Posts Tagged 'Vikings'

BROndon Calling y demás mierdas. Segunda parte.

  • ¡Oye Bro, tengo una idea pistonuda!
  • A ver, sorpréndeme.
  • Vamos a escribir la entrada como si aquí no hubiera pasado nada, sin ninguna clase de saludo especial. ¡Así la gente no se dará cuenta de que llevamos eones sin escribir ni frostis!
  • ¡ERES UN PUTO GENIO!
  • FUCK YEAH!

Bueno, bueno, bueno, muchachotes, aquí estamos los Bros del lugar con Nuere al aparato dispuestos a seguir contandoos como fue nuestra fantabulosa aventura en tierras londinenses. Así que coge el bombín, cálzate ese monóculo y prepara a leer este texto con el mejor acento british que tengas, WANKER!

Como ya sabréis, o no, mi Bro Gartzolicious está haciendo las Américas versión moderna, que es básicamente irse a Londres a ver si encuentra curro (y ya que está, una putica que le cuide (siempre que me pase mi examen psicotécnico, claro (la putica, mi Bro lo pasa por debajo de la pata (Tengo ganas de abrir un cuarto paréntesis, que me está quedando chuli este invento (jiji (si se rie jiji la chupa (¡pues que claro que la chupo!))))) (A ver que cuente si llevo bien el número de paréntesis))). ¡TOMA MORENO, OCHO PARENTESIS, NIU WOL RÉCORD! Récord de suPnormalidad, quiero decir.

35 neuronas menos.. ¡Y BAJANDO!

35 neuronas menos.. ¡Y BAJANDO!

Por donde iba (joeee, sí que volvemos con fuerza), ah sí. Pues eso, como mi Bro ya estaba instalado en Londres, me tocaba a mí hacer el petate e irme al aeropuerto de la ciudad más bonita del mundo (Bilbao, no Londres). Iba yo con mi jersey de los Packers, a ver si veía a algún otro colgado rumbo a Londres pero nada, ni un alma. Ni siquiera chavalitas dables en el avión. Desastre. Así que llegué a Heathrow, sin mayores contratiempos, me hice un par de pajas en honor a un colega jmuy fan de los aeropuertos y puse rumbo a Fulham, donde me esperaba mi colegui de aventuras, mi luna y mis estrellas, mi compañero de Golden Gates y Eiffel Towers.

Después de enseñarme su pisito molongui donde estaba viviendo, y tomarnos una birrilla (que yo ahora soy muy macho y bebo cerveza), ya que estábamos, nos fuimos el trío vascongado a cenar con unos amiguetes míos que tengo yo en Londres. Uno de ellos, cuyo nombre no diré pues cuida mucho de su imagen en las redes sociales y aparecer en este blog puede hacer que caiga al más infecto de los barros, me había recomendado una hamburguesería en la que servían “la @BarRefaeli de las hamburguesas”. ¡ojo!

A ver, más grande: ¡OJO! ¡OJO! ¡OJO! Los que me seguís en Twitter (un aplauso desde aquí, valientes que aun os mantenéis incluso a pesar de las mil gilipuarteces) sabéis que Bar y yo mantenemos una relación… complicada. Ella cuelga fotos en Instagram en las que sale con un nivel de dabilidad que se out of charts, yo le digo que está muy buena, ella pasa de mí, yo me cago en los cielos, aparece Karlie Kloss con una foto nueva, le declaro mi amor, en mi cabeza Bar se pone celosa, aparece mi bro sureño @Caleion para decirme que KK es suya, Bar sube otra foto… En fin, el amor, chicos, que es un mundo muy complicado… Todo este tostón para decir que a mí ♥Bartxu♥, porque yo la llamo ♥Bartxu♥, me pone a más no poder. O sea, RRPRRRRÁ elevado a la brutalisima potencia. Así que prometerme una hamburguesa que era “la @BarRefaeli de las hamburguesas” (así, literal, con arroba y todo (mi amigo anónimo, a pesar de su imagen social tan cuidada, también es bastante supnormal, se ríe por lo bajini en el curro mientras juega al #Triviados y tal)) era algo muy a tener en cuenta. Y ahí que fuimos, el trío más mis dos colegas en busca de la hamburguesa BarRefaeliesca. Sin embargo, el destino es caprichoso y no quería que paladease semejante manjar, al menos no sin esperar ¡DOS HORAZAS! hasta que tuviésemos mesa. Pero no pasa nada, nos fuimos a tomar una birra y pista.

No lo decimos nosotros, lo dicen las pancartas... hechas por nosotros.

No lo decimos nosotros, lo dicen las pancartas… hechas por nosotros.

Charlamos, nos pusimos al día, todo guay, y por fin pudimos ir a cenar. Combo de hamburguesa con patatas fritas, aderezadas con romero, que estaba jodidamente bueno, la verdad. En un estado estomacal mucho más adecuado nos fuimos a gozar un poco de la noche londinense. Nos os narraré toda la noche, que bastante peñazo llevo ya. Solo diré que hubo más cervezas (checas, japonesas, españolas (sí, vete a Londres para tomar una puta Estrella Damm (Yo no, ¿eh?)). Ahora que lo leo, que pena que fuesen cervezas y no zorrillas), mariconas que bebían mariconadas, grupos de mujeres que te pueden comer, bares de jevis, más cervezas, uno del Atlético de Madrid que portaba muy orgulloso su camiseta, una amiga suya que tenía un apretoncete (apretoncete, dígase de la que no está mal, pero tampoco es la repanocha. Vamos, que tú le dabas, pero tampoco te ibas a esforzar demasiado por conseguirlo (¡MIS COJONES QUE NO!)) y una vuelta a casa en bus… Por no olvidar la odisea de hinchar el colchoneto teniendo uno de los dos agujeros sin cerrar. ¡NIVEL BROs!

El domingo amaneció poco a poco. Con calma, sin prisas, tranquilamente. Mi Bro y yo teníamos planeado llegar a Wembley sobre las 14:00 hora zulú para ir metiéndonos en el ambientillo, mientras que la Lady, que es un poco pussy, pasaba de esas mierdas y tenía claro que iría directamente al partido. En su defensa diré que… ¡JAJAJAJAJAAJAJ EN SU DEFENSA DIGO, LO LLEVA CLARO! Ejem. Pero antes de todo eso nos fuimos a tomar un brunch. Bueno, bueno, bueno, pensaréis, vaya par de maricones. Pues no. Porque fue un brunch en plan BROs. Guy love, #NotGayAtAll y eso. Nos comimos los huevos, pero nada más. O sea, los huevos de gallina, no el sacrosanto lugar donde nuestro néctar del amor se almacena en forma de grumo. La verdad es que los susodichos huevos estaban muy buenos. Y este comentario tan sacable de contexto me recuerda lo dura que es la vida de los tíos a los que nos gusta el pepino. El pepino hortaliza, el cucumis sativus. No podemos ir diciendo, “pues a mí me encanta el pepino y cuanto más crujiente mejor” porque no, porque a mí me dicen eso y soy el primero en descojonarme, así que imaginaos si lo digo yo. La única vez que hablé con libertad sobre mi amor por los pepinos, la hortaliza, fue con una zagala y ella compartía mi opinión con frases tipo “sí, a mí me encanta el pepino”. No os podéis imaginar lo que me costó contenerme. En fin, además de la calidad culinaria, el sitio estaba lleno de pijas londinenses del barrio de Chelsea, braguetazos en potencia. Lo cual siempre ayuda.

Agüela, ¿A usted como le gustan los huevos?

Agüela, ¿A usted como le gustan los huevos?

Pero bueno, volviendo al partido (Aaaaahhh, que esta entrada va de un partido…), mi Bro y yo nos dirigimos rumbo a Wembley con los nervios previos normales en unos jóvenes y núbiles muchachos como nosotros. En el metro poco a poco íbamos viendo más jerseys y después de la clásica maniobra de “salgo del metro como que no quiere la cosa porque me he colado, pero oh espera, que no, que no nos hemos colado, así que vuelvo a entrar, pero a otro vagón, como que no quiere la cosa de nuevo” a la que llamaremos “the Brows in the tube move”, por fin llegamos a Wembley. La salida de la estación, como siempre, espectacular. Llegamos a las dos en punto y ahí estaban @Jmx_Smoke14 y @dikzaragoza, con sus jerseys de Patriots y Steelers respectivamente, esperándonos. Y por ahí anduvimos, riéndonos de Sánchez y de los que llevaban su dorsal, de los Ponderfull of fat a los que costaba más saltarlos que rodearlos y de ciertos sombreros gomaespumicos de dudoso valor estético.

No quisimos tomar parte en los drills  que había montados, porque tampoco había que humillar a los pobres pánfilos que estaban ahí haciendo el ridículo. Vale que no aciertes en el agujerito, tron, pero colega, ¡qué has lanzado el pase fuera del puto recinto! Me sorprendió ver varios tipos de pruebas que no recordaba de la anterior vez. Pases, kicks y snaps. Y mirásemos donde mirásemos ni uno atinaba. Tras una cervecita a precio de grumo de BROs tranquilamente sentados en un prao, nos separamos de @Jmx_Smoke14 y @dikzaragoza y nos pusimos a pajarear por los aledaños. “Pues yo a esa le daba”, “Ojo a esa patriotilla que le clavaba todo mi mástil”, “¡Ni una sola vaquera a la que domar con mi lazo, BRO!”, “¡Pues en Wisconsin solo hay vacas y gordas, BRO!”… Las clásicas conversaciones de BROs, a ver si os vais a pensar que estamos siempre hablando de cosas cultas…

Metes cuatro filtros y ya eres fotgrafo po'fesional

Metes cuatro filtros y ya eres fotgrafo po’fesional

Ya por fin entramos en Wembley, que sigue siendo una pasada, aunque no alcanza la magnitud del nuevo San Mamés (de Bilbao de toda la vida, pues). Teníamos unos sitios similares a los de la última vez que estuve (El Denver Broncos “@” San Francisco 49ers, con Tim Tebow (¡OJO!) y Troy Smith (¡DOBLE OJO!) a los mandos de las ofensivas). En uno de los fondos, lo más escorados posibles. Disfrutamos del carrerón de Adrian Peterson, un TD de Le’veon Bell (putos nombres de negros) con voltereta incluida, la recepción de Greg Jennings y ese drive final tan de Big Ben que acabó con fumble. Del partido poco voy a decir, pero a mí me encantó. Los que digan que fue una mierda será que han visto mucho football, pero para mí tuvo emoción hasta el final y eso es lo que cuenta. Vamos, ese último drive con Big Ben lanzando pases a diestro y siniestro, con los BROs instándole a gritos para que hiciera el spike más rápido (puede que también le llamáramos puto gordo en el proceso, quien sabe) no me lo quita nadie. En los detalles técnicos no vamos a entrar, que ya sabéis que somos unos inútiles y no tenemos ni idea, pero simplemente nos sorprendió lo cerca de la caja que jugaban los safeties de Pittsburgh, supongo que siempre pendientes de AD.

Por supuesto cumplimos la tradición de llevar pancartas molonguis, que posiblemente ya habréis visto por Twitter. En una de ellas alabábamos las virtudes de Christian Ponder (y no me refiero a su supuesta belleza, según cierto sector femenino) y en la otra hacíamos un llamamiento a la cordura en el podcast de @FootballSpeech. Los que estaban a nuestros alrededores coincidieron en que éramos los mejores del lugar. Que sí. Que lo dijeron. ¡PERO QUE ES VERDAD!. Pero la puta realización no nos enfocó, porque prefería centrarse en garrulos disfrazados de vikingos y putillas dables. Muy injusto todo.

¿Has dicho cereza?

¿Has dicho cereza?

La vuelta a casa fue tranquila, paciente y poco a poco. En el metro un par de aficionados a los Steelers lloraban sus penas, pero se consolaban con que Baltimore apestaba… Mi pobre Bro sufría sin saber lo que hacían sus Cowboys, aunque un afable vejete le había spoileado que al menos un TD habían anotado. Esto me recuerda lo que me sorprendió el número de personas mayores con jerseys, más o menos antiguos, de fútbol americano. Una pasada, vaya. Siempre es bueno que la afición perdure, pero vaya, me chocó ver tanto abuelete en Wembley disfrutando de la jornada.

Por fin llegamos y nuestros temores se hicieron realidad. Queríamos disfrutar del partido de los Cowboys usando mi cuenta de Game Pass, pero mi Bro creía que ese partido lo daban por Sky, por lo que la señal del Game Pass estaría bloqueada… Y así  fue. Así que nada, un stream para ver el final, con toda la desesperación, ira, enfado y mala uva que eso le causó a mi pobre chicovaca preferido… Mientras, Amidala y yo nos reíamos por lo bajini, sin que se diera cuenta para no cabrearle más, y consultábamos nuestras fantasys en busca de la victoria (Que en mi caso llegó, en las dos ligas además).

Para cerrar la noche nos vimos el último capítulo de IT Crowd, tan maravilloso como siempre. Un final muy guay y muy bonico porque además fue una de las primeras series, si no la primera, que me pasó mi Bro allá por los tiempos universitarios… Seguimos un poco el partido entre Patriots y Falcons, pero yo estaba ya para irme a la cama. Gartzo, en cambio, se quedó, que quería ver el finalaco de Breaking Bad en directo. Al final no pudo ser, que no encontró enlaces de calidad.

Y ya el lunes a la mañana pues mariconeamos un poco por Londres, fuimos a la tienda de Nike, hicimos el tonto con los cascos, nos comimos unos pancakes muy sabrosos y para terminar hicimos la paradita obligatoria en Forbidden Planet, donde añadí un par de piezas a mi ya de por sí abultada colección. Cualquier día me echan de casa. No, mis padres no, los miles de cómics que tengo…

Y ya que estamos os cuento también el viaje de vuelta, sin problemas, con una milf argentina, creo, muy dable, otra chavalita de fuera de la UE con un apretón gracioso y una azafata petable que también cogió el autobús desde el aeropuerto. Autobús en el que también iban un Clay Mathews III y un Andrew Luck, por cierto. Yo era el idiota que andaba tuiteando sobre el azafato maricón y riéndose por lo bajini.

Maravilloso fin de semana, como no podía ser de otra manera, en el que vimos jugar a Adrian Peterson, Troy Polamalu, Big Ben y Jared Allen entre otros… Casi nada. ¡Ahora cuando abra un blog llamado “Yo vi jugar a Adrian Peterson” sí que será verdad!

Como la nueva interfaz de WordPress es mierda pura, os quedáis sin video insertado. Pulsad aquí, motherfuckers!

Cool! Cool cool cool!

Anuncios

BROndon Calling y demás mierdas. Primera parte.

Hola a todos. ¡Qué gusto da volver a ser libre!

¡Ah! que a lo mejor no lo sabéis, y apuesto a que encima no nos vais a creer, pero llevamos meses secuestrados por una banda de malos-malísimos y todo por hacer entrevistas tan buenas a jugadores de la NFL. Lo peor de todo es que nos obligaban a usar nuestras cuentas en Twitter de manera normal para no levantar las sospechas de nuestros fanses, y cada cierto tiempo, a prostituirnos por unas decenas de míseros Euros. Lo que no sabían los imbécil es que lo hubiéramos hecho gratis…

football

En fin, que me salgo de madre. Un año más el football llega a Londres y por segunda vez, los BROs coincidíamos en un partido. Han sido 2 años de escaqueo por parte de Nuere pero como las excusas que se inventaba eran tanto o más creíbles que la del secuestro del que os hablaba más arriba, se le perdona.

Vamos a repartir nuestra odisea footballera en dos partes, básicamente porque sabemos como estirar el chicle más de lo necesario sin que el contenido se resienta (tienes mucho que aprender aquí, ¿eh, guionista hideputa de Dexter?).

Desconozco cuantos de vosotros os habéis acercado a la capital inglesa durante el fin de semana pasado, o si lo habéis hecho alguna vez con motivo del International Series, pero estoy seguro de que compartís conmigo la idea de que son unos días en los que Football y Cerveza van de la mano. Olvidaos de las muchachas, al menos de las de sin pagar, porque este fin de semana no entran en la ecuación las pérdidas de tiempo. Inciso aquí y es que podrían entrar si son otras locas del football y tenéis a vuestro BRO cerca, entonces la jugada básica a ejecutar está clara:

686 Pump F-Stop on two.

Estoy haciendo una suposición con tíos más bien feotes para darle realismo al tema. Vosotros, aprobados justicos en el test de la sepsibilidad rodéais a la moza de puntuación 8, uno por cada lado. Hasta aquí, sencillo. Intentad no ir muy pasados de rosca tampoco porque los defensive tackles de su grupo de amigas son infranqueables, incluso tendrán safeties que bajarán a la caja en cuanto deduzcan que vuestra intención no es más que penetrar el gap y correr por el centro.

Que quede claro que esta jugada está pensada para que uno de los dos triunfe, hay muchas más en nuestro PlayBROok que obviamente, no vamos a compartir así por las buenas. Es el momento pues, de que los BROs demuestren su habilidad como jál of feimers del ligoteo y conseguir la W para el elegido esa noche.

El futuro onanista ha de brillar en el Pump F-Stop ya que con ese quiebro/engaño hacia la muchacha en cuestión, ha de hacer creer a la Fea (de ahí la F) que pretende ser él el triunfador y acto seguido realizar el bloqueo de su vida. Todo por un Bro. On Two, HUT! El tempo lo podéis marcar como queráis pero cantar audibles a grito pelao’ en un bar tiene su punto… y si lo hacéis tan pronto como en un par de segundos tenéis menos probabilidad de que os vean haciendo el canelo y se vayan del bar.

Tras este BROnsejo gratuito estamos ya metidos en ambiente y es que el jueves me dediqué a charlar de football entre cervezas con varios amiguetes de Twitter. Todo rabos amigos, porque como ya he dicho, si no hay chicas footballeras está prohibido; para hacer el ridículo ya tenemos los fines de semana del resto del año. Así pues @Jmx_Smoke14 y @diegoserranoNFL tuvieron a bien quedar con el esquizofrénico que escribe estas líneas, haciéndolo además delante de la placica del Big Ben, para que se viera quien llegaba tarde y humillar a patadas en los huevos al tardón.

Y allí a la que estoy llegando bajo la estatua de Nelson Mandela (colegui del insti) vislumbro una figura solitaria, impaciente y apesadumbrada puesto que su intención no era otra sino la de volver obnubilado tras contemplar las maravillas que el Imperial War Museum tiene para ofrecer. Esfuerzo baladí para el amigo maño ya que los astutos y cabrones ingleses habían recortado muchas de las salas con la excusa de la restauración. Todos sabemos que lo que no querían era verse invadidos.

Cordiales saludos por ambas partes, apreciaciones de la grandísima camiseta que llevaba el señorito Josemix, no otra sino la de los Raiders… pero no los Raiders que vosotros pensáis, sino una con claros tintes Battlestar Galactica. Un win absoluto. Tuve que pararle los pies un poco ya que aún nos faltaba la compañía del Giant, que están por todas partes, y una vez estando todos y habiendo resuelto nuestras diferencias a hostia limpia procedimos a curar nuestras heridas de la única manera que sabemos: bebiendo. Hermanamiento Giant-Cowboy… lo que no consiga el alcohol…

La ruta triunfal de @diegoserranoNFL

Una vez en el pub que había elegido, cerquita de Trafalgar y en palabras de mis acompañantes “con las camareras más feas de todo Londres” nos pusimos al lío de presentarnos tal y como es debido. Y entre temas de football, culos y tetas y lanzando hipótesis sobre el tamaño de miembro que debía gastar una de las camareras echamos la tarde-noche. Momento cumbre fue aquel en el que teníamos un grupo de muchachas (no footballeras) que nos miraban con deseo y el azar quiso que coincidieran sus miradas furtivas con mi frase: “Pues a lo de hacer así BRRRRRRR en las tetas he sabido que se llama “Motor Boating the tits”.

Todo esto acompañándolo de gestos bastante explícitos. Cuando cesaron nuestras estúpidas risas descubrimos que para más inri, era un grupo de chicas españolas. Más risas, total, ya no nos las íbamos a follar…

A una hora prudente y tras unas cuantas pintas de cerveza encima decidimos que cada uno se fuera por su lado, les acompañé al metro y les di las direcciones básicas para volver a sus hoteles. No estoy seguro si uno de los dos se dio la vuelta tras despistarme y volvió a por la azafata del rabaco, pero doy fe que la cantidad de viajes al baño que se pegó Diego llegó a resultar sospechoso. Sí, por mucho que la camarer@ siempre me sirviera a mi y yo hubiera ido como dos veces más al baño que mis amigotes. Todo legal.

Al día siguiente, ya viernes, estaba en casa sin mucho que hacer y recibí una llamada que estaré muy lejos de olvidar en mi vida, sobretodo por lo que vino después. El caso es que me llamó mi amigo Carlos, gran fan del football y sobre todo de College (se pirra por UT), que trabaja para un periódico de aquí de Londres. Os diré sin querer enrollarme demasiado que este año consiguió la acreditación de prensa para cubrir el partido y el segundo día le sobró una de las acreditaciones y se acordó de mí.

Resultado: en menos de una hora estaba en el campo en el que los Pittsburgh Steelers iban a entrenar y… fue espectacular. Creo que lo mejor que puedo hacer es enlazaos el artículo que escribió para su periódico en el que explica perfectamente lo que vivimos, incluyendo el saludar y dar la mano a varios de los jugadores. Os dejo el link aquí, en el que además tenéis las fotos disponibles más abajo. Estaré eternamente agradecido. Gracias una vez más, Carlos.

A partir de este punto muy poco puedo contar, creo que nada lo supera… bueno como anécdota no escrita está el que al abandonar todos los jugadores el lugar vi una caja llena de Gatorades y no pude resistirme a pillar uno. No era una maravilla pero salió la vena hispana: si es gratis sabe el doble de bueno. Esto es así. La noche la pasé precisamente con un fan acerero, en la que no paré de narrarle nuestra experiencia.

Regent StreetEl sábado se puso en marcha el fan rally que generalmente ayuda a los fans del football a meterse en el lío, ver a los jugadores de cerca, probarte como jugador y esas mierdas que tanto nos gustan.

Como novedad este año cerraron Regent Street para cubrirlo de parafernalia NFL y personalmente creo que deberían de seguir así en los años venideros. Los años anteriores ha sido en Trafalgar Square y aunque espectacular, el espacio se reduce muchísimo. Por esa parte Carlos y yo, que volvimos a coincidir, quedamos bastante satisfechos; se veía el ir y venir de la gente y era entretenido.

He de decir que quedamos muy tarde y tras darnos un paseo por la NikeTown para ver lo que había llegó el momento de decir adiós que llegaba mi BRO. Tenía que ir a recogerle a la estación del metro y petar el fin de semana, pero, mira… mejor dejaré que os lo cuente él. Yo me despido de momento, nos leemos pronto. Agur!

Week 6: Reviews

Voy con lo que muchos conocen como “un retraso de la hostia”. Y no es que no me haya bajado la regla y me vaya a quedar preñao, dios no, por favor, si no que he tenido una semana algo turbia empezando las clases del postgrado, y claro, mi Bro se va a Wembley y yo me quedo en braguitas. Por eso hoy nos espera un maratón de reviews, de la semana anterior, y previews, de esta semana, que espero que lleguen a tiempo. Repetid conmigo, clase: LA LIADA, JOSEBAS, LA LIADA.

Pero antes de nada, me gustaría empezar por el tema más importante. Como ya comentamos, la semana pasada Gartzo y yo nos enfrentábamos en la Fantasy League que tenemos montada. Bueno, yo fui claro con el veredicto, y haber casas de apuestas de ligas fantasy habría apostado toda mi herencia por mí, pero bueno, algún malandrín de baja clase quiso ponerme nervioso… La paliza fue aplastante, 115 – 84 a mi favor. Un “me rio en tu cara” que no hice porque era contra mi Bro, y al Bro se le respeta. Pero vamos, que una vez pasado el trámite, volvemos a ser uña y carne. Aunque justo esta semana él esté en Londres y yo en California, digo en Barcelona… Sig, que mala vida ésta.

Así pues, aquí vamos:

25 San Francisco 49ers @ Detroit Lions 19 [By Nuere]

El partido de la semana era éste. Y lo acabó siendo, la verdad. No defraudó para nada. No solo por lo visto dentro del campo, sorpresa en las Gaunas, que decían en la radio, si no por todo lo que vino después. La pelea entre Harbaugh y Schwartz es ya por todos conocida, así que yo creo que poco queda por comentar. Como resumen MondayNightBlogiano, yo creo, no, yo sé que simplemente pasó algo así:

Harbaugh: Buen partido colega, incluso para un patético fans de las tetas…

Schwartz: Sisí, buen parti… WHAAAAAAT? Pero ¿qué dices pavo? ¡Las tetas son lo mais mejor!

H: Este tío está zumbado, me las piro. Así te pille un cáncer de pechamen.

S: No te vayas, cobarder, ven aquí. ¿Culos? ¿Quién quiere culos teniendo un buen par de pechotes?

H: Eso es porque tu señora tiene un culomierdas

Jugador que pasaba por ahí: Uy lo que l’ha dishooooooooo. Pero métele, pavo, métele.

Y claro, todos sabemos que el insulto en sí no es lo grave. Lo peor en estos casos, lo que más daño hace al ego son los comentarios del corrillo. El “alaaaaaaaaaa” “fuala nen” y demases. Y ahí es cuando se encendió la mecha, se lió petarda, y los jugadores de ambos bandos se intentaron fostiar. Que si culos, que si tetas, que si a mí me van los huevos, ¡¿Quién ha dicho eso?!, loca tú calva… European style. Que no os engañen con temas de apretones de manos. El problema es el de siempre, ¿Culos o tetas?

Abrazame, Frank, que tengo miedo a estar sin tí

Pero antes de todo eso, Alex Smith “la cagó”. Entre comillas, eh, que Kyle Vanden Bosch tuvo gran parte del mérito forzando, y recuperando, el fumble. Y mi Bro se las prometía felices, con carnaza para meterse con the good old Smith. De lo que no se daba cuenta es que los errores de Smith eran aciertos de la defensa de los Detroit Lions, y a que no adivináis quien tiene esa defensa. Exacto. Jajota jajota.

Por lo demás, Frank Gore volvió a dar alas a los San Francisco 49ers, penetrando por todos agujeros que la defensa de los Lions le dejaba. Vamos, que si los defensas de en vez de los Lions llegan a ser de los Steleers (acereros, no lo olvidéis) Gore se hubiese puesto las botas. Y es que si algo sabemos todos gracias a los Simpsons, es que todo hombre que trabaja con metal fundido es gaylord. El RB del ridículo bigote se encargó de mover las cadenas y permitir que Smith conectara con sus receptores en los momentos adecuados. Mucho pase sencillo es lo que lanza el pick 1 de 2005, pero bueno, es un plan de juego que se ajusta bien a sus características, así que, ¿pa’ que cambiarlo?

En el último drive los Lions tuvieron la oportunidad de empatar y ganar, pero pasaron, que estaban cansados y no les apetecía correr mucho. Ay, Matthew, colegui, tanto bollo tanto bollo para ponerte cachas y no lesionarte, y luego pasa lo que pasa…

3 St. Louis Rams @ Green Bay Packers 24 [By Nuere]

El resultado habla por sí solo y yo hablo del partido más que nada porque los Green Bay Packers son mi equipo y son los más mejores del mundo y van a ganar todo lo posible. Temporada perfecta, here we go! Así de chulos somos, sí.

Poco puedes hacer cuando el ataque de Green Bay está enchufado. Cuando Aaron Rodgers tiene el día y le apetece darte amor. Pero a su manera. A lo anal. Así que oye, lo mejor es que les digas a tus jugadores que se preparen para una sesión de serso duro, y a tu ataque que se fije en el 12, a ver si se le pega algo. Lo más destacable es que James Jones volvió a anotar un TD. Destacable y preocupante, ya que solo recibió un pase y no se le cayó. Madre mía, que se acerca el fin del mundo, que los Mayas esos tenían razón. Ah bueno, y Jordy Nelson, que es mu majete, se cascó un TD de 93 yardacas, y éste sí que se rió en la cara de los defensas de los St. Louis Rams.

Joe, me he vuelto a meaaaaaaaaaaaaaaar

Poco más que decir, la verdad. Los Rams han solucionado su problema en el cuerpo de receptores (el problema es que son una mierda) fichando a Brandon Lloyd, que espera poder formar una buena pareja con Sam Bradford.

Ah sí, y debo de ser de los pocos a los que les mola el throwback jersey de los Packers… No sé, me resulta molón.

20 Philadelphia Eagles [2-4-0] @ Washington Redskins 13 [3-2-0] [By Gartzo]

Ya lo dice el refrán todo se contagia menos la guapura. Pues que sepáis que en la NFC Este esa máxima se lleva hasta límites inimaginables; ¿Que uno de nosotros se lía a tirar intercepciones y todo el mundo se mete con él? Veeeeenga, dejemos que nuestros quarterbacks le hagan un pequeño homenaje, ¡igualemos las cosas! Dis uan is for yu, Tony! Se le oía gritar a Rex Grossman nada más salir al campo. Y poco después. Y al rato. Y cuando anochecía.. Ahora podéis haceros a la idea de como termino el muchacho el partido, siendo interceptado más que completado, aunque para mi, no se llevó la palma. Bueno, sí, pero compartió los honores con… atento todo el mundo… ¡Vince Young!

Que portento de jugador el suplente de los Eagles: Inteligencia y forma física sobrehumana, todo en una misma persona. No me llaméis Vince, llamadme VY, que queda ToH WhApÒ. Claro que sí, Vinnie. Y es que hay que ser muy crack para decir lo que dijo a principio de temporada y que cuando te mandan salir a cubrir la baja de Michael Vick te intercepten, dejándote un QB rating de 0. Romo se está mordiendo las orejas, de la envidia.

¡Jo, jo! Vaya mocazo; No se lo voy a enseñar a VY que se lo interceptan...

Podéis creerme o no, pero este partido pudo terminar siendo para cualquiera de los dos equipos; Por cada liada de Grossman llegaba una réplica de los visitantes, pura cortesía. Con decir que el marcador hasta casi entrar en el tercer cuarto del juego era de 20-0 lo digo todo, los Eagles parecían decididos a olvidar los baches en su juego cuando la (flojilla) maquinaria de los Redskins empezó a funcionar como debía. Lo curioso es que a Mike Shanahan no le gustó esta versión desactualizada de Rex, y le mandó rápido a calentar banquillo.

A partir de aquel momento quien iba a recibir los snaps sería John Beck. No pude evitar la risa, me vino a la cabeza el cantante con el que comparte apellido (bueno, aunque el del cantante sea el nombre, ¡ya me entendéis!) y una de sus canciones; Concretamente ésta, en la que el estribillo dice: Soy un perdedor… I’m a loser baby! So why don’t you kill me? ¡Joder, así como no van a perder! Por lo menos John se fue con la cabeza alta y un touchdown de carrera. Quien no se consuela…

Lo dije en el Twitter, y puede que entre tanta gilipollez no lo leyerais, pero lo del Dream Team lo entendimos mal. El colega Young se refería a que los Eagles son el equipo soñado para los adversarios, porque muy Redskin lo tienes que hacer para que no te vayas con una W a tu casita. El tío todavía ser ríe de la que se ha montado cuando está claro que los tontos somos nosotros… ¡Cuanta sabiduría desperdiciada en Pennsylvania!

16 Dallas Cowboys [2-3-0] @ New England Patriots 20 [5-1-0] [By Gartzo]

¡Adivinanza! ¿Que pasa si tienes -6 anotaciones y le sumas un Tom Brady elevado a 151 segundos de reloj, dividido entre vaqueros? ¡Pues que te focka! ¡Que va a pasar! Lo más perturbador de todo es que el que más intercepciones tuvo en el partido fue el que viste el número 12. ¿Es que aquellos que despotricáis contra Antonio Ramiro no vais a decir nada?  Su majestad también erra. Claro que también gana…

Cada vez se me hace más difícil hablar de los fallos de Dallas porque me da la impresión que me estoy repitiendo demasiado, cosa que a ellos les parece dar igual. Durante la primera parte (que para ser sinceros es la que vi en directo en su totalidad) no creía lo que estaba viendo. Los Patriots se mostraban muy confiados y Brady no hacía más que quemar nuestra defensa una y otra vez utilizando un ataque sin huddle. Los paquetes que le mandaba Rob Ryan parecían quedarse insuficientes según avanzaba el tiempo y por suerte para nosotros, tampoco es que ellos tuvieran suerte a partir de la red zone.

Que en el primer cuarto pudiéramos ver un par de turnovers por parte de cada equipo dice mucho de como estaban de empanadas las ofensivas, y es que además se pusieron de acuerdo: “Oye, ¿que os parece si primero hacemos intercepciones y luego fumbles?” “¡Oh! Pues por nosotros perfecto.” Y venga. Por si alguien se ha quedado atrás, sí, todo esto solo en el primer tiempo, y lo peor es que les sobró tiempo…

Vaaaa Gartzo, ¡no te metas más conmigo hombreee! ¡Por nuestra amistá!

Cuando veía a Romo con el balón no es que tuviera miedo (uno que está acostumbrado) pero había momentos en los que me lo hubiera cargado. Y el playcalling, ¡qué maravilla! En New England aún se oyen las risas. Felix Jones empezó bien, pero volvió a recaer de la lesión que tenía, lo que provocó que el martes Tashard Choice fuera repescado del trading block. Lo íbamos a mandar a hacer puñetas, y con razón, cuando se nos lesiona el único corredor bueno que nos queda. Genial. Tony, corre tú anda, que es lo único que te falta.

Dez Bryant y Miles Austin demostraron por qué se merecen cada céntimo de su sueldo, y amigos, da gusto ver al jovenzuelo correr sus rutas. Hubo un momento en el que fintó a dos defensores y los dejó a ambos en el suelo, cuando parecía que no iba a ganar una mísera yarda. Impresionante. Precisamente esos que decía que se están riendo aún por el playcalling de Dallas son los que están ayudando a las labores de rescate de las caderas de los corners. A día de hoy siguen en paradero desconocido.

No sé como lo veis vosotros, pero ya puedes espabilar estos dos equipos, sobre todo los Cowboys que no están aprovechando los errores de sus rivales de división y la post-temporada se va a vender carísima mientras nadie se destaque. Si de los Patriots digo esto es porque su juego no nos sorprende a estas alturas, y como muchos coincidíamos esta semana, no siempre va a poder llegar Tom para salvar los muebles a última hora. En defensa les queda muchísimo trabajo por hacer.

20 New Orleans Saints [4-2-0] @ Tampa Bay Buccaneers 26 [4-2-0] [By Gartzo]

Improperios, insultos y amenazas es lo que me brindaban estos días los aficionados de los Bucs por haber apostado a su favor en mis previews. No les importaba una mierda que los fuera a ver en Wembley, les acababa de gafar irremediablemente y que a Freeman se le iba a caer el pelo, me decían. Y todo por una simple decisión de última hora de un tío loco. Un tío sepsi, pero loco. Ahora es cuando yo debería de sacar mi dedo acusador y decir eso de: ¡Já! ¡Os lo avisé, infieles! Ese no sería mi estilo. Recordad, soy de los Cowboys, mi estilo siempre será más sucio que el vuestro.Tenéis las de perder.

Con una intercepción a Drew tengounhijosupercuteyséqueosjode Brees a falta de unos pocos minutos se terminó el partido que decidía el liderato de la NFC Sur, aunque ahora ambos equipos estén empatados, no sin dejarnos unos buenos titulares durante el tiempo de juego. Antes de empezar el partido nos enterábamos, cuando yo ya no podía cambiar mi equipo titular en la fantasy, de que LeGarrete Blount no jugaría por su lesión de rodilla. (Inciso para hablar de mi fantasy: No me estoy excusando, me la jugué a dejarlo de titular porque estaba en los late games y no tenía recambio. A veces estas cosas pasan. Fin inciso). Su sustituto no lo hizo mal y es que corrió para 109 yardas en 17 intentos.

Hubo un momento de tensión para el equipo de Tampa, cuando Freeman y Winslow se pusieron a discutir un buen rato en la banda y no había manera de pararlos. De la conversación yo solo puede entender palabras sueltas: “blablabla…tu pelo… no sé qué… como…blabla… madre. Si alguien descubre el misterio que nos lo cuente que estamos intrigados.

Chicos, estoy igual de acojonao' que vosotros, acertó nuestra preview...

Los Saints volvieron a dar la de cal (¿o es la de arena? ¿Alguien lo sabe? Porque no me jodas, la cal mucho bien no puede hacernos, pero es que la arena da un por culo que pa’qué) y evidenciaron sus problemas más evidentes: La defensa. Además que se las prometían felices en su visita al el pito de américa después de ver como los 49ers se merendaban a sus rivales divisionales. El primero de los disgustos para Sean Payton vino de la mano su tightend… De la hostia con su tightend, mejor dicho. Jimmy Graham se le había caído encima durante una jugada que acabó en el sideline dejándole con un ligamento tocado, un hueso roto, y el resto del partido sentado. A partir de la segunda mitad cedió sus responsabilidades al coordinador defensivo mientras él seguía el partido desde el training room y tuvo que ver el lo que hacía su equipo por televisión.  Fuentes que no podemos desvelar nos comentan que en algún momento el coach puso alguna pelicula picantona… ¡Como si no conociéramos lo pájaro que eres, Sean!

Los siguientes disgustos para Payton fueron la derrota en sí, que su quarterback sea otro fan de Antonio Ramiro (3 INT’s) y el haber perdido el liderato en favor de este equipo que acto seguido se preparaba para su segundo viaje transoceánico en unos años. Como guinda final, en el largometraje que eligió los protas no se terminaban casando. Si es que cuando tenemos el día torcido…

10 Minnesota Vikings @ Chicago Bears 39 [By Nuere]

Mecagoenlaleche, Merche, yo que quería que Jared Allen le diera más de una hostia a Gay Cutler, y nada. Solo una. Casuen… Pero bueno, menos da una piedra, ¿no?

Jodete Nuere, por listillo

Como ya predije en mi infinita sabiduría, inducida por múltiples noches de desenfreno sexu… digo,  alcohólico, la defensa y Devin Hester salvaron los muebles a los Chicago Bears. Bueno, igual salvar los muebles tampoco, que delante tenían a los Minnesota Vikings liderados por Donovan McNabb, pero vamos, que la victoria es, en gran parte, gracias a ellos. Hester no solo anotó un TD de retorno (lo cual ya suena como normal, y todo) sino que además fue el líder en yardas del recepción del partido, con otro TD más anotado.

El pobre Adrian Peterson tuvo un día bastante flojete, corriendo solo para 39 yardas. La defensa, de nuevo, salvándole el culo a los Bears. Que mierdaca. Pero lo más destacable del equipo púrpura, es que en la segunda mitad salió Christian Ponder a jugar. Y por si fuera poco, ya han anunciado que en el siguiente partido él será el titular. Esto nos trae risas por dos motivos:

1._ Donovan McNabb está condenado al fango… Después de esas mierdas de partidos, que parecía jugar al freesbe a ras de suelo más que al football, ya ha sido sustituido por un rookie.

2._ Ponder está considerado por muchos, si no recuerdo mal Güilly entre ellos, como uno de los mejores quarterbacks del último draft. El siguiente partido, el que será su primero como titular, es contra los Packers… Risas. Los Vikings quieren darnos clases sobre como quemar grandes jugadores en simples pasos. Gracias peña.

Por lo demás, los Bears llegan con victoria al partido de Londres, en el que espero le den una paliza de muerte, y salga mi Bro metiéndole el morro a una cheerleader de esas de las fotos que pone.

Week 6: Previews

Muchos nos han mandado mensajes, y cartas de todo tipo, pidiendo que no rompiéramos nuestra relación. Que Gartzo y Nuere somos como… como el éxtasis del amor entre Bros en el mundo del football. La pareja más chachi-guay del planeta, y sin mariconadas ni nada por el estilo. Pero lo sentimos, no va a poder ser. La crisis es inevitable, ha llegado hasta nosotros, y la ruptura es inminente. Gartzo & Nuere no more, ladies

Pero tranquilos, coleguis del idiotismo contemporáneo, que volveremos con más amor que nunca, sobre todo cuando termine la jornada. ¿Pur qué? Os preguntaréis. Pues el tema es que este fin de semana, Gartzo y yo no enfrentamos en la fantasy league. Tensión a raudales, vamos. Adrenalina por las orejas. Ambos estamos en una situación desesperada, y necesitamos la victoria como el comer. Y en esto casos… no hay Bros que valgan. Pero lo dicho, tranquilos, que después de que le pegue la paliza padre (porque eso es lo que va a pasar, no os penséis), todo volverá a ser como antes… No sé si mi fiebre Pro-Tebow habrá pasado, pero si me siguen llegando mails amenazantes… ¿Qué voy a hacer yo?

En lo referente a la NFL, y tal, esta semana descansan Broncos, Chiefs, Chargers, Titans, Cardinals y Seahwks.

San Francisco 49ers [1-4-0] @ Detroit Lions [5-0-0] [By Nuere]

Partido interesante éste, la verdad con un duelo de QBs que fueron pick 1 en el draft. Sus caminos han sido similares, aunque parece claro que Mathew “zampabollos” Stafford tiene todas las de ganar. Sin embargo, muchos lo ponían en duda, más que nada por su tendencia a lesionarse. No sería el primer genio de cristal, condenado por las lesiones. Alex Smith no ha tenido este carrusel de lesiones, pero sí una montaña rusa de entrenadores y coordinadores ofensivos que han llevado su carrera al punto límite. Y cuando parecía que todo estaba perdido, llego Harbaugh, hizo unos amagos, pero acabó apostando por él, y parece que la cosa remonta. Mola la gramola.

Ambos equipos llegan con sensaciones positivas. Bueno, que vamos a decir de los Detroit Lions, el equipo de moda. Yendo 5-0, si no tienes sensaciones positivas es que no eres muy normal. Por si fuera poco, Nick Farely se recuperó la pasada jornada, y ya está dispuesto a formar un dúo letal con Ndamukong Suh. La que pueden liar los dos colegas, la verdad. Más le vale a la línea de los San Francisco 49ers seguir igual de efectiva que las últimas jornadas, porque si no, el pobre Smith va a  terminar pa’l arrastre.

¿Te rieh, plemoh?

Lo más destacable de estos 49ers es que por fin están teniendo un play-calling decente. Antes, con Singletary el 90% de los drives eran iguales, siempre lo mismo, primeros downs con Frank Gore, machacando una y otra vez, pero ahora se ve más variedad, y el ataque carbura de verdad. Gore puede tener una buena jornada de nuevo, pero con el front seven de Detroit… Difícil entrar por dentro. Me cuesta horrores, pero bueno, que le vamos a hacer, ahora mismo la diferencia es bastante grande como para una sorpresa tal. Aunque lo mismo pasaba con los Eagles, ¿no? Apuesto por los Lions, vaya.

St. Louis Rams [0-4-0] @ Green Bay Packers [5-0-0] [By Nuere]

Partido asequible, a priori, para los chicos de los Green Bay Packers. Eso sí, tampoco está bien lo de relajarse, a pesar de que jugamos en casa y tal, porque delante está Steve Jackson, que es uno de los pocos running backs capaces de correr más de 100 yardas en un partido contra la defensa de Dom Capers. Así que ojocuidado con él.

Tampoco es tan pequeña, ¿no?

De todos modos, los St. Louis Rams están bastante cascados, así que tampoco es que haya que acojonarse de verdad. Es solo por mostrar respeto y esas cosas, como Pep “meacolonias” Guardiola. “Son muy muy buenos, van muy muy bien por arriba y tienen un par de jugadores que te pueden hacer mucho daño por las bandas”. Pam, pastel de  la rueda de prensa solucionado. El que está bastante desatinado es Sam Bradford. El quarterback sorprendió a todos el año pasado, cuajando una temporada más que decente para un novato en un equipo como los Rams. Muchos se atrevían a compararlo ya con Manning y la leche. Pero este año está algo más flojete, sufriendo lo que la gente llama el síndrome del segundo año de QB después de un primer gran año. Y si no lo llaman así deberían, porque es un nombre de la hostia de bueno. El principal problema es que no tiene receptores de calidad. No tiene un Calvin Johnson que le solucione el boleto, y así, el tema está jodido.

Y de los Packs… pues… tienen que tener cuidado, la humildad es la base del triunfo, no hay que ir de guays… Uy, si la rueda de prensa ya ha terminado y los micrófonos están apagados. Bueno, partido tranquilo, en el que espero que no haya más lesiones, porque si no mal vamos. Bulaga está recuperado, así que esperemos que juegue, pero Clifton está jodido, y parece que va a tener para rato. Pero vamos, a tope con la Cope, y está claro que ganan los Packers.

Philadelphia Eagles [1-4-0] @ Washington Redskins [3-1-0] [By Gartzo]

Aquí nos llega otro interesante partido de la división más correosa de la Nacional, y puede que de la NFL. Podríais decir que lo que acabo de decir es muy relativo, como el hecho de que Gisele algún día elija a uno de los sepsis de este blog, pero históricamente es en la NFC Este donde se han estado dando candela entre ellos un porrón de veces. Un todos contra todos la mar de majo. Y es que quien hubiera imaginado hace unos meses, que digo meses, hace algunas semanas, que estos dos equipos iban a llegar en esta situación. Sobre todo la del Drim Tim.

Vamos tan mal que ni siquiera estos dos se meten conmigo...

El mayor problema que están teniendo en Philadelphia, aparte de tener que acordarse de las afortunadísimas palabras de Vince Young, son los turnovers. A estas alturas y hasta que Antonio Ramiro se ponga a tope, tienen el dudoso honor de ser el equipo que más ha regalado el balón, 15 entregas en tan solo cinco semanas. Casi ná. A buen seguro que Vick espera tener otra noche mágica contra el equipo capitalino, porque para el que no lo recuerde el año pasado pulverizó el sólito a los de Washington (300 yardas de pase con 4 pases de TD, 50 de carrera y 2 anotaciones terrestres). Andy Reid está siendo cuestionado por sus aficionados desde el momento en el que decidió poner a su coordinador ofensivo como encargado de la defensa. Vamos, que es la hostia de lógico (no lo es), y encima con el cacao que tienen en esas posiciones, sobre todo en los linebackers.

Los Redskins vienen de una semana de descanso en la que habrán podido analizar varios aspectos de su juego, añadiendo los aspectos a mantener como pueden serlo la buena racha de Rex Grossman liderando el equipo ofensivo, y la de Orakpo en la defensa. Su juego de carrera se mantiene en forma intercambiando a Hightower con Torain, y es que este último promedia 7,1 yardas por carrera aunque lleve tres veces menos carries. Sinceramente, están funcionando muy bien y demuestran que se merecen la posición de liderato que tienen en este momento.

Dudo mucho que este partido vuelva a acabar en la masacre de la que os hablaba antes (59-28) y es que además voy a ir a favor de los de casa. Epa, epa. A lo mejor no es muy buena idea, que se escaparían aún más en la clasificación, aunque también es verdad que una vez vista mi puntería pronosticando partidos, merece la pena intentarlo. Victoria Redskins.

Dallas Cowboys [2-2-0] @ New England Patriots [4-1-0] [By Gartzo]

¡Ay qué partido para volver de una semana de descanso! No había más rivales, nos tenían que tocar los Patriots, ya veréis que risas nos vamos se van a echar. Y eso sin contar que lo mismo Romo llega trastornado, tantas vueltas que le han dado “¡Que mal Tony!” Siguiente semana, “Oh dios mío Ramirín, hazme un hijo!” Y vuelta al “Boooooo! ¡Manta!”. Así no hay quien se aclare.

Pero Antonio Ramiro es un hombre con un par, y aún en la jornada de descanso nos ha dado titulares jugositos: Que los Dallas Cowboys volverán a ganar una SuperBowl dice el tío. Joder, menos mal que me lo dices porque estaba preocupado, ahora si pudieras ser un poco más específico y decirnos cuando va a ser, nos forramos. Esto ha sido el descojone general para todos porque lo primero en lo que nos fijamos es en que no ha dicho que sea con él, luego muchas esperanzas no nos da a los fans de los texanos (que de momento es el starter). Yo si fuera el #9 me pondría chulito y prometería el Lombardi para la semana 13, sé que es imposible pero ya puestos a decir gilipolleces, que sean épicas.

- Mira, si quieres se la lanzo a aquel defensa. - ¡No hay huevos! ... (Y los hubo...)

No sé lo que esperarme en este partido porque al margen de nuestro ataque maravilla está una defensa que tan bien te lo hace algunas veces, como tan perfectamente te las lías después. Sigo confiando en el trabajo de Rob Ryan, y en este partido será interesante ver si DeMarcus Ware puede llegar al pocket donde tan cómodo se encuentra nuestro amiguito Tom. Esta vez parece ser que podremos contar con un Miles Austin y un Dez Bryant recuperados, lo que nos aportará bastante verticalidad y hará que nuestro juego aéreo esté más repartido. Un remember para Romo: Chato, reparte el juego, pero olvídate de los defensas; Lo que quiero decir es que no se las pases a los defensas, no que pienses que no hay. ¿Entendido? ¿Sí? Antes del partido siempre me dices que sí…

Enfrente tendrán a unos Patriots que quieren seguir sumando victorias en casa y a demostrar que cuando quieren pueden montar un juego de carrera muy trabajado. Vital en todo esto será que Green-Ellis vuelva a hacerlo tan bien como la semana pasada, y a Brady poco más le podemos pedir. La defensa, sin llegar a brillar, se comportó especialmente bien contra los Jets.

El factor determinante para ambos en el juego que veamos en Foxborough será la capacidad de sobreponerse a los errores, con los turnovers para Dallas, y con la defensa en New England. Quiero pensar que seremos capaces ejercer un pass rush efectivo contra Brady, y que por lo menos no tenga cuarto y medio desde que recibe el snap hasta que suelta la bola.

Ahora me arrepiento de haber escrito eso, pero para que veáis que soy una persona nueva y que tengo paciencia con mi equipo… ¡Los Cowboys ganan!

New Orleans Saints [4-1-0] @ Tampa Bay Buccaneers [3-2-0] [By Gartzo]

Otro partido divisional pa’la pipol. Siempre molan este tipo de duelos porque es donde de verdad se reparte el bacalao, donde se juega el todo por el todo para lograr un billetito para la post-temporada. Y es que como bien sabéis, si ganas tu división, en enero sigues batiéndote el cobre. En las últimas semanas estos contendientes han mostrado caras bien distintas a las que estamos acostumbrados,  evidenciando carencias defensivas los de Louisiana, y falta de pegada ofensiva los de Florida.

En los Saints puede no extrañar la situación y quizá importe menos teniendo en cuenta de que el ataque sí funciona, pero el susto que se llevaron la semana pasada en su visita a Carolina tiene que servir de algo. Siempre hemos dicho que cuando Drew Brees se enchufa es difícil que su equipo pierda (el pone de su parte con intercepciones pero ni aún así) pero cuando le cuesta encontrar a sus receptores el nivel general cae en picado. Es normal, el quarterback sabe gestionar el tiempo de juego y también hacer una buena lectura defensiva previas al snap. Me espero bastante más de Mark Ingram, el running-back rookie, creo que tiene más nivel del que está demostrando en el backfield. Tampoco le vayamos a pedir peras al olmo, repito que no deja de ser un novato, pero de sus yardas dependerá el equipo para liberar algo de presión a Brees. Jimmy Graham, así se llama el nuevo ídolo en New Orleans, vaya partido que se sacó de la manga el pasado domingo. Atentos a él.

- Coach, ¡Gartzo dice que ganáis! - Whaaaaat!? Sig. Estamos jodidos.

Me ha extrañado ver que el récord de los Bucs esté en un 3-2 y que a su vez sean segundo de la NFC Sur, pensaba que estarían un pelín por debajo. No me malinterpretéis, me alegro un montonazo por ellos y más cuando están a una semana de viajar a Londres, partido en el que pienso animarlos como si me fuera la vida en ello. ¡Quiero una peluca de Josh Freeman! ¿Las venderán? Sería la caña… La semana pasada se llevaron un buen escarmiento por parte de San Francisco y el equipo no jugó a su nivel; Se dejaron el modo remontada en el último cuarto en casa. Alguno me corregirá y dirá que lo que se dejaron en casa fue la defensa y el ataque. Pues también es cierto. Era uno de esos días en los que no te sale nada (que se lo pregunten a Freeman) y al equipo contrario se le aparece la virgen, solo queda aguantar el tipo y desear que se acabe pronto el sufrimiento.

Yo veo una lectura positiva de todo esto, y es que de estas cosas también se aprende y a buen seguro que para la siguiente cambiarán algunas cosas. LeGarrete Blount es otro corredor al que todo el mundo espera ver haciendo un gritón de yardas, y en lo que vamos de temporada nos ha mostrado las dos caras de la moneda. Ojito a estos Bucs que juegan en casa y tienen el orgullo algo tocado.

Voy a empezar mi metamorfosis (temporal) a fan de Tampa Bay, así que digo que se llevan este partido y llegan a Wembley empatados como líderes de su división. GO BUCS!

Minnesota Vikings [1-4-0] @ Chicago Bears [2-3-0] [By Nuere]

Para hablar de este partido, vamos a empezar por Jared Allen, que está haciendo un temporadón que se lo merece. Muchos pensaban que después de la anterior temporada, bastante triste en todos los aspectos, el defensive end estaba ya en su cuesta abajo, pero nada, el tío rompe la pana como un campeón, y lleva una de sacks…  Buf, espera que lo mire… 8.5, el tío, que campeón. Y Allen es un poco el ejemplo de la defensa de los Minnesota Vikings. Es una defensa mayor, pero que si tiene tiempo para descansar la puede liar. ¿Y quién es el encargado de darle tiempo a la defensa para que descanse? ¿Donovan McNabb? No way, fandango. Adrian Peterson, por supuesto. All Day está cuajando una temporada de la hostia, y parece que ya se han dado cuenta de que si le dan los balones a él, ganar partidos será bastante más fácil.

Al otro lado de la línea estarán los Chicago Bears, de los que creo no haber hablado todavía. Y ni falta que hace, con el ascazo que les tengo. Así se vayan todos a segunda. Uy espera, que eso en la NFL no pasa… Tampoco les voy a desear que queden los últimos, que si no tienen el pick 1… Mejor les deseo que Jay Cutler siga sano y salvo, y juegue con ellos por muchos años…. Jo jo jo. Pero vamos, siguen con los líos de entrenadores, que si ataque aéreo, que le den a Matt Forte, que Cutler se lance hasta las zapatillas, y tal y cual. Mientras tanto Devin Hester y la defensa están hasta las pelotas de solucionar el pastel domingo tras domingo… Pero como no van a poder con Peterson, apuesto por los Vikings, que van a apalizarles. Y con muchas interceptaciones de Cutler, por tontaco.

Sentimos mucho la tardanza de la entrada, pero es que… uhh… la cosa es… que somos un poco vagatas, la verdad. Supongo que no hará falta decirlo, pero no os olvidéis de que para comentar la jornada por twitter, #NFLesp a tope, que estamos todos ahí diciendo tontás… Bueno, algunos incluso dicen cosas serias y coherentes.

Week 3: Reviews

Hola a todos, ¡ya estamos aquí! Bueno, estoy. Sí, porque una semana más Nuere y yo no hemos podido coincidir y nos tenemos que seguir mensajes subliminales y ultrasecretos en las entradas que escribimos. Son mensajes de Bro, así que no esperéis descifrarlos. ¿Cambiará algún día eso? Esperemos que sí, pero mientras tanto tenemos que echarle valor e imaginación para seguir trayendo las reviews de cada semana.

Una noticia que nos tiene preocupados a la par que asombrados es que: Tom Brady se ha cortado el pelo. Efectivamente, se ha cortado la melenilla que tantos y tantos buenos ratos nos había dado. Que si Gisele le cepillaba todas las noches esa cabellera, que si le iban a contratar para la peli de ‘Ricitos de oro’ y cosas así. Pobre Tom, esperemos que no esté sufriendo.

Otro asunto que me gustaría decir es que el hashtag #NFLesp sigue creciendo cada semana, y es un esfuerzo de todos que debemos de agradecer desde aquí (y otros se deben de encargar de hacerlo en sus lugares). Repito que la originalidad y el acierto de muchos de vuestros tuits son dignos de admiración. Esto es todo, os dejo con el turronaco. ¡Disfrutad!

13 – San Francisco 49ers [2-1-0] @ Cincinnati Bengals 8 [1-2-0] [By Gartzo] 

Chissssssst. Hablemos bajito, disimulemos, puede que sea la única solución de no morirnos de aburrimiento mientras resumimos este partido. Miento, otra posible alternativa es la de decir gilipolleces hasta quedarnos solos y, eh, puede que lo hagamos. Veamos como tenemos los dedos de sueltecitos, y la mente de enferma.

¡Uy! ¡Chicos, mirad lo que dice de mí este desgraciao'! (Pues la verdad Marvin, la verdad)

Es triste que a estas alturas de la temporada (tercera semana) ni los propios aficionados de los Bengals quieren ir a ver a su equipo, aunque por otro lado me parece lógico, si no están T.O, ni Ochocinco, ni Palmer, no es lo mismo. Y no es lo mismo porque han pasado de ser una panda de golfillos que paseaban su ego por los campos de medio país a ser solo una panda. Y claro, eso quita la hostia de interés al asunto. ¿Iban al campo a ganar los partidos? Pues no, pero hacían como que sí, y todos se iban a casa la mar de felices.

Los Bengals deberían aprovechar este año para fortificar el binomio DaltonGreen, porque de estos dos pueden salir las grandes jugadas del futuro en el equipo afincado en Ohio. Es evidente que no es fácil ser un rookie en la NFL, y a Dalton le ha tocado tener que aguantar el póker de huevos que echó Palmer a su presidente. Con tanta tontería lo único que han conseguido que el chaval no tenga referentes con experiencia, y eso puede llevarlo a que se queme rápido. Además, Carson le hubiera enseñado a quejarse de los Gatorades y de no fiarse de nadie que no tenga el pelo roji-cobrizo. Eran el uno para el otro. Los Rómulo y Remo de la liga hubieran sido.

Respecto a Green, no sé si habéis tenido la oportunidad de verle jugar pero es un portento. Está claro que si las lesiones le respetan van a celebrarse muchos touchdowns en el Paul Brown Stadium, y Dalton va a tener la misma culpa que ‘ei-yei‘. Por eso digo, que se cojan mucho cariño estos dos que es por su propio bien. Eso sí, para que todo sea tan bonito primero han de deshacerse de cierto Head Coach (o deshacer a cierto Head Coach en ácido, que también vale) porque la poca autoridad que demuestra Marvin Lewis es nula.

Los Niners por su parte, están consiguiendo unas victorias que ni ellos mismos se creen, pero para nada están logrando un buen juego. Alex Smith está fallando más que una escopeta de feria (¿cuanto a que Nuere me edita este comentario?) y de las 201 yardas que consiguió 114 fueron de Vernon Davis. Vamos que el tight end no llega a tener su día y no llega ni a las 100. Frank Gore se podía haber quedado en su casita porque para hacer 42 yardas se ahorran su sueldo. Bastante con que la defensa estuvo más enchufada y logró interceptar 2 veces a Andy Dalton. Yo creo que este equipo se ha creído aquello de que el que consigue ganar en Wembley, en unos años se lleva la SuperBowl, y están esperando a que suene la flauta. Ése es el espíritu de la bahía.

PD. No me he inventado lo de Wembley, no me acuerdo donde lo leí, pero echar cuentas: Si no contamos a los Patriots, que ya la habían ganado hacía no mucho, los Giants y los Saints la ganaron poco después de salir con una victoria del Reino Unido. Un párrafo absurdo, lo sé, pero los fans de San Francisco se lo tomaran con esperanza (los demás, con risas).

26 Detroit Lions [3-0-0] @ Minnesota Vikings 23 [0-3-0] [By Gartzo]

¡Y los Lions siguen para bingo, amigos! Como me gusta esto, no por el hecho de que los Lions me caigan majetes, sino porque acordarme de que hace unos años estos chicos tenían el honor de elegir al primer jugador del Draft y verles como están ahora es muy bueno para todos. ¡Hay esperanza para cualquier equipo! (bueno, menos para los TexansGartzo 1 – Willy 3750).

No negaré que los Lions me van a caer majetes hasta el domingo, que es cuando se enfrentan a los Cowboys y entonces no habrá palabras bonitas. Pero no adelantemos acontecimientos que hay que disfrutar de ver a McNabb perdiendo un partido más, por los años que nos ha fastidiado (uy, se me nota rencorosillo, ¿no?). Me gusta del equipo de Detroit el ver que aún parecen tener bastante margen para la mejora tanto en ataque como en defensa, y es que gran parte de su escuadra es jovencísima. Esto hace que algunos de los errores que vemos en el campo sean de falta de experiencia, pero ahora están aprendiendo a marchar forzadas. Y no repiten errores del pasado. Calvin Johnson volvió a regalarnos una jornada con grandes recepciones, pero Pettigrew no se quedó atrás. Monsieur Boulangerie completó 378 yardas y dos pases de touchdown, lo que nos hace seguir preguntando cuanto más puede crecer. Yo reconozco que cada vez que le veo recoger un snap paso algo de miedo, no le vayan a estornudar cerca y se nos pierda los siguientes partidos.

En este partido pudo verse que cuando un equipo es capaz de parar con efectividad a Peterson, los Vikings bajan muchos enteros, pero aún y todo supieron sobreponerse y plantar cara hasta los minutos finales. El novio runningback preferido de mi Bro se quedó en 78 yardas, primera vez que no pasa de la centena en toda su carrera.

Así pues, sorprendiendo a propios y extraños, los Lions comparten liderato con los Packers en la NFC Norte, estando ambos invictos. ¿Quien dijo que este año los Packers se llevarían la división con la minga, aún jugando mal? Al loro que vienen curvas.

27 – Green Bay Packers [3-0-0] @ Chicago Bears 17 [1-2-0] [By Gartzo]

Otro duelo divisional de la NFC Norte, y repetición de la final de conferencia del año pasado, con la ligera diferencia de que esta vez Cutler no se hizo caquitas en lo pantalones. En las gradas orinadas del Soldier Field (algunos sabréis de lo que hablo) esperaban que la suerte de su equipo cambiara, pero cuando cambias tu equipación habitual por una muy parecida a la que llevan los Broncos cuando les da por dar el cante, te van a caer gorrazos por todas partes. Y es que todo se pega menos la hermosura (y la sepsiness).

Recordaba las sillas del IKEA más cómodas...

Los actuales campeones no tuvieron demasiados problemas en el partido, gestionaron bien las posesiones y exceptuando un par de turnovers, una intercepción y un fumble, se les vio bastante cómodos. Dentro del equipo de Wisconsin hay que destacar a Jermichael Finley, que consiguió las tres anotaciones. Puede que la defensa sea porosa, sigan regalando yardas, e incluso anotaciones, y encima se les lesionen los mejores en sus puestos, pero teniendo un ataque como con el que cuentan en Green Bay es difícil que te quiten la victoria. Bueno, para ser sinceros, hay que apuntar que lo que da miedo es cuando se ponen a pasar, porque se ve que Grant ya ha contagiado al joven Starks eso de perder balones y el juego de carrera vuelve a estar cogido con pinzas.

De los Bears una nota positiva (¿o será una cosa negativa de los Packers?) y es que esta vez Jay Cutler estuvo mejor protegido que en los anteriores partidos y no sufrió el festival de sacks al que nos tiene acostumbrados. Quizá si Matt Forte hubiera aportado más yardas de carrera en el ataque el partido hubiera estado más competido, pero con 2 míseras yardas no vas a ninguna parte. No todo va a ser hablar de los jugadores del otro equipo (a no ser que se apellide Vick, McNabb, Tebow, Newton… Todo quarterbacks, si es que no tengo corazón) pero en favor de Forte diremos que al menos ayudó como receptor, completando 80 yardas totales.

Yo solo espero que estos Bears cojan una racha positiva para llegar al partido de Wembley con algo por lo que luchar (se ve quien va a volver a ir, ¿no? ¡Que preguntón estoy hoy, leñe!), que tal y como se está poniendo su división cualquier despiste puede terminar con sus aspiraciones de jugar en enero. Si queréis saber mi opinión, no creo que este año nos toque verlos en esas fechas.

16 – Washington Redskins [2-1-0] @ Dallas Cowboys [2-1-0] 18 [By Gartzo]

Como comentó nuestra amiga Gema, los Cowboys son tan considerados con sus fans que si uno no puede ver el partido un domingo, hacen lo que sea para retrasarlo al lunes. Y oye, se adelantaron al tiempo y sabían que yo iba a tener que currar ese fin de semana. Que cosas, aún no me lo creo, yo currando. Dejando al lado temas personales, cuando vi lo que nos tenían preparados en el Cowboys Stadium casi no me lo podía creer. No solo Dallas había conseguido ganar su segundo partido consecutivo, sino que además había sido contra el que iba lider de división, con su quarterback jugando lesionado, y sin haber anotado ningún touchdown. ¿Pero como se hace eso?

Pues bien, parece que eso de tener kickers cojos ha pasado a mejor vida en el estado texano, al menos de momento (o pudiera ser que a partir de ahora no entre ninguno) y es que el rookie Dan Bailey clavó seis field goals que fueron los que terminaron dando la victoria al equipo de casa. No hay que dejarse engañar por el resultado y es que aunque la victoria nos venga de perlas, toda la división está con 2-1 como record, hubo unos cuantos aspectos que aún hay que evitar.

Lo primero de todo, y lo que más grave fue de toda la noche, fueron los malos snaps. En alguna entrada anterior hablé de que el que había sido nuestro center desde hace unos buenos cuantos años, Andre Gurode, había dejado el equipo, mientras que era Phil Costa quien le sustituía. El trabajo de este no podía haber sido más estrambótico, para mi que le entraba hipo o algo por el estilo y sacaba el balón, porque sino no me lo explico. Hasta 4 malos snaps llegaron a manos de Romo, no sin haber tenido que ir a recogerlos a la frontera con Nuevo Mexico, y no es que fueran snaps malos, es que eran horrorosos.

-¿Y a ti que parte te guta de 'Pulp Fiction'? - ¡Cuando hacen algo así!

Pocas veces habré visto a Antonio Ramiro pegar unos gritos como los que le dedicó a Costa, y no me extraña, porque estando tocado como estaba, bastante esfuerzo tenía que hacer de por sí como para que encima le dieran más trabajo. Todo ello sin olvidar que la defensa capitalina anduvo repartiendo estopa al quarterback toda la noche, como ya adelantaron que harían. Me parece una actitud lógica, si ves un punto débil al rival intentas explotarlo al máximo, no hay más.

En la carrera funcionamos lo que nos dejaron, pero al menos Jones logró un par de big plays de esos que yo le pedía y que espero que siga completando. Otra noticia que me pareció positiva para el equipo texano es el volver a contar con Dez Bryant como receptor. También la defensa me gustó más que en las anteriores semanas y parece que ya se van acostumbrando al sistema de Rob Ryan. Sin duda, este sigue siendo el ámbito que más deberíamos cuidar.

De los Redskins decir que aunque no lograsen su objetivo de volver a casa con el 3-0 y el liderato en solitario, dejaron una buena sensación en conjunto. Rex Grossman sigue mejor de lo que me esperaba en un principio y aunque los dos turnovers del partido vinieron de su parte, tampoco le hubiera pedido más. ¿Que hay que echar alguna bronca a estos también? Pues diré que si hubieran sabido aprovechar mejor el adormilamiento del ataque vaquero, la victoria hubiera sido suya. Me encanta decir estas gilipolleces, porque suena hasta fácil. En fin.

Y nada más por ahora pajaruelos, nos despedimos hasta la próxima, ¡que os vaya bien!

Week 3: Previews

Vaya vaya vaya, que cosas tiene la vida. Una semana, uno increpa a su Bro (aunque a los Bros nunca se les debería increpar) por no tener las previews preparaditas, y a la semana siguiente, él mismo no puede entregarlas, alegando no sé que leches de ferias medievales, currar para sacar pasta, y bla bla bla… Vaya vaya vaya. Que vueltas da la vida. Y ni siquiera sabe lo que es el derecho de pernada.

Como os habréis imaginado, esta vez es el bueno de Gartzo quien no acude a la cita semanal con los desvaríos pre-jornaleros, ya que el pobre tiene que ir a ganarse unas perras… ¡Madre mía, como está la vida! Pero, eh, menos lágrimas de cocodrilo, y pasemos a la acción.

San Francisco 49ers [1-1-0] @ Cincinnati Bengals [1-1-0] [By Nuere]

Prácticamente nadie apostaba por los Cincinnati Bengals este año. Y es bastante normal, la verdad. Han tenido un verano movidito, aunque para lo que nos tuvieron acostumbrados el año pasado, con el combo T.O. + Ochocinco = T.O.cho, igual no era para tanto. Una vez echaron a estos dos figuras, Carson Palmer fue el principal protagonista. Que o le tradeaban o se retiraba. Así de claro fue. Por mis santos huevos, vamos. Parece que Palmer es el único jugador de football con dos dedos de frente, y en vez de gastarse toda la pasta en cochazos, kellys para toda su familia, drogas y putas, el tío ahorró. Ya sabes, eso de meter la pasta en un plan de pensiones o lo que sea. Y así se plantó, que tenía suficiente dinero ahorrado para retirarse para siempre, pero que quería jugar… Eso sí, no en Cincinnati, que después de tanto espectáculo… un lío.

El jerifalte de los Bengals, al que me lo imagino en su pedazo de sillón vibratorio, con la secretaria debajo de la mesa trabajando(selo), y mirando la güevada que Palmer acababa de poner encima de la mesa, no se achantó ni un poquito. Le dijo a la moza que se apartara ligermente, pero sin preocuparse, que en nada le volvía a dar más trabajo, se levantó y le dijo:

–          Por mis cojones que no.

Y PAM, güevada sobre la mesa. Duelo de cojones, a ver quien los tiene más grandes. De momento gana Mike Brown, que es el jefazo, y que seguro que tiene sus partes bien relamidas. Palmer no está jugando, ni en los Bengals ni en el jardín de su casa. Bueno, igual ahí sí. El que ahora lleva los mandos del ataque es Andy Dalton, un pelirrojo con cara de feucho y al que el la pretemporada le cayó un hostiazo de tres pares de cojones… Pero nada oye, el chaval no se ha acobardado y de momento está teniendo un inicio bastante majo. Sin ser interceptado, lento pero seguro… Igual le tiene que dar algunas clases a Cam Newton

El puto Brown en el palco rodeado de fulanas y yo aquí, tostandome al sol

Pero esta semana ha habido más lío, ya que Cedric Benson, su corredor titular, ha sido suspendido durante tres partidos por “conducta malevola” durante el lockout, sumada a antiguos cargos. A pesar de todo, parece que podrá jugar, al menos este fin de semana… Tanto pa’ ná.

Y en los San Francisco 49ers, pues poca cosa que comentar. Son más aburridillos, y bueno, ya sabemos que siguen adaptándose al football que le gusta a la gente… Al menos a estos les va mejor que al Athletic. Sig. Alex Smith sigue más o menos confiado, a pesar de sus eventuales cagadas, aunque el backfield no me termina de convencer. Como que no carbura del todo. A ver si Frank Gore se pone las pilas. A pesar de todo eso, y de que juegan fuera, lo cual les hace restar mucho, apuesto por los 49ers, que no se diga.

Detroit Lions [2-0-0] @ Minnesota Vikings [0-2-0] [By Nuere]

Quizás empiece a sonar repetitivo, pero quien se lo iba a decir hace dos años a las buenas gentes de Detroit y Minnesota que a día de hoy se iban a enfrentar sus equipos con un 2-0 y un 0-2 en el marcador respectivamente. Ay, como cambian las cosas en la NFL, y que bonita es por ello.

Duelo norteño, en el que se decidirá el Rey del Norte: Mathew Stafford o Donovan McNabbpppppfff que buena la coña de NcNabb rey de algo… Tal y como están las cosas, los Detroit Lions deberían machacar a los Minnesota Vikings, pero ojocuidado, que nunca se sabe.

Los Vikings van 0-2 pero han jugado contra dos rivales bastante serios, Chargers y Buccaneers, y en ambos casos han estado cerca de conseguir la victoria. Han sido sus errores los que les han condenado, y quien sabe si aprenderán de ellos. El principal punto a favor es Adrian Peterson, como no, y lo endeble que es la defensa de los Lions contra el juego de carrera. Así que cuidadin, que quizás los Vikingos dan la campanada.

Pero bueno, afortunadamente para los mozos de la ciudad del motor, Detroit, la defensa de los Vikings no está para tirar cohetes, al menos contra el pase. Así que, si Carapan sigue en su línea, podemos ver un marcador bonito bonito, es decir, alto de narices. Siempre estará ahí, eso sí, el bueno de Jared Allen, con su lazo de cowboy, dispuesto a  darle un par de leches, de las legales.

Me voy a lanzar a la aventura, y voy a decir que serán los Vikings quienes se lleven la victoria. Creo que es la única quiniela en la que lo digo, ya que en el resto he apostado por los Lions… Pero Peterson es mucho Peterson.

Atlanta Falcons [1-1-0] @ Tampa Bay Buccaneers [1-1-0] [By Nuere]

Duelo sureño para darle emoción a la jornada, entre dos jóvenes equipos y que aspiran a todo este año. Los Atlanta Falcons han empezado titubeantes este año, tras haber obtenido el mejor balance de la NFC, pero gracias a su victoria sobre los Eagles llegan con la moral por las nubes.

Los Tampa Bay Buccaneers, por su parte, siguen a lo de esperar hasta el final para ganar los partidos, pero si Matt Ryan se da un festín aéreo, puede resultarles una tarea muy difícil. Así que cuidado con el chico de rostro aniñado, pero mirada gélida. Deberán seguir confiando en LeGarrette Blount y su poderío terrestre, que ya ha demostrado ser de lo más eficaz.

Cheerleaders de los Falcons: Aquí no hace falta pies de foto divertidos.

Y como voy justito justito de tiempo, voy a apostar por los Falcons, que son un equipo que me gusta, y los veo con capacidad para abrir una brecha en el marcador en los primeros minutos que les haga a los Bucs la remontada imposible.

Green Bay Packers [2-0-0] @ Chicago Bears [1-1-0] [By Nuere]

El segundo duelo norteño, que supuestamente debería estar más igualado, pero luego a saber. Los Chicago Bears siguen basando su éxito en una defensa muy poderosa, y creo que será una gran vara de medir el ataque de los Green Bay Packers… Después del cortocircuito de los primeros drives contra los Panthers, esperemos que puedan demostrar su potencial.

Pero será sobretodo la defensa la que tenga que dar la nota, y mostrar que puede ser tan dominante como lo fue el año pasado. Nos están machacando en el juego de pase, y la baja de Nick Collins es la peor noticia posible. Parece que Tramon Williams podrá volver (está listado como probable) y a ver si recupera su buena mano con las interceptaciones. Enfrente está Jay Cutler, así que esperemos que haya suerte.

Los Bears por su parte, no saben muy bien a que juegan. En el anterior partido jugaron, y perdieron, contra los Saints, pero muchos opinan que fue más por un pésimo play-calling que por su capacidad. El primer cuarto mantuvieron un juego nivelado, combinando jugadas por tierra y por aire, pero una vez los Saints se pusieron por delante… a pasar, como si no hubiera otra manera de jugar.

A pesar de la impotentísima baja defensiva de Collins, y de que no estamos en nuestro mejor momento, creo que en este partido van a salir motivadísimo, al tratarse de un rival divisional, y por eso creo que serán los Packers los ganadores.

Washington Redskins [2-0-0] @ Dallas Cowboys [1-1-0] [By Nuere]

Esto es un poco de Hidden Bonus Track (pero sin estar escondida), porque una preview sin los Dallas Cowboys como que no es lo mismo. Ya en post-temporada, pues es normal no verlos, pero vamos, que en la regular season nos los tragamos. Con lo majete que es Antonio Ramiro Romo, como para no hablar de él. Además, ¡a la salud de mi Bro!

Este sack se lo dedico a mi churri. Gartzo, ailofiu.

Si los anteriores eran duelos sureños y norteños, este es un duelo… ¿Esteño? ¿Oriental? Bueno, duelo divisional, en la NFC East. Y además, si los Washington Redskins ganan, abrirán una brecha importante (a expensas de lo que hagan Eagles y Giants, claro). Pero tranquilos, que para eso tenemos a los Vaqueros, para cazar a los sucios Pieles Rojas, ¿Qué se han creído? ¿Qué pueden dominar la NFC East como si tal cosa? Nanai de la china, motherfuckers. Miles, Jason, DeMarcus, a vuestros caballos, hoy cenamos cabellera india nativa americana del norte, yiiiiiiiiija.

El duelo pinta interesante, y más igualado, en el buen sentido, de lo que muchos pensarían. Rex Grossman sigue ahí a tope, callando bocas, y apoyado por un equipo en el que destaca… el chico este… sí, ese que juega mucho y bien… ya sabes… ¿Tim Hightower, de los Hightower de Loca Academia de Policía? Pues la verdad es que no destaca nadie, pero oye, que son un bloque majo. Grossman la pasa, y Santana Moss la coge. Y Hightower, traspasado desde los Cardinals, pues corre, y bastante bien, la verdad…

Y de los ‘boys que os voy a contar, si Gartzo ya nos ralla nos lo cuenta todo sobre ellos. A ver si el juego de carrera empieza a funcionar, que echaron a Marion Barber por paquete, y de momento Jones sigue el mismo camino… A pesar de todo, yo soy fiel a mi Bro, y apuesto por los Cowboys. Pero por lo bajini, que tampoco se sepa mucho…

Edición Express, sin fotos y por los pelos, que casi me pilla el toro.

Week 2: Reviews

Ebrovisivas FTW!

A mi la peña que no entrega sus previews antes de irse por ahí de jauja me da un asco que no veas. Vamos, les ponía contra el paredón y pim pam pum. Es que como se atreven a faltar a semejante sacrosantísima obligación como escribir gilipolleces. Y bueno, los Bros que les increpan en público ya… ¡ESCARNIO POPULAR!

Dicha esta tontá, me disculpo por mi falta en las previews. Como ya dijo el güeno de Gartzo (Gartzolicious en el Twitter, pronunciado Garcholisius para los de la LOGSE (Ah que no, que son más viejunos). Es mezclar Gartzo y Delicious, por ejemplo. Porque Gartzolicious es eso: Gartzo+Delicious. Al menos eso es lo que me he inventado yo, que igual no es verdad… ) estuve este fin de semana en Miranda de Ebro, asistiendo al festival musicalense llamado Ebrovisión. Bueno, no os voy a contar todas las gilipolleces que hice, porque fueron muchas y muy variadas. No me caí de podios, eso sí, pero desfasé a tope en primera fila. Dicho esto, a darle estopa, que vamos con retraso, como siempre. Espero que no nos hayamos quedado embarazados… :s

3 Kansas City Chiefs [0-2-0] @ Detroit Lions [2-0-0] 48 [By Nuere]

Me sé de un malagueño que está el pobre derrotado perdido, vagando por las esquinas como alma en pena. Algunos dicen incluso que está tratando de suicidarse tirándose por las cuestas de su ciudad en longboard, sin tener ni puñetera idea… ¿Por qué? Veréis, dicen que en el fútbol americano tú no eliges al equipo, si no que el equipo te elige a ti. Y bueno, nuestro buen amigo Caleion tuvo la suerte de que le eligieron los Kansas City Chiefs.

Y es que vaya putada. Así, directamente. La semana pasada se les lesionó su jugador defensivo más importante, el safety Eric Berry. Esta semana el que ha caído es el, posiblemente, jugador ofensivo más importante: Jamaal Charles. Así que sí, podemos decir que los Chiefs están sin defensa ni ataque. Bien jodidos vamos. (Por cierto, adivinad quien tiene en su fantasy a Charles y a Berry. No, colegas, yo no… jauri jauri jauri).

Esta circunstancia, lo de estar bien jodidos, la aprovecharon los Detroit Lions para seguir ganando confianza y papeletas para ser considerados como el equipo revelación. Vaya palizón. El marcador es bastante evidente, así que tampoco vamos a echar sal en la herida. El punto más importante fueron las pérdidas de balón, con un apabullante 6-1 “a favor” de los Chiefs. Quien se lo iba a decir a los aficionados de Detroit, pero parece que sus dulces gatitos se han convertido en leones de verdad y reparten estopa como nadie. 3 interceptaciones al pobre Matt Cassel, que sin su apéndice está más perdido que un hideputa el día de la madre, y tres fumbles forzados (y recuperados claro). (Adivinad, por otro lado, quien se la jugó a tope en el draft eligiendo dicha defensa. Yeah!)

La ofensiva de los Lions, por su parte, repartió un poco los meritos, pero con Matthew Stafford como principal estrella y centro de gravedad atención. 4 pases de touchdown repartió el chiquillo. No sé que le habrán dado de comer este verano, pero vamos, si son niños, seguro que las madres están bien contentas con su sacrificio. Calvin Johnson discretito en yardas (29) pero imperial en anotaciones (2) y Jahvid Best que sigue demostrando que a pesar de que igual lo de correr no lo hace de manera excelente, se mueve muy bien recibiendo pases cortos (anotó un TD de carrera y otro de recepción) (Que de paréntesis estoy abriendo en esta review, ¿no?).

Así, los Lions se colocan co-lideres en su división, la durísima NFC North, imbatidos y dando una sensación de equipo muy duro. Los pobres Chiefs por su parte… Pues a ver como llevan el año, pero muchos empiezan a decir que deberían pensar en la próxima temporada, incluso en el pick 1del draft. ¡No coño! ¿¡Vaya mierda de espíritu es ese!?

24 Tampa Bay Buccaneers [1-1-0] @ Minnesota Vikings [0-2-0] 20 [By Nuere]

Durante el ya conocido como bienio negro que vivió el Athletic Club (No confundir con el Athletic de Bilbao, el Atletico de Bilbao o el Bilbao a secas), se instalaron en San Mames un par de fibriladores, de estos que le enchufas al que está más pa’llá que pa’cá, y gracias al subidón eléctrico, su corazón vuelve a funcionar. Cuentan los mentideros que los instalaron justo entonces porque las patatas de los pobres aficionados estaban a puntito de caramelo. Normal, dos años de infarto como aquellos solo los aguantan los más fuertes, y es bien sabido que antes de ir a San Mames uno se toma un par de txikitos para ver el partido… entonado.

No se si en Tampa tendrán de eso, pero falta les hace, porque parece ser que le están cogiendo el gusto a eso de esperar al último cuarto para empezar a jugar a esto del football. Si oye, ¿para que hacerlo antes?, vamos a darles ventaja. Y eso hicieron, a pesar de no jugar en casa. Darles ventaja. Y así, 0-17 al descanso. Los fans de los Minnesota Vikings debían estar regocijándose pensando el la victoria. Y en las guarrerias que iban a hacer con sus señoras al llegar a casa para celebrarlo… “¡Lilly, que los Vikes han ganado, nena! ¡¡¡¡Ven a saludar al pequeño gran Marshall!!!!

¡¡¡La de rojo, que te cojo!!!

Pero nada oye, que deben de ser un poco tonticos o algo, que teniendo al mejor corredor de la liga no supieron aprovechar esa ventaja para llevar el primer W al casillero. Nadie se lo explica, la verdad, y yo no voy a hacer cabalas de celos de Donovan McNabb en el vestuario, o algo por el estilo, porque a saber. Pero no es normal que no sean capaces de administrar el tiempo de la manera correcta. Y hablando del 5, comentar que no estuvo tan mal como en su anterior partido, lo cual no es que fuera muy difícil: 18 de 30 pases para 228 yardas, sin touchdowns ni interceptaciones.

Y los Tampa Bay Buccaneers, pues lo dicho, dándole emoción. Al principio no anduvieron muy entonados, pero en la segunda mitad la defensa fue capaz de parar los drives de los Vikings, permitiendo a Josh Freeman culminar la remontada en los 8 minutos finales. Esta vez, LeGarrette Blount tuvo más protagonismo, con 17 carreras para 81 yardas y 2 touchdowns.

Cabe destacar que Adrian Peterson, gracias a sus 2 TD, se convierte en el líder en anotaciones del equipo púrpura. Una cifra que irá subiendo con los años, supongo, aunque muchos dicen que por su manera de correr no va a durar mucho… Pobresico.

30 Green Bay Packers [0-2-0] @ Carolina Panthers [0-2-0] 23 [By Nuere]

Hay equipos que ganan en plan fácil. Tienen un equipazo lleno de jugones, y simplemente no hay quien pueda con ellos. El Barça, por ejemplo. Son muy muy buenos.

Hay equipos que ganan currándoselo. Tienen un buen equipo, innegable, pero oye, que se lo trabajan y llegan a la final sudando como los demás. Los Saints de hace dos años, sin ir más lejos.

Y hay equipos que, oye, les gusta ponérselo difícil. Lo de ganar así, en plan normal no, eh… no les va. Así que se dicen, “hey chavals, fin del partido… nonono, en serio, que tal si un par de nosotros se lesiona, y así, oye, pues lo hacemos todo más divertido. Que nos descarten ya… Total, ¿Quién cree que un equipo sin juego de carrera va a ganar la Super Bowl? ¿Eh? ¿Eh? … ¿¡EH!?

Seguramente habéis adivinado que equipo está dentro del tercer grupo: Los Green Bay Packers. Si el año pasado perdían a Ryan Grant y JerMichael Finely, armas ofensivas de mucho peso en el equipo, para toda la temporada, este año ha sido Nick Collins, safety titular (nunca me acuerdo si free o strong), Pro Bowler, tío majete y miembro de mi equipo fantasy, quien se ha sacrificado para que su equipo pueda ganar a lo épico, en plan guay. Como hacen los verdaderos campeones. Con dos cojones. Cuando le vi salir del campo en camilla, con la cabeza inmovilizada… Me dio mucho mal rollo, y los temores se han confirmado. Lesión en el cuello, baja para todo el año. Esperemos que se recupere, que ese tipo de lesiones dan mucho mal rollo.

¡Uy la hostia! ¡Que vienen los vaqueros!

Así que, sabiendo esto, el resto da igual. Me la suda que los Packs empezaran espesitos espesitos, llegando a perder 0-17, o que el bastardo de Cam Newton (ahí igual me he pasado, ¿no?, que tampoco me ha hecho nada el chaval) lanzara para 432 yardas… Total, ¿Pa’ que? ¡ Pa’ ná! Y lanzar pa’ ná es tontería. Y con 3 interceptaciones, como los grandes. Romostyling. Así que lo dicho, los Carolina Panthers siguen perdiendo, por mucho que su QB estrella lance un gritón de yardas, y los Packers, defensa, ataque, equipos especiales y hasta las animadoras, ya se pueden poner las pilas, que no es normal que el crío este te haga semejante estropicio. Con un carro de interceptaciones se tenía quehacer ido a casa. Sí, con más.

Me cago en San Crispín, vamos.

27 Dallas Cowboys [1-1-0] @ San Francisco 49ers [1-1-0] 24 [By Gartzo]

Zarautz. A saber que horas de la noche, porque no me acuerdo, pero más o menos cuando Romo volvía al campo (con lo del campo me refiero a Candlestick Park, no al campo donde pastan las vaquitas, y ovejitas, y otros animales que aprendimos con la granja de Playmobil, aunque con Antonio Ramiro nunca se sabe) se encontraba sentado, en la mitad de la cama y con el portátil delante, el desgraciao‘ que os escribe estas líneas.

No pudiendo hacer ningún ruido para no despertar a los que desde hacía un rato dormitaban, despreocupados, en los cuartos contiguos, mi mente tuvo que entretenerse pensando en gilipolleces (lo que también se conocen como las Gartzorradas). Y lo que es peor, que con la excusa del hashtag #NFLesp del que os hablé en la entrada anterior, no solo pensaba las estupideces sino que encima las tuiteaba. Lo que viene siendo un combo de la hostia.

Este es uno de esos partidos en los que si eres aficionado de uno de los dos equipos lo pasas mal, y esa sensación se agrava cuando estás viendo un 0-2 pasar muy muy cerquita. A decir verdad, yo lo veía todo muy negro desde que en el primer cuarto fallamos un field goal sencillito y habíamos consumido (no me lo explico) dos de los tres timeouts correspondientes a esa mitad del partido. La defensa no me estaba gustando nada, al ataque se le notaba renqueante y sin pegada, y los Niners se ponían por delante en el marcador.

Para que el chiste hiciera aún más gracia, Romo, el que fuera el objetivo de todas las críticas por la derrota de la semana pasada, se lesionaba. No sabéis lo que me reía yo… ¡por los suelos estaba! Si no llega a ser por Hodei, el único de mi clase que se ha dejado engañar por mi para engancharse a esto del football, me hubiera ido a la cama poco después del descanso. No por la mala leche en sí, sino porque al día siguiente tenía que madrugar y no quería llegar medio moribundo.

Kitna salía de parte del #9, del que ya sabíamos que tenía una costilla rota, y así de primeras se cascó un touchdown que hizo pensar en el veterano como QB1 el resto de la temporada, pero él mismo nos quitó las dudas poco después tras lanzar dos intercepciones, cada cual más absurda que la anterior. Ese fue el momento en el que Romo dijo:

–        Se me han hinchado las pelotas Wisconsianas, voy a volver a salir para enseñar a Kitna a provocar pick-sixs, que sino no salimos en la tele ni pa’Dios. Traedme el casco.

–        Pero hombre, si no lo encuentras ponte ese mismo, que total…

–        ¿Tu que eres, un listo? ¿No ves que no me caben las orejillas?

–        Orejillas dice, que salao‘… Anda, sal y cállate ya.

Una vez de vuelta, Antonio Ramiro se puso las pilas y demostró que juega mucho mejor con algo roto que estando sanote, lo que nos lleva a los fans de Dallas a plantearnos linchar al quarterback antes de cada partido, pero por el bien del equipo (y en contados casos, por puro ocio). Creo que sabéis de sobra que siento, en verdad los dos autores de este blog, sentimos cierto cariño hacia este chiquillo, lo que digo siempre, será por las orejas y por la sonrisa de bobo. Así pues, intentando olvidarse del dolor que le provocaba la costilla rota, Romo fue encadenando primeros downs como no lo había hecho en todo el partido, completando incluso varios cuartos downs.

¡Hostia! ¡Va' TETAS!

Los 49ers empezaron a olerse la tostada de que les iban a remontar y pusieron de su parte para que así fuera, llegando Dallas a empatar a 3 segundo del final por un field goal de 48 yardas que esta vez, entró. El azar quiso que en la prórroga, el equipo que atacase primero fuera el de casa, lo cual me llevó a pensar en lo bocazas que soy siempre. ¿Recordáis a quien llamé ‘paquete’ en la preview, verdad? A Akers. ¿Recordáis quien es un hacha metiendo field goals, verdad? El mismo de antes. ¿Y acaso olvidáis quien comandaba la ofensiva Niner? Pues Alex Smith, y menos mal (Edición de BroNuere: Eh, PAVO, no te metas con Alex!!!).

El balón volvió a manos de los texanos y tras una gran charla de Romo a Holley, un receptor totalmente desconocido, sacaron el drive ganador. Pasazo de 70 y alguna yarda y el balón dentro de la uno. Hacemos el minga, colocamos el balón y que Bailey termine el partido. Dicho y hecho. 1-1.

Toda aquella tensión acumulada hizo que no me dormiera hasta un buen rato después de haberme metido a la cama, y derivó en que al día siguiente luciese mi jersey de Antonio Ramiro con orgullo (puede que por primera vez). No he vuelto a ver el final del partido porque no me fío nada; Estos Cowboys son capaces de perderlo en la repetición. Sig.

21 San Diego Chargers [1-1-0] @ New England Patriots [2-0-0] 35 [By Gartzo]

Hablábamos de un duelo aéreo pocas veces visto con anterioridad, y lo cierto es que no anduvimos desencaminados. Decíamos también que la clave estaría en la empanada mental que llevasen los Chargers encima, y acertamos, lo que nos dejó más preocupados aún. ¿Nosotros teniendo razón? Pues preparad las maletas que nuestro ego ocupa mucho.

Lo del equipo de San Diego ya es para mirárselo. ¡4 turnovers! Tres de ellos provocados por Phillip Rivers (2 INT’s y un fumble) y el cuarto de ellos por el running back Mike Tolbert. Vamos que lo de cuidar el balón no va con ellos. Por una parte está bien que estos dos no se dediquen al negocio de las guarderías porque desaparecerían niños a un ritmo alarmante.

Si tenéis curiosidad de saber cuantas yardas de pase pudimos ver en el partido diré el número, y sin miedo además: Fueron 423 yardas de Brady por 378 de Rivers, lo que hacen un total de… esto… de… un gritón de yardas. Una de las cosas que nos llama la atención, aunque cada vez menos, es el uso que le dan los Patriots a los tight ends. Alinean a Grownkoski y a Hernandez cada dos por tres y logran que haya dudas en la defensa, porque claro, si estos dos ya son buenos estando solitos, con Tom y su todoeltiempodelmundo para pasar, es un descojone. Los cornerbacks y safeties no saben de donde se ha escapado el tío ese y los linebackers disimulan como pueden.

Tom Brady: Hacer el pino (y elegir peinado) no es lo suyo.

Del partido en sí hay poco que añadir, aunque es cierto que si los Chargers no llegan a dejar el ovoide en la yarda uno tras fallar un 4&1, otro gallo hubiera cantado. Solo veo una cosa positiva para ellos tras perder esta semana: Que al menos ya te has quitado uno de los partidos más difíciles que tendrás en toda la temporada, una derrota contra un equipo a los que hay que ganar de esta manera sería muchísimo más preocupante.

Personalmente, me encantaría que ambos equipos se volvieran a ver la cara en post-temporada, hasta me parece un duelo por el campeonato de la americana la mar de majo, pero antes de eso hay mucho camino y muchos errores que no cometer.

31 Philadelphia Eagles [1-1-0] @ Atlanta Falcons [1-1-0] 35 [By Gartzo]

Los Eagles son unos cachondos. Sí, pero no porque tengan a un ex-convicto en sus filas (qué equipo no tiene uno, si parecen cromos) ni porque fichen a un quarterback que además de ser el reserva, es un bocazas y se lesiona en la pretemporada. No, los Eagles son unos cachondos por mucho más: porque pueden ver el futuro, y saben que fichar a un tío que se apellida Kafka les va a dar mucho juego algún día. El problema de Kevin Kolb era que no tenia un apellido chachiguay.

Como todos sabréis (sobre todo después de mirar la wikipedia) cuando nos referimos a algo como kafkiano estamos insinuando que guarda relación con alguna escena, lugar o personaje de alguna de las obras de Franz Kafka, pretendiendo decir que el hecho en cuestión es o bien surrealista, o bien absurdo. ¿Fácil, eh? Pues en eso fue en lo que se convirtió el partido para los de Philadelphia.

Su tercer quarterback Mike Kafka tuvo que salir a jugar después de que César Millán, digo, Michael Vick tuviera que dejar el partido (prometo que algún día dejaré  de intentar hacer la gracia con esto, pero de momento os toca aguantarme). Lo irrisorio de la acción es que si dejó el partido no fue porque le caneasen bien (que también) sino porque cuando se caía al suelo se golpeó contra uno de sus compañeros y por ello sufrió una conmoción. Vamos que tiene una puntería del quince. Que conste, y lo digo en serio, que por muy poco aprecio que le tenga no me alegro de que se lesionase, porque si no juega da más palo insultarle.

Lo cojonudo de todo es que los Falcons siguen en su línea de remontar los partidos cuando menos tiempo les queda, en plan reto, o vete tu saber. Matt Ryan (llamarle Matty Ice nos la pone dura) a pesar de haber conseguido 195 yardas solamente, logró 4 touchdowns lo que hace ver que cuando a este chico se le pide algo te lo cumple con creces. Puede que tarde, pero te hace el hijo. Michael Turner también ayudó con sus 114 yardas para una victoria que buena falta hacía en Atlanta, ya que con lo que se esperaba de ellos desde nada más empezar la temporada, un 0-2 hubiera sido un palazo importante.

Los Eagles por su parte están en un pequeño lío antes de tiempo, porque que Vick se fuera a lesionar en algún momento de la temporada entraba en los planes, pero que lo hiciera tan pronto como en la semana dos, y sin Young como sustituto, no lo habrán previsto muchos. En defensa, los problemas habituales, lo que hace que 3 de los equipos de la NFC Este se acuesten con 1-1 en su récord, mientras que los Redskins lideran el grupo con su sorprendente 2-0. Flipa, flipa.

Fiu, y con esto y un bizcocho, hasta dentro de unos días, ¡que os traeremos las previews de la semana 3!


Follow us on Twitter