Bucaneers, con Josh Freeman sufriendo bajo la presión del angelito Ndakumong y Suhs amigos (que fácil es hacer juegos de palabras con su apellido, espero que no le molesten y me arranque el casco que no tengo). Pero el juego de carrera tampoco estuvo atinado. Bueno, no lo habría estado si lo hubieran usado más, porque no corrieron más que 16 veces, por 46 pases lanzados… El propio Freeman fue el mayor efectivo, ya que LeGarrette Blount se quedó en 15 yardas en 5 intentos. La leche.

Así que esto viene a demostrar lo que muchos ya pensábamos, que Stafford está tó gordaco. No espera, que los Detroit Lions son un equipo a tener en cuenta, y que los Buccaneers… bueno, antes perdían contra los buenos, ¿no? Pues igual es que siguen igual.

31 Philadelphia Eagles [1-0-0] @ St.Louis Rams 13 [0-1-0] [By Gartzo]

Si el partido llega a durar un rato más los Rams hubieran tenido que sacar al campo a algún aficionado con ganas de hacerse el héroe, cual sueño erótico de todo buen aficionado al football. Que el entrenador te señale y te diga: “Vamos chico, es tu turno para entrar en la historia”. Vaya que si salto al campo. A los tres segundos estoy saliendo en una camilla, pero en ese tiempo gano la SuperBowl. Y luego me viene todo el equipo de cheerleaders para desearme una pronta recuperación, y para…. Bueno, para más cosas.

Volviendo al mundo real, en St. Louis ya pueden rezar para que Steven Jackson se recupere lo antes posible y no recaiga, puesto que tuvo que dejar el partido cuando solo llevaba 2 carries para 58 yardas (pero con un TD). Estoy más que seguro que de haber tenido el ataque terrestre en plenas condiciones los Rams hubieran plantado más cara a unos Eagles que en contra de lo que diga el marcador, lo pasaron algo putas.

Alguno se estará preguntando por qué decía lo de los lesionados, y es que el receptor que mejor resultado les dio la temporada pasada, Danny Amendola, se lesionó el codo y según dicen por ahí, le tendrá un buen tiempo fuera del campo. Para redondear la tarde descubrimos que Sam Bradford no sabe chocar los cinco (con lo cool que queda) y en el intento se fastidió el índice de su mano derecha.

En el ataque del Dream Team (por supuesto que es recochineo, por mucho que hayan ganado) funcionaron quienes tenían que funcionar. Esto es: DeSean Jackson, LeSean McCoy y Michael Vick. Pim-Pam, y partido solucionado. Me sigue pareciendo una burrado que un quarterback llegue a correr para 98 yardas, solo 25 yardas menos que su corredor estrella, y más que cualquiera del otro equipo. Quizá en el pase anduvo más comedido (185) pero aún así se llevó dos touchdowns para casita.

En el ámbito defensivo no me convenció ninguno de los dos equipos. Como dato, y como cierre, diré que lo que le pasó a Bradford realmente fue que su mano chocó contra la de un defensa, vamos, que no es tan tonto. Y recordad, no aparquéis vuestro sueño de jugar en la NFL, en los Rams siempre tendréis un puesto asegurado.

7 Pittsburgh Steelers [1-0-0] @ Baltimore Ravens 35 [0-1-0] [By Gartzo]

“¡Que se divorcie! ¡Que se divorcie!” Eso es lo que le deberían de cantar los aficionados acereros a Big Ben, porque no le ha sentado nada bien el matrimonio. Así no se concentra y las lía petardas. ¡Tres intercepciones y dos fumbles! Sí. Habéis leído bien. ¿A que ahora echáis en falta al Roethlisberger que iba a los estripclabs? Si es que no se puede dejar a un hombre sin su buena ración de domingas o no rinde igual. A los pechos me remito… Hechos, a los hechos…

Ay si no tuvieras el facemask, pirata...

Esta soberana paliza no hubiera sido posible sin la gran labor defensiva de los Ravens (ahora que lo pienso, creo que pronostiqué un partido reñido, vaya puntería). Especial atención recibe Ed Reed que interceptó dos pases y al que tengo en la fantasy. En ataque Joe Flacco se mostró segurísimo, y he de reconocer que me sorprendió para bien. Siempre le había costado jugar en estos partidos divisionales, sobre todo porque cuando llegaban los minutos finales se desfondaba. Como siga con esa consistencia toda la temporada mucho ojo con los Ravens, que desde el backfield Ray Rice domina como pocos jugadores y de la defensa no hace falta volver a decir nada.

Aunque los Steelers siempre hayan sido un equipo que se suele ir enchufando con el paso de las semanas, esta derrota es poco habitual en ellos. Estuvieron a merced de los de Baltimore tanto en ataque como en defensa, y hasta les clavaron un 2-point conversion en el que el holder terminó por entrar tan ricamente en la end-zone. Cosas de ir ganando con holgura, que te da por hacer cosas raras y encima te salen.

Por cierto, me esperaba a un Big Ben algo más gordito, pero debe de haber hecho tope o algo porque le vi muy parecido al año pasado. Misterios de la vida.

17 Minnesota Vikings [0-1-0] @ San Diego Chargers 24 [1-0-0] [By Nuere]

Primera jugada con tu nuevo equipo. Eres un veterano curtido en muchísimos partidos, en temporada regular y post-temporada, y no te da miedo enfrentarte a un equipo poderoso como los San Diego Chargers. Y quieres ganarte a tu público, además, después de años cuestionado por una afición exigente y una ultima temporada con un entrenador que te tenía tirria. Cuentas, por si fuera poco, con un excelente corredor, Adrian Peterson, que atrae toda la atención de los rivales, y además vas por delante en el marcador gracias a un magnífico retorno de tu compañero Percy Harvin. Todo de cara, vamos. ¿Qué haces? Ser interceptado, como un campeón. Bravo, McNabb, bravo Donovan, BRAVO. Me levanto ante usted, y aplaudo con fervor de admiradora quinceañera mojabragas (bueno, las quinceañeras ahora seguro que menos bragas llevan de tó). ¡QUE JUGADOR!

Pues podría dejar aquí de escribir, porque con esta introducción, con este jugador, ¿Qué más se puede decir? Pues que dan igual las 98 yardas que logró Peterson, si tu quarterback logra 39 yardas de pase, solo 7 más de las que logró por tierra pues poco puedes hacer. Ni siquiera los intentos de los Chargers por cagarla y regalar el partido fueron suficientes. Porque Philip Rivers también lanzó dos melones par que se los interceptaran, uno de ellos Jared Allen pegado a la banda, como si no fuera un defensive endque te doma como a un toro…

Tengo un feeling de que hoy voy a hacer un partidazo, ¡ya verás ya!

Así que muchos aficionados de los Minnesota Vikings ya empiezan a pedir la cabeza de McNabb… Y también es normal, para que negarlo…

17 Seattle Seahawks [0-1-0] @ San Francisco 49ers [1-0-0] 33 [By Nuere]

Los tíos de los San Francisco 49ers son unos buenazos, y quien diga lo contrario es un mentiroso y va a ir a la seño. Porque eso es así, son unos compañeros majisimo, que tratan de hacer tu estancia de lo más agradable posible. ¿Eres nuevo en el equipo, y estás un poco acojonado? Tranquilo, hombre, en San Francisco te dan la bienvenida con los brazos abiertos. ¿No ves que son unos hippies perroflauticos? Si no, preguntad a David Akers, kicker recien adquirido en la agencia libre, proviniente de los Philadelphia Eagles. El chaval (no tan chaval, la verdad) estaba un poco acojonado, pero sus compañeros le pusieron la alfombra roja. “Chicos, el pobre David está algo alicaido, así que vamos a fallar varios tercer downs en la red zone, para que pueda poner la pierna a funcionar”. Eso les debió de decir Alex Smith a sus chicos en el hudle, porque si no, no me lo explico. Así que dicho y hecho, y el partido empezó con tres field goals de Akers, desde la yarda 27, 24 y 31. Ya en el último cuarto completó otro desde la 18, que no se diga… Así que si alguien le tenía en la Fantasy estará encantado…

Así se puede resumir el ataque de los 49ers. avanzaba más o menos, a trancas y barrancas, pero a la hora de la verdad no era capaz de finiquitar los drives. Frank Gore, quien llevó el peso del ataque, corrió 22 veces para 59 yardas, lo que le da una pauperrima media de 2,7 yardas por intento. Me parece cojonundo correr hasta el final de los tiempos, ojo, pero si lo vas a hacer, que sea porque da resultados, hombre. Smith estuvo acertado, sin brillar, en el juego de pase, y lo más meritorio es que no tuvo ninguna perdida. Sufrió un fumble, pero fue recueperado. Ah bueno, y se juegó su carrera deportiva para anotar un touchdown de carrera, nada especial. Solo trata de hacerse querer en la bahía.

El principal problema es que los 49ers se dejaron comer la tostada por los Seattle Seawhawks. Había momentos en los que se pensaba lo peor, sobretodo después de que Tarvaris Jackson anotara el 17-19 en el marcador a falta de menos de 4 minutos. Pero nada, gracias a Goodell, los equipos especiales pasan de defender los retornos y Ted Ginn Jr. se lució primero con un retorno de kickoff de 102 yardas y después con uno de punt de 55 yardas. Que campeón.

Muchas cosas que mejorar en ambos equipos, y a ambos lados de la línea de scrimage, si quieren alzarse con el título de la NFC West, pero al menos no escuchamos al graderio gritando “We want Carr!”. Habría sido para matarlos.

14 New York Giants [0-1-0] @ Washington Redskins [1-0-0] 28 [By Gartzo]

Perdonadme capitalinos, porque he pecado. Estoooooo, ¡como son las previews eh! Que uno dice unas cosicas que en principio tienen todo el sentido del mundo, y resulta que te das un hostiazo del quince. Ahora entenderéis por qué no soy rico, las apuestas no son lo mío. Y si antes di las gracias a Mike Shanahan por dirigir un equipo que iba a regalar victorias esta temporada, ahora le digo: Mikey, chatín… ¿No creíste que iba en serio, verdad? ¿O es que con lo de regalar pensabas que me refería a tus aficionados?

Pero no vengáis de listillos que a vosotros os habrá pillado de sorpresa también, de hecho, ni la madre de Grossman se lo cree a día de hoy. Bueno, nos pilló a todos de sorpresa menos a Dani Hidalgo, que ya vimos en su entrada para Zona Roja que confiaba, y mucho, en sus pieles rojas (no hablamos de alemanes en mallorca). Que cabrito, a ver si va a tener razón al final.

El partido en sí estuvo muy igualado en muchas facetas, y si uno de los quarterbacks decidía cagarla, el otro no iba a ser menos (esto además debe de ser la moda en la NFC Este). Siempre se ha dicho que Rex Grossman es propenso a cometer fumbles, y en este partido tampoco quiso perder la oportunidad. Fumble aquí y fumble allá, maquíllate maquíllate. Aunque he de decir que el premio a la tontería se lo llevó en un handoff con Hightower, cuando nada más darle el balón se tropieza y cae de morros. A mi me hizo gracia, ya veis, soy malvado. No todo van a ser críticas y risas a su costa, porque terminó con 305 yardas y 2 touchdowns, y por muy fácil que se lo pusiera la defensa de los Giants, hay que reconocerle su mérito. Muy bien Rex, te has ganado una serie con tu nombre… Oh, wait.

Ahora voy a hablar de Bra– de Elisha Manning. Que figura, que pose, que… tonto es. 238 yardas, un fumble y una intercepción. Solo le faltó un bolso a juego, porque TD’s, ni uno. Me sorprendió el desconcierto que se vio en la secundaria neoyorquina, a veces parecían un grupillo de excursionistas perdidos. A Coughlin le puede dar un síncope como las cosas vayan a ser así toda la temporada, la pregunta es: ¿Podrá su cara ponerse aún más roja? ¡Gusiluz!

24 Dallas Cowboys [0-1-0] @ New York Jets 27 [1-0-0] [By Gartzo]

Ni una intro decente se me ocurre para este partido, y es que me tuvo nervioso como pocas veces me habré puesto con el football. Eso que solo estamos en la semana 1 pero oye, que los últimos minutos me los pasé temblando (y cagándome en todo, para que negarlo). Cuando empezaba el último cuarto me di cuenta de que íbamos a cavar nuestra propia tumba. Y vaya si lo hicimos.

- Voy a salir del estadio a propulsión (PRRRRRRRT)

Los primeros minutos eran lo más parecido a una película de ciencia ficción para mi, ¡me estaba pareciendo que los Cowboys estaban jugando bien! Un primer drive muy bien llevado, que acabó en el touchdown de Dez Bryant, quien ya había dejado muy buenas sensaciones desde varios snaps antes. Que sonriente que estaba yo, mientras pensaba que daba gusto ver saltar a ese número 88; Si un pase va un pelín alto él aprovecha toda su altura y se come al defensor, da igual que tuviera delante a Revis o a Cromartie. Él se llevaba el balón de calle. Pero poco a poco fue bajando de rendimiento y las sospechas se hacían realidad, estaba tocado. Que si ahora me voy al vestuario a que me miren un poco, que si ahora un poco de paripé en el sideline, y al campo de nuevo, para jugar a la pata coja. Muy bien chaval. Un aplauso y una bolsa de chuches para los técnicos también, como no. ¿Era necesario sacar a un tío que no está al 100%? ¿Acaso era la SuperBowl y no me había enterado?

Entre medias la defensa que veía era adecuada, los blitzes infernales que mandaba Rob Ryan surgieron efecto desde el primer snap que cogió Mark Sanchez (Ware le dejó planchado) pero a su vez, se fue desinflando. Realmente fue la lesión de Sensabaugh la que para mi cambió el ánimo de la defensa, eso y que el pobre Jenkins recibió más que un hijo tonto. Una vez el bueno de Gerald dejó el partido se pudo ver a la secundaria vaquera preguntarse constantemente donde estaban. Literal, podéis ver las imágenes, no me lo estoy inventando.

Entre tanto llegó el show de Antonio Ramiro, tras unos primeros cuartos decentes y jugando con una pausa que era necesaria se le ocurrió que había que darle emoción al partido, y lo consiguió. Cuando estaban en la yarda 3 de los Jets no tuvo una mejor idea que la de correr con el balón y… fumblearlo. No voy a criticar una acción así porque mira, puede darse (aunque sea una cagada de espanto), mucho más criticable es que cuando estás en tu último drive en el que solo tienes que asegurar una buena posesión de campo y quemar el reloj, lances un pase a tu receptor cojo cuando le está cubriendo uno de los mejores corners de la liga.

A lo mejor lo entendimos todos mal y el que casi intercepta el pase es Bryant, porque Revis no tuvo ni que esforzarse. Una cosa me gustaría decirle a Nick Folk, el kicker de los Jets: Eres un cabrón, cuando estabas en los Cowboys fallabas field goals infinitamente más fáciles que ese con el que nos ganasteis el partido. Maldito. A la hoguera.

Lo más triste de todo no es que nos dejásemos remontar, sino que pude ver una mejoría en el juego bastante considerable. Sí, eso es una buena señal, pero por lo pronto hemos palmado el primer partido. Y eso es lo que no soporto.

Es todo por esta semana, andar atentos que no estamos en verano y no os desatenderemos (tanto). Antes de los partidos del domingo tendréis vuestras previews, esas sin las que no podéis vivir, aunque solo sea para echarnos en cara nuestros fallos. ¡A cuidarse! Agur!

Week 1: Previews

Que los jueves haya football es, permitidme decirlo, una soberana putada. Por varias razones, además. La primera es que a menos que seas un afortunado estudiante universitario, que pueda permitirse pasar de ir a clase, hay un 99% de probabilidades de que no puedas ver el partido. Porque no me jodas, Rafa, no me jodas, quien se queda el jueves (viernes de madrugada en realidad) de 02:00 a 05:00 viendo football y teniendo que levantarse a indecentes horas… Pues eso, una putada.

Por si fuera poco, obliga a la gentuza como Gartzo y el menda lerenda a currarnos las previews con antelación, lo cual es un coñazo, porque no podemos realizar el exhaustivo y sesudo estudio sobre las plantillas, sus tendencias y sus puntos débiles que de normal os tenemos acostumbrados… ¿A quien quiero engañar? ¡Es un coñazo porque el miércoles ya nos está pillando el toro! EDIT: Y esto se ve ahora, que esto debería haberse publicado ayer, y ya ves tú. Bueno, lo voy a publicar como estaba, culpa mía, que claro, voy a tomar algo para despedir a un colega, la cosa se alarga y vuelves a casa con tres cubatas y sin cenar… Ya notaréis donde he metido algo de mano.

A pesar de todo, esta semana hay partido el jueves y ni Claus se va a quejar. Porque no es una semana cualquiera, es la WEEK 1, el inicio, la vuelta al emparrillado, a la emoción, la adrenalina y por dios, estamos todos deseando que empiece ya. Y además no es un partido así feucho, es un señor partidazo. Los dos últimos campeones de la Super Bowl, equipazos que juegan como los ángeles, y que este año esperan volver a lo más alto. Pero me estoy enrollando, y lo que queréis es leer nuestros concienzudos análisis. Pues aquí los tenéis.

New Orleans Saints [0-0-0] @ Green Bay Packers [0-0-0] [By Nuere]

Anda que no hay ganas ni nada, ¿eh señores? Vaya partidazo tenemos aquí. He de confesar que no he visto ni un solo partido de pretemporada, así que mis impresiones pueden ser de lo más desacertadas. Pero bueno, no será la primera vez, ¿no?

Que voy a decir de los Packers. Mantienen un bloque potentísimo, al que añadimos además a los lesionados Ryan Grant y JerMichael Finley. Quizás el primero no sea una incorporación de la hostia, al no estar en un top-10 de running backs, pero Finley es otro temita. Un TE potente, con unas manos seguras y que bloquea a la perfección. ¿Volverá a ser el objetivo favorito de Aaron Rodgers en los terceros downs? Quien sabe, pero la cuestión es que más le vale, que es mi TE titular en la Fantasy. Del bueno de ARod12 poco vamos a decir. Bueno sí, que más le vale, por su puta barba, tirarse al suelo cuando se lance a correr, y no andarse con tonterías. Que no tenemos el corazón para sustos. Y en el backfield lo dicho, Grant y James Starks a darlo todo. Brandon Jackson ha cambiado de aires, y ahora disfruta del maravilloso tiempo de Cleveland… Así que parece que Starks será el segundo RB, pero que se ande al loro Grant, que como siga como en la post-temporada pasada… Aunque del dicho al hecho hay un trecho, y tiene que demostrarlo. En cuanto a la defensa, pues como siempre, a repartir estopa, que es lo suyo. Como lo de ser un ladrón, vamos. Pierde efectivos, pero se supone que no debería ser de gran importancia. Esperemos que Clay Mathews III se mantenga sano, que ya demostró la pasada que si no está renqueante es una machine.

Y en el otro lado del emparrillado están los Saints, y poco os puedo decir, la verdad, porque como os habréis dado cuenta por la ausencia de entradas, he estado mega-desconectado en verano. Sí sé que sigue el padre del niño más cute que se ha visto en una Super Bowl, Drew Brees. Con un QB así, poco importan los receptores (bueno, tampoco nos pasemos), que vas a tener un ataque aereo potente. Han echado al pakomaru de Reggie Bush, que solo servía para liarla petarda con escándalos durante la NCAA y jugadas por el exterior (vale, y algún que otro retorno). Pero no se quedarán cojos en el backfield, no, porque en el draft se hicieron con los servicios de Mark Ingram, uno de los RB más prometedores y que ya me hubiese gustado que pillaran los Packs…

Hasta aquí había escrito ayer, más o menos, pero el veredicto iba a ser el mismo. Sin saber el resultado, lo apuesto sin dudar. Ganan los Packers. Y fácil, además, con dos cojones.

Detroit Lions [0-0-0] @ Tampa Bay Buccaneers [0-0-0] [By Nuere]

Este año hay mucho hype (algo así como muchas expectativas, mucha motivada) con los Detroit Lions. Sus elecciones en el draft, casi siempre con picks bajos (es decir, buenos picks) han hecho que vayan formando una plantilla que en algún momento tiene que dar sus frutos. Y ese momento, según muchos es éste. Algunos incluso se aventuran a ponerles líderes de la NFC North, pero aludiendo al Sr. Lobo… No empecemos a chuparnos las pollas todavía.

- Matt, ¿Y dos chicas con las que has entrado? - ¡HAMBRE!

Pero enfrente no tienen unos mancos ni nada por el estilo, si no otro equipo joven que promete dar mucha estopa, y que el año pasado ya estuvo a punto de colarse en los play-offs. Los Tampa Bay Buccaneers eran, si no recuerdo mal, la plantilla más joven de la liga el año pasado. Y aún así, consiguieron un record positivo y a punto estuvieron de colarse en post-temporada. Cierto es que tuvieron que aguantar el San Benito de que solo ganaban a los equipos malos, pero esa es otra historia. Los lidera Josh Freeman, un QB del barrio, from the hood (es decir, negro), que no solo sabe correr, si no que lanza como un campeón. Es de la misma añada que Mathew “cara panaderia” Stafford (sí, habéis leido bien, cara panaderia. Cara pan se le queda corto al muchacho) pero muchos aseguran que es mejor que el pick 1. Al menos más resistente, lo cual es innegable.

La cuestión es que ambos jugadores cuentan con armas de sobra para liarla petarda. Los Lions tienen un cuerpo de receptores más potente, liderados por Calvin Johnson, pero los Buscs ganan en el backfield, con la sorpresa del año pasado, LeGarrete Blount. De las defensas poco puedo decir, salvo que los Lions cuentan con el amigo Ndamukong (sí nena, me sigo acordado de escribir bien su nombre) Suh que junto a Nick Fairley, cuando se recupere, claro, promete dar estopa a diestro y siniestro.

Muchos se aventuran a decir que los Lions van a repetir victoria fuera de casa, pero yo, a pesar de que es un equipo que me cae majete (los malos siempre caen majetes), no las tengo todas conmigo, y por eso voy a apostar por los Buccaneers, a los que veo más maduros.

Philadelphia Eagles @ St. Louis Rams [By Gartzo]

Como cuesta hablar bien de un rival de división, y más aún en uno en el que está Vick (que no me preguntéis por que pero le tengo tirria… Venga, pues porque no me gusta nada que la primera opción que vea el cabrón sea la de correr, no nos engañemos, corre como si le persiguiera una jauría rabiosa de pe… nada, mejor no sigo por aquí. Que eso, que no me gusta que corra tanto, ¡y ya! Aparte, su dinámica de pase me da repelús, todos conocemos cual es el único QB zurdo y majete que ha pasado por la liga… y más cosas que me llevarían toda la tarde). A lo que iba que me lío, pues como cuesta hablar bien de un rival de división, no lo hago y ya está.

Vince Young demostró que no le pagan precisamente por su intelecto cuando nada más fichar por Philadelphia aseguró que ese equipo era el Dream Team, dando a una ya de por si exigente afición la excusa perfecta para acordarse de todos los santos de los jugadores como no consigan algo decente. Y algo decente en Pennsylvania significa anillo. Desde el equipo se apresuraron a asegurar que no era para tanto, que eran un bloque más completo pero que ni mucho menos iban a ganar con la gorra. Y yo que les creo. No porque sean rivales de división de mi equipo, a día de hoy veo a los Eagles como campeones de división, sino porque creo que Vick empieza a ser (muy) previsible para las defensas. Como lo visto en pretemporada se agrande, lo van a pasar mal, y mi previsión de campeones de la NFC Este se iría al garete cosa que no me importaría en absoluto.

Como ya he dicho antes, al ver las rutas de pase cerradas este chiquillo echa a correr por el hueco que vea, algo peligroso si la defensa le espera en esa zona. Eso sin contar que la lectura de defensas sigue siendo una asignatura pendiente para él. En mi opinión todo lo que haga el equipo irá en la clara dirección de lo que pase con el quarterback, al que ya hemos visto lesionarse más de una vez por su juego loco. Para más inri el reserva, ese gran iluminado del segundo párrafo, se lesionó en la pretemporada y pueden acabar a echando de menos a Kevin Kolb.

Que síiii, que con Colgate perfecto. Mira. ÑÑÑÑ

En defensa se han reforzado poderosamente con Asomugha (Antonio Ramiro y Elisha tienen que estar acojonados los pobres) pero sigue teniendo huecos importantes en sus posiciones de linebackers sobre todo. Viendo a los titulares en un partido de pretemporada tuiteé (preparen sus owneds) que el pase corto iba a ser conocido en código en la NFC Este como ‘El folla águilas’ por la cantidad de yardas que podrían llegar a ceder en esas situaciones. Ya veremos que pasa.

En cuanto a los Rams, Bradford me gusta mucho para este año, quiero pensar que seguiremos viendo al número 1 del Draft del 2010 en clara progresión y que los Rams pueden llegar lejos, no hace falta más que recordar la división en la que están. La clave de este equipo es que tienen una plantilla joven, y la defensa y el juego de carrera se mostraron eficaces el año pasado, puede que no espectaculares pero sí que eficaces. Fue una verdadera pena que se les escapara la post-temporada, pero van a luchar por resarcirse a base de grandes jugadas.

No voy a engañaros, a pesar de todo lo dicho y de mis razones más bien estúpidas, creo que los Eagles se llevan el partido.

Pittsburgh Steelers @ Baltimore Ravens [By Gartzo]

Estos duelos de la AFC Norte suelen ser de los que crean afición, con partidos apretados que se deciden en los últimos minutos, aunque ya sabéis que basta que yo diga esto para que suceda lo contrario. Quizá Big Ben haya alterado los planes iniciales del universo al haber decidido asentar la cabeza y casarse, y quien sabe si tal vez Joe Flacco haya decidido poner fin a su pobladillo entrecejo para poder ver más allá del facemask de su casco y lanzar los pases perfectos, sin intermediarios.

Si algo me gusta de los Ravens este año es que la adquisición de Vonta Leach (halfback proveniente de los Texans) puede ser muy buena para el corredor Ray Rice; Si su juego terrestre ya era increíblemente bueno sin Leach abriéndole huecos, a saber de lo que es capaz de hacer yendo a su zaga. Y más le vale hacerlo bien que mi buena primera elección del Draft de la liga de Monday Night Blog me ha costado. Sr. Arrocico, ¡deme puntos!

No obstante, es difícil equilibrar el juego cuando una de las dos facetas (ataque aéreo o carrera) supera a la otra con creces, y de momento Flacco no termina de convencer. Tan pronto te la lía en un partido y se sale como que se le encoge el brazo y empieza a fumblear como si ya nunca fuera a salir el Sol. La defensa está llena de perros viejos y sigue siendo muy capaz de sustentar al equipo así que ojito.

Si el año pasado Roethlisberger se perdió seis partidos por sanción y los Steelers fueron capaces de llegar a la SuperBowl, ¡qué podríamos esperar este año! Este será uno de esos equipos sobre los que menos sea necesario escribir, no hay más que repasar viejos partidos para darse cuenta de que van a estar ahí cueste lo que cueste. La única buena noticia para sus aficionados, al menos para los que yo conozco, sería el que Arians se fuera a tomar por saco (dicho finamente).

Este va a ser uno de los partidos sobre los que tendré la vista puesta, más que nada para confirmar si a Big Ben le siguen entrando sus pads, ya que como todos sabéis se alimenta de las almas de otros jugadores (y de sus cuerpos, porque está serrano-serrano el tío). Dicho esto, los Steelers ganan.

Minnesota Vikings [0-0-0] @ San Diego Chargers [0-0-0] [By Nuere]

Los Chargers son un poco como el Atletico de Madrid. Siempre parece que este año sí, que van a hacer temporadón, que ya verás como aspiramos a todo… y al final se quedan en nada. Bueno, dí que los Texans también van bastante por este pelo. La cosa es que el año pasado los Chargers contaban con el mejor ataque y la mejor defensa de la NFL. Solo algunas cagadas, principalmente de los equipos especiales, les privaron de llegar a post-temporada. Una mierda de season, vamos. Este año se han reforzado con el entrenador de Special Teams de los Buccaneers (si no recuerdo mal), y esperan poder parar la sangría de puntos. El bloque se mantiene, así que este año sí, deberían ganar con soltura.

Enfrente van a tener a los Vikings, que bueno, son un poco casa de putas. Cuentan con el mejor running back de  la liga, diga lo que diga la peña. Este blog es mío nuestro y digo lo que me nos sale de los cojones. Y Adrian “All Day” Peterson es el puto mejor RB de la liga. Si no, ¿por qué iba a elegirle yo con mi primer pick (segundo global) de la Fantasy? ¿Porque una zorra me quitó a Aaron Rodgers? Noquevaparanada. No en serio, Peterson me parece un jugón de la hostia. La cosa es que como Minnesota es una casa de putas, en vez de basar su juego en la carrera, lo basaban en un vejete algo tocado, que despertaba muchísimas simpatías y que la solía liar bastante, el bueno de Brett Favre. Sí, Brett, sigues en nuestra memoria, ¿Qué va a ser de la liga sin ti? Este año no está el 4, pero sí está otro vejete que despierta muchas simpatías, Donovan McNabb. Un tío al que una vez le da por pasar, otra por correr y otra por rascarse la güevada. Pero ya lo dice el dicho, más sabe el diablo por viejo que por diablo, ¿no? De todos modos, esperemos que esté centrado y que sepa aceptar que será el 28 quien lleve el peso del ataque… Difícil, pero bueno.

Como podéis ver, estoy diciendo mucho de este partido sin decir nada en claro, y eso viene siendo porque aparte de lo mencionado, no tengo mucha más idea. Así pues, la lógica impone que ganaran los Chargers, que para algo este año sí, tienen el mejor equipo de la AFC y bla bla bla…

Seattle Seahawks [0-0-0] @ San Francisco 49ers [0-0-0] [By Nuere]

Estos San Francisco 49ers me recuerdan un poco al Athletic Club (estamos de parecidos, ¿eh Juan?). Me explico, hasta ahora contaban con Mike Singletary y su cruz de madera en el pecho como entrenador. Con él, practicaban un juego algo rácano, férreo, defensivo, y que al principio dio sus frutos, pero que al final acabó por verse que era inútil. Ahora llega Jim Harbaugh y dice que va a volver a la West Coast Offense, al jogo bonito, el football de verdad, el que le gusta a la gente. Algo así vendría pasándole al Athletic. Empezó con Joaquín Caparrós, con un fútbol defensivo, el patapún pa’rriba, pero ahora ha llegado Marcelo Bielsa, para jugarla en el piso, pibe, al toque, como si supiéramos y tal. Miedo me da, he de reconocerlo. La cuestión es que Caparrós aunque sea clasificó al Athletic para UEFA (Europa League, mais mejor). Singletary… bueno, a la puta calle por paquete.

McCown, colega, ¿eso es la coquilla o que te alegras de vernos?

Con esto lo que quiero decir es que los 49ers tienen un papelón por delante. Pasar de un football de mierda a un sistema tan complejo como la WCO no es nada fácil y menos con QB tan… como describirlo… especial como Alex Smith. Porque Alex Smith no es un paquete. No lo es. Este año voy a seguir chupándole la puluta (pero nada gay) y defendiéndole, hombre, que ya veréis ya, se va a cagar la perra. A su lado estarán Frank Gore, gran RB pero muy propenso a las lesiones y Vernon Davis, uno de los mejores tight ends de la liga. Y además este año se ha incorporado Braylon Edwards, por fin un receiver de verdad… Y es que el puto Cangrejarbol (Michael Crabtree, para los que no pillen la broma) para que pretende pasarse la vida de eterna promesa y este año sí… y no, cojones.

En cuanto a los Seahawks han cogido un poco las sobras de los Vikings. Se les fue Matt Hasselbeck, así que han pillado a Tarvaris Jackson. Y ya, en el pack, a Sidney Rice. Éste último no es precisamente una sobra, porque es un receptor de la hostia, pero muchos piensas que el bajo coste por el que fue traspasado a Seattle es indicador de que su lesión de en la cadera no está nada bien curada. Sea como fuere, el haber pasado a play-offs, y ganado la ronda de wild card, hizo que cayeran en el draft, por lo que tampoco han pillado a una joyita de relumbrón. Y como tampoco tengo mucha idea más de los leones marinos, pues lo dejamos aquí.

Decía que los comienzos para San Francisco serán duros, adaptándose a un nuevo sistema y tal, pero tampoco creo que los Seahawks vayan a plantearles muchos problemas, y de hecho les considero una buena toma de contacto para empezar la temporada. Go go, 49ers!

New York Giants @ Washington Redskins [By Gartzo]

Anda, pero si aquí tenemos a los otros dos rivales de división, que majos ellos… Pues así de primeras tengo bastante poco que decir sobre ellos, podríamos decir que el duelo de quarterbacks está asegurado entre Eli Manning y Rex Grossman, pero mentir de esa manera me sabe mal. ¡Por Rex eh! Que como bien dijo Elisha él está al nivelón de Tom Brady… ¡Sí hombre, igualicos! ¿Pero a este que le ha dado para que diga semejante tontería? ¿Le habrá pegado su hermano un cabezazo y le ha desplazado las neuronas? ¿Desayunará lo mismo que Nuere y yo? ¡A saber! Hay cosas en el mundo que mejor es no saberlas.

Tiene pinta de que tras la marcha de McNabb a los Vikings (LOL?) los capitalinos van a pasarlo aún peor esta temporada y queda claro que han de plantearse muchas cosas, no pueden seguir ni viviendo de rentas ni esperar que de un día a otro la franquicia vuelva a ser ganadora como por arte de magia. Algo así necesita tiempo y una madurez de plantilla, pero de una plantilla joven, y no parecen saber buscarlo o querer molestarse en hacerlo. En fin, Mike Shanahan, los equipos de tu división te damos las gracias por regalarnos 2 partidos que seguro que nos vienen bien para soñar con seguir compitiendo allá por el frío enero.

De los Giants, siento no poder decir mucho más, pero es que ninguna de las cosas que pueda mencionar estarán a la altura de lo dicho por el quarterback. Impresionante. Hay que recordar que  son un equipo que siempre está en el ajo hasta el final, así que por mucho que pueda parecer que me estaba riendo de ellos (un poco a lo mejor) me dan cierto respeto y desde luego que los veo como ganadores de este partido.

Dallas Cowboys @ New York Jets [By Gartzo]

Los que tengáis hermanos sentiréis este partido como vuestro, como si fueseis vosotros los que saltáis al New Meadowlands a darle cera a la garrapata que tenéis en la habitación de al lado, a esa persona a la que pules a la Play o a la que le das collejas por doquier. Ojo, estoy hablando desde el punto de vista del ‘hermano mayor’, que siempre ha sido mejor y lo sabemos todos, porque el pequeño no se come un colín. Es el mierder de la familia. Bueno, puede que para mi haya una ligera diferencia y es que tengo una hermana, algo mucho más civilizado y respetable que un adolescente pajillero, donde va a parar.

¿Por qué esta introducción? Pues para empezar porque en el bando neoyorquino se encuentra como head coach Rex Ryan, mientras que en el de los vaqueritos ejerce de coordinador defensivo su hermano gemelo, Rob. Pobre madre, hermanos gemelos, dos piezas así. Que digo piezas, ¡bloques! Pero para terminar puede decirse que empezando con esta tontá evito tener que explicar como veo a los Cowboys para este inicio de temporada.

Yo soy el Nota. Así tiene que llamarme. O Su Notísima, o... Noti...

Queriendo parecer la hostia de interesante y hasta serio, podría decir que los Cowboys son los líderes de la NFL en los Kickoff Weekends, con 35-16-1. Todo esto según la 2011 NFL Kickoff Guide que puso el archi(e manning) conocido Mariano Tovar. Vamos, que no me voy inventando datos así por las buenas, y encima lo dicho, hasta parece que me documento. ¡Que no son chorradas por que sí! Aunque desgraciadamente, me lo parecen. Qué más me da lo que hicieran otros años, yo quiero que ganen la jornada inaugural de este año. Y la siguiente jornada. Y la siguiente…

Habiendo visto un par de partidos de pretemporada puedo decir los texanos siguen dando una de cal y otra de arena. No se pueden sacar conclusiones claras por las razones obvias, es pretemporada, pero viendo la actitud de los titulares algo puede sacarse. Los errores más bestias del año pasado vinieron de la línea ofensiva y de la secundaria, por no hablar de la facilidad para que nos pitaran algun penalty en contra y el tener a Wade Phillips, se lesionara Romo… ¡Y todo eso en el año en el que ejercemos de anfitriones en la SuperBowl! ¡With a pair !

Jason Garrett quiere seguir contribuyendo a una mejora en el juego texano, no lo hizo nada mal el año pasado y parece haber llegado con la confianza necesaria a este inicio de temporada. Para la línea ofensiva se decidió contar con el tackle llegado desde USC, Tyron Smith. Puede ser un gran añadido para bloque de ataque. Lo que no sé si me gusta tanto de la citada línea es el que hayan cortado al center Gurode, ya que nos deja con jugadores bastante jóvenes de cara a dar protección a Tony Romo.

Si algo me pone nervioso cuando veo algún partido de Dallas son esos pases cortos y rápidos del quarterback, como si no se fiara de su línea. Cada vez que veo uno de esos echo a temblar. Siguiendo con la ofensiva, es el momento de que Dez Bryant siga dando muestras de calidad, ayudando a repartir el juego y que no tenga que pasar exclusivamente por las manos del magullado Austin, o del siempre seguro y objetivo preferido del #9, Jason Witten. En el backfield no volveremos a ver a Marion Barber ya que fue cortado por el equipo y fichado por los Bears. Es un jugador que personalmente no me gustaba demasiado, espero que Felix Jones ayude a que me den la razón.

En la defensa me convencen esos blitzes que manda nuestro nuevo coordinador, pero por otra parte me da un miedo terrible el hueco que esas jugadas dejan si la jugada es algo más profunda. Muchas de las veces va a ser o parar el ataque o morir. Ayyy, si al menos hubiéramos conseguido fichar a Asomugha… A rezar toca. Y los penalties, por favor, evitemos los penalties. En los equipos especiales me conformo con que los kickers no sean tan cojos como el año pasado.

En cuanto a los Jets, más brevemente, diré que es un equipo que parece convencer menos que en los últimos dos años. Es posible que eso se deba a que han pasado más desapercibidos, algo que con un equipo tan bocachancla y marrullero es digno de admirar. Sanchez seguirá recibiendo los snaps y LT y Greene irán de su manita, con Cromartie y Revis como puntas en una defensa que siempre da mucho miedo. Normal, con el primero de ellos suelto por el campo, a saber quien es el próximo en quedarse embarazado. Conociendo como son los americanos, que el partido se juegue un 11 de septiembre y en Nueva York (10 años ya, madre mía como pasa el tiempo) será un aliciente especial para los de casa.

Me pueden los colores, seguramente porque estemos a principio de temporada y se les perdona cualquier error del pasado, y digo que los Dallas Cowboys salen con la primera W de la temporada de este estadio. Eso sí que sería empezar con buen pie, ¿eh, Rex?

Apuf!


Follow us on Twitter